Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida

Publicamos el acta de la Mesa de Contratación que admitió sin lugar a dudas al último competidor que quedaba frente a Jesús Cimarro para optar al próximo cuatrienio, y la sorprendente resolución del gerente que hace caso omiso del dictamen de la Mesa

1294
Pedro Blanco, director gerente del Consorcio, firma una resolución contradictoria con la Mesa de Contratación. JUNTAEX
Pedro Blanco, director gerente del Consorcio, firma una resolución contradictoria con la Mesa de Contratación. JUNTAEX

Es radicalmente falso -a pesar de lo publicado por otros medios locales que se pretenden serios- que la Mesa de Contratación que ha estudiado las solicitudes de las cuatro empresas que pretendían optar a la concesión del nuevo cuatrienio del Festival de Teatro Clásico de Mérida (2021-2024) por importe de casi 15 millones de euros, más la taquilla (alrededor de dos millones por año), haya tumbado la candidatura de la última competidora que quedaba frente a Jesús Cimarro, el actual adjudicatario que lleva ya nueve años explotando el Festival, nueve de ellos (2012, 2013, 2014, 2015 y 2020), a dedo, y que de este modo seguiría otros cuatro más, eternizándose hasta los trece, algo que imposibilita la competencia efectiva para los contratos del sector público que marca la ley. La Mesa de Contratación admitió con todos los beneplácitos, dando por buena la documentación presentada, a la UTE que se ha cargado el Patronato, que ha hecho caso omiso del dictamen de la Mesa.

Mérida.-

Cuando el pasado 25 de agosto publicamos en este periódico la información “Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”, no imaginábamos que esta especie de profecía iba a confirmarse tan pronto, ni de manera tan burda. Tres días después se consumaba el tejemaneje y así lo publicábamos: El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro. Hoy compartimos con nuestros lectores las pruebas de lo que venimos denunciando en este periódico.


Una decisión del Patronato ejecutada por Pedro Blanco ha dejado a Cimarro como único optante al concurso del cuatrienio 2021-2024, por importe de más de 20 millones de euros.


En efecto, el lector puede consultar más abajo (ver Documento 1) el acta de la Mesa de Contratación (formada por 8 solventes funcionarios, entre ellos, varios altos cargos de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, la Jefa de Servicio de Gestión Económica y Contratación de la Presidencia de la Junta y hasta todo un letrado del gobierno autonómico. Al final de la página 3 de dicha acta, firmada por el presidente y el secretario de la Mesa con fecha 20 de agosto de 2020, se recoge la decisión unánime de los 8 miembros de la misma, que dice textualmente:

UTE: SERVICIOS ESPECIALIZADOS EN DISTRIBUCIÓN ARTÍSTICA, S.L. – PLURAL MULTIMEDIA Y OCIO, S.L. – LETSGO ENTERTAINMENT, S.L.– Admitida.- Presenta toda la documentación conforme a lo requerido en el PCAP.

Y, para que no quede ninguna duda, en la página 4 y última del acta, los 8 miembros de la Mesa evalúan también por unanimidad y dan por buenas la Solvencia Económica y Financiera y la Solvencia Técnica de los dos candidatos que quedaban para el concurso, la UTE mencionada y el señor Cimarro/Pentación.


El acta de la Mesa de Contratación no deja lugar a dudas sobre la idoneidad y la admisión de la UTE eliminada luego por el Patronato.


El acta de Mesa de Contratación termina, en su página 4 y última, diciendo lo siguiente de forma inequívoca:

De conformidad con lo dispuesto en el apartado 8 del Cuadro Resumen de Características del PCAP, al haber un número de candidatos inferior a 5, no se procede a puntuar la solvencia de cada una de ellas, proponiéndose que pasen a la segunda fase del procedimiento restringido las dos propuestas admitidas.

Es decir, la Mesa no solo ha admitido a la UTE que quedaba para competir con el señor Cimarro, sino que propone expresamente que “pase a la segunda fase”, es decir, al concurso propiamente dicho. Dicha acta fue comunicada a los interesados y publicada en el portal público correspondiente.

LA RESOLUCIÓN DEL GERENTE

Pero cuando parecía que el concurso se dirimiría entre esa UTE y Cimarro, el gerente del Consorcio Patronato del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida emite el 27 de agosto, es decir, una semana después de la decisión de la Mesa de Contratación, una resolución suya (ver Documento 2) de nada menos que 8 páginas (el doble de extensión que el acta de la Mesa de Contratación) que empieza diciendo:

PEDRO BLANCO VIVAS, Director-Gerente del Consorcio Patronato del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, en ejecución de los acuerdos del Consejo Rector del mismo de 24 de junio de 2020, vista la propuesta de la Mesa de Contratación, constituida el 18 de agosto de 2020, como órgano auxiliar del órgano de contratación, RESUELVO lo siguiente: (…/…)


La resolución de Pedro Blanco tiene 8 páginas, el doble que el acta de la Mesa de Contratación: demasiadas explicaciones para un asunto tan sencillo.


4) Rechazar la admisión por presentación de toda la documentación conforme a lo requerido en PCA, y por tanto, no invitar a presentar su propuesta, de acuerdo con el apartado 8.3 del Cuadro Resumen de Características, a la UTE: SERVICIOS ESPECIALIZADOS EN DISTRIBUCIÓN ARTÍSTICA, S.L. – PLURAL MULTIMEDIA Y OCIO, S.L. – LETSGO ENTERTAINMENT, S.L., por los siguientes motivos:

Y continúan nada menos que 7 farragosas páginas en las que se intenta desmontar la capacidad económica, financiera y técnica de dicha UTE para concursar. La resolución de Pedro Blanco Vivas duplica en extensión a la muy fundada acta de la Mesa de Contratación, nada menos que 8 páginas de apretado texto para negar que una UTE formada por tres experimentadas empresas, a la que la Mesa de Contratación ha reconocido unas condiciones similares a las de Pentación (Volumen de Negocio: 3.515.034, 52 euros. Patrimonio Neto: 894.679,76 euros. Solvencia Técnica: 2.426.019,43 euros), reúna las condiciones para concursar.

Fuentes jurídicas consultadas por este periódico señalan que “la resolución del gerente del Patronato es totalmente contradictoria con el acta de la Mesa de Contratación”, que “el gerente no puede hacer constar en su resolución la fórmula “vista la propuesta de la Mesa de Contratación”, para luego tomar una decisión opuesta por completo a la propuesta de la Mesa” y que “cuando sobre un asunto administrativo que se resuelve documentalmente con brevedad se tienen que utilizar ocho páginas para argumentar una decisión, ese exceso de contenido suele ser casi siempre indicio de presunta ilegalidad”.

Los lectores pueden hacerse una idea de cómo Pedro Blanco pasa por encima de la propuesta de la Mesa de Contratación leyendo su resolución, que publicamos aquí.

PUEDEN TUMBAR EL CONCURSO OTRA VEZ

Como recordarán los lectores, la anterior convocatoria de este mismo concurso, hecha pública en 2019, fue tumbada por recursos de las otras empresas concursantes por las numerosas irregularidades del mismo, como en su día publicamos en estas páginas (La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023). Y ahora puede ocurrir algo idéntico. La UTE citada ya ha confirmado a este periódico que va a emprender todas las acciones posibles para defender su derecho y que esta arbitrariedad no se consume. Y es muy posible que vuelva a tener éxito.

En primer lugar, la resolución del gerente del Festival no señala en su escrito, como sería preceptivo, ante qué instancia y con qué plazo tiene derecho la empresa perjudicada a presentar recurso contra la misma.

En segundo lugar, la UTE finalista, junto con Cimarro, se dio por notificada de su pase a la fase de concurso con la notificación del acta de la Mesa de Contratación. Desmentir lo que dice esa acta va a ser una tarea difícil para el gerente ante un tribunal.

En tercer lugar, si al final de un proceso de licitación, quien decide quién sigue en concurso y quién no es el Patronato y su gerente, ¿para qué sirve el dictamen de la Mesa de Contratación? ¿Para qué reunir una Mesa cuyas decisiones pueden ser revocadas después por Patronato y gerente?

En cuarto lugar, la Ley de Contratos del Sector Público no deja lugar a dudas sobre que los órganos públicos convocantes de concursos tienen que garantizar la competencia, y con un solo concursante admitido antes de que el concurso se abra, no hay competencia posible.

Por todo ello, y por otras cuestiones de procedimiento y de índole administrativa y jurídica, es muy probable que el recurso y la demanda de la UTE prosperen y esta convocatoria del concurso de 2020 vuelve a ser anulada como ya lo fue la de 2019.

Sobre la pregunta que hicimos al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el pasado día 28 de agosto en relación con este asunto, seguimos sin recibir respuesta.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro

“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”

Mérida 2020: Cimarro sigue abusando nueve años después

Cimarro, o la avaricia rompe el saco

Quejas generalizadas del público por descontrol sanitario en el Festival de Mérida

El Festival de Teatro ¿Clásico? de Mérida 2020, otro fraude

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Festival de Mérida, El País dice lo mismo que nosotros

“Dionisio”, otra prueba del fraude de Cimarro

¡Milagro: Cimarro vende entradas más rápido que Julio Iglesias!

Hacer del Festival de Mérida un “laboratorio” puede convertir a los extremeños en conejillos de indias

Las 14 razones por las que el Festival de Teatro de Mérida 2020 no debería celebrarse

Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020

El Consorcio del Festival de Teatro de Mérida está cometiendo una ilegalidad que puede tener graves consecuencias

Sigue el escándalo: el Consorcio del Festival de Mérida tiene que convocar un nuevo concurso y el director-gerente debe dimitir

Cimarro, principal beneficiario del Festival de Mérida, su gallina de los huevos de oro

La pandemia y las artes escénicas en América y en España

La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023

La Medalla de la Vergüenza

El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano

Escandalosa manipulación de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida

Festival de Mérida: 82.000 euros por función para Pentación/Cimarro frente a los 30.000 de las producciones extremeñas

Medalla de Extremadura: lo ridículo de premiarse a uno mismo

La IV Muestra Ibérica de Artes Escénicas, una “feria teatral”

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (y 3)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (2)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez

La política teatral extremeña, paraíso de la arbitrariedad y la impunidad

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Un Festival de Mérida demasiado comercial de nuevo

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa estética

Una aclaración a “El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal”

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Carta abierta a D. Jesús Cimarro a la espera de su (avisada) querella

Cimarro no ha recurrido el concurso del Festival de Mérida presuntamente amañado estando obligado a hacerlo

Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida

La interesada mentira de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida