“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”

Sorprendentemente, la nueva Mesa de Contratación del Concurso ha eliminado a priori a dos licitantes, por lo que el actual adjudicatario solo tendrá que competir esta vez con uno

935
El presidente extremeño respaldó a Cimarro desde el primer momento, avalando la poco socialista privatización del Festival. JUNTAEX
El presidente extremeño respaldó a Cimarro desde el primer momento, avalando la poco socialista privatización del Festival. JUNTAEX

“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024, según todas las apariencias”, esto es lo que pronostica una fuente del sector vinculada a las candidaturas optantes al nuevo concurso, del que la Mesa de Contratación, reunida este mes de agosto, ha eliminado a priori a dos de las optantes, una de ellas, al menos, en circunstancias dudosas en opinión de la misma. De los otros tres licitantes que, además de Cimarro, se presentaron para optar al concurso de adjudicación del próximo cuatrienio del Festival de Teatro Clásico de Mérida, dos han sido eliminados por las causas que recogemos en esta información, de modo que al adjudicatario a dedo de la edición de 2020 solo le queda un competidor en la recta final y muchos son los que en el sector creen que volverá a llevarse el gato al agua una vez más.

Mérida.-

Cuatro han sido los licitantes que se han presentado esta vez al nuevo concurso para la adjudicación de la explotación y dirección del Festival de Teatro Clásico de Mérida durante el cuatrienio 2021-2024, después de que las múltiples irregularidades detectadas en el concurso que tenía que haberse celebrado en 2019/2020 terminasen tumbando la Mesa de Contratación, como publicó en exclusiva este periódico (Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida) y anulando el concurso que ahora va a repetirse (La Comisión Jurídica de Extremadura obliga a repetir el concurso del Festival de Mérida); y después de que, en un alarde de arbitrariedad que acentúa las sospechas, en vez de convocar de inmediato el nuevo concurso, se le concediese a dedo a Cimarro la edición de 2020 que terminó el pasado lunes; y después de las demandas judiciales interpuestas por los licitantes perjudicados, la última, que aún está sin resolver, precisamente contra esta adjudicación a dedo del Festival 2020, de la que nuestro periódico volvió a informar en exclusiva ante la pasividad de la prensa local (Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020).


En el sector se da por hecho que el actual adjudicatario de la explotación del Festival volverá a ganar el nuevo concurso por otros cuatro años.


Jesús Cimarro, dueño de la productora Pentación, que lleva nueve años explotando el Festival, cinco de ellos a dedo (2012, 2013, 2014, 2015 y 2020), ha venido diciendo durante las últimas semanas que “lo deja”, según lo que fuentes fidedignas han informado a este periódico. Incluso esta misma mañana, en el entorno de la rueda de prensa de clausura del Festival 2020 celebrada hace unas horas en Mérida, Cimarro volvió a comentar que era un “fin de ciclo”. Sin embargo, eso es completamente falso, por la sencilla razón de que se ha presentado al nuevo concurso para el próximo cuatrienio del Festival. “Fin de ciclo” es un concepto ambiguo que puede significar muchas cosas. Pero si alguien quiere retirarse de un cargo, la expresión inequívoca es dimisión, o renuncia. Lo demás es enredar con la credulidad de los incautos.

CUATRO CANDIDATOS INICIALES

Según el acta de la nueva Mesa de Contratación (MC) que obra en poder de este periódico, reunida en la capital autonómica extremeña por videoconferencia los días 18, 19 y 20 de agosto actual (fechada a las 10 horas del día 20 y firmada por su secretario, Isidro Bolaños González, Jefe de Sección de Régimen Interior de la Consejería Cultura, Turismo y Deportes, con el visto bueno y rúbrica del presidente de la Mesa, Ángel Ramón Carrasco Sayago, Jefe de Servicio de Contratación y Régimen Interior de la misma Consejería) para evaluar las candidaturas al nuevo contrato, estos son los cuatro licitantes, relacionados por orden cronológico de llegada de las solicitudes:

1.- KLEMARK, productora teatral integrada por el Grupo Marquina y la empresa Clece, que presenta dos solicitudes de participación en el concurso, la segunda, para subsanar un fallo de envío de documentación que tampoco queda subsanado, a juicio de la MC. La primera solicitud se presenta el día 31 de julio exactamente a las 10:19:47 horas, tal como recoge el acta; y la segunda, solo tres segundos después.

2.- PENTACIÓN, la productora teatral de Jesús Cimarro, que presenta la solicitud para concurrir también el día 31 de julio, exactamente a las 13:41:56 horas. Este hecho desmiente cualquier afirmación del señor Cimarro en el sentido de que piensa dejar el Festival este año, “salvo que hubiese tomado la decisión de abandonar después del 31 de julio -según se comenta en el sector- pero lo cierto es que, de ser así, tendría que haber enviado la renuncia de solicitud a la MC y eso, que sepamos, no se ha producido”.


De confirmarse el pronóstico, Cimarro prolongaría hasta trece años su lucrativo negocio de Mérida.


3.- SERVEIS DE L’ESPECTACLE FOCUS, S.A., productora catalana que presenta su solicitud el 3 de agosto de 2020 a las 20:04:45 horas.

Curiosamente, Focus es socio estrecho de Cimarro, hasta el punto de que cada uno tiene el 50 % de la propiedad del Teatro La Latina de Madrid, por lo que a algunos en el sector les resulta extraño que dos socios compitan esta vez por quedarse con el Festival de Mérida. Más potente hubiese sido una candidatura conjunta, como la primera y la cuarta de esta relación, hecho que, además, “hubiese suavizado las múltiples aristas y excesos de la gestión de Cimarro durante los nueve años que lleva al frente del Festival”.

4.- UTE: SERVICIOS ESPECIALIZADOS EN DISTRIBUCIÓN ARTÍSTICA, S.L. – PLURAL MULTIMEDIA Y OCIO, S.L. – LETSGO ENTERTAINMENT, S.L. Esta potente Unión Temporal de Empresas presentó su solicitud el 3 de agosto a las 19:53:26 horas.

KLEMARK, ELIMINADA

La primera de las empresas eliminadas por la Mesa de Contratación, según consta en el acta citada, es Klemark. El acta, en lo relativo a la sesión del 18 de agosto, recoge que “se comprueba por los miembros de la Mesa que la empresa KLEMARK ESPECTACULOS TEATRALES S.A., presenta la documentación con Huella Electrónica, y presenta dos solicitudes de participación con la misma fecha, no estando la documentación en poder de la Mesa de Contratación para poder descargarla”, lo que anticipa la denegación ulterior de admisión de la solicitud.

Luego, refiriéndose a lo tratado en la sesión del 19 de agosto, el acta señala textualmente: “Respecto a la empresa KLEMARK ESPECTACULOS TEATRALES S.A., que ha presentado dos huellas electrónicas, se acuerda instar a la empresa que se manifieste a través de correo electrónico, el procedimiento utilizado para el envío de la documentación requerida para poder corroborar que no ha sido un problema ajeno a ellos. El plazo finaliza el día 20 de agosto de 2020 a las 9:00 horas. Se suspende la sesión y se convoca a todos los miembros a una nueva sesión que tendrá lugar el día 20 de agosto de 2020, en el que se comprobará la respuesta dada por la empresa KLEMARK ESPECTACULOS TEATRALES S.A“.

Finalmente, el acta de la sesión del día 20 recoge lo siguiente: “Se constituye la Mesa de nuevo con los mismos asistentes que a la sesión anterior, y se procede a revisar la respuesta obtenida tanto de la empresa KLEMARK ESPECTACULOS TEATRALES S.A., como de los responsables técnicos de la Plataforma de Contratación del Estado, constatándose que las propuestas presentadas se han hecho a través de la huella electrónica regulada en el apartado h) de la Disposición Adicional 16 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público (en adelante LCSP 9/17), y que como se advertía en la documentación generada, debía completarse esa huella con la documentación enviada al órgano de contratación. La propia empresa reconoce, en los correos intercambiados con la misma, que la propuesta ha sido presentada mediante huella electrónica, pero no como una opción que ellos eligieran, y que entendía que la advertencia de que esa huella electrónica, para su total validez debía presentarse posteriormente la documentación generada, se refería a la segunda fase de este procedimiento restringido, sin embargo en esa segunda fase debe presentarse una documentación diferente, la propuesta económica y técnica propiamente dicha. No constando esa recepción por el órgano de contratación, como así certifica éste con fecha 13 de agosto de 2020, se acuerda proponer que se tengan por retiradas las propuestas presentadas por la citada empresa al no cumplirse con el precepto legal indicado“.


Cimarro ha venido diciendo últimamente que “lo deja” y que ha llegado a un “fin de ciclo”, pero los hechos le desmienten.


La resolución definitiva de la MC sobre KLEMARK dice lo siguiente: “Tener por retiradas las propuestas presentada, de conformidad con el apartado 1.h) de la Disposición Adicional Decimosexta de la LCSP 9/17, al haberse presentado como huellas electrónicas y no haberse recibido la solicitud de participación propiamente dicha”. Es decir, por una cuestión formal que podría dirimirse en un procedimiento de arbitraje -habida cuenta, además, de los fallos de la Mesa que llevaron a su anterior suspensión y a la anulación del concurso, sin los cuales, Klemark hubiese podido concurrir en primera instancia-, y teniendo en cuenta, además, que dicha solicitud ya había sido admitida en el concurso anulado del que este sería una continuación, se priva a un licitante de su derecho y, de un plumazo, se retira su solicitud.

Según fuentes bien informadas, es raro que se achaque a una empresa tan experta como KLEMARK un fallo formal o procedimental de esta naturaleza, teniendo en cuenta que la mitad se la misma está integrada por el Grupo Clece, un muy potente conglomerado empresarial con decenas de millares de empleados, que acude a centenares de concursos cada año, y cuyo equipo jurídico es de los más experimentados de España en este tipo de cosas.

En estos momentos KLEMARK, que señala que tiene la confirmación telemática de la recepción de su documentación, está estudiando el asunto y planteándose las acciones a emprender al respecto, en el caso de que la MC no tuviese razón. En cambio, otras fuentes señalan que Klemark ha cometido un error de envío y que la retirada de su solicitud por parte de la MC se ajusta a derecho.

FOCUS, ELIMINADA

La otra solicitud eliminada por la Mesa de Contratación es la presentada por SERVEIS DE L’ESPECTACLE FOCUS, S.A., y lo es por la siguiente resolución recogida en el acta: “Excluida.- La documentación presentada no se ajusta a lo requerido en el PCAP, no acreditando la posesión de la solvencia económica y financiera y solvencia técnica mínima exigida en los Pliegos, además de no cumplimentar la Parte V Bis del Anexo III que contiene la declaración responsable, referente precisamente a los importes de las distintas solvencias exigidas. Con la información que se recoge en la Parte IV del Anexo III no es posible determinar el cumplimiento de la solvencia exigida, no aportando además los contratos o certificados acreditativos, únicamente presenta dos certificados que no detallan el objeto de los contratos ni alcanzan la cuantía mínima exigida en caso de que”.

Cimarro lleva ya nueve años explotando el Festival de Mérida. RTVE
Cimarro lleva ya nueve años explotando el Festival de Mérida. RTVE

AL FINAL, UN SOLO COMPETIDOR

Respecto a la resolución acerca de la solicitud de Pentación/Cimarro, el acta de la MC dice lo que nadie dudaba que diría: “Admitida. Presenta toda la documentación conforme a lo requerido en el PCAP“.

Y lo mismo señala el acta en relación con la solicitud de la UTE, el último competidor que queda: “Admitida. Presenta toda la documentación conforme a lo requerido en el PCAP“.

Lo cierto, pues, a día de hoy, es que Cimarro vuelve a presentarse al concurso para la adjudicación del Festival hasta 2024 y que ahora únicamente le queda un solo competidor. Esto da pie a empresarios y profesionales del sector consultados por este periódico a pronosticar que “Cimarro volverá a ganar el concurso, un asunto que, en un período que se alargaría hasta los 13 años, y visto o visto hasta ahora, podría incluso llevarse, al margen de las acciones que emprendan las dos empresas eliminadas, a los tribunales españoles de la competencia, porque además, a éstas se les exigen condiciones de solvencia económica, financiera y técnica “que no se le exigieron a él en el concurso de 2016 y, mucho menos, en la adjudicación a dedo durante los años 2012 a 2015”.

De cualquier modo, y cuando el nuevo concurso que vendría a enmendar los errores e irregularidades cometidos en la convocatoria de hace unos meses vuelve a situarse en el centro de la polémica, continúan los enredos en torno al Festival y a su adjudicatario, Jesús Cimarro, que, de confirmarse el pronóstico de que volverá a ganar la nueva convocatoria, “su gestión se eternizaría” hasta 2024, con un beneficio estimado para él a lo largo de todo el período de más de 13 millones de euros.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Mérida 2020: Cimarro sigue abusando nueve años después

Cimarro, o la avaricia rompe el saco

Quejas generalizadas del público por descontrol sanitario en el Festival de Mérida

El Festival de Teatro ¿Clásico? de Mérida 2020, otro fraude

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Festival de Mérida, El País dice lo mismo que nosotros

“Dionisio”, otra prueba del fraude de Cimarro

¡Milagro: Cimarro vende entradas más rápido que Julio Iglesias!

Hacer del Festival de Mérida un “laboratorio” puede convertir a los extremeños en conejillos de indias

Las 14 razones por las que el Festival de Teatro de Mérida 2020 no debería celebrarse

Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020

El Consorcio del Festival de Teatro de Mérida está cometiendo una ilegalidad que puede tener graves consecuencias

Sigue el escándalo: el Consorcio del Festival de Mérida tiene que convocar un nuevo concurso y el director-gerente debe dimitir

Cimarro, principal beneficiario del Festival de Mérida, su gallina de los huevos de oro

La pandemia y las artes escénicas en América y en España

La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023

La Medalla de la Vergüenza

El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano

Escandalosa manipulación de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida

Festival de Mérida: 82.000 euros por función para Pentación/Cimarro frente a los 30.000 de las producciones extremeñas

Medalla de Extremadura: lo ridículo de premiarse a uno mismo

La IV Muestra Ibérica de Artes Escénicas, una “feria teatral”

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (y 3)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (2)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez

La política teatral extremeña, paraíso de la arbitrariedad y la impunidad

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Un Festival de Mérida demasiado comercial de nuevo

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa estética

Una aclaración a “El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal”

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Carta abierta a D. Jesús Cimarro a la espera de su (avisada) querella

Cimarro no ha recurrido el concurso del Festival de Mérida presuntamente amañado estando obligado a hacerlo

Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida

La interesada mentira de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida