viernes, 19 julio, 2024
spot_img
InicioPolíticosMaría Guardiola ya ha empezado a perder las elecciones de 2027

María Guardiola ya ha empezado a perder las elecciones de 2027

Su falta de palabra y el “aVoxpero” que ha metido en su gobierno la perseguirán todo el mandato

María Guardiola ya perdió las elecciones del 28M, aunque ahora vaya a gobernar en coyunda con Vox, y puedo anticipar sin temor a equivocarme que ya ha empezado a perder también, sin opción de gobierno, las de 2027, si es que esta alianza llega hasta entonces. Cuando los electores extremeños examinen dentro de cuatro años el fruto de este gobierno, cuyo retroceso en materia de libertades, derechos, feminismo, igualdad, educación, cultura o economía veremos bien pronto, y a eso le añadan el escándalo inolvidable de su falta de palabra -Pedro Sánchez es la prueba viviente de que el votante no olvida- la derrota frente a un PSOE extremeño renovado y pujante será inevitable.

Mérida.-

Yo la creí cuando se vino arriba y dijo todo aquello de que no aceptaría en su gobierno a los que niegan la violencia machista, desprecian y deshumanizan al inmigrante, tiran a la basura los derechos LGTBI y no aceptan el aborto. Tanto la creí -como creí a Sánchez cuando dijo que no metería en su gobierno a Podemos, ni pactaría con ERC, Bildu y compañía- que, en mi inocencia, días atrás le dediqué este artículo admirativo María Guardiola, una lección de coherencia y de principios. El consuelo es que no fui el único que picó. Otros ilustras colegas de los medios nacionales picaron también.


En Extremadura va a haber retrocesos en materia de igualdad, derechos y libertades.


El asunto ha sido lo suficiente tratado ya, criticado y condenado incluso desde medios que no se caracterizan por sus proclividades izquierdosas, como el ABC, donde columnistas de cabecera como Pedro García Cuartango, que ha escrito que “a la hora de la verdad Guardiola ha considerado que sus ideas eran menos importantes que los intereses políticos” (Cuando rectificar no es de sabios); o Ignacio Camacho, que directamente tituló su columna del 1 de julio Váyase, señora Guardiola, han sido más que contundentes en sus críticas a la dirigente extremeña.

Derecha y ultraderecha juntas, una coyunda de negro horizonte para los intereses de Extremadura. RTVE
Derecha y ultraderecha juntas, una coyunda de negro horizonte para los intereses de Extremadura. RTVE

LO QUE VA A SUCEDER EN EXTREMADURA

Pero, después de las reacciones casi unánimes de la prensa nacional contra el viraje antiético de Guardiola, lo que importa ahora, desde el punto de vista del análisis, es la gruesa vía de agua que ella misma ha abierto ya en su futuro gobierno y la anticipación de lo que va a suceder a partir de ahora en la política de Extremadura.

Lo primero de todo es que Guardiola ha quedado desacreditada y señalada para siempre como alguien que no cumple su palabra y que es capaz de anteponer su interés personal por encima de su integridad moral. Esto la perseguirá, día tras día, hasta el final de su carrera política, que yo preveo más bien corta, y a la vista está lo que puede sucederle a un gobernante que incumple su palabra cuando llegan las siguientes elecciones. Monago es la prueba.


Guardiola se ha plegado vergonzantemente a los “señores feudales” y a los “capataces” de su propio partido.


En segundo lugar, Guardiola se ha mostrado como una política más que bisoña, incapaz de una estrategia de visión ni siquiera a corto plazo, una incontinente verbal que se deja llevar para nada por su ingenua adrenalina. Una persona así pilotando una región como Extremadura no es ninguna garantía de acierto.

En tercer lugar, Guardiola ha demostrado que carece de independencia frente al PP nacional y a Feijóo. Ella, que calificó de señor feudal a Abascal y de capataz del señor feudal a Buxadé cuando el político ultra vino a Extremadura a imponer su poder, ha admitido sin rubor dejarse mangonear por un capataz propio al servicio de un señor feudal más moderado tal vez, sí, pero equivalente en su metáfora.

En cuarto lugar, Guardiola carece de un plan de acción y de un programa adecuado a los intereses de Extremadura, más allá de ese documento erróneo e insustancial que ha suscrito con Vox y que va a marcar para mal su mandato. Una región tan necesitada aún de inversiones no está para bajar impuestos ni para orientar la acción política hacia devaneos de corte ultra.

Y en quinto lugar, Vox va a estar dando la lata fascista toda la legislatura, porque a esta formación le da igual tener una consejería que tres, cuando lo que le importaba era apropiarse del altavoz que le proporciona ser miembro de la Junta de Extremadura. Las contradicciones que introduce Vox en un gobierno aparentemente moderado van a ser escandalosas, como ya lo son en otras regiones donde líderes de ultraderecha alzados a cargos institucionales por la falta de integridad del PP están diciendo barbaridades todos los días. Pero, lo peor es que tales barbaridades van a intentar aplicarlas en Extremadura a las políticas que va a desarrollar la Junta, como ya lo hacen en otras comunidades. El caballo de troya de Vox en el ejecutivo extremeño, aparentemente pequeño y de poca importancia, va a condicionar grandemente a la Junta de Extremadura en palabras y en hechos. Pronto lo veremos.

MAYO DE 2027

En mayo de 2027, cuando llegue la hora de votar en unas nuevas elecciones autonómicas extremeñas, no solo recordarán los votantes que Guardiola se plegó cobardemente a las órdenes de sus “señoritos” y de sus “capataces”, faltando a su palabra y hundiendo su imagen pública para siempre, sino, sobre todo, los electores extremeños habrán experimentado sobradamente en sus carnes los efectos nocivos de las políticas de derecha y de ultraderecha combinadas, con su desprecio a las libertades y los derechos de la ciudadanía, el aumento de la desigualdad con políticas favorecedoras de los que más tienen, el deterioro de los servicios públicos, la bajada de las inversiones públicas y la vuelta a una gestión de aficionados como la que ya mostró Monago en su infausto mandato.

Si los lectores y las lectoras tienen la amabilidad de recordar este análisis en mayo de 2027, comprobarán que sucederá lo que aquí expongo, que no es más que lo que tenía que suceder. Y no es que uno sea un vidente, sino que la realidad termina imponiéndose siempre por encima de las imposturas.

(José María Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son AbeceImagindario (fotolibro, Fundación Caja de Badajoz), Lencero, el hombre que no se encontró a sí mismo (biografía, Fundación Caja Badajoz), y Susana Leroy (novela, Fundación José Manuel Lara/Grupo Planeta).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

José María Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

El PP degrada el Mundo Rural extremeño convirtiéndolo en un juguete para contentar a Vox

María Guardiola, una lección de coherencia y de principios

Pensar en España, ¡no es tan difícil!

Fuerte mar de fondo en el PSOE contra Pedro Sánchez

28M, se cumplieron al 100% los pronósticos de PROPRONews

El 28M y el pato o los platos rotos del sanchismo

Yolanda y el machismo de Pablo y Pedro

Pablo Iglesias, El Gran Fracasado

Numerosas personalidades socialistas se manifiestan ya públicamente contra la política suicida de Pedro Sánchez

Rebelión socialista, la punta del iceberg

Mi pedigrí de 4 generaciones de socialistas y los sanchistas del momento

Xenofobia y racismo preventivos

A la familia (aplaudidora) de Queipo de Llano: ¿dónde está mi tío abuelo que él mandó fusilar?

Tras una exitosa endarterectomía carotídea, vuelvo a estar operativo y con redobladas ganas

No podemos permitir que los dos extremos totalitarios destruyan nuestra democracia

Despellejador de tu madre en público, nueva profesión con futuro

Illa, una arriesgada operación que puede salir bien

Terrorismo doméstico, peor que ETA y que el Holocausto

España no es un Estado fallido sino mal gobernado

Follar, no sé, Pablo, pero joder, jodes divinamente

La gran tomadura de pelo de Pedro y Pablo

Pedro y Pablo, los Picapiedra de la izquierda española

Supremo escándalo

La (imposible) khasoggización de España

Como Pedro Durán, Pedro Sánchez también desafía a la gravedad

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

Adiós, Rajoy, adiós

Politiquitis, la grave enfermedad de España

PPudrir, PPudrición, PPutrefacción, PPudridero, PPodredumbre, PPodridos…

Letizia se rebela contra la hipocresía real

Nauseabunda utilización de las víctimas por el PP

“Una corrida en tu cara”, la chirigota sevillana que confunde humor con zafiedad

No, Guillermo, yo no mato mujeres, yo las defiendo

Los esfínteres del independentismo

Carles y Cia en el país (por fin) de la autoridad

Cataluña: letal incertidumbre

Es la revolución, estúpido

Veletas de la política

Yo (también) acuso

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias