jueves, 9 febrero, 2023
spot_img
InicioPolíticosRebelión socialista, la punta del iceberg

Rebelión socialista, la punta del iceberg

Millones de votantes y militantes socialistas han quedado huérfanos de partido ante la peligrosa deriva del sanchismo

Son ya numerosos los cargos y exaltos cargos del PSOE que han empezado a manifestar su radical desacuerdo con la enloquecida deriva del sanchismo. Las bases del partido y, sobre todo, los votantes de siempre, participan de este desacuerdo, que ha desencadenado un fuerte mar de fondo que amenaza no solo la continuidad sanchista en las elecciones de 2023, sino incluso la de barones y alcaldes, en cuyas cabezas muchos quieren castigar al presidente. Hasta ahora se han manifestado públicamente varias decenas de personalidades del PSOE, y los votantes, la mayoría de ellos callados pero expectantes, esperan las convocatorias electorales de 2023 para decirle a Pedro Sánchez lo que piensan. Ellos son tan solo la punta del iceberg de esta ola de indignación y rechazo que sacude a los hasta ahora votantes socialistas. Todo indica que 2023 será catastrófico para un “partido” -“este no es el verdadero PSOE”, dicen en privado muchos militantes- que ha abandonado su naturaleza socialdemócrata y su identidad centrada y constitucional.

Sevilla.-

Confieso que me equivoqué apoyando a Pedro Sánchez.

La rebelión de los torpes

Como nos equivocamos tantos otros militantes y votantes socialistas. Como militante y como periodista, tomé partido por Pedro Sánchez desde el principio, cuando fue defenestrado de la Secretaría General del PSOE por los barones, enfrentándome y criticando duramente incluso a dirigentes socialistas que eran, y son, amigos míos, como Guillermo Fernández Vara, cuando la realidad es que ellos tenían razón al intentar lo que intentaron y el equivocado era yo.

¿Quién teme a Susana Díaz?

Hablé con él de tú a tú y me convenció de sus intenciones, pobre de mí. J.M. PAGADOR
Hablé con él de tú a tú y me convenció de sus intenciones, pobre de mí. J.M. PAGADOR

Asistí y colaboré en los primeros mítines de Pedro Sánchez, le apoyé públicamente con artículos publicados por mí y le voté en las primarias del partido que él ganó. Y desde entonces le he votado en todas las elecciones celebradas hasta ahora. Las fotos que ilustran esta información las tomé, de tú a tú, en algunos de sus mítines, cuando él recorría España buscando nuestro apoyo, el apoyo de estas bases que ha traicionado tan vilmente, mintiéndonos, diciendo que nunca metería a Podemos en el gobierno, ni pactaría con los separatistas, ni se aliaría con los herederos de los asesinos de tantos socialistas y tantos ciudadanos españoles, que endurecería las penas para castigar los referéndums ilegales de independencia y que no sería benévolo con los culpables de delitos tan graves como la sedición y la malversación.


Yo fui de los primeros en apoyar a Pedro Sánchez y en enfrentarme al antiguo aparato del partido, pero nos engañó.


Critiqué y fui muy duro contra las personalidades del PSOE que, teniendo toda la razón, trataron de impedir entonces lo que está ocurriendo ahora.

Clamoroso repudio de las bases a las viejas glorias insolidarias con el PSOE

Y mostré en privado y en público mi apoyo a Pedro Sánchez desde el minuto uno como presidente del gobierno.

Una jugada de libro

Pero me equivoqué por completo.

Le apoyé en sus mítines antes de las primarias. J.M. PAGADOR
Le apoyé en sus mítines antes de las primarias. J.M. PAGADOR

LOS VOTANTES DECIMOS BASTA

A raíz de la aparición de mi última CARTA DEL DIRECTOR publicada hace unos días –Mi pedigrí de 4 generaciones de socialistas y los sanchistas del momento-, en la que, como socialista y socialista perteneciente a una familia de cuatro generaciones ininterrumpidas de socialistas, manifestaba públicamente mi rechazo a esta deriva del sanchismo que puede llevar a España a la catástrofe, he recibido numerosas manifestaciones de compañeros y excompañeros del partido y de personas afines al PSOE de siempre, incluidos militantes y votantes, expresándome su total acuerdo con lo expuesto por mí en dicha carta. En ella manifestaba -desde mi indiscutible “pedigrí” socialista y desde mi lealtad a la socialdemocracia- mi rotundo rechazo a las políticas disgregadoras y dañinas del gobierno sanchista-podemita, que ponen en tan grave peligro la estabilidad institucional del país, la Constitución y la convivencia nacional.

Le dimos nuestra mano y nuestras fuerzas e hicimos bandera de su nombre... J.M. PAGADOR
Le dimos nuestra mano y nuestras fuerzas e hicimos bandera de su nombre… J.M. PAGADOR

DIEZ TESTIMONIOS ENTRE MUCHOS

Reproduzco aquí diez de estos testimonios en reacción a mi CARTA, entresacados de los muchos que recibí en mi whatsapp personal y por el correo electrónico del periódico, para que se vea el espíritu actual de tantos votantes y militantes socialistas defraudados.

1.- Un profesor andaluz: “Magnífico artículo. Somos muchos los que opinamos como tú”.

2.- Un reconocido artista extremeño: “…lo peor es el silencio, el ronco silencio que solo sirve para que quede una vez más el tiempo casi ciego”.

3.- Un destacado profesional de la radio española: “…por primera vez me quedaré en casa y no votaré, pero seguiré siendo socialdemócrata. Sánchez ha perdido la cabeza”.

4.- Una funcionaria andaluza: “Yo siempre di mi voto a los socialistas desde que pude votar y ahora pienso igual que tú. No puedo creer lo que están haciendo. No quería dejar de votarlos, era como traicionarme a mí misma. Pero ahora estamos entre la desilusión, la rabia, la pena, la impotencia…y muchos más sentimientos…, ninguno bueno”.

5.- Una destacada profesional madrileña del mundo de la cultura: “Como tú, estoy indignada, pero era, soy y seré socialista. Ningún dirigente es el dios de ningún partido. Nadie tiene el derecho de anular nuestros ideales, nuestras inquietudes sociales, pero (los votantes) sí podemos castigar las malas actuaciones…”


Los testimonios de simpatizantes, militantes y votantes socialistas que ya no votarán al sanchismo son elocuentes.


6.- Un periodista madrileño con amplio currículum en puestos de prensa nacional y actual director de un medio: “Sigue sin dejarte pisar por esos esbirros sin escrúpulos que son capaces de echar al pobre Leguina, un buen hombre y mejor político. Ahora, mi amigo César Antonio Molina levanta la voz contra el tirano. Pero son pocos… todavía. Qué necesario es en España un líder moral que tire del carro frente a la corrupción. ¡¡¡Con lo que luchamos nosotros a cuerpo abierto para que llegara a España la democracia frente al caciquismo y la intransigencia!!! ¡Joder, qué pena!”.

7.- Un exalto cargo nacional en Barcelona: “…se están pasando de la raya. Tienen que meditar lo que está ocurriendo”.

8.- Un asesor político y militante veterano: “El daño ya está hecho y va a ser imposible a estas alturas de la legislatura reconducirlo, porque ERC, Bildu y el sector más agresivo de Podemos no lo van a permitir. Por primera vez en mi vida no creo que pueda volver a votar al partido en estas circunstancias”.

9.- Un escritor de izquierdas y simpatizante: “Hasta ahora he votado siempre al PSOE. En adelante, mientras esté Sánchez a la cabeza, con estas políticas disgregadoras, no sé lo que haré. Seguramente me quedaré en casa, porque no veo otra opción que no sea la derecha”.

10.- Un exalcalde socialista: “Estoy aterrado. Nunca pensé que veríamos esto. Creo que este hombre se ha vuelto loco”.

...Pero nos engañó. J.M. PAGADOR
…Pero nos engañó. J.M. PAGADOR

SILENCIO O DESCALIFICACIONES

Son solo diez testimonios de socialistas de toda la vida, entre las decenas de ellos del mismo tenor que me han llegado. Además, en las otras reacciones a mi CARTA hay dos matices interesantes:

1.- El significativo silencio de actuales cargos socialistas en las administraciones locales, regionales y nacional que tengo en mi lista de contactos, y que no han respondido en defensa de Pedro Sánchez.


Algunos paniaguados a sueldo del partido o con cargo público bien remunerado cargan contra los discrepantes como yo.


2.- Las descalificaciones personales. Los únicos tres mensajes que he recibido defendiendo a Sánchez -mensajes agresivos y descalificatorios de mi persona- vienen de personas vinculadas orgánicamente con el partido y percibiendo salario -o habiéndolo percibido- de él o de cargos públicos a su amparo. Es decir, gente que lleva viviendo toda la vida de la política en un partido al que yo (y a ellos también) he sostenido con mi voto, mi cuota de militante, mi asesoramiento gratuito a candidatos y líderes, mi colaboración desinteresada en campañas electorales y mis impuestos con los que se pagan los cargos públicos, incluido Pedro Sánchez -al que, repito, apoyé desde el principio sin saber que nos engañaría de este modo-, y que responden a mis argumentos no con argumentos, sino con insultos y descalificaciones. Les he dado mi voto, mi cuota, mi asesoramiento, mi colaboración electoral y mis impuestos, y ni siquiera reconocen mi derecho a discrepar y a dar mi opinión. ¡Y se llaman a sí mismos socialistas! ¡Admirable!

(NOTA: Las imágenes que ilustran esta información las tomó José Mª Pagador en los primeros mítines de Pedro Sánchez, en los que colaboró en apoyo del entonces candidato a las primarias, y al que votó para dirigir el partido y luego en cada elección celebrada hasta ahora. Pero eso se acabó).

(MAÑANA: Cada vez más personalidades socialistas se manifiestan públicamente contra la política suicida de Pedro Sánchez).

Web | + posts
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar