lunes, 4 marzo, 2024
spot_img
InicioPolíticosEl importante papel actual de Josep Borrell y otros líderes internacionales

El importante papel actual de Josep Borrell y otros líderes internacionales

Encuentro con un dirigente que ha evolucionado de posiciones más o menos tecnocráticas a otras más abiertas al nuevo discurso ambiental

Creo que el papel de líderes como Borrell, en sitios tan estratégicos como los que ocupa, es enormemente importante, como lo es igualmente la labor de António Guterres, que comentaba en mi columna anterior. Personas con ese caudal de experiencia que han evolucionado de modo tan efectivo son vitales para la toma de decisiones que hay que llevar a cabo en estos momentos.

Juan Serna Martín.
Juan Serna Martín.

Yuste, Extremadura.-

Con la llegada de los primeros ayuntamientos democráticos, empecé mi aventura política en el consistorio de Villanueva de la Serena como responsable de Urbanismo. Por entonces, José Borrell fue designado al frente de Hacienda en el gobierno regional de Madrid. De modo que ya a principios de los 80 pude conocerle y seguir sus peripecias. Sin embargo, fue en su etapa de ministro de Obras públicas, Transportes y Medio Ambiente cuando tuvimos más contacto, ya que en varias ocasiones los ecologistas mantuvimos ciertas discrepancias con él, debido a que le tocó jugar un papel tecnocrático en tiempos en que el medioambiente era poco valorado. De hecho, nunca olvidaré una reunión de muchas horas en Segovia (en la que ni él logró convencernos a nosotros ni nosotros a él tampoco) acerca del impacto que tendrían algunas de las obras públicas que se estaban proyectando.


Estoy convencido de que contribuirá todo lo que pueda a los cambios que estos momentos exigen y a neutralizar los conflictos bélicos en la medida de lo posible.


Tras Enrique Barón y José M.ª Gil Robles, en 2004 fue elegido presidente del Parlamento Europeo, donde pudo aportar su gran experiencia política, al igual que hace ahora convertido en Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y en vicepresidente de la Comisión Europea. A lo largo de estos más de 40 años ha ocupado otros muchos cargos que completan una biografía excepcional.

En el reciente acto de la Academia de Yuste, con motivo de la concesión del Premio Carlos V al secretario general de la ONU, António Guterres, pudimos conversar un buen rato y recordar las vivencias de ese largo período, e incluso hablar de estos nuevos tiempos en los que todo está cambiando tanto y de los nuevos retos económicos y ambientales que son de unas dimensiones que asustan, sobre todo debido a la falta de valor de los países más poderosos y, además, a las guerras que están desatando los gobiernos más reaccionarios y autoritarios del globo.

Serna y Borrell iniciaron sus contactos a principios de los años 80. CEDIDA
Serna y Borrell iniciaron sus contactos a principios de los años 80. CEDIDA

Creo que el papel de líderes como Borrell, en sitios tan estratégicos como los que ocupa, es enormemente importante, como lo es igualmente la labor de António Guterres que comentaba en mi columna anterior. Personas con ese caudal de experiencia que han evolucionado de modo tan efectivo son vitales para la toma de decisiones que hay que llevar a cabo en estos momentos.

A lo largo de estos días he recibido comentarios muy positivos sobre su figura. No obstante, también he recibido otro de un amigo que escribe bien y que lo trata de patán y de payaso que se viste de militar y que no ha dado un palo al agua en su vida. Entiendo que se puedan tener discrepancias con Borrell, yo mismo las he tenido. Pero dedicarle estos calificativos me parece, como mínimo, desafortunado, y, además, pretender convencerme a mí de ello reiteradamente es una tarea inútil.

Así pues, Borrell y yo hemos quedado en estar en contacto para intentar desarrollar alguna idea interesante. Y espero tener la ocasión de pedirle que nos dedique algún artículo en nuestro Cuaderno Extremeño para el Debate y la Acción, sobre su visión de la Unión Europea en estos momentos, el cual podría resultar de gran interés para todos.

Concluyo diciendo que, a pesar de la fuerte personalidad que siempre ha tenido Borrell, e incluso de que algunas de sus decisiones hayan podido ser polémicas en determinados momentos, ciertamente ha evolucionado de posiciones más o menos tecnocráticas en tiempos lejanos a otras mucho más abiertas al nuevo discurso ambiental (algo habrá tenido que ver en esto Cristina Narbona…). Asimismo, estoy convencido de que contribuirá todo lo que pueda a los cambios que estos momentos exigen y a neutralizar los conflictos bélicos en la medida de lo posible, que no es tarea fácil.

Por mi parte, siempre que pase por la autovía de Madrid a Extremadura no me quedará más remedio que acordarme de él…

(Juan Serna Martín, exconsejero de la Junta de Extremadura, es un destacado intelectual y activista medioambiental, escritor y columnista, Premio Nacional de Medio Ambiente 2022).

SOBRE EL AUTOR

Juan Serna, un intelectual de la ruralidad y el ecologismo

El último fruto de Juan Serna

Juan Serna y un premio muy merecido

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

António Guterres, un reconocimiento muy merecido a un dirigente de talla mundial

Sobre Sumar y Yolanda Díaz en la sociedad española

Un enfrentamiento que puede ser suicida

La ciudad no es una selva, pero algunos pretenden actuar como si lo fuera

El instinto cainita de la izquierda española

En defensa de Pedro Sánchez

Un abrazo que lo dice todo

En quince minutos

De Navidad a Fin de Año, Pedro Sánchez y el Estado

Antonio Molina y la amenaza minera sobre Cáceres

Los perros y la sequía

Cuatro décadas de la victoria socialista de 1982

El (mal)trato que algunos cazadores dan a sus perros

Olvídense de la “normalidad”

Andalucía (perdió la izquierda), Francia (perdió Macron), Euskadi (vascoextremeños, las dos culturas)

En las reformas ambientales nos va la supervivencia

Almaraz, o lo que dictan los bancos y las eléctricas

Los residuos, la gran amenaza para el mundo rural

Contra la maldición del mochuelo

El “estado” de Extremadura: lo real, lo posible, el futuro, el pasado y el litio

Pedro Pazos, creador de una de las primeras empresas de energía solar

La amistad en tiempos de intolerancia

Cristina Narbona y la energía nuclear

O vacunamos a los países pobres o nadie podrá parar el contagio

Yo que presumía de no necesitar ni médicos ni fármacos

Un gallo de campo en pepitoria

Tres días para un cáncer inesperado

La unión de Don Benito y Villanueva de la Serena, un ejemplo para la España que se vacía

Si Pedro aguanta el pulso a las eléctricas…

¿Otra superestrella?

Una de las tres Españas…

Dudas, certezas y esperanzas sobre el cambio ambiental

Zafarrancho en mi biblioteca…

La pesadilla de Madrid

Las reinas de la kombucha

El año que lo cambió todo

Cáceres y la dignidad de un alcalde

Alberto Oliart, un embajador inolvidable de Extremadura en el mundo

La minería a cielo abierto y Cáceres, joya monumental

El jardinero fiel y los crímenes del “Gran Farma”

Extremadura en el límite

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias