domingo, 2 octubre, 2022
spot_img
InicioPolíticosLos peores dirigentes en el peor momento

Los peores dirigentes en el peor momento

Desde el principio de la democracia no habían coincidido en España tantos gobernantes mediocres, torpes y tóxicos

Si comparamos los actuales dirigentes españoles con sus homólogos de etapas anteriores de nuestra democracia, tendremos que concluir que los actuales son los más mediocres, torpes y tóxicos desde el inicio de la Transición. Nada que ver esta caterva de los Sánchez, Casado, Abascal, Iglesias, Belarra, Montero, Díaz, Otegui, Rufián… con los Suárez, Carrillo, Roca, Fraga, Fernández Miranda, González, Guerra, Solana, Rubalcaba… de tiempos pasados. Y lo peor es que esta situación de “baja calidad” de los dirigentes actuales se da en el peor momento, con diez graves crisis simultáneas que precisarían de políticos mejores. Únicamente se salvan algunos dirigentes autonómicos y locales de uno y otro signo, de los que tal vez habría que echar mano alguna vez para mejorar la política nacional.

Siento envidia de la calidad de los dirigentes que llevan las riendas de la mayoría de los países europeos. A excepción de Gran Bretaña, donde gobierna un personaje de circo, el resto de países de nuestro entorno tienen hoy unos dirigentes envidiables.

1.- En Portugal, António Costa ha logrado devolver al país a la senda socialdemócrata y relegar a los extremismos a una representación testimonial. La estabilidad, el pragmatismo y la altura de miras de los gobernantes portugueses son extraordinarios.

2.- En Francia, Emmanuel Macron no solo ha logrado una gran estabilidad interna y opta a revalidar un mandato que en 2017 ganó con el 66% de los votos, sino que se ha erigido como un gran líder mundial, apuntalando las bases de la UE y demostrando su influencia internacional, haciéndose recibir por Putin en estos momentos de crisis.


Con estos dirigentes incapaces tenemos que enfrentarnos a las 10 crisis más graves de las últimas décadas.


3.- En Alemania, después de la etapa admirable de Angela Merkel, el país ha virado de nuevo a la socialdemocracia, con un Olaf Scholz pragmático que también se ha alejado de los extremismos y gobierna con los verdes y los liberales.

4.- En Italia, el país de unos arrinconados Salvini y Berlusconi populistas, sus políticos acaban de demostrar visión de futuro al evitar la ascensión a la presidencia de la República de Mario Draghi -que lo está haciendo satisfactoriamente bien al frente del gobierno-, lo que hubiera precipitado una convocatoria de elecciones generales nada convenientes ahora. El presidente Mattarella, que a sus 80 años pretendía retirarse, ha aceptado de nuevo el compromiso y continuará dando la estabilidad y sensatez que ha insuflado a la política italiana durante los difíciles últimos siete años.

LOS DIRIGENTES QUE TENEMOS

Y hay otros ejemplos de grandes políticos en ejercicio en la esfera europea e internacional, con los que ningún dirigente español actual puede compararse. En cambio, el panorama de aquí es el siguiente:

1.- Pedro Sánchez ha demostrado ser un político sin palabra, capaz de hacer, sin despeinarse, lo contrario de lo que prometió. Se ha aliado con partidos populistas y separatistas que ponen en grave riesgo el orden constitucional, la estabilidad y la unidad de España. Su apresuramiento a enviar armas y tropas a las fronteras de Rusia es inconcebible y revela su mala conciencia con EE.UU., un aliado que le desprecia. Sus pantomimas para hacerse ver como líder internacional son de risa. Su endeblez como líder ha contribuido grandemente a la actual irrelevancia de España en la esfera internacional, incapaz, por mucha sobreactuación que haga, de enmendar el desastre de la época de Zapatero. Su victoria por la mínima con la mal llamada reforma laboral en el Congreso por un error de un diputado del PP, ha puesto en evidencia de nuevo su enorme debilidad y la nula fiabilidad de sus “socios de investidura”.


Los actuales dirigentes españoles no admiten comparación con los que les precedieron desde la muerte de Franco.


2.- Pablo Casado es, con diferencia, el peor dirigente que ha tenido el PP desde la época fundacional de Alianza Popular. Su falta de sentido de estado, su crónica debilidad y su torpeza alejan las posibilidades que tenía, si es que alguna vez las tuvo, de aspirar a la Moncloa. El manejo de la relación con Isabel Díaz Ayuso, en el momento de mayor éxito y brillantez del PP madrileño, demuestra su pequeñez. Una pequeñez que se vislumbra en los mal disimulados celos que también tiene de otros dirigentes exitosos de su partido, como Alberto Núñez Feijóo o Juan Manuel Moreno Bonilla. Su falta de visión y de reflejos ante la mal llamada reforma laboral -que no es tal, sino apenas un aditivo cosmético a la normativa laboral del PP vigente, como prueba el asentimiento de la CEOE y de la FAES aznariana-, al negarse a refrendarla siquiera con la abstención, ha tenido finalmente el desenlace que merecía, con el esperpento de uno de sus diputados votando a favor “por despiste”.

3.- Yolanda Díaz, la líder de la extrema izquierda in péctore que Pablo Iglesias nos ha dejado en herencia, se desinfla día a día ante la confrontación de su pequeña figura con la dimensión inabarcable de una realidad que la supera. La renuncia implícita a sus ideas comunistas para adaptarse a las exigencias de la UE y de la CEOE, no es un “logro evolutivo” de su ideología sino una demostración del trágala a que se ha visto sometida, por mucho que nos lo quiera vender como un éxito rubio y cariñoso. Si finalmente prosperaran las reclamaciones del PP y cambiara el sentido del voto erróneo del diputado popular Casero, caería la mal llama reforma laboral y sería el fin de su carrera política.

4.- Santiago Abascal cada día se muestra más como es y como son los suyos, con esos excesos verbales y fácticos tales como asaltar ayuntamientos, hacer cumbres de ultraderechistas internacionales, negar el Estado de las Autonomías, negar las ventajas de la pertenencia a la UE y otras bromas por el estilo. Su futuro es imposible en una España estabilizada y próspera, como igual de imposible lo es el de Podemos.

5.- El trío Ione Belarra, Irene Montero y Alberto Garzón cae por su peso sin ayuda de nadie. En futuras contiendas electorales los tres habrán dejado de existir políticamente, como han dejado de existir genios como Pablo Iglesias o Iván Redondo. El paso de todos ellos por el gobierno entra dentro de lo peor que le ha pasado a España y a la política española desde la muerte de Franco.

6.- De los Rufián, los Otegui y compañía, ¿qué podemos decir que el lector no sepa? Sus intervenciones públicas, sus discursos, sus acciones ponen en evidencia el desmesurado papel que Pedro Sánchez les ha otorgado a fin de preservar él su poltrona, un papel que pone en grave riesgo la convivencia nacional, la constitución, la estabilidad, la prosperidad y la unidad de España.

LAS DIEZ CRISIS QUE NOS AMENAZAN

Con estos mimbres España se ve obligada a capear las diez crisis más graves que ha vivido nuestro país desde el inicio de la democracia. Es cierto que antes ha habido otros momentos tan graves o más, como el intento de golpe de Estado del 23F o las masacres perpetradas por ETA. Pero entonces España tenía la suerte de contar con dirigentes de gran nivel, que lograron reconducir situaciones de verdadero peligro nacional y solventarlas de manera satisfactoria.


Los dirigentes nacionales españoles no admiten comparación con los de los países europeos de nuestro entorno.


Con la configuración actual del mapa electoral y con estos políticos al frente se hace dificilísimo resolver las diez crisis principales que España tiene planteadas en estos momentos y que son:

1.- LA CRISIS CONSTITUCIONAL, traída artificialmente al debate político por los socios populistas y separatistas del gobierno, que quieren acabar con lo que ellos llaman “El Régimen del 78”, degradando con su falaz interpretación histórica la etapa más democrática y próspera de España, y trayendo a territorio de conflicto una reforma que no es ni necesaria ni urgente en estos momentos. La suerte es que para reformar la Constitución se requiere una mayoría tan elevada que únicamente PSOE, PP y Ciudadanos podrían hacerla posible, y ninguno de los tres partidos está por la labor.

2.- LA CRISIS Y TERRITORIAL, cuyos muñidores son los populismos de ambos extremos y, de nuevo, los separatistas. Unos quieren desintegrar España y otros, recentralizarla y acabar con las autonomías. Pero ni unos ni otros se van a salir con la suya, por la misma razón de que ahora es imposible una reforma constitucional en profundidad.

3.- LA CRISIS MONÁRQUICA, determinada en primer lugar por la propia familia del rey, que se ha convertido en la peor enemiga de la institución; y, desde luego, por los enemigos declarados de la Constitución y del “Régimen del 78”. Pero la forma de Estado es inamovible mientras los partidos constitucionalistas gocen de una holgada mayoría y mientras Felipe VI se mantenga dentro de los límites de la ejemplaridad. Creo que veremos reinar a Leonor, y no lo digo como un deseo sino como un futurible verosímil. Hoy, la corona da estabilidad y sentido de unidad y de futuro a España.

4.- LA CRISIS POLÍTICA, con un estilo barriobajero del ejercicio del poder público por parte de nuestros políticos, con una incapacidad crónica de nuestras fuerzas políticas para llegar a acuerdos, con un ambiente de permanente crispación e insultos, y con unos dirigentes de un bajísimo nivel intelectual, profesional y técnico, y, en determinados casos, también con unas graves carencias en el plano humano. Lo cual no les impide abusar del erario público, montar administraciones sobrecargadas, rodearse de incontables “asesores”, subirse los sueldos y consolidar prebendas y privilegios antaño reservados a una trasnochada aristocracia.

5.- LA CRISIS ECONÓMICA, con las graves deficiencias estructurales de nuestra economía, con una tasa de paro que duplica la media de la UE, con más de diez millones de españoles en situación de pobreza, con un desprecio manifiesto de los gobernantes por la ciencia, la cultura, la investigación y la innovación, y con un olvido suicida de todo lo que no sea el corto plazo.

6.- LA CRISIS FINANCIERA, con una deuda pública y privada cada vez más inasumibles, unas finanzas al borde de la bancarrota, una incapacidad general para definir el modelo de financiación de las pensiones y una visión cortoplacista de gasto extremo -muchas veces en cosas innecesarias o absurdas- en lugar de un saludable equilibrio de las cuentas públicas. La llegada de los 140.000 millones de ayudas europeas, gran parte de las cuales habrá que devolver -no se olvide-, pueden agravar estos problemas a poco que estos dirigentes apliquen la táctica del cuento de la lechera.

7.- LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, que continúa muy presente y con serios indicios de durabilidad y de letalidad, y más si aparecen nuevas variantes más nocivas. La respuesta a una crisis como esta por parte de estos dirigentes es caótica y contradictoria muchas veces, y genera fricciones inconcebibles entre las diferentes administraciones, con los consiguientes fallos y perjuicios para los ciudadanos.

8.- LA CRISIS CON MARRUECOS, cada vez más agudizada a causa, entre otras cosas, de la torpeza de nuestros dirigentes, incapaces de manejar un conflicto cuya intensidad aumenta de día en día y que puede tener efectos gravísimos si Marruecos da nuevos pasos para la “recuperación” de Ceuta, Melilla y demás enclaves españoles en sus costas. La política y la diplomacia marroquíes están dando sopas con onda a la política y la diplomacia españolas en este asunto, como lo prueba el hecho de la asociación prioritaria de Marruecos con EE.UU. e Israel, en detrimento de los intereses españoles.

9.- LA CRISIS CON EE.UU., que no tiene visos de solucionarse y que produce resultados tan chuscos y humillantes como que el presidente norteamericano convoque una videoconferencia con países europeos aliados, incluida Polonia, y pase de España, a pesar del gesto desesperado de Sánchez de apresurarse a enviar soldados, buques, tanques y aviones al despliegue de la OTAN frente a Rusia.

10.- LA CRISIS DE UCRANIA, un conflicto que puede acabar muy mal a poco que una chispa inesperada, o programada, salte cualquier día en aquel inestable escenario. Si eso llevase a una guerra más o menos generalizada en suelo europeo, España está en franca inferioridad de condiciones debido, sobre todo, a la bisoñez, el infantilismo, la torpeza y la falta de profesionalidad de nuestros dirigentes.

POLÍTICOS “EN LA RESERVA” Y CIUDADANÍA

Si de los dirigentes nacionales apenas puede esperar nada la ciudadanía, en cambio, esa misma ciudadanía encumbra a brillantes dirigentes locales y autonómicos. La popularidad y el prestigio del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, o del alcalde de Vigo, Abel Caballero, o del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no son casuales ni obedecen a la frivolidad, sino a la identificación del ciudadano con dirigentes imaginativos, profesionales, llenos de sentido común y capaces.

Por eso, mientras que el panorama de los dirigentes nacionales es tan poco brillante, el firmamento de la política local y autonómica, en cambio, ofrece una visión muy distinta, con políticos capaces de ganar elecciones por mayoría absoluta o casi, de ejercer un liderazgo responsable, de adecuar sus decisiones al interés general y de realizar una política profesional y fértil. Es el caso de Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso, Juan Manuel Moreno Bonilla, Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page, entre otros, todos ellos perfectamente intercambiables con sus dirigentes nacionales en beneficio de España.

Y luego está la ciudadanía española, esta sociedad sensata, trabajadora y aparentemente silenciosa, que forma el cuerpo social de un país que, de no ser por ella, no habría sobrevivido como nación unida hasta el día de hoy. España es uno de los países que mayores crisis, conflictos y ataques ha experimentado en los últimos siglos y, pese a ello, aquí seguimos, vivos y enteros. Y eso sí que no es fruto de la casualidad y garantiza nuestra continuidad como nación.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

¿Y si Rusia tuviera razón?

Ibarra, 0 vicepresidentas en 24 años. Sánchez, 4 vicepresidentas en 3 años

Un militante socialista le afea a Ibarra su feminismo de salón

Moncloa declara la guerra a Iván Redondo

Monago masoquista

El 13 de octubre reaparecerá el humillado Iván Redondo

Objetivo: destruir a Vara

El mayor fracaso de Iván Redondo es él mismo

El “Iván Redondo” de Palomo tampoco merece la pena

El “maestro” del relato pierde el suyo

Por qué a Iván Redondo se le ha caído el pelo definitivamente

Decir que se ha ido él, la mentira final de Iván Redondo

Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”

ERRE & ERRE, un creciente peligro para España

La maldición de Iván Redondo acecha ya a Pedro Sánchez

Yo también sufrí la (presunta) censura de Iván Redondo

Iván Redondo, desenmascarado por el nuevo director de ABC

Iván Redondo y el “gatillazo” de Nadia Calviño

Grave responsabilidad de Iván Redondo en la imprevisión de la crisis del coronavirus

Iván Redondo desprecia a la ciudadanía y a los medios

El gran error de Monago, un político que prometía

10-N: consumada para Pedro Sánchez la catástrofe que PROPRONews viene pronosticando desde que contrató al “gurú”

Iván Redondo, un peligro en la sala de máquinas de Moncloa

El sainete del debate, otra pifia monumental de Iván Redondo

Pedro Sánchez rectifica e irá a los dos debates

Desmontando a Iván Redondo

10-N: la maldición de Iván Redondo parece empezar a consumarse

La peor faena de un pardillo Iván Redondo

La maldición de Iván Redondo acecha ya a Pedro Sánchez

¿Viaje oficial o excursión de coleguitas?

El desmesurado e inadmisible protagonismo de Iván Redondo en la gira latinoamericana de Pedro Sánchez levanta ampollas en el PSOE

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno miente en su currículum en el Portal de Transparencia de Moncloa

Iván Redondo “traslada” presuntamente al personal de su empresa a La Moncloa a costa de los españoles

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Aportamos en exclusiva las pruebas de que Iván Redondo miente

Rasputín gobierna España

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar