lunes, 6 febrero, 2023
spot_img
InicioCarta del directorMi pedigrí de 4 generaciones de socialistas y los sanchistas del momento

Mi pedigrí de 4 generaciones de socialistas y los sanchistas del momento

Como yo, millones de verdaderos socialistas nos planteamos por primera vez no votar al PSOE

Con la corrupción (lo ha dicho muy bien Page) de pactar las penas con los delincuentes, reduciendo al mínimo el castigo por la malversación, y tras los indultos a los golpistas catalanes, la supresión del delito de sedición, la promulgación de abusivas leyes ad hoc que ponen en peligro nuestro entramado legal y constitucional, el asalto al Tribunal Constitucional, la impúdica felicidad de Bildu ante las concesiones del gobierno y el peligro inminente de un nuevo referéndum contra España en Cataluña, la expulsión o el amordazamiento a los compañeros críticos, entre otras barbaridades propias de un tirano, todo ello alentado, promovido y tolerado por Pedro Sánchez y sus cómplices sanchistas, los verdaderos socialistas españoles, los que tenemos un pasado incuestionable de fidelidad a los principios de la socialdemocracia, a la Constitución y a España -que somos millones- hemos empezado a decir “hasta aquí hemos llegado”. En mi caso, como periodista progresista que ha sufrido en sus carnes las represalias del franquismo y del fascismo, como socialista perteneciente a una familia de cuatro generaciones de socialistas desde antes de que existiera el PSOE, y como militante y votante socialista que tanto ha colaborado con el PSOE verdadero, sin querer nunca, nunca, nada a cambio -rechazando siempre cargos y prebendas-, me veo en la obligación moral de alzar mi voz contra Pedro Sánchez y animo a los verdaderos compañeros a que hagan lo mismo. Todos nosotros hemos quedado ya huérfanos de partido y en estas circunstancias, y por primera vez en casi 50 años, ya no podemos seguir votando a este PSOE sanchista, que ha dejado de ser el verdadero PSOE.

Cádiz, Sevilla, Badajoz, Bilbao.-

En las últimas semanas he sondeado personalmente la opinión de compañeros socialistas de Andalucía, Extremadura y Euskadi, y, salvo los que tienen o aspiran a un carguito o un puestecito con sueldecito -que son una gran minoría-, los demás me han transmitido su dolor por sentirse huérfanos de partido y sus insalvables escrúpulos para votar nuevamente a Pedro Sánchez.

Mi viejo carné del verdadero PSOE, que guardo como una reliquia en estos tiempos nefastos para el socialismo español
Mi viejo carné del verdadero PSOE, que guardo como una reliquia en estos tiempos nefastos para el socialismo español

A mis 74 años de edad, después de décadas de simpatizante, militante y votante socialista, hijo, nieto y bisnieto de socialistas, y después de haber votado siempre al PSOE y haber participado y colaborado desinteresadamente en tantas campañas electorales nacionales, autonómicas y locales -en Badajoz, Valverde de Leganés, Extremadura, Conil de la Frontera, Cádiz y Madrid, pegando carteles, escribiendo discursos de líderes, organizando estrategias electorales, asesorando a candidatos, convocando o interviniendo en mítines, gestionando propaganda electoral, todo ello de manera absolutamente desinteresada, sin recibir a cambio absolutamente nada-, y después de haber votado incluso a este Pedro Sánchez del demonio que nos engañó a todos con sus falsas promesas, por primera vez en mi vida de socialista no puedo votar a este PSOE que este tirano ha destruido y convertido en la ignominia que hoy es.

La primera credencial de mi padre como concejal socialista del Ayuntamiento de Badajoz
La primera credencial de mi padre como concejal socialista del Ayuntamiento de Badajoz

MI PARTIDO, HASTA HOY

Este PSOE acaba de expulsar a Joaquín Leguina no “por haber apoyado a Ayuso” -cosa totalmente falsa- sino por no haberse callado frente a los abusos del sanchismo. Yo salí del partido hace tiempo antes de llegar a esta situación, pero no he dejado de ser socialista ni de votar al que siempre había sido mi partido, hasta hoy. Sin embargo, cada vez que he criticado -como he hecho tantas veces como periodista y socialista- los desmanes de Sánchez (después de haberle defendido a capa y espada ingenuamente), una pandilla de bien pagados secuaces se ha lanzado contra mí en las redes sociales, acusándome de traidor y llegando incluso al insulto personal. No me importa. Al contrario, para mí es un honor que esa jauría trate de injuriarme y que nunca podrá ofenderme.


En las últimas semanas he sondeado la opinión de compañeros socialistas de Andalucía, Extremadura y Euskadi, y la conclusión es la misma: “no podemos votarle otra vez”.


Para los simpatizantes, militantes y votantes socialistas que me lean hoy sin conocerme, he de exponer aquí el historial socialista de mi familia, para que no haya duda de mi procedencia ideológica y de mi honrada militancia en el verdadero socialismo solidario, constitucional y patriótico, que nunca he abandonado ni abandonaré, y que no tiene nada que ver con este sanchismo enloquecido y felón.

En mi caso no hay ninguna duda. Soy un socialista de cuarta generación, en cuyo linaje ideológico hay militantes socialistas fusilados, torturados, condenados, encarcelados y represaliados de todas las maneras posibles por el franquismo y el fascismo sobreviviente, desde mi tío abuelo asesinado en 1936, hasta yo mismo, que también he sufrido las represalias del régimen y de sus herederos hasta los años 90.

Mi bisabuelo Rosendo, liberal socialista y alcalde de Zafra.
Mi bisabuelo Rosendo, liberal socialista y alcalde de Zafra.

ROSENDO DE LA PEÑA RUBIO, EL PRIMER SOCIALISTA DE MI FAMILIA

El primer socialista de mi familia, Rosendo de la Peña Rubio, lo era ya antes de que el verdadero Pablo Iglesias fundase el PSOE. Sus ideas progresistas le llevaron a militar tempranamente en una de las formaciones más avanzadas del momento y estoy hablando de mediados del siglo XIX. Su inquietud política y social en favor de los más desfavorecidos le condujo a la política, siendo incluso alcalde de Zafra por los liberales en 1894 y 1895.


Por primera vez en mi vida de socialista no puedo votar a un PSOE que este tirano ha destruido y convertido en la ignominia que hoy es.


Rosendo de la Peña Rubio, padre de mi abuela paterna -una mujer que tanto sufrió por los crímenes del franquismo contra su familia-, educó a sus hijos en esas ideas sociales cuando el primer PSOE empezaba a existir en el último tercio del siglo XIX. Fruto de esa educación avanzada y solidaria fue la ideología que adoptaron hijos, nietos y bisnietos, entre ellos, mi padre y yo.

Mi tío abuelo, el maestro Rosendo de la Peña Risco, en su escuela con sus alumnos, poco antes de su asesinato.
Mi tío abuelo, el maestro Rosendo de la Peña Risco, en su escuela con sus alumnos, poco antes de su asesinato.

ROSENDO DE LA PEÑA RISCO, EL SEGUNDO SOCIALISTA DE MI FAMILIA

Como consecuencia de ese ambiente familiar progresista, su hijo Rosendo de la Peña Risco -hermano de mi abuela Concha-, que ganó plaza de maestro nacional por oposición en Marchena (Sevilla), una gran persona, muy querido por sus alumnos y por el pueblo, se afilió muy joven al PSOE y a UGT. Ya en Marchena, se adscribió a la Agrupación Socialista de la localidad y fue miembro de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza del sindicato socialista.


Soy socialista de cuarta generación con un linaje ideológico de militantes socialistas fusilados, torturados, condenados, encarcelados y represaliados por el franquismo y el fascismo.


Con esos “antecedentes” y con su dedicación a la mejora de la educación y la cultura del pueblo y de sus queridos alumnos, una conducta que no le perdonaron los caciques locales, el 24 de agosto de 1936, apenas un mes después de la sublevación franquista, fue detenido por sus asesinos y fusilado.

No hemos encontrado sus restos.

Mi padre, 1º izq, recibiendo a Felipe con veteranos socialistas extremeños al principio de la democracia.
Mi padre, 1º izq, recibiendo a Felipe con veteranos socialistas extremeños al principio de la democracia.

FERNANDO PAGADOR DE LA PEÑA, EL TERCER SOCIALISTA DE MI FAMILIA

Fernando Pagador de la Peña, mi padre, fue socialista y republicano desde joven y como militar fiel al gobierno -era ya oficial al inicio de la contienda, perteneciente, como especialista, al Centro de Transmisiones y Estudios Técnicos de Ingenieros, del Ejército republicano-, participó desde el inicio de la guerra civil en operaciones contra la sublevación franquista en diferentes destinos.

Mi padre, siempre fiel a sus ideas, a pesar del castigo recibido.
Mi padre, siempre fiel a sus ideas, a pesar del castigo recibido.

Entre otros puestos de responsabilidad, con tan solo 21 años de edad en marzo de 1937 fue destinado como teniente de Ingenieros a la 37ª Brigada Mixta (que participó en duras batallas), como consta en el Diario Oficial del Ministerio de la Guerra (Años L, nº 73, Tomo I, Página 855) fechado en Valencia -adonde había huido ya, y tan indignamente, el gobierno de la República- el día 25 de marzo de 1937.

Mi padre, presidiendo la mesa de constitución del primer ayuntamiento socialista de Badajoz.
Mi padre, presidiendo la mesa de constitución del primer ayuntamiento socialista de Badajoz.

Terminada la guerra con el grado de capitán, mi padre fue hecho prisionero por el ejército sublevado, y fue degradado, encarcelado, torturado -entre otras barbaridades, fue fusilado sin munición-, enviado a picar piedra al Protectorado Español de Marruecos para la construcción de carreteras y condenado a muerte en consejo de guerra sumarísimo, aunque la sentencia no llegó a ejecutarse.

Pero permaneció represaliado y encarcelado durante años por mantenerse fiel a sus ideas, y estuvo en prisión de manera intermitente incluso en el año 1947, en el que se casó con mi madre. Después, durante todo el franquismo, sufrió represalias diversas. Yo, siendo aún un niño, recuerdo que la policía franquista registró varias veces nuestra casa, de manera arbitraria y sin orden judicial hasta bien entrados los años 60, para amedrentar a la familia.

Mi padre, con el primer presidente y el primer alcalde socialistas de Extremadura, en 1983
Mi padre, con el primer presidente y el primer alcalde socialistas de Extremadura, en 1983.

Pero mi padre no se amedrentó y siguió fiel a sus ideas, afiliándose de nuevo al PSOE de la democracia en cuanto tuvo ocasión, teniendo cargos orgánicos en el partido en Badajoz, y siendo candidato, concejal y teniente de alcalde del ayuntamiento pacense durante años, desde la primera corporación socialista de la nueva etapa.

Yo (dcha) con los primeros presidente y alcalde socialistas extremeños tras la victoria de 1983.
Yo (dcha) con los primeros presidente y alcalde socialistas extremeños tras la victoria de 1983.

JOSÉ MARÍA PAGADOR, EL CUARTO SOCIALISTA DE LA FAMILIA

Yo mismo he sido simpatizante y votante socialista desde los primeros inicios de la democracia -hasta el día de hoy, pero ya no- y también afiliado posteriormente, aunque actualmente no lo soy, desencantado por la deriva del sanchismo.

Como periodista de izquierdas practiqué siempre un periodismo cercano a los más humilde y denunciador de las injusticias y las corrupciones. Como consecuencia de ello, el franquismo de última hora me represalió “desterrándome” como soldado al Sáhara, cuando yo ya estaba casado, tenía dos hijas, domicilio en Badajoz y trabajo fijo en el periódico HOY de Badajoz. Pese a ello, y saltándose mi derecho al menos a hacer la mili en mi ciudad, con 26 años de edad fui destinado a El Aiún, donde permanecí castigado 16 meses.

De patrulla por el desierto del Sáhara, donde fui represaliado por el franquismo.
De patrulla por el desierto del Sáhara, donde fui represaliado por el franquismo.

Reincorporado a mi vida profesional, tanto en los estertores del franquismo como después en democracia, y a lo largo de muchos años, en represalia por mi ideología y mi manera de ejercer el periodismo, recibí incontables amenazas anónimas de muerte contra mí y mi familia, tanto por escrito como telefónicamente -de hecho, me vi forzado a cambiar de número de teléfono por el asedio constante de aquellos cobardes-, la ultraderecha me quemó mi coche el 18 de julio de 1980 y mi nombre figuró en la lista de los 100 primeros periodistas que iban a ser fusilados el 24F, al día siguiente del intento de golpe de estado de Tejero, según publicó la prensa de la época (Los 100 primeros periodistas que íbamos a ser fusilados el 24-F).

Además de ejercer libremente un periodismo independiente y crítico, como activista social y cívico he participado a lo largo de mi vida en numeras actividades de defensa de los más humildes y de la democracia. En relación con el PSOE, desde los albores de la democracia colaboré en todo con el partido, ayudándole a ganar elecciones de manera totalmente desinteresada. De hecho, en aquellos años rechacé la dirección de la Editora Regional de Extremadura y la candidatura a alcalde de Badajoz por un PSOE ya ganador, que gobernaba en España y en Extremadura, y que se me ofrecieron entonces, entre otras opciones.

Los fascistas quemaron mi coche el 18 de julio de 1980.
Los fascistas quemaron mi coche el 18 de julio de 1980.

AUTORIDAD MORAL

Todo lo dicho -y más que me callo- creo que me confiere autoridad moral sobrada para denunciar la gravísima situación en la que Pedro Sánchez ha puesto a nuestra democracia y a España, el daño peligrosísimo que está causando a las instituciones, al sistema constitucional y a la convivencia nacional. Un daño que rebasa ya toda medida y que ha puesto en alerta a numerosos cargos y exaltos cargos del PSOE, y, desde luego, a millones de simpatizantes, votantes y militantes que, como yo, hoy decimos ¡¡BASTA!!

Y esa autoridad moral y mi manera de ser -nunca me he callado lo que pienso y siempre he actuado en mi vida de acuerdo con mi conciencia y con el interés social y nacional- me llevan hoy a decir esto que estoy diciendo: que ya no votaré jamás a Pedro Sánchez ni a nada que se le parezca; que me arrepiento enormemente de haberle defendido con anterioridad (La rebelión de los torpes); que me arrepiento de haberle votado hasta el día de hoy, dándole la oportunidad de convertirme en tonta víctima de este tocomocho político en favor de los enemigos de España en que ha derivado su “política” de trilero.

Los que íbamos a morir el 24F por ser de izquierdas y críticos.
Los que íbamos a morir el 24F por ser de izquierdas y críticos.

Somos millones los socialistas que pensamos así y creo que se avecina una hecatombe electoral para este destruido e irreconocible PSOE, que, honradamente, no podemos seguir votando mientras esté al frente este tirano. Y cuidado los barones y los candidatos a alcaldes, porque he constatado entre los compañeros que he sondeado en diferentes regiones españolas, la propagación de la idea de que “votar a barones y a alcaldes socialistas es votar a Pedro Sánchez y votar a Pedro Sánchez es votar a ERC y a Bildu y ser cómplice de la destrucción de la democracia y de España”. Y esto es una ola ya imparable.

(Todas las imágenes proceden del Archivo de José Mª Pagador).

(Próximamente: Rebelión socialista, la punta del iceberg).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

José María Pagador Otero

OTRAS CARTAS

Xenofobia y racismo preventivos

A la familia (aplaudidora) de Queipo de Llano: ¿dónde está mi tío abuelo que él mandó fusilar?

Tras una exitosa endarterectomía carotídea, vuelvo a estar operativo y con redobladas ganas

No podemos permitir que los dos extremos totalitarios destruyan nuestra democracia

Despellejador de tu madre en público, nueva profesión con futuro

Illa, una arriesgada operación que puede salir bien

Terrorismo doméstico, peor que ETA y que el Holocausto

España no es un Estado fallido sino mal gobernado

Follar, no sé, Pablo, pero joder, jodes divinamente

Supremo escándalo

La (imposible) khasoggización de España

Como Pedro Durán, Pedro Sánchez también desafía a la gravedad

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

Adiós, Rajoy, adiós

Politiquitis, la grave enfermedad de España

PPudrir, PPudrición, PPutrefacción, PPudridero, PPodredumbre, PPodridos…

Letizia se rebela contra la hipocresía real

Nauseabunda utilización de las víctimas por el PP

“Una corrida en tu cara”, la chirigota sevillana que confunde humor con zafiedad

No, Guillermo, yo no mato mujeres, yo las defiendo

Los esfínteres del independentismo

Carles y Cia en el país (por fin) de la autoridad

Cataluña: letal incertidumbre

Es la revolución, estúpido

Veletas de la política

Yo (también) acuso

Web | + posts
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar