miércoles, 19 junio, 2024
spot_img
InicioPolíticosConversación con Felipe VI

Conversación con Felipe VI

De cuando el entonces príncipe vivió en persona la trashumancia a la actualidad medioambiental

Hace bastantes años, el entonces príncipe (hoy, rey Felipe VI) quiso vivir una jornada con nosotros durante la trashumancia de las ovejas merinas de Cesáreo Rey a su paso por Toledo. Aceptamos su petición enseguida y de ese modo pudo ver cómo las ovejas no querían beber en el Tajo, tal era la pestilencia y contaminación de sus aguas. Han pasado muchos años y hoy España tiene muchos más problemas medioambientales.

Juan Serna Martín.
Juan Serna Martín.

Yuste, Extremadura.-

Hace bastantes años, el entonces príncipe (hoy, rey Felipe VI) quiso vivir una jornada con nosotros durante la trashumancia de las ovejas merinas de Cesáreo Rey a su paso por Toledo. Aceptamos su petición enseguida, y de ese modo pudo ver cómo las ovejas no querían beber en el Tajo, tal era la pestilencia y contaminación de sus aguas. Además, al colocarse tras el rebaño con nuestro mayoral, la polvareda que los animales levantaban era tal que se llevó por delante el maquillaje que el equipo de TVE le había puesto, imagen que no dejaba de resultar simpática en aquella circunstancia. Durante la parada para comer aprovechamos, además, para contarle cuál era el estado deplorable de las cañadas y las intrusiones y ocupaciones públicas y privadas que veníamos encontrando desde Extremadura hasta los puertos del norte.


Una república no se hace sin republicanos, y los que veo a mi alrededor, cuando no andan a hostias entre ellos, están más verdes que las torviscas.


Por esa época yo acababa de publicar, junto a Mario Gaviria, un estudio titulado La quimera del agua en el que ya pronosticamos lo que actualmente está ocurriendo en el acuífero 23 de La Mancha, estudio que me prometió leer con mucho interés. Y desde aquellos años hasta hoy, en la reciente entrega del premio Carlos V, de la Academia Europea de Yuste, no había tenido ocasión de volver a hablar con Felipe. Cuando el protocolo trataba de impedir que me aproximara a él, dio un paso y se acercó a mí, lo que nos permitió rememorar aquella jornada trashumante de la que se acordaba con detalle.

También me indicó que le fue muy útil aquella publicación que le regalé sobre el agua, comentario que yo aproveché para anunciarle que en su habitación se iba a encontrar la cartera de corcho que hemos creado para albergar la colección completa de nuestro Cuaderno Extremeño para el Debate y la Acción y que, entre otros muchos asuntos, trata a fondo el mundo de los alcornocales y el corcho, en el que a partir de ahora incluiremos también a Portugal.

Juan Serna, con el entonces príncipe, hace bastantes años.
Juan Serna, con el entonces príncipe, hace bastantes años.

El rey me dijo que no había tenido tiempo de verla aún y me prometió nuevamente que los leería con atención y comentaríamos su contenido en cuanto se nos vuelva a dar una nueva oportunidad para charlar.

Independientemente de las ideas que cada uno tenga, a mí me parece muy positivo que el jefe del Estado conozca una publicación como la nuestra, máxime cuando son otros quienes se la han regalado. De él depende su interés por esta publicación que busca un acercamiento y un análisis conjunto de sectores que compartimos con nuestro país hermano Portugal, cuyo liderazgo mundial en el sector corchero es indiscutible. Así pues, si se produjera un nuevo encuentro entre ambos, tal como manifestamos, no duden ustedes de que les narraría mis impresiones.

Y en cuanto al dilema entre república o monarquía… ya tendremos tiempo de hablar de ello. He dicho en otros lugares que una república no se hace sin republicanos. Y los que veo a mi alrededor, cuando no andan a hostias entre ellos, están más verdes que las torviscas. Habrá que esperar a que la breva madure.

(Juan Serna Martín, exconsejero de la Junta de Extremadura, es un destacado intelectual y activista medioambiental, escritor y columnista, Premio Nacional de Medio Ambiente 2022).

SOBRE EL AUTOR

Juan Serna, un intelectual de la ruralidad y el ecologismo

El último fruto de Juan Serna

Juan Serna y un premio muy merecido

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

Un evocador recorrido por el Egipto eterno

El importante papel actual de Josep Borrell y otros líderes internacionales

António Guterres, un reconocimiento muy merecido a un dirigente de talla mundial

Sobre Sumar y Yolanda Díaz en la sociedad española

Un enfrentamiento que puede ser suicida

La ciudad no es una selva, pero algunos pretenden actuar como si lo fuera

El instinto cainita de la izquierda española

En defensa de Pedro Sánchez

Un abrazo que lo dice todo

En quince minutos

De Navidad a Fin de Año, Pedro Sánchez y el Estado

Antonio Molina y la amenaza minera sobre Cáceres

Los perros y la sequía

Cuatro décadas de la victoria socialista de 1982

El (mal)trato que algunos cazadores dan a sus perros

Olvídense de la “normalidad”

Andalucía (perdió la izquierda), Francia (perdió Macron), Euskadi (vascoextremeños, las dos culturas)

En las reformas ambientales nos va la supervivencia

Almaraz, o lo que dictan los bancos y las eléctricas

Los residuos, la gran amenaza para el mundo rural

Contra la maldición del mochuelo

El “estado” de Extremadura: lo real, lo posible, el futuro, el pasado y el litio

Pedro Pazos, creador de una de las primeras empresas de energía solar

La amistad en tiempos de intolerancia

Cristina Narbona y la energía nuclear

O vacunamos a los países pobres o nadie podrá parar el contagio

Yo que presumía de no necesitar ni médicos ni fármacos

Un gallo de campo en pepitoria

Tres días para un cáncer inesperado

La unión de Don Benito y Villanueva de la Serena, un ejemplo para la España que se vacía

Si Pedro aguanta el pulso a las eléctricas…

¿Otra superestrella?

Una de las tres Españas…

Dudas, certezas y esperanzas sobre el cambio ambiental

Zafarrancho en mi biblioteca…

La pesadilla de Madrid

Las reinas de la kombucha

El año que lo cambió todo

Cáceres y la dignidad de un alcalde

Alberto Oliart, un embajador inolvidable de Extremadura en el mundo

La minería a cielo abierto y Cáceres, joya monumental

El jardinero fiel y los crímenes del “Gran Farma”

Extremadura en el límite

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias