España destaca en Afganistán

Irreprochable labor de los ministerios de Defensa y Exteriores en la crisis afgana

1274
Robles y Albares, dos buenos ministros que están dando la talla en esta crisis. RTVE
Robles y Albares, dos buenos ministros que están dando la talla en esta crisis. RTVE

España es un gran país y lo demuestra cuando los políticos mediocres y los asesores de pacotilla dejan actuar a los profesionales. Así se está demostrando una vez más, ahora en Afganistán, con la extraordinaria y rápida labor que están llevando a cabo lo que queda de nuestra embajada en Kabul, el embajador cesado pero no huido, la Policía Nacional, y los ejércitos de Tierra y del Aire, todos ellos coordinados a satisfacción por la ministra de Defensa y el ministro de Asuntos Exteriores.

Madrid.-

De la misma manera que España está a la cabeza del mundo en eficacia de vacunación contra la Covid, a pesar de los bandazos del gobierno central, igualmente está liderando hoy una de las crisis más difíciles y arriesgadas de los últimos años, como es la evacuación del personal occidental de Afganistán, y de los centenares o millares de afganos que colaboraron durante dos décadas con las fuerzas militares y civiles de los diferentes países de la coalición que han dado esta batalla perdida contra los talibán. Perdida no por falta de esfuerzo, profesionalidad y sacrificio de las tropas internacionales, entre ellas las españolas, sino por la espantada del presidente norteamericano que, sin previo aviso y de forma unilateral, ha abandonado al país, y a cuantos occidentales permanecían allí para llevar la paz y la democracia, a su suerte y de la peor manera posible.

INDIGNANTE EE.UU., BRAVA ESPAÑA

La espantada norteamericana es todavía más indignante, cuanto que EE.UU. ni siquiera ha sido capaz de evacuar en tiempo y forma a todo su personal y a sus colaboradores nativos, y España está colaborando también en el rescate de cientos de ellos dependientes exclusivamente de la responsabilidad norteamericana.


El embajador Ferrán, los policías nacionales y los militares españoles en Kabul son héroes.


La talla de un país la dan sus ciudadanos y ciudadanas y sus funcionarios profesionales civiles y militares. Y la talla de España, y más en comparación con la vergonzosa huida de otros países europeos, abandonando a su suerte a su personal en la zona, vuelve a ser extraordinaria.

Gabriel Ferrán, exembajador en Afganistán y coordinador de la evacuación sobre el terreno.
Gabriel Ferrán, exembajador en Afganistán y coordinador de la evacuación sobre el terreno.

El primero que merece todo reconocimiento es el ya exembajador español en Kabul, Gabriel Ferrán, que, arriesgando su vida y arrostrando las dificultades y la incomodidad de instalarse en el aeropuerto de la capital afgana, ha decidido quedarse para supervisar toda la operación de evacuación, y será el último en salir de allí, por voluntad propia.

También merecen el máximo reconocimiento los 17 policías nacionales de las unidades especiales del Cuerpo, que, arriesgando sus vidas, están siendo capaces de, arma en mano, salir del aeropuerto cada vez que hace falta, rebasar las líneas talibanes, abrirse paso entre las masas asustadas, y rescatar y llevar al aeropuerto a los colaboradores afganos y sus familias para su evacuación.

Igualmente es de reconocer públicamente la acción de las fuerzas que quedan del Ejército de Tierra sobre el terreno, protegiendo toda la operación de evacuación, y a las fuerzas del Ejército del Aire que están ejecutando extraordinariamente el puente aéreo de salida, a pesar de todas las dificultades y riesgos.

EL MAYOR RECONOCIMIENTO Y GRATITUD

Estas tres acciones son merecedoras del mayor reconocimiento, admiración y gratitud por parte de todos los españoles, por lo que significan no solo de profesionalidad, eficacia y preparación, sino por el enorme valor que están demostrando sus protagonistas, convertidos ya en héroes, a los que el Estado y la sociedad española deben recompensar con las condecoraciones y honores máximos.

El papel de los policías y soldados españoles en la evacuación es extraordinario y heroico. RTVE
El papel de los policías y soldados españoles en la evacuación es extraordinario y heroico. RTVE

También es muy destacable el trabajo desarrollado por la siempre eficaz ministra de Defensa, Margarita Robles, y por el nuevo titular de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que en pocos días se está desempeñando como un magnífico ministro, como está quedando probado con la paulatina normalización de nuestras relaciones con Marruecos y con EE.UU., y, ahora, con su estupenda gestión en la crisis de Afganistán. A ambos corresponde el mérito máximo de esta irreprochable y masiva “operación salida” de uno de los lugares más peligrosos del planeta, operación que, hasta ahora, se está saldando sin bajas ni daños entre los centenares de españoles y afganos nuestros que están siendo evacuados, ni entre los correspondientes a otros países, entre ellos, EE.UU., de los que también nos hemos hecho cargo.

La llamada y el agradecimiento de Biden a Pedro Sánchez y la gratitud también de la UE son, en realidad, un reconocimiento no al presidente de vacaciones hasta última hora, sino a la labor del embajador, los policías, los militares y los dos ministros nombrados, cuyo trabajo destaca a nivel internacional. Esto prueba una vez más que, por encima de la irresponsabilidad, la dejación y la mediocridad de ciertos políticos y sus asesores de pacotilla, las cosas funcionan bien cuando se deja trabajar a los profesionales.

España se ha convertido en puerto seguro no solo para nuestros afganos, sino para aquellos que dependen de otros países europeos y de EE.UU., que están siendo acogidos en primer lugar en nuestro país, que es el que ha conseguido traerlos, para luego ser trasladados a los que correspondan.

Como periodistas y como ciudadanos españoles no podemos sentirnos más orgullosos de ese embajador, esos policías, esos militares y esos dos ministros, que están protagonizando una de las operaciones más difíciles y brillantes que se recuerdan, en una situación de enorme crisis y riesgo.

(Elia de Ros es una periodista con décadas de experiencia profesional en diferentes medios de prensa, radio y TV).

OTRAS INFORMACIONES

Una asociación profesional de la Guardia Civil pide la creación de una medalla específica por su lucha contra el coronavirus

“Ternera” fue cazado en Francia por una guardia civil de 23 años

Todo el mérito es de la Guardia Civil en la captura de “Ternera”

Antonio Guerra, guardia civil, vencedor de ETA

Golpe al mercado ilegal de viagra por internet

Nuevo golpe de la Policía Nacional a las mafias reventadoras de pisos

Detenido en Barcelona un escurridizo asesino británico

Impecable actuación de la Guardia Civil en el cierre del Valle de los Caídos

Detenido un fugitivo kazajo por un fraude de más de 191 millones de euros

Cae una red internacional de contrabando de viagra sin control sanitario

No eran cerdos sino marihuana

Detenida la banda más peligrosa de estafadores online de España

Detenido un sicario polaco y desmantelada una activa red bangladesí de introducción de inmigrantes asiáticos

La Policía Nacional recupera valiosas esculturas robadas en Roma

Éxito policial contra el fraude en la medicina estética

España, el país más seguro de Europa