jueves, 11 agosto, 2022
spot_img
InicioAL CAERCristina Narbona y la energía nuclear

Cristina Narbona y la energía nuclear

Contra la nueva e interesada corriente de la Unión Europea para “blanquear” una energía nociva y peligrosa

Oscuros intereses -que son los evidentes intereses de siempre, por otra parte- dentro de la Unión Europea tratan de relanzar a estas alturas la nuclear con los falaces argumentos de que es una energía limpia, de bajo coste y confiable. La nueva “teoría”, desmentida hace mucho tiempo por múltiples evidencias, favorece en particular a determinados países de la UE, en detrimento de los demás. Una de los políticos españoles más importantes, Cristina Narbona, publica hoy en El País un artículo que desmonta por completo esta insólita pretensión de ciertos poderes europeos.

Juan Serna Martín.
Juan Serna Martín.

Villanueva de la Serena, Extremadura.-

No he leído hasta ahora un artículo que desmonte el discurso de los grandes poderes como el que escribe Cristina Narbona este 8 de enero de 2022 en El País y que, pese a haberle quitado algún párrafo, se podrá leer íntegro en el próximo Cuaderno extremeño n.º 8.

La solidez de los argumentos que emplea debe de haber corrido como la pólvora por los grandes despachos económicos y políticos de España y del mundo, en un momento en que se disponen a relanzar la energía nuclear a base de falacias y mentiras que ni ellos mismos se pueden creer. Y es que el hecho de que este artículo provenga de una persona con la mayor experiencia política y económica de nuestro país -aparte de ser la presidenta del PSOE- va a obligarles a movilizar a los medios de comunicación que están bajo su control, para contrarrestar los efectos que pueda causar esta tribuna nada menos que en el diario El País, el más internacional de los periódicos españoles.


El poder de las grandes corporaciones es terrible y ni siquiera en tiempos como estos quieren renunciar a sus grandes beneficios, a pesar de Chernóbil, Fukushima…


No entro en el análisis del artículo. Lo mejor que pueden hacer es leerlo ustedes directamente. Sin embargo, me pregunto qué efectos causará en España y en el PSOE, donde hay mucha gente que se ha tragado el discurso tecnocrático de la Unión Europea o de aquellos que están vinculados directamente con las grandes corporaciones internacionales cuyos intereses -en el sector energético en general, en la energía nuclear en particular y en la industria armamentística- son de sobra conocidos por todos.

El artículo de Cristina Narbona en El País de hoy.
El artículo de Cristina Narbona en El País de hoy.

EL VALOR DE CRISTINA

Hay que tener valor para publicar una tribuna como esta en el momento en que Francia y Alemania intentan desviar los fondos económicos hacia sus propios intereses, pintando de “verde” una propuesta que va absolutamente en contra de las reformas que hay que abordar y utilizando argumentos falsos que no se sostienen y que, pese a ello, quieren vender a sus socios como lo más necesario en estos momentos.

Sabemos que el poder de las grandes corporaciones es terrible y que ni siquiera en tiempos como estos quieren renunciar a sus grandes beneficios; les importa un bledo tanto los riesgos que la humanidad pueda correr con este tipo de energía (Chernóbil, Fukushima…) como la enorme corrupción que acompaña en todo el mundo a este escandaloso sector.

A esta gran política que es Cristina le llegarán mensajes directos e indirectos de todos los grandes centros de poder, aunque supongo que, a estas alturas de su biografía, no la detendrán ni harán cambiar su discurso.

Cristina, has construido un discurso que no mejorarán ni los verdes más lúcidos, y por ello tenemos que estarte agradecidos todos los que hemos dedicado gran parte de nuestra vida a combatir los riesgos del “uso pacífico” de esta energía que, como todos sabemos, nació para la guerra. Y con ese mismo objetivo sigue en estos períodos de gran tensión internacional y de luchas por el dominio económico, sirviéndose para ello de la corrupción más absoluta, aunque ahora quieran “teñirla de verde” en la Unión Europea, con la intención de detraer los fondos que los países miembros necesitan para otros sectores, además de para llevar a cabo una reforma ambiental que luche de verdad contra el cambio climático y contra la especulación económica que estamos pagando los ciudadanos a través de la factura eléctrica.(Juan Serna Martín, exconsejero de la Junta de Extremadura, es un destacado intelectual y activista medioambiental, escritor y columnista).

SOBRE EL AUTOR

Juan Serna, un intelectual de la ruralidad y el ecologismo

El último fruto de Juan Serna

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

O vacunamos a los países pobres o nadie podrá parar el contagio

Yo que presumía de no necesitar ni médicos ni fármacos

Un gallo de campo en pepitoria

Tres días para un cáncer inesperado

La unión de Don Benito y Villanueva de la Serena, un ejemplo para la España que se vacía

Si Pedro aguanta el pulso a las eléctricas…

¿Otra superestrella?

Una de las tres Españas…

Dudas, certezas y esperanzas sobre el cambio ambiental

Zafarrancho en mi biblioteca…

La pesadilla de Madrid

Las reinas de la kombucha

El año que lo cambió todo

Cáceres y la dignidad de un alcalde

Alberto Oliart, un embajador inolvidable de Extremadura en el mundo

La minería a cielo abierto y Cáceres, joya monumental

El jardinero fiel y los crímenes del “Gran Farma”

Extremadura en el límite

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar