viernes, 19 julio, 2024
spot_img
InicioPolíticosGuillermo Fernández Vara deja la mejor Extremadura de la historia

Guillermo Fernández Vara deja la mejor Extremadura de la historia

El presidente es el gobernante más fructífero, eficaz y gentil de la democracia en la región

El vencedor real y moral de las elecciones autonómicas del 28M en Extremadura fue el socialista Guillermo Fernández Vara. Después de una larga trayectoria de casi treinta años como alto cargo de la Junta de Extremadura hasta sus tres mandatos como presidente que han concluido en este 2023, es justo valorar y reconocer los numerosos y magníficos servicios que ha prestado a la región extremeña, primero en el ámbito de la salud pública y después en todos los demás aspectos de la política regional. Unos servicios y unos logros sin parangón con cualquier otra etapa desde el inicio de la preautonomía hasta la actualidad. El 28M volvió a ser el candidato más votado para la presidencia de la región y no hay duda de que, de no haber sido por causas ajenas al ámbito regional -en una campaña protagonizada por Pedro Sánchez como un plebiscito a su persona-, Fernández Vara habría revalidado sin duda sus mayorías absolutas el frente de la región. Ahora, en el momento de su adiós, podemos decir sin equivocarnos que Guillermo Fernández Vara ha sido el mejor presidente que ha tenido Extremadura, el más eficaz, fructífero y gentil de los cuatro que le han precedido en el cargo.

Mérida.-

Los extremeños -y la política nacional- vamos a echarle de menos durante años. Difícilmente se encuentran, en este panorama crispado, enfrentado y malsonante de la política española del último lustro, un gobernante tan respetuoso, dialogante, tolerante y bueno, “en el buen sentido de la palabra”, como dijo el poeta. Dentro de la maquinaria chirriante, tórrida y agresiva de la vida política nacional, Fernández Vara ha sido de los contados casos de gobernantes que aportaban lubricante humano a ese fiero engranaje que tan cansados nos tiene a todos los españoles y españolas. El abandono de Fernández Vara de la política es una gran pérdida para Extremadura y para España, de la que pronto empezarán muchos a darse cuenta y a lamentarse. No hay más que recordar los cuatro años aciagos de Monago al frente de la Junta.


Sus logros en todos los campos de la vida política, económica, social, cultural o sanitaria de Extremadura son numerosos.


Ciertamente Guillermo Fernández Vara ha cometido errores en el transcurso de estas tres décadas de gobernanza y no he sido yo, como periodista y como analista político, quien los haya soslayado. Al contrario, creo que en ocasiones he sido demasiado duro con él, sobre todo con motivo del episodio de la defenestración de Pedro Sánchez de la secretaría general del PSOE y que, vista desde la perspectiva actual, se ha demostrado que los barones, miembros del aparato y figuras socialistas destacadas que encabezaron aquel movimiento tenían toda la razón.

Pero esta no es ocasión de recordar errores, sino de enumerar aciertos, que no necesitan ser resaltados porque brillan por sí solos.     Esta es la hora de reconocer lo mucho y bueno que Guillermo Fernández Vara ha hecho por Extremadura y por España en estas tres décadas.

UN GOBERNANTE HUMANO Y PROFESIONAL

Lo primero que hay que destacar en Guillermo -porque eso determina toda su actuación política posterior- es su origen familiar, su calidad humana, su educación, su formación, su carácter y su bondad. Igualmente, su condición social y profesional -miembro de una familia de juristas y él mismo médico forense con plaza, y una situación personal y familiar desahogada- evidencia que, al contrario que otros políticos que acceden a la cosa pública en busca de salario, él no ha necesitado nunca la política para vivir.


Vara sale de la presidencia con los mejores números de empleo y de afiliados a la S.S. desde que hay registros en Extremadura.


Su honradez y su entrega durante estos años a mejorar Extremadura, con uno de los salarios más bajos entre todos los presidentes autonómicos, evidencia que lo suyo es auténtica vocación de servicio, por encima de cualquier otro interés. Si a eso añadimos que es un trabajador nato, al que no le han importado los muchos sacrificios y las incontables horas que ha dedicado al servicio de Extremadura durante estos años, quitándolas muchas veces de su descanso y su ocio y, no pocas, de su dedicación a la familia, tendremos el retrato cabal de un gobernante irreprochable, en el que los aciertos eclipsan por completo a los errores.

UN GOBERNANTE QUERIDO POR LA CIUDADANÍA

No hay duda de que, al contrario que otros políticos y gobernantes que muchas veces incluso no se atreven a andar por la calle a causa de su mala conciencia, Guillermo Fernández Vara es un gobernante querido por la ciudadanía, que recibe el calor y la simpatía de la gente allá donde va. Prueba de ello es que de las cinco elecciones autonómicas a las que se ha presentado, ha ganado cuatro -dos de ellas con sobrada mayoría absoluta- y ha gobernado tres.

Curiosamente, ahora que María Guardiola, con menor número de votos que él, alcanza la presidencia de la Junta gracias al apoyo de la ultraderecha, conviene recordar que en una situación análoga -en las elecciones autonómicas de 2011- habiendo quedado Fernández Vara segundo en cómputo total de votos, pero habiendo podido gobernar si los tres diputados autonómicos de IU de entonces hubiesen tenido vergüenza, los comunistas hicieron pinza contra natura con el PP para desalojar del gobierno al político socialista, que, de inmediato, se resarció al término del nefasto mandato de Monago, con dos nuevos mandatos, uno de ellos con otra mayoría absoluta.


Su presidencia ha sido un dechado de diálogo, buenas maneras, cordialidad y distensión.


Es el presidente extremeño que ha obtenido mayor número de votos y mayor número de diputados de la historia autonómica en unos comicios, nada menos que 352.000 y 38, respectivamente, en su debú como candidato a presidente en las elecciones de 2007, todo lo cual, incluida su victoria en votos en 2023, demuestra el aprecio del electorado.

Este aprecio se ve con mejor perspectiva si recordamos que es el segundo presidente extremeño con mayor número de escaños en unas elecciones de la historia, 38, solo superado por Juan Carlos Rodríguez Ibarra en las de 1991, cuando el anterior presidente obtuvo 39 diputados autonómicos; pero esta cifra es engañosa, porque aquella vez Ibarra logró 314.384 votos, mientras que en 2007 Vara obtuvo nada menos que 352.342 sufragios, es decir casi 38.000 votos más que Ibarra en su mejor resultado. Esto convierte a Fernández Vara en el presidente más votado de la historia autonómica extremeña, con un récord que será muy difícil de batir en el futuro.

UN GOBERNANTE RESPETADO Y ESTIMADO POR LOS MEDIOS

Fernández Vara es seguramente el político más respetuoso con los medios informativos que ha habido en Extremadura, donde tantas veces políticos de uno y otro signo han atacado a los periodistas y a los medios por “atrevernos” a informar sobre los errores de su acción política y a criticar su gestión.

Las buenas maneras de Vara con la prensa y su tolerancia a la crítica política le definen como el hombre respetuoso y consciente de la labor de los medios que es. Conmigo mismo, que le he dedicado duras críticas en ciertos momentos, jamás ha mostrado una reacción negativa, ni me ha mandado “recados” -como hicieron algunos de sus antecesores en la presidencia o en las consejerías-, ni se ha mostrado altanero o despreciativo, actitudes, por desgracia, demasiado generalizadas en cierto tipo de políticos. Al contrario. En los peores momentos de mis críticas a su actuación, Guillermo Fernández Vara tenía la galanura de telefonearme, no para recriminármelas, sino para charlar y contrastar pareceres.

Vara presidió la inauguración de la exposición 'José María Pagador, 50 años de periodismo'. FCB
Vara presidió la inauguración de la exposición ‘José María Pagador, 50 años de periodismo’. FCB

Su elegancia y ausencia de rencor se pone de manifiesto respecto a mí, asimismo y entre otros detalles suyos, cuando acudió a presidir la inauguración en Badajoz de la exposición de mis 50 años como periodista, a pesar de lo mucho que él tenía que hacer aquella tarde y de las duras críticas que le he dedicado en ocasiones. Siempre le estaré agradecido por su trato, por su amistad y por sus detalles conmigo.


De las cinco elecciones a las que se ha presentado, ha ganado cuatro y ha gobernado tres, dos de ellas con mayoría absoluta y una con el mayor número de votos de la historia extremeña.


Todo ello ha contribuido a que ahora, en el momento de su adiós a la política, la opinión de los medios sea unánime en calificarle como un buen gobernante y un hombre bueno. No hay duda de que los medios -y Extremadura- le echaremos de menos.

ÉXITO ECONÓMICO

La Extremadura que recibe María Guardiola, esa Extremadura que, en un arrebato de ignorancia, se ha atrevido, junto con sus socios, a calificar negativamente, diciendo en el comunicado conjunto del pacto del PP y Vox que quieren revertir “las consecuencias de la inercia política del PSOE en los últimos años”, es la mejor Extremadura de todos los tiempos, muy diferente de la que heredó Vara de Monago.


Es el presidente más votado y querido de la democracia en Extremadura.


Esa Extremadura de éxito que deja Vara y que representa una herencia difícil de mejorar por parte del nuevo gobierno de derecha y ultraderecha, se puede resumir en los siguientes datos:

1.- Récord de afiliados a la Seguridad Social de la historio de Extremadura, con 415.000 trabajadores.
2.- Récord en el número de autónomos, más de 81.000.
3.- Récord en el bajo número de desempleados, solo 77.248 -que son 7.500 menos que hace un año-, es decir, la mitad de los parados que dejó Monago en 2015, que fueron 150.000.
4.- Récord en equilibrio presupuestario conseguido por Fernández Vara desde los 500 millones de euros de déficit que dejó Monago hasta la saneada situación actual.
5.- Avances importantes en innovación, con numerosos proyectos en marcha en este campo, entre ellos haber colocado a Extremadura, a la cabeza de España en legislación e implementación de la Inteligencia Artificial.
6.- Logro histórico de dotación de infraestructuras e importantes inversiones para Extremadura, como la Plataforma Logística de Badajoz, la instalación de Amazon en esta ciudad, la fábrica de diamantes de Trujillo, la gigafactoría de Navalmoral de la Mata, entre otras, y una miríada de empresas pequeñas y medianas con multitud de nuevas iniciativas innovadoras.
7.- Más de 20.000 millones de euros de inversión solo en los 70 grandes proyectos actualmente en marcha en los sectores industrial y turístico, cifra equivalente al PIB extremeño, algo jamás antes logrado.
8.- 31 nuevos hoteles de cuatro y cinco estrellas en diferentes lugares de la región, que están en ejecución o en proyecto avanzado.
9.- Creación de 30.000 nuevos empleos en los proyectos en marcha, que equivalen a más de un 7 % del total de ocupados en la actualidad.
10.- Liderazgo actual de Extremadura en la producción de energías renovables y en materia de hidrógeno verde en un futuro cercano.

ÉXITO SANITARIO Y SOCIAL

En el haber de Guillermo Fernández Vara hay mucho de positivo en materia sanitaria, cultural y social, desde 1996, cuando entró en el gobierno extremeño como consejero de Bienestar Social, y cuatro años después, de Sanidad y Consumo, hasta sus cuatro victorias electorales y sus tres mandatos como presidente de la Junta de Extremadura. Algunos de sus logros principales en estos campos son:

1.- Gestión eficaz de las transferencias del INSERSO desde 1996.
2.- Creación de plazas de residencia de mayores para “padres e hijos”, donde pudieran estar los progenitores y sus hijos discapacitados, siendo Extremadura la primera región española en implantar estas infraestructuras y servicios.
3.- Artífice de la creación del Servicio Extremeño de Salud.
4.- Creación de cinco nuevos hospitales y reforma de otros siete, hasta lograr una completa red hospitalaria en Extremadura.
5.- Creación de 150 consultorios y centros de salud distribuidos por toda la región.
6.- Puesta en marcha de significativos avances en materia sanitaria y asistencial, algunos de ellos pioneros en España, como las Unidades del dolor, las Unidades de cuidados paliativos, las residencias para familiares de enfermos, o el “Programa compañía”, para familiares de pacientes que tuvieran que desplazarse fuera de la región.
7.- Eficaz extensión del sistema de trasplantes en Extremadura, tanto en materia renal como hepática-biliar, con importantes avances, además, en cirugía vascular, del corazón y del cerebro.
8.- Implantación de la Telemedicina en la región.
9.- El mejor sistema de España en atención a la discapacidad.
10.- Extensión de la red de pisos tutelados para mayores a toda Extremadura.

ÉXITO EDUCATIVO Y CULTURAL

Los ámbitos educativo y cultural también han experimentado una mejora sustancial, tanto en equipamientos como en resultados, durante los mandatos de Guillermo Fernández Vara. Algunos de sus principales logros son los siguientes:

1.- Importante bajada de la tasa de fracaso escolar del 30 al 10%, colocando a Extremadura por debajo de la media española.
2.- Ampliación y mejora de la red de centros educativos de Extremadura e importantes avances en la Universidad extremeña.
3.- Ampliación y mejora de la red de centros culturales, sociales y deportivos de Extremadura, de manera que hoy no hay ni un solo pueblo extremeño con un número mínimo de habitantes que no tenga biblioteca, casa de cultura, hogar de mayores, polideportivo, piscina municipal, estadio, polígono industrial, etc.
4.- Puesta en marcha del Museo Helga de Alvear, una de las acciones culturales y artísticas más importantes llevadas a cabo en España en los últimos años.
5.- Extensión de un eficiente sistema de actividades culturales a toda Extremadura, en el que destacan los numerosos festivales que se llevan a cabo en diversas ciudades extremeñas durante todo el año.

Los mandatos de Vara han sido los de mayor diálogo y sosiego institucional. ASAMBLEA DE EXTREMADURA
Los mandatos de Vara han sido los de mayor diálogo y sosiego institucional. ASAMBLEA DE EXTREMADURA

EXTREMADURA, UN CARAMELO

La Extremadura que Guillermo Fernández Vara deja al gobierno PPVox es un caramelo, y mucho más en comparación con la que le dejó José Antonio Monago en 2015. Nunca antes un cambio de gobierno en Extremadura ha tenido para el nuevo ejecutivo una herencia tan positiva y exitosa. Por eso no se comprende que la nueva alianza de derecha y ultraderecha en la región se atreva a decir eso de revertir “las consecuencias de la inercia política del PSOE en los últimos años”. Quienes así hablan no saben lo que dicen.

La pregunta a María Guardiola es: ¿de todo lo expuesto, qué es lo que quiere revertir, las cifras de paro acaso, la mejora de la economía, el equilibrio presupuestario, las numerosas inversiones, el diálogo que ha reinado hasta hoy en la vida política regional gracias al talante de Fernández Vara…?

El ya expresidente deja la mejor Extremadura de todos los tiempos, con unos logros difíciles de superar. Lo veremos al final de la nueva legislatura, que se presume movidita en cuanto el PP aplique las clásicas políticas imposibles de “bajada de impuestos y mejora de las infraestructuras y los servicios públicos”, y en cuanto Vox empiece a hacer de las suyas.

(José María Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son AbeceImagindario (fotolibro, Fundación Caja de Badajoz), Lencero, el hombre que no se encontró a sí mismo (biografía, Fundación Caja Badajoz), y Susana Leroy (novela, Fundación José Manuel Lara/Grupo Planeta).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

José María Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

La losa aplastante del “síndrome de la mala conciencia”

“La transición política”, de Feliciano Correa, una certera visión de la reciente historia de Extremadura y de España

María Guardiola ya ha empezado a perder las elecciones de 2027

El PP degrada el Mundo Rural extremeño convirtiéndolo en un juguete para contentar a Vox

María Guardiola, una lección de coherencia y de principios

Pensar en España, ¡no es tan difícil!

Fuerte mar de fondo en el PSOE contra Pedro Sánchez

28M, se cumplieron al 100% los pronósticos de PROPRONews

El 28M y el pato o los platos rotos del sanchismo

Yolanda y el machismo de Pablo y Pedro

Pablo Iglesias, El Gran Fracasado

Numerosas personalidades socialistas se manifiestan ya públicamente contra la política suicida de Pedro Sánchez

Rebelión socialista, la punta del iceberg

Mi pedigrí de 4 generaciones de socialistas y los sanchistas del momento

Xenofobia y racismo preventivos

A la familia (aplaudidora) de Queipo de Llano: ¿dónde está mi tío abuelo que él mandó fusilar?

Tras una exitosa endarterectomía carotídea, vuelvo a estar operativo y con redobladas ganas

No podemos permitir que los dos extremos totalitarios destruyan nuestra democracia

Despellejador de tu madre en público, nueva profesión con futuro

Illa, una arriesgada operación que puede salir bien

Terrorismo doméstico, peor que ETA y que el Holocausto

España no es un Estado fallido sino mal gobernado

Follar, no sé, Pablo, pero joder, jodes divinamente

La gran tomadura de pelo de Pedro y Pablo

Pedro y Pablo, los Picapiedra de la izquierda española

Supremo escándalo

La (imposible) khasoggización de España

Como Pedro Durán, Pedro Sánchez también desafía a la gravedad

PROPRONews acierta de pleno: Pedro Sánchez, presidente

Adiós, Rajoy, adiós

Politiquitis, la grave enfermedad de España

PPudrir, PPudrición, PPutrefacción, PPudridero, PPodredumbre, PPodridos…

Letizia se rebela contra la hipocresía real

Nauseabunda utilización de las víctimas por el PP

“Una corrida en tu cara”, la chirigota sevillana que confunde humor con zafiedad

No, Guillermo, yo no mato mujeres, yo las defiendo

Los esfínteres del independentismo

Carles y Cia en el país (por fin) de la autoridad

Cataluña: letal incertidumbre

Es la revolución, estúpido

Veletas de la política

Yo (también) acuso

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias