El sexo de los masones

¿Por qué no pueden formar parte las mujeres de algunas órdenes masónicas?

12987
El Derecho Humano fue la primera Orden masónica mixta. En la imagen, miembros de una Logia argentina adscrita a dicha Orden.
El Derecho Humano fue la primera Orden masónica mixta. En la imagen, miembros de una Logia argentina adscrita a dicha Orden.

Hasta bien entrado el siglo XIX, las organizaciones masónicas eran tan machistas que no permitían el ingreso de las mujeres en sus filas. Aún hoy, la Gran Logia de Inglaterra no las admite, a pesar de que la Masonería predica, entre sus principios, la Igualdad. Pero no puede haber igualdad si no se cuenta con las mujeres ni se las admite como a iguales.

José Alberto Hidalgo Piñero. Maestro Masón.
José Alberto Hidalgo Piñero. Maestro Masón.

La masonería contemporánea, como hoy la conocemos, comenzó a dar sus pasos en 1717. Este año de 2017 ha cumplido, pues, 300 años. En aquellos tiempos, la mujer no era “libre”, necesitaba el permiso de su marido o de su padre para poder hacer muchas cosas en su vida cotidiana. Ni tan siquiera tenía el derecho al voto, hecho este, conseguido en nuestro país en 1931, tras muchos años de reivindicación, gracias entre otras, a mujeres luchadoras como la masona Clara Campoamor.

Por aquello de que la mujer no era “libre”, la masonería en Inglaterra se formó exclusivamente por hombres. Por hombres libres y de buenas costumbres que consideraban que la mujer no podía participar en una organización de constructores para el progreso de la humanidad. ¡Como si la construcción de la humanidad se pudiera hacer sin la mitad de esta!


La Gran Logia de Inglaterra todavía no ha asumido la igualdad.


Las organizaciones masónicas de antaño, hasta bien entrado el siglo XIX, fueron unas organizaciones machistas reservadas exclusivamente a los hombres. Pero aún hoy, a pesar del paso del tiempo, en algunos casos, como le ocurre a la Gran Logia de Inglaterra y a todas las organizaciones masónicas que de ella dependen, aun siguen manteniendo esa diferenciación entre hombres y mujeres. Todavía siguen conservando esa actitud casposa de no aceptar a las mujeres dentro de sus organizaciones, a pesar de proclamar a gritos que la “Igualdad” es un pilar fundamental de la masonería.

LA PRIMERA MUJER

No es hasta el siglo XIX, cuando la masonería ya se había establecido en la Europa continental y, más concretamente, en Francia, cuando una mujer luchadora por los derechos de las mujeres en Francia, Marie Deraismes junto a Georges Martin deciden crear en 1893 la primera Orden Masónica Mixta Internacional el Derecho Humano.

La masona Clara Campoamor luchó por el voto femenino en España. RTVE
La masona Clara Campoamor luchó por el voto femenino en España. RTVE

A partir de esa fecha comienza a dar sus pasos en Europa y en el resto del mundo una Orden masónica, el DH, en la cual trabajan en igualdad hombres y mujeres. En el siglo XXI en el que estamos, no se entiende que la igualdad se pueda ejercer dejando a un lado al cincuenta por ciento de nuestra sociedad. La masonería, y con mayor motivo estas organizaciones antes que otras muchas, por aquello de defender la IGUALDAD, no puede justificar la no participación de la mujer en su seno. La mujer puede y debe trabajar, en igualdad de condiciones al hombre, en las organizaciones masónicas existentes en nuestro planeta.

Marie Deraismes y Georges Martin, fueron los pioneros y los que marcaron el camino, de por dónde tenía que ir la masonería del futuro. Ellos no se equivocaron, comenzaron un caminar que, a pesar de las incomprensiones de la época, supieron ver, que tarde o temprano, la mujer tendría que ocupar, tanto en las organizaciones masónicas como en la sociedad, el lugar que le corresponde.

Marie Deraismes fundó, junto a Georges Martin, la Orden Masónica Mixta Internacional el Derecho Humano. Georges Martin
Marie Deraismes fundó, junto a Georges Martin, la Orden Masónica Mixta Internacional el Derecho Humano.

Estoy convencido de que, tarde o temprano, todas las organizaciones masónicas, incluida la rama inglesa y todas las organizaciones que a ella pertenecen, serán mixtas algún día. El sexo de los masones será como el de los ángeles: no tendrán sexo, por que en todas las Logias masónicas del mundo habrá mujeres, hombres, LGTB, negros, blancos y amarillos… Porque en eso es en lo que consiste, entre otras cosas, la IGUALDAD.

Maríe Deraismes, escribió en uno de sus artículos: La inferioridad de las mujeres no es un hecho de la naturaleza, es un invento humano, es decir, una ficción social. La mujer no es un ser auxiliar, subordinado; no es solo un ser complementario, es un ser completo. Es la igual al hombre.”

(José Alberto Hidalgo Piñero es Maestro Masón).

MÁS SOBRE EL AUTOR

José Alberto Hidalgo Piñero, Maestro Masón

OTROS TRABAJOS DEL AUTOR EN PROPRONEWS

300 años de la Masonería contemporánea

En la masonería se ingresa… por una puerta muy pequeña

El poder de la Masonería

Ni 1, ni 2, ni 3…

El símbolo masónico que escapó al franquismo

J. Boor (Francisco Franco), látigo de masones

El trabajo de los Masones (1)

Un ejemplo de “plancha” masónica