Elecciones, ya

La permanente y antidemocrática rebelión en que vive Podemos, tanto a través de sus miembros en el Gobierno como en el Congreso -sin contar su tóxica acción partidaria- pone de manifiesto que el presidente Sánchez, si quiere defender nuestra democracia y el futuro de su partido, debe tomar cartas en el asunto de una vez, en una situación que se agrava cada vez más con la participación desestabilizadora de Bildu y los crecientes problemas económicos. Los ataques de ministros podemitas al Tribunal Supremo y a la presidenta del Congreso, y las declaraciones de Arnaldo Otegi asegurando que “si para sacar a los doscientos presos (asesinos etarras) de la cárcel tenemos que votar los Presupuestos Generales del Estado, los votaremos”, rebosan ya el vaso de la paciencia ciudadana y terminan de romper las costuras de nuestro sistema constitucional.

¡Al abordajeeeee!

El Gobierno se lanza a las autovías para conseguir dinero extra con el que poder equilibrar las cuentas. El anuncio del director general de Infraestructuras de que era inevitable cobrar por la utilización de las autopistas del Estado ha sido el tema más destacado de la semana y el que más ha dado que hablar. No es para menos. El Gobierno no quiere llamarlo peaje, aunque a los efectos prácticos lo es, pero más bien se trata de un pillaje, de una sacaliña más que, lógicamente, tendrá una repercusión negativa por cuanto supone un incremento de costes. Otro tema que acaparó la atención fue el manifiesto de Arnaldo Otegi, dirigente de Bildu y líder de la izquierda abertzale con motivo del décimo aniversario del abandono de la lucha armada de ETA. ¿Pidió o no pidió perdón a las víctimas del terrorismo de la banda vasca? Parece que no y ni siquiera los socialistas se daban por satisfechos con la declaración del político vasco, pues en ningún momento pronunció la palabra perdón ni condenó el uso de la violencia. La semana terminó con la celebración del congreso regional de los socialistas extremeños en el que Guillermo Fernández Vara renovó su mandato como secretario general. Don Pimpón o Fray Papillas, como es apodado burlonamente, sigue sacrificándose por su comunidad.
Monago asistió al acto de Redondo, el 'gurú' que tanto contribuyó a la destrucción de su carrera política. RTVE-LA SEXTA

Monago masoquista

CONECTADOS

362FansMe gusta
529SeguidoresSeguir
51SuscriptoresSuscribirte

HOMO REBELDISSIMUS

Valeria y Cleopatra

Semana santa

Habichuelos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar