viernes, 19 agosto, 2022
spot_img
InicioAL CAERTres días para un cáncer inesperado

Tres días para un cáncer inesperado

Actualmente, gracias a los avances de la ciencia médica y quirúrgica y de la tecnología sanitaria, el cáncer suele tener cura, con un alto nivel de supervivencia y calidad de vida para el paciente. La aparición del cáncer es, lógicamente, un golpe tremendo para el afectado, pero luego ese impacto se normaliza y diluye, según intervienen la medicina y los profesionales y vuelven la confianza y la alegría de vivir. Nuestro querido e insigne colaborador, Juan Serna, acaba de pasar por ese trago, que cuenta aquí en primera persona, recién dado de alta de su intervención, dando una lección de entereza y de ilusión contra la adversidad. Desde PROPRONews le deseamos una pronta y total recuperación y le mandamos un fuerte abrazo.

Juan Serna Martín
Juan Serna Martín

Madrid.-

La ciencia y la tecnología avanzan que es una barbaridad. Aunque el gran pensador Iván Illich nos hablara de que la sociedad actual crea tantas enfermedades como las que cura, debemos reconocer que la ciencia actual, al menos en algunas especialidades, como la de próstata, está a un gran nivel. Si bien, lo mejor es no tener que comprobarlo.


La ciencia actual, al menos en algunas especialidades, como la de próstata, está a un gran nivel.


En apenas tres días en Madrid, con el gran Dr. Martínez-Salamanca y con el robot Sistema quirúrgico Da Vinci, me vengo para casa, al parecer, sin el cáncer que me llevó hasta allí y, por decirlo en términos coloquiales, con los bajantes y la vena de la alegría dispuestos a seguir cumpliendo (cosa que, desde luego, está por comprobar…).

El doctor Juan Ignacio Martínez-Salamanca, el gran cirujano que ha intervenido a nuestro colaborador. LYX.
El doctor Juan Ignacio Martínez-Salamanca, el gran cirujano que ha intervenido a nuestro colaborador. LYX.

El asunto es que, con invasión y dolor mínimos, parece que puede superarse una circunstancia imprevista sobre la que, cuando te dan la noticia, te entra un sudor frío y un acojono que no es para contarlo.

En los Cuadernos extremeños para el debate y la acción estamos haciendo un análisis permanente de las nuevas tecnologías (sobre lo bueno y sobre lo menos bueno que tienen), por lo que no está mal probarlas en carne propia y comprobar lo que tienen de adelanto y de bien para la humanidad.

El increíble robot quirúrgico Da Vinci, utilizado en la operación de Juan Serna. RTVE
El increíble robot quirúrgico Da Vinci, utilizado en la operación de Juan Serna. RTVE

Si todo evoluciona como me dice el insigne doctor, dentro de unos días estaremos redactando y componiendo el Cuaderno n.º 8 y la vida seguirá su curso como si nada hubiera pasado. Y yo podré regresar hoy a Extremadura y pisar el suelo de la república de la estación de Magacela, en espera de que llegue la otra República, que solo vendrá cuando haya republicanos de verdad y no estos de pacotilla, que usan su señuelo para enredar en vez de para avanzar hacia una sociedad más justa, libre y culta de la que tenemos.

Acabo de ver en mi iPad más de 300 mensajes de amigos deseando mi recuperación. Pronto regreso a casa. Vayan mis saludos agradecidos a todos ellos y a quienes leen mis ocurrencias. Hay que seguir luchando en esta etapa difícil y apasionante que nos ha traído una pandemia que aún no ha dicho su última palabra.

Os deseo lo mejor a todos.

(Juan Serna Martín, exconsejero de la Junta de Extremadura, es un destacado intelectual y activista medioambiental, escritor y columnista).

SOBRE EL AUTOR

Juan Serna, un intelectual de la ruralidad y el ecologismo

El último fruto de Juan Serna

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

La unión de Don Benito y Villanueva de la Serena, un ejemplo para la España que se vacía

Si Pedro aguanta el pulso a las eléctricas…

¿Otra superestrella?

Una de las tres Españas…

Dudas, certezas y esperanzas sobre el cambio ambiental

Zafarrancho en mi biblioteca…

La pesadilla de Madrid

Las reinas de la kombucha

El año que lo cambió todo

Cáceres y la dignidad de un alcalde

Alberto Oliart, un embajador inolvidable de Extremadura en el mundo

La minería a cielo abierto y Cáceres, joya monumental

El jardinero fiel y los crímenes del “Gran Farma”

Extremadura en el límite

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar