Por qué a Iván Redondo se le ha caído el pelo definitivamente

Los siete errores claves que determinaron su defenestración por Pedro Sánchez

4641
Iván Redondo

El delirante montaje por el que Iván Redondo se ha mantenido en la primera línea de la política autonómica y nacional desde el principio de la década de 2010 hasta ayer, basado en falsedades, fantasías televisivas, prepotencia, abusos, arbitrariedades y fantasmadas ha terminado, para suerte de nuestra democracia. Un elemento tan tóxico como ese, que disfrazaba la realidad con “relatos” pretenciosos y exageraciones en torno a su valía, es mejor que haya caído. Al final, se le ha caído el pelo. Los motivos para su cese han sido muchos. En esta información exponemos los siete principales.

Madrid.-

Aficionado a los trasplantes de pelo para ocultar su calvicie, Iván Redondo se había creído sus propias fantasías “políticas” y electorales, bebidas en series como El Ala Oeste de la Casa Blanca, y se había vaciado para aplicar artificios similares a la vida política española con los que tapar carencias y arbitrar milagros para sus asesorados, creyéndose un mago de la consultoría y la estrategia pública. Hoy, su cabellera trasplantada es un símbolo de lo que al final le ha sucedido, cuando su “relato” no ha dado para más. La sucesión de errores de libro que ha acumulado a lo largo de los últimos años en su asesoramiento a Pedro Sánchez y en sus tensiones con un PSOE furioso -sin contar los muchos de su época con Monago-, han determinado que se la haya caído el pelo definitivamente en este gobierno, que es lo que le ha ocurrido con el cese que le ha infligido el presidente.

Iván Redondo ha cometido una serie de errores garrafales que han conducido a Pedro Sánchez al descrédito incluso entre su electorado, y que ya no podían ser ocultados con las maniobras dialécticas urdidas por el “gurú”. Estos errores, siete (los principales), son los siguientes:

Según Redondo, con la repetición electoral de 2019 el PSOE sacaría 150 diputados, pero pasó de 123 a 120.
Según Redondo, con la repetición electoral de 2019 el PSOE sacaría 150 diputados, pero pasó de 123 a 120.

PRIMER ERROR: provocar la repetición de elecciones de 2019 creyendo que el PSOE, que al final perdió tres diputados, pasando de 123 a 120, arrasaría, cuando con los 123 del PSOE y los 57 de Cs había una mayoría de estabilidad de 180 diputados que hubiese cambiado el rumbo de la historia de estos años para bien de España. Pero entonces Redondo apostó a una subida notable de los socialistas -150 diputados, dijo- a costa sobre todo de Ciudadanos y provocó una repetición electoral que hundió a Cs (los naranjas perdieron 47 diputados), incrementó notablemente la representación de la derecha y dio la llave del nuevo gobierno a los populistas, extremistas y separatistas que hoy le marcan el itinerario y el calendario a Pedro Sánchez, y cuyas nefastas consecuencias para la estabilidad y los intereses del país ya conocemos, todo lo cual publicamos anticipadamente en este periódico el 11 de noviembre de 2019: 10-N: consumada para Pedro Sánchez la catástrofe que PROPRONews viene pronosticando desde que contrató al “gurú”.

Llegó a parecer que mandaba más que Pedro Sánchez. RTVE
Llegó a parecer que mandaba más que Pedro Sánchez. RTVE

SEGUNDO ERROR: atribuirse un protagonismo desmedido y labrar una absorbencia totalizadora de la imagen de la acción gubernamental en torno a su persona, con esa cadena de delirios que le llevaron a tener más poder que ninguno de los ministros y vicepresidentes, convirtiendo el Gabinete de la Presidencia en una fantasía grandilocuente llamada a fijar las bases de la España de 2050 -él que no ha asido capaz siquiera de vislumbrar la dimensión de la pandemia cuando desde el principio disponía de datos suficientes, como publicamos nosotros Grave responsabilidad de Iván Redondo en la imprevisión de la crisis del coronavirus, ni de anticipar siquiera su propio cese-, a atribuirse un puesto relevante en el Consejo de Seguridad Nacional, o a diseñar a la medida de su desatino esa Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, cuando ni siquiera tenía atado en corto el suyo.

Creó una imagen ridícula del presidente. GABINETE DE PRESIDENCIA
Creó una imagen ridícula del presidente. GABINETE DE PRESIDENCIA

TERCER ERROR: enfrentarse, por activa y por pasiva, a amplios sectores del PSOE que nunca vieron con buenos ojos la tremenda acumulación de poder lograda a través de su capacidad de seducción de Pedro Sánchez -al que por fin se le ha caído la venda de los ojos-. Redondo venía marcado, primero, por sus ataques inmisericordes a los socialistas mientras fue “primer ministro” de Monago, años en los que actuó como un aguerrido político del PP; segundo, por acaparar la dirección de la acción política de Pedro Sánchez como un valido decimonónico, sin concesión alguna a notables del partido, como Carmen Calvo o José Luis Ábalos, que advertían del peligro de semejante estrategia; y tercero -entre otras circunstancias-, por fabricar una imagen ridícula y artificiosa de Pedro Sánchez, con las gafas de sol en el avión, el Falcon, las carreritas por los jardines de La Moncloa y las fotos con los perritos, todo copiado de lo que hacen los presidentes estadounidenses, cuya fórmula ridícula ya había aplicado de forma idéntica al pobre de José Antonio Monago, que así ha acabado.

Las fracasadas mociones de censura autonómicas que diseñó Redondo reforzaron al PP y a Casado. RTVE
Las fracasadas mociones de censura autonómicas que diseñó Redondo reforzaron al PP y a Casado. RTVE

CUARTO ERROR: el fracaso de la Operación GASEL de la que fue él el ideólogo y el muñidor, de cuyo error monumental dimos cuenta en este mismo medio el pasado 6 de mayo (Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”); una operación que pretendía arrebatar al PP, mediante mociones de censura PSOE-Cs, el poder en varias comunidades autónomas, empezando por Murcia, y que, saliéndole el tiro por la culata, se ha saldado con un reforzamiento de la derecha en dichas comunidades, con el reforzamiento de Pablo Casado como líder del PP, con la práctica desaparición de Cs y con unas elecciones anticipadas en Madrid, en las que el PSOE ha perdido 500.000 votos y ha quedado reducido a tercera fuerza política de la comunidad.

Díaz Ayuso le ganó la campaña y las elecciones madrileñas no a Gabilondo, sino a Sánchez. RTVE
Díaz Ayuso le ganó la campaña y las elecciones madrileñas no a Gabilondo, sino a Sánchez. RTVE

QUINTO ERROR: sacar a Pedro Sánchez a disputar las elecciones autonómicas de Madrid, de modo que, en la ingenuidad delirante del “gurú”, un duelo directo entre el presidente del Gobierno y la “débil” presidenta de la Comunidad de Madrid terminaría con una victoria aplastante de la izquierda madrileña encabezada por el PSOE. El resultado ha sido la mayoría absoluta de la derecha, la ventaja de Ayuso de poder gobernar sin necesitar siquiera a Vox, el haber sacado Ayuso -que venció en todos los municipios de Madrid salvo en dos minúsculos- más diputados ella sola que la suma de todas las izquierdas madrileñas, con la grave pérdida de medio millón de votos de los socialistas y dejar de liderar la oposición madrileña por primera vez en la historia democrática.

Una "cumbre" de 30 segundos. RTVE
Una “cumbre” de 30 segundos. RTVE

SEXTO ERROR: Montar desde su Gabinete una absurda fantasía de una cumbre entre Pedro Sánchez y Joe Biden, para lo cual incluso hizo circular la especie de que el jefe de gabinete de la Casa Blanca y el propio Iván Redondo habían acordado los términos del encuentro, cuando todo eso era falso y la “cumbre” se redujo a un burdo abordaje de Sánchez al presidente norteamericano en un pasillo durante un receso en la última cumbre de la OTAN, con un recorrido de unos pocos metros y 30 segundos de duración.

Aquí dijo que se tiraría por un barranco por Pedro Sánchez, pero ha sido el presidente el que le ha tirado a la cuneta.
Aquí dijo que se tiraría por un barranco por Pedro Sánchez, pero ha sido el presidente el que le ha tirado a la cuneta.

SÉPTIMO ERROR: por último, lo que colmado el vaso y ha expuesto de manera palmaria el atrabiliario subconsciente de Iván Redondo han sido sus famosas declaraciones públicas del “barranco” por el que se tiraría, después del desastre socialista en Madrid y de las nefastas encuestas posteriores para el PSOE. “Un asesor se tira a un barranco por su presidente. Yo me tiro por él. Ahí estaré con él hasta el final”, dijo el profeta. No se dio cuenta, él que presume de verlo y anticiparlo todo, de que con esas palabras -tirarse por un barranco, nada menos- desvelaba el pésimo estado de ánimo del equipo presidencial y hacía que los españoles visualizáramos precisamente, en esa imagen tan gráfica del despeñadero, el pronosticado final de Sánchez, más cercano ahora gracias a las hazañas de su defenestrado “gurú”.

Por todos estos errores y por muchos otros fallos y abusos de Redondo que este periódico ha venido denunciando desde la época de Monago -y que pueden consultar en los enlaces del final de esta información-, a Iván Redondo, a pesar de tanto trasplante y tanta cosmética política de la que ha abusado, se le ha caído el pelo prematuramente y, desde luego, mucho antes de lo que él pensaba. Es lo que suele ocurrir cuando no solo no se tienen los pies en el suelo, sino que se ignora que se levita y, encima, se montan infraestructuras de la fantasía que, por su propia naturaleza de pesadez y falta de base, están condenadas al fracaso y es imposible que duren.

Lo que viene pronosticando este periódico desde hace años en relación con Iván Redondo y su nefasta influencia sobre Pedro Sánchez se viene cumpliendo al detalle.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Decir que se ha ido él, la mentira final de Iván Redondo

Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”

ERRE & ERRE, un creciente peligro para España

Yo también sufrí la (presunta) censura de Iván Redondo

Iván Redondo, desenmascarado por el nuevo director de ABC

Iván Redondo y el “gatillazo” de Nadia Calviño

Grave responsabilidad de Iván Redondo en la imprevisión de la crisis del coronavirus

Iván Redondo desprecia a la ciudadanía y a los medios

10-N: consumada para Pedro Sánchez la catástrofe que PROPRONews viene pronosticando desde que contrató al “gurú”

Desmontando a Iván Redondo

10-N: la maldición de Iván Redondo parece empezar a consumarse

Iván Redondo, un peligro en la sala de máquinas de Moncloa

El no a Iceta, consecuencia de otra pifia de Iván Redondo

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Aportamos en exclusiva las pruebas de que Iván Redondo miente

Rasputín gobierna España