Paralizado de nuevo el concurso del Festival de Teatro Clásico de Mérida

La Comisión Jurídica de Extremadura admite a trámite los cuatro recursos de las empresas rechazadas

608
Cimarro y Pedro Blanco, flanqueando al presidente de laJunta de Extremadura en un acto. FACEBOOK
Cimarro y Pedro Blanco, flanqueando al presidente de laJunta de Extremadura en un acto. FACEBOOK

El concurso del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida acaba de ser paralizado otra vez, al haber admitido a trámite la Comisión Jurídica de Extremadura los recursos presentados por las empresas rechazadas por la Mesa de Contratación o por el gerente del Patronato, para participar en el nuevo concurso del cuatrienio 2021-2024 por un importe mínimo de 15 millones de euros. Se vuelve así a las alarmantes peripecias que estos concursos vienen sufriendo durante los últimos años, tras las sospechas de parcialidad de los órganos convocantes en favor del actual adjudicatario, el empresario Jesús Cimarro.

Madrid. Mérida.-

Como se esperaba en el sector, las empresas rechazadas por la Mesa de Contratación o por el gerente del Patronato del Festival de Mérida, Pedro Blanco Vivas, para participar en el nuevo concurso del Festival 2021/2024, presentaron en su día los correspondientes recursos ante la Comisión Jurídica de Extremadura, previos, en caso de archivo, a las acciones judiciales que correspondan, de lo cual publicó este periódico la correspondiente información en exclusiva: Klemark y la UTE de SEDA, contra su eliminación del concurso del Festival de Teatro de Mérida.


Si dicho órgano da la razón a los recurrentes, estos volverían a la carrera por el nuevo contrato del Festival para el próximo cuatrienio, y ya no sería Jesús Cimarro el único candidato que iba a ser, como nosotros pronosticamos dos veces.


Los cuatro recursos, uno de Klemark -empresa rechazada por la Mesa de Contratación- y los tres recursos de la UTE de SEDA y las otras dos empresas del sector -UTE rechazada por el gerente del Patronato a pesar de tener todas las bendiciones de la Mesa de Contratación- obran en poder de este periódico y han sido sometidos al dictamen de abogados expertos, que han pronosticado que tienen, sobre todo el segundo y sin descartar que el primero también pase, muchas posibilidades de prosperar.

PARALIZACIÓN INMEDIATA

Por el momento, la Comisión Jurídica de Extremadura ha admitido dichos recursos, lo que ha motivado la paralización inmediata del procedimiento, a la espera de que dicho órgano falle. Ello ha obligado al gerente del Patronato, Pedro Blanco, a suspender la licitación, a la espera de que la Comisión Jurídica se pronuncie, como se puede ver en el documento firmado por el gerente con fecha de hoy, 25 de septiembre, y que reproducimos con esta información.

PEDRO BLANCO, OBLIGADO A SUSPENDER LA LICITACIÓN

El documento tiene fecha de hoy, 25 de septiembre
El documento tiene fecha de hoy, 25 de septiembre

En caso de que dicho órgano dé la razón a alguno o a todos los recurrentes, estos volverían a entrar en la carrera por el nuevo contrato del Festival para el próximo cuatrienio, y ya no sería Jesús Cimarro el único candidato que iba a ser, como nosotros pronosticamos como mínimo por dos veces entre 2019 y 2020 (El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano). (“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”), después de haber quedado como aspirante en solitario tras la sospechosa resolución del gerente Pedro Blanco según publicamos (El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro), y tras las pruebas de esta presunta anomalía que publicamos también en este medio: Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida.

Jesús Cimarro lleva ya nueve años al frente del Festival de Mérida, que se ha convertido, según fuentes del sector, en su principal ingreso empresarial, y más en la actual pandemia de coronavirus. De estos nueve años, cinco ediciones se le han concedido a dedo, las cuatro del cuatrienio de José Antonio Monago como presidente de la Junta de Extremadura (2012-2015) y una bajo el mandato de Guillermo Fernández Vara (la de este 2020), lo que motivó una demanda de uno de los nuevos recurrentes, como ya informamos en su día (Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020).

TRES INDICIOS CLAROS DE PARCIALIDAD

A lo largo de estos nueve años se observa una clara parcialidad de las instituciones, cargos y órganos contratantes en favor del señor Cimarro, como queda probado:

1º) Por el hecho incontestable de que ya se le han dado cinco adjudicaciones a dedo, sin el preceptivo concurso público, mucho más obligatorio cuando hablamos de cifras millonarias que rondan los 25 millones de euros incluyendo las galas Ceres, y cuya falta de competencia para lograr ofertas más baratas o de mayor calidad afecta directamente al interés público.

2º) Por las declaraciones públicas del actual presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que para el concurso del cuatrienio anterior (2016-2019), dijo públicamente que le gustaría que ganase el señor Cimarro, cosa totalmente inadmisible en un dirigente político y que hubiera ocasionado un conflicto mayor si, en vez de tratarse de una actividad cultural hubiese sido, por ejemplo, de la construcción de una carretera o de un puente. El señor Vara dijo literalmente: “ojalá que quien lo gane sea Cimarro. Es una suerte poder tener a un responsable del Festival como él”, como se puede comprobar en este enlace del medio extremeño Región Digital: Fernández Vara afirma que Jesús Cimarro se presentará al concurso para continuar con la dirección del Festival de Mérida.

3º).- Por las condiciones claramente favorables a Cimarro incluidas en los pliegos de condiciones del concurso, que los demás concurrentes no podían ni pueden cumplir, y por las irregularidades y anomalías contenidas en el concurso de 2019, que tuvo que ser anulado por la Comisión Jurídica de Extremadura, situación que parece volver a repetirse en el nuevo concurso para el próximo cuatrienio, para el que han recurrido de nuevo las empresas rechazadas.

LA OBLIGADA SUSPENSIÓN

En su obligada resolución de suspensión de la licitación, tras la admisión de los cuatro nuevos recursos por la Comisión Jurídica de Extremadura, el gerente, Pedro Vivas (ver documento adjunto), como no puede ser de otra manera, termina diciendo hoy mismo:

RESUELVO

En garantía y salvaguarda del interés público que motiva el procedimiento y de las propias partes y candidaturas presentadas, estimando que con la suspensión de la tramitación del expediente de contratación se evita que con la continuación de su tramitación se puedan causar otros perjuicios a los interesados afectados, y dado que no se ha pronunciado la Comisión Jurídica de Extremadura sobre la suspensión solicitada en los cuatro recursos presentados hasta el momento de dictar esta Resolución, SUSPENDER EL PROCEDIIENTO DE LICITACION hasta que se produzca el acuerdo de la Comisión Jurídica de Extremadura sobre la suspensión solicitada por los recurrentes, momento en la que nos someteremos al mismo con el alcance y duración que en él se determine.

Por tanto, la opción manejada hasta ahora de que Jesús Cimarro había quedado como único candidato a llevarse al bolsillo el nuevo concurso (sería ya la friolera de 13 años seguidos, si eso ocurriera), queda, de momento, aplazada. Otra cosa es lo que pueda ocurrir a partir de ahora. En estos asuntos nunca se sabe con certeza lo que pueda ocurrir. Pero si la Comisión Jurídica de Extremadura falla de nuevo en favor de los recursos presentados, como ya hizo en 2019, volveríamos a tener otra edición de este interminable escándalo, un sainete inadmisible, con tintes de tragicomedia, que lleva ya demasiado tiempo en cartel -y nunca mejor dicho-, sin que los máximos responsables de Extremadura tomen cartas en el asunto de una vez.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Klemark y la UTE de SEDA, contra su eliminación del concurso del Festival de Teatro de Mérida

Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida

El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro

“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”

Mérida 2020: Cimarro sigue abusando nueve años después

Cimarro, o la avaricia rompe el saco

Quejas generalizadas del público por descontrol sanitario en el Festival de Mérida

El Festival de Teatro ¿Clásico? de Mérida 2020, otro fraude

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Festival de Mérida, El País dice lo mismo que nosotros

“Dionisio”, otra prueba del fraude de Cimarro

¡Milagro: Cimarro vende entradas más rápido que Julio Iglesias!

Hacer del Festival de Mérida un “laboratorio” puede convertir a los extremeños en conejillos de indias

Las 14 razones por las que el Festival de Teatro de Mérida 2020 no debería celebrarse

Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020

El Consorcio del Festival de Teatro de Mérida está cometiendo una ilegalidad que puede tener graves consecuencias

Sigue el escándalo: el Consorcio del Festival de Mérida tiene que convocar un nuevo concurso y el director-gerente debe dimitir

Cimarro, principal beneficiario del Festival de Mérida, su gallina de los huevos de oro

La pandemia y las artes escénicas en América y en España

La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023

La Medalla de la Vergüenza

El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano

Escandalosa manipulación de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida

Festival de Mérida: 82.000 euros por función para Pentación/Cimarro frente a los 30.000 de las producciones extremeñas

Medalla de Extremadura: lo ridículo de premiarse a uno mismo

La IV Muestra Ibérica de Artes Escénicas, una “feria teatral”

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (y 3)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (2)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez

La política teatral extremeña, paraíso de la arbitrariedad y la impunidad

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Un Festival de Mérida demasiado comercial de nuevo

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa estética

Una aclaración a “El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal”

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Carta abierta a D. Jesús Cimarro a la espera de su (avisada) querella

Cimarro no ha recurrido el concurso del Festival de Mérida presuntamente amañado estando obligado a hacerlo

Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida

La interesada mentira de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida