El favoritismo de la Junta con Cimarro le cuesta casi cinco millones de euros a Extremadura

Con un concurso hecho a su medida, y aunque su oferta económica es la peor, el empresario se eterniza en Mérida desde 2012 en perjuicio de la libre competencia y del interés público

3623
Presentación del Festival 2021. Parece mentira que esté ocurriendo otra vez y que Vara lo consienta. JUNTAEX
Presentación del Festival 2021. Parece mentira que esté ocurriendo otra vez y que Vara lo consienta. JUNTAEX

Cuando Jesús Cimarro haya completado el nuevo ciclo de cuatro años explotando el Festival de Teatro Clásico de Mérida, ahora hasta 2024, en un período de nada menos que 13 años ininterrumpidos -único caso en España-, Extremadura habrá pagado casi cinco millones de euros de presunto sobrecoste, cifra que la región se habría ahorrado, como mínimo, de haberse facilitado la libre competencia y de haber sido neutrales los convocantes del concurso, dando opción real a otras empresas perfectamente cualificadas para haber un Festival igual o mejor y más barato. Este es el resultado verdadero de la gestión del Festival, que hace imposible esa competencia por su marcado favoritismo con Cimarro y causa un claro perjuicio al erario público. Y todo para unos resultados artísticos, salvo excepciones, más que mediocres.

Mérida.-

El resultado del nuevo “concurso” del Festival de Mérida en favor, como siempre, de Cimarro, lo veníamos anunciando en este periódico desde mucho tiempo atrás. El 25 de agosto de 2020 publicamos que “Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”. Luego, el 8 de febrero de 2021 publicamos que “Cimarro tiene ultimada la programación del Festival de Mérida 2021 sin haber ganado el concurso”. Ahora, con la resolución de la Comisión Jurídica de Extremadura desestimando el recurso de la UTE de SEDA contra la nueva y tramposa adjudicación a dicho empresario, termina de cumplirse lo que pronosticamos en repetidas ocasiones.


Solo las galas Ceres, dadas a dedo a Cimarro, tuvieron un presunto sobrecoste de 1.440.528 euros.


No es que Cimarro tenga razón y la UTE de SEDA no la tenga. En absoluto. Es que la Comisión Jurídica de Extremadura no podía hacer otra cosa desde el momento en que las puntuaciones daban ganador al mismo de siempre, como no podía ser de otra manera, por la sencilla razón de que los pliegos de condiciones de “valoración subjetiva” están hechos “a su medida”, y así volvimos a publicarlo el 6 de abril pasado: Sobrevaloración de un Cimarro que incluso carece de estudios. Nadie más que él podía “ganar” este concurso, como “ganó” los anteriores, por mucho que en la valoración económica haya resultado vencedora por notable diferencia la UTE de SEDA, como también publicamos el 7 de abril: Trampa mayúscula en Mérida: la verdadera ganadora es la UTE de SEDA, no Cimarro. “La UTE de SEDA ha ganado la oferta económica -se decía en esa información-, consiguiendo el total de los 33 puntos posibles en este apartado, frente a los 21,17 adjudicados a Cimarro. La diferencia a favor de la primera en este apartado clave del concurso es, pues, de 11,83 puntos, diferencia que sube a 12,455 puntos en el cómputo total de los “criterios de adjudicación de valoración automática”.

FARSA Y SOBRECOSTES

Adjudicar el concurso a Cimarro en estas condiciones, habiendo perdido claramente en la oferta económica y “ganando” exclusivamente en un pliego de valoraciones subjetivas hecho a su medida -solo faltaba indicar su nombre, su DNI, su estatura y su peso, para que el “traje” estuviese completo del todo-, no solo es una farsa que insulta a la inteligencia de los extremeños, sino, lo que es peor, un presunto fraude que daña al erario público de Extremadura.


El concurso del Festival de Mérida está diseñado a la medida de Jesús Cimarro, de modo que nadie, salvo él, pueda ganarlo.


Pero el perjuicio económico para Extremadura no es solo el de ahora, que asciende exactamente a 1.059.830,85 euros en el cuatrienio 2021-2024, por ser esa la diferencia que se ahorraría Extremadura con la oferta de la UTE de SEDA, sino que empezó mucho antes, concretamente en 2012, cuando el entonces presidente del PP, José Antonio Monago Terraza, y sin contar con presupuesto para ello, le adjudicó a dedo a Cimarro la explotación de las galas de los llamados premios Ceres y le otorgó también a dedo la explotación del Festival durante el cuatrienio 2012-2015, impidiendo cualquier competencia que hubiese rebajado notablemente la factura.


El cuatrienio 2021-2024 del Festival le va a costar a Extremadura 1.059.830 euros más.


Solo en las galas Ceres, cuatro noches que costaron 2.570.384,01 euros (sin contar otros gastos), el presunto sobrecoste según tres empresas nacionales consultadas por este periódico asciende a 1.440.528,05 euros. Es decir, de haber sacado dichas galas a concurso y ganando la mejor oferta, las cuatro noches de espectáculo habrían costado 1.129.855, 6 euros y no más de dos millones y medio, como puede verse en el cuadro siguiente. O sea, que el presunto sobrecoste fue nada menos que del 56%.

PRESUNTO SOBRECOSTE CUATRIENIO GALAS CERES 2012-2015 SEGÚN EXPERTOS (en euros)

Años Pagado Juntaex Coste real según expertos Presunto sobrecoste
2012 707.451,11 282.463,99 424.987,12
2013 619.579,74 282.463,99 337.115,75
2014 621.676,58 282.463,99 339.212,59
2015 621.676,58 282.463,99 339.212,59
Total 4 años 2.570.384,01 1.129.855,96 1.440.528,05

A esa cifra hay que sumar el ahorro que la región hubiera tenido si el cuatrienio del Festival 2012-2015 se hubiese sacado a concurso, ahorro que se estima en otro millón de euros en el período, tanto porque hubiese ganado otra oferta más barata o porque, obligado por la competencia, Cimarro hubiese rebajado sus condiciones económicas.

Cifra parecida, y por las mismas causas, cabe atribuir, según expertos consultados, al siguiente quinquenio 2016-2020 (hay que recordar que el año pasado, con el engaño de la premura de tiempo a causa de los recursos de otras empresas concurrentes, también se le dio a dedo a Cimarro la explotación de esa edición del Festival), lo que arroja la cifra de otros 1,25 millones de euros que Extremadura pudo ahorrarse.

Con un concurso hecho a su medida, nadie puede ganarle a Cimarro. JUNTAEX
Con un concurso hecho a su medida, nadie puede ganarle a Cimarro. JUNTAEX

CASI CINCO MILLONES MÁS

Es decir, entre las galas Ceres, el Festival 2012 a 2015, el siguiente quinquenio 2016 a 2020 y el nuevo cuatrienio de ahora, 2021-2024, todo lo cual le fue adjudicado bien a dedo, bien a través de procedimientos más que sospechosos a Jesús Cimarro, Extremadura se habría ahorrado 4,9 millones de euros, de haber habido la obligada competencia y juego limpio.


En trece años, el favoritismo con Cimarro le habrá costado a Extremadura, como mínimo, 4,9 millones de euros.


Después de los cuatro años a dedo de 2012 a 2015, y desde 2016 en que empezó la pantomima del concurso -desacreditado no solo por los múltiples indicios de que el pliego de condiciones está diseñado a la medida exacta de Cimarro, sino también por las reiteradas maniobras siempre en favor de dicho empresario-, hasta hoy, bien porque se le otorgó la explotación de estos eventos millonarios de forma arbitraria primero o bajo apariencia de competencia después, la verdad es que nadie, ni siquiera las empresas más fuertes del sector y de España (como la CLECE de Florentino Pérez), han podido ganarle a Cimarro nunca. Y cuando alguna de ellas ha conseguido llegar “a la final”, las maniobras del Consorcio han sido tan reiteradas, burdas y arbitrarias para dejarla fuera, que todo ello no hace más que confirmar la sospecha del amaño, por mucho que la Comisión Jurídica de Extremadura haya desestimado el recurso de la UTE de SEDA, dado que, como decimos, este órgano no podía hacer otra cosa, habida cuenta de la sobrevaloración de la oferta de Cimarro a causa del favoritismo del concurso del que es beneficiario. Es decir, la Comisión Jurídica no podía entrar en las anomalías de uno de los pliegos de condiciones, el “subjetivo” hecho a su medida que es el que “ganó” Cimarro, porque ese no era el objeto del recurso. La propia empresa recurrente ha confesado a este periódico que se equivocó al no impugnar dicho pliego desde el principio y haberlo aceptado creyendo que habría ecuanimidad. Ese ha sido su mayor error.

MÁS SOSPECHAS DE AMAÑO

Si entre 2012 y 2015 prevalecieron las irregularidades de conceder a dedo los contratos millonarios del Festival (en torno a los 20 millones de euros, incluyendo las cuatro galas Ceres), desde que en 2016 el presidente Fernández Vara expresó públicamente su preferencia por Cimarro en el concurso, diciendo a la prensa “ojalá lo gane él” (Jesús Cimarro sí optará al concurso del Festival de Teatro de Mérida, asegura Vara), cuestión confirmada por el propio Cimarro, que aquel año aseguró también que “ya sabía” que el concurso se lo iban a dar a él, como publicamos en este periódico (“Ya lo sabía”: Cimarro admite amaño en el concurso del Festival de Mérida 2016), se han incrementado las sospechas de amaño del concurso hasta la edición actual cuando, de nuevo, el pliego de condiciones técnicas y artísticas está diseñado a la medida del citado empresario, gracias a lo cual ha podido “ganar”, a pesar de perder por notable diferencia en la oferta económica, lo cual le va a costar otro millón de euros a Extremadura.

De la situación que denunciamos en esta información da idea también la última anomalía de que el Consorcio y Cimarro conocieran días antes el fallo “favorable” de la Comisión Jurídica de Extremadura, cuando aún no había resolución sobre el recurso de la UTE de SEDA ni, por tanto, dicho fallo había podido ser comunicado a las partes, lo que apunta posibles indicios de información privilegiada, tal como publicamos también en este periódico (Fuentes cercanas a Cimarro y al Consorcio filtran la presentación de la programación del Festival de Mérida antes de la resolución de la Comisión Jurídica de Extremadura).

Hemos consultado a numerosas empresas y profesionales del sector y la opinión es unánime: “el concurso está hecho a la medida de Cimarro y es absurdo presentarse porque nadie más que él puede “ganarlo”. De hecho, algunas empresas importantes que han concursado en años anteriores han desistido ya de volver a hacerlo”. Para algunos, “resulta inconcebible que viniendo el señor Fernández Vara del desastre del Festival durante su mandato de 2007 a 2011, con un gerente que acaba de ser condenado a cuatro años de prisión por diferentes delitos, y con una consejera de Cultura y varios altos cargos imputados también por presuntos delitos en la gestión del Festival bajo su responsabilidad, el actual presidente de la Junta de Extremadura aliente (“ojalá gane él”) y permita lo que está sucediendo”.

(NOTA: Hemos intentado reiteradamente contrastar hechos y datos que se contienen en esta información, con Pentación, con Jesús Cimarro, con el Consorcio del Festival de Mérida, con José Antonio Monago Terraza y con Guillermo Fernández Vara, sin haber recibido contestación al respecto de ninguno de ellos. No obstante, si en la misma se ha deslizado algún error o apreciación inexacta, estamos abiertos a enmendarlos de inmediato).

(PRÓXIMAMENTE: Cimarro El Invencible: ni Florentino es capaz de ganarle en Mérida).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Fuentes cercanas a Cimarro y al Consorcio filtran la presentación de la programación del Festival de Mérida antes de la resolución de la Comisión Jurídica de Extremadura

Francisco Suárez: “Yo informé al presidente Vara y al Patronato de lo que ocurría en el Festival de Mérida”

Juicio Festival de Mérida 2007-2011: “Fernández Vara lo sabía todo”

Se consuma la trampa: el Patronato del Festival de Mérida da ganador del nuevo concurso a Cimarro

Lope García Tamarit (SEDA): “voy a llegar donde sea preciso, incluida la vía penal”

Trampa mayúscula en Mérida: la verdadera ganadora es la UTE de SEDA, no Cimarro

Sobrevaloración de un Cimarro que incluso carece de estudios

Aplazada por cuarta vez la Mesa de Contratación del concurso del Festival de Mérida 2021-2024

Ayer terminó el plazo de presentación, de ofertas al concurso, pero Cimarro ya tiene contratados los espectáculos para el Festival de Mérida 2021

“Ya lo sabía”: Cimarro admite amaño en el concurso del Festival de Mérida 2016

El presidente Vara y el Festival de Mérida están en un embrollo de difícil salida

“Cimarro tiene ultimada la programación del Festival de Mérida 2021 sin haber ganado el concurso”

Nuevas trabas del gerente al último competidor de Cimarro en el concurso del Festival de Mérida

Sucia maniobra de Cimarro para desacreditar a su último competidor en el Festival de Mérida

“La cifra facturada por Cimarro por la dirección y creación (379.040,59 euros) de las galas Ceres es escandalosa”

Jesús Cimarro cobró por la dirección de un espectáculo de dos horas lo mismo que el sueldo anual del presidente Rajoy

2012/2015, el cuatrienio del dedazo y el despilfarro de Monago y Cimarro en el Festival de Mérida

La Comisión Jurídica de Extremadura tumba otra vez el concurso que iba a dar de nuevo a dedo a Jesús Cimarro el Festival de Mérida 2021-2024

Paralizado de nuevo el concurso del Festival de Teatro Clásico de Mérida

Klemark y la UTE de SEDA, contra su eliminación del concurso del Festival de Teatro de Mérida

Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida

El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro

“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”

Mérida 2020: Cimarro sigue abusando nueve años después

Cimarro, o la avaricia rompe el saco

Quejas generalizadas del público por descontrol sanitario en el Festival de Mérida

El Festival de Teatro ¿Clásico? de Mérida 2020, otro fraude

Festival de Mérida, El País dice lo mismo que nosotros

“Dionisio”, otra prueba del fraude de Cimarro

¡Milagro: Cimarro vende entradas más rápido que Julio Iglesias!

Hacer del Festival de Mérida un “laboratorio” puede convertir a los extremeños en conejillos de indias

Las 14 razones por las que el Festival de Teatro de Mérida 2020 no debería celebrarse

Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020

El Consorcio del Festival de Teatro de Mérida está cometiendo una ilegalidad que puede tener graves consecuencias

Sigue el escándalo: el Consorcio del Festival de Mérida tiene que convocar un nuevo concurso y el director-gerente debe dimitir

Cimarro, principal beneficiario del Festival de Mérida, su gallina de los huevos de oro

La pandemia y las artes escénicas en América y en España

La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023

La Medalla de la Vergüenza

El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano

Escandalosa manipulación de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida

Festival de Mérida: 82.000 euros por función para Pentación/Cimarro frente a los 30.000 de las producciones extremeñas

Medalla de Extremadura: lo ridículo de premiarse a uno mismo

La IV Muestra Ibérica de Artes Escénicas, una “feria teatral”

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (y 3)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (2)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez

La política teatral extremeña, paraíso de la arbitrariedad y la impunidad

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Un Festival de Mérida demasiado comercial de nuevo

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa estética

Una aclaración a “El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal”

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Carta abierta a D. Jesús Cimarro a la espera de su (avisada) querella

Cimarro no ha recurrido el concurso del Festival de Mérida presuntamente amañado estando obligado a hacerlo

Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida

La interesada mentira de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida