Klemark y la UTE de SEDA, contra su eliminación del concurso del Festival de Teatro de Mérida

Ambas empresas han recurrido ante la Comisión Jurídica de Extremadura

615
Todo parece preparado para volver a darle el Festival a Cimarro por otros cuatro años. JUNTAEX
Todo parece preparado para volver a darle el Festival a Cimarro por otros cuatro años. JUNTAEX

Vuelve a repetirse la situación de 2019, cuando los recursos ante la Comisión Jurídica de Extremadura de las empresas perjudicadas por las irregularidades del concurso para la adjudicación del nuevo cuatrienio del Festival de Mérida tumbaron la Mesa de Contratación y el propio concurso, lo que motivó que la Junta de Extremadura concediera a dedo otra prórroga de un año (2020) al adjudicatario del Festival desde 2012, Jesús Cimarro. Con los nuevos recursos, si dichas reclamaciones prosperasen, se volvería al punto de partida del año pasado y estaríamos ante una nueva edición de este escándalo que parece no terminar nunca.

Madrid, Mérida.-

Las empresas teatrales Klemark y la UTE formada por SEDA y otras dos compañías, que fueron eliminadas del concurso para la adjudicación del nuevo cuatrienio del Festival de Mérida (2021-2024), han presentado recurso recientemente contra dicha eliminación ante la Comisión Jurídica de Extremadura.

La primera de ellas, cuya solicitud de participación en la licitación ni siquiera fue atendida por la Mesa de Contratación, porque, según esta, no había presentado la documentación requerida, recurre tratando de demostrar que el procedimiento digital de presentación prueba que, en efecto, dicha solicitud fue tramitada en tiempo y forma de forma completa.

El caso de la UTE de SEDA es diferente, porque su solicitud fue aprobada y admitida por la Mesa de Contratación, pero luego fue eliminada por decisión del gerente del Patronato del Festival, Pedro Blanco, como informamos en este periódico en su momento (El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro). En estas mismas páginas publicamos en su día el acta íntegra de la Mesa de Contratación, prueba irrefutable de que dicha UTE había sido admitida para competir con Cimarro (Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida).

Aunque ambos recursos tienen opciones de prosperar, el de SEDA es el más sólido, porque el argumento de que la Mesa de Contratación le había dado el visto bueno es incontestable.

Estamos ante un episodio más de esta tragicomedia que tiene como protagonistas a un empresario teatral, Jesús Cimarro (que de los nueve años que lleva ya explotando el Festival, cinco han sido a dedo, sin el preceptivo concurso público y que, de consumarse el nuevo despropósito, eternizaría su negocio en Mérida por cuatro años más sin competencia ninguna, como ya pronosticamos en este mismo periódico en agosto: “Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”) y a un Patronato del Festival cuya ejecutoria en este asunto está plagada de irregularidades y sospechas de parcialidad en favor de Cimarro.

OTRAS INFORMACIONES

Las pruebas de la presunta arbitrariedad del concurso del Festival de Mérida

El gerente se carga de un plumazo al último competidor que quedaba frente a Cimarro

“Cimarro también explotará el Festival de Mérida en el período 2021-2024”

Mérida 2020: Cimarro sigue abusando nueve años después

Cimarro, o la avaricia rompe el saco

Quejas generalizadas del público por descontrol sanitario en el Festival de Mérida

El Festival de Teatro ¿Clásico? de Mérida 2020, otro fraude

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Festival de Mérida, El País dice lo mismo que nosotros

“Dionisio”, otra prueba del fraude de Cimarro

¡Milagro: Cimarro vende entradas más rápido que Julio Iglesias!

Hacer del Festival de Mérida un “laboratorio” puede convertir a los extremeños en conejillos de indias

Las 14 razones por las que el Festival de Teatro de Mérida 2020 no debería celebrarse

Demanda contra el Patronato del Festival de Mérida por la adjudicación a dedo a Cimarro de la edición de 2020

El Consorcio del Festival de Teatro de Mérida está cometiendo una ilegalidad que puede tener graves consecuencias

Sigue el escándalo: el Consorcio del Festival de Mérida tiene que convocar un nuevo concurso y el director-gerente debe dimitir

Cimarro, principal beneficiario del Festival de Mérida, su gallina de los huevos de oro

La pandemia y las artes escénicas en América y en España

La Comisión Jurídica tumba el concurso del Festival de Mérida 2020-2023

La Medalla de la Vergüenza

El nuevo contrato del Festival de Teatro de Mérida (15 millones) parece estar dado a dedo a Jesús Cimarro de antemano

Escandalosa manipulación de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida

Festival de Mérida: 82.000 euros por función para Pentación/Cimarro frente a los 30.000 de las producciones extremeñas

Medalla de Extremadura: lo ridículo de premiarse a uno mismo

La IV Muestra Ibérica de Artes Escénicas, una “feria teatral”

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (y 3)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez (2)

Extremadura, última colonia teatral del país otra vez

La política teatral extremeña, paraíso de la arbitrariedad y la impunidad

64º Festival de Teatro de Mérida: más mercantilismo que calidad

Un Festival de Mérida demasiado comercial de nuevo

Las producciones de Cimarro en el Festival de Mérida, una estafa estética

Una aclaración a “El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal”

El Festival de Mérida 2019, un fraude colosal

Carta abierta a D. Jesús Cimarro a la espera de su (avisada) querella

Cimarro no ha recurrido el concurso del Festival de Mérida presuntamente amañado estando obligado a hacerlo

Continúa el escándalo: suspensión fulminante de la Mesa de Contratación del Festival de Mérida

Escándalo en el Festival de Mérida: “amañado el contrato (15 millones de euros) en favor de Cimarro”

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Es falso que Cimarro haya reducido ni en un céntimo la deuda del Festival de Teatro de Mérida

Cimarro y Vara vuelven a mentir al decir que el Festival de Mérida tuvo superávit

Cimarro se forra con el Festival de Mérida

La interesada mentira de las cuentas del Festival de Teatro de Mérida