Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”

Las bases y destacados cargos y líderes y exlíderes socialistas culpan al “gurú” de Sánchez de la hecatombe socialista en Madrid

2204

Este periódico viene sosteniendo desde hace años la tesis inequívoca de que Iván Redondo es un bluff. Ayer se confirmó una vez más el alcance de sus “capacidades estratégicas” en política cuando no depende de un golpe de suerte -como los que ha sabido aprovechar hasta ahora dado el oportunista que es- sino de unas verdaderas elecciones libradas en competencia con estrategas mejores que él. El desastre socialista de ayer en Madrid ha causado un verdadero terremoto en el PSOE, cuyos muros de carga y cuyas vigas maestras están temblando peligrosamente. Todos, bases, cargos de Ferraz, cargos territoriales, barones y exdirigentes socialistas culpan, bien que en sordina, a Iván Redondo del desastre sin paliativos de Madrid, y también a Pedro Sánchez, por haberle dado tamaño poder para hacer y deshacer, además de en el Gobierno, en y con el partido. Y ahora, muchos socialistas se hacen dos preguntas clave:

PREGUNTA 1.- ¿Este va a ser el hombre que siga dirigiendo la estrategia del PSOE para las próximas elecciones generales?

PREGUNTA 2.- ¿En manos de este hombre van a estar los 140.000 millones del fondo de rescate europeo?

Sevilla, Mérida, Madrid.-

Sánchez, aconsejado por Iván Redondo, salió a dar la batalla de Madrid a Isabel Díaz Ayuso y ha perdido. No ha perdido Ángel Gabilondo -un lamentable títere en manos del “gurú”-; el que ha perdido, aunque él no se presentase, ha sido Pedro Sánchez. Pero todo esto que ocurrió anteayer, el peor desastre del PSOE en su historia (nunca hasta ahora había sido “sorpassado” por ninguna otra fuerza de izquierda), es solo un episodio más de la nefasta estrategia general de Iván Redondo para el tablero político autonómico y nacional, que el iluso creía tener dominado.


Nunca en la historia, salvo en las comunidades nacionalistas, había sido “sorpassado” el PSOE por ninguna otra fuerza de izquierda.


Recordemos que esta última secuencia de desastres socialistas -la anterior fue bajar de 123 a 120 escaños en el Congreso de los Diputados- empieza cuando el “gurú” concibe la “Operación GASEL” (“Ganar Autonomías sin Elecciones”, como la llama un destacado líder socialista que nos pide anonimato), es decir, una “estrategia” para conquistar por la puerta de atrás las autonomías gobernadas por el PP en coalición con Ciudadanos, promoviendo la traición del partido naranja.

MAR le ha ganado la partida a Iván Redondo por amplia goleada. RTVE
MAR le ha ganado la partida a Iván Redondo por amplia goleada. RTVE

UN ALARDE DE FALLIDO ILUSIONISMO

Cegado por el “éxito” de la moción de censura a Rajoy, y habida cuenta de que nunca Iván Redondo ha conseguido para sus asesorados un buen resultado electoral en segundas, sino solo la primera vez por el cansancio de décadas de gobiernos socialistas -de hecho, fue su “asesoramiento” lo que destruyó la carrera política de Monago-, el “gurú” calculó que Murcia, Castilla-León, Madrid y seguramente también Andalucía, podrían caer una tras otras, como fichas de dominó, con la ayuda de ciertos traidores hasta entonces coaligados con el PP en dichas autonomías, ganándolas para el PSOE sin ningún esfuerzo y solo gracias a su innata genialidad, en un alarde supremo de fallido ilusionismo. Todo ello, a la manera de esas series de Netflix y de otras plataformas, en las que tanto él como Pablo Iglesias han confesado que se inspiran.


“Pedro Sánchez estuvo escondido toda la tarde noche electoral en un hotel de Madrid, para que nadie le viese ni relacionase su imagen con la estrepitosa derrota”.


Y “el bobo de Pedro Sánchez”, como le califican significadas fuentes socialistas, le creyó, como le viene creyendo desde que decidió fiar su futuro político a un publicista que había sido hasta ese momento un enemigo declarado del socialismo español, como se puede comprobar consultando en la hemeroteca lo que decía del PSOE cuando era el “gurú” de otro líder desnortado como José Antonio Monago.

TIRO POR LA CULATA

La “Operación GASEL” no solo ha acabado mal para su mentor y sus asesorados, sino que ha sido un verdadero tiro que le ha salido por la culata a Redondo y que ayer dejó exánime al PSOE de Madrid y al nacional. No solo fracasaron las previstas mociones de censura en las comunidades citadas, como todo el mundo sabe, sino que tal estrategia motivó el rápido movimiento de Ayuso -con la inspiración de un estratega mucho más ducho y curtido como Miguel Ángel Rodríguez-, convocando de inmediato unas elecciones en las que acaba de barrer no solo al PSOE, sino a toda la izquierda madrileña, al obtener nada menos que siete diputados más (65) que la suma de los tres partidos de izquierda (58).


Este es el nefasto resultado de la “Operación GASEL”, puesta en marcha por Redondo para, al modo de la censura a Rajoy, “ganar autonomías sin necesidad de elecciones”.


Por primera vez en la historia -salvo en las comunidades nacionalistas, donde los partidos soberanistas o independentistas introducen otras variables no aplicables al resto del Estado- el PSOE pasa a ser tercera fuerza política en algún territorio, y en uno tan importante, además, como la Comunidad de Madrid. Por primera vez el PSOE ha sido vencido por el PP en todos los distritos de la capital y en la práctica totalidad de los municipios de la región, dado que solo ha ganado en Fuentidueña de Tajo, una localidad de poco más de 2.000 habitantes, y en el Atazar, una aldea con 90 vecinos. Este es el resultado catastrófico de la “Operación GASEL” para el PSOE, cuyos únicos efectos positivos para la política y la convivencia nacional han sido el abandono de Pablo Iglesias y el definitivo descrédito del CIS de Tezanos, al que alguien debe cesar ya.

La gran triunfadora que pone en peligro el futuro de Pedro Sánchez. RTVE
La gran triunfadora que pone en peligro el futuro de Pedro Sánchez. RTVE

GRAVES DAÑOS COLATERALES

Pero los daños colaterales son todavía mayores si se tiene en cuenta a) que la fuerza política con la que contó el tándem Redondo-Sánchez para la ejecución de tan burda estrategia, Ciudadanos, queda borrada del mapa madrileño y, posiblemente, del nacional, eliminando la posibilidad de futura de pacto por el centro y haciendo todavía más imprescindible el nocivo apoyo de los independentistas; b) que el liderazgo de Pablo Casado al frente del PP, tan cuestionado después de sus resultados en Cataluña, ha salido muy reforzado y con posibilidades de encabezar una opción ganadora a corto-medio plazo; c) y que cabe la posibilidad cierta de que el presidente popular andaluz, Juan Manuel Moreno, adelante las elecciones en su comunidad al rebufo de Madrid, con opciones de obtener o rozar también la mayoría absoluta; un probable adelanto para aprovechar los efectos electorales de su mesura y su digna gestión de gobierno en su territorio y, sobre todo, para aprovechar el descabezamiento que actualmente padece el PSOE andaluz, cuya todavía líder, Susana Díaz, está plenamente amortizada, y cuyo posible sustituto carece de tiempo para armar un liderazgo creíble, sin contar la guerra intestina que los socialistas andaluces, susanistas y antisusanistas, libran en estos momentos a cara de perro.

SÁNCHEZ, ALCANZADO POR LA ONDA EXPANSIVA

La víctima directa de la noche electoral fue el pobre de Ángel Gabilondo, un inocente dado a las fieras, al que Sánchez y Redondo dejaron solo en un hotel de Madrid -ni siquiera tuvieron el pundonor de ofrecerle la casa de Ferraz, al contrario que los demás partidos, que hicieron sus balances desde sus propias sedes-. Pero los efectos de la catástrofe alcanzan de lleno al líder nacional del PSOE que, según fuentes socialistas fiables consultadas por este periódico, pasó la tarde-noche electoral “escondido en otro hotel de Madrid, para que nadie le viese y no se pudiese relacionar su imagen con la derrota estrepitosa del PSM”.

Fuentes cercanas a la Ejecutiva socialista, que se reunió de urgencia hace unas horas adelantando la reunión prevista para la tarde de hoy jueves, califican de muy preocupante la situación y estiman que, a pesar del discurso oficial de que lo sucedido en Madrid no puede trasladarse al panorama nacional, el desastre tiene unas claras consecuencias sobre el liderazgo y el futuro de Pedro Sánchez. Casi todos los ojos (hemos consultado la opinión de militantes y de diversos cargos y responsables orgánicos de Madrid, Extremadura y Andalucía) miran con desagrado a Iván Redondo, uno de los principales responsables de la errática y contradictoria deriva de la campaña de Gabilondo y, desde luego, el principal muñidor de la “Operación GASEL”, que tan letales efectos ha tenido y seguirá teniendo para el PSOE nacional. Y muchos se preguntan si lo va a mantener Sánchez a su lado hasta que termine de destruir al PSOE, un partido con casi 150 años de vida que, a excepción de las comunidades nacionalistas, nunca había experimentado una humillación electoral semejante.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

ERRE & ERRE, un creciente peligro para España

Yo también sufrí la (presunta) censura de Iván Redondo

Iván Redondo, desenmascarado por el nuevo director de ABC

Iván Redondo y el “gatillazo” de Nadia Calviño

Grave responsabilidad de Iván Redondo en la imprevisión de la crisis del coronavirus

Iván Redondo desprecia a la ciudadanía y a los medios

10-N: consumada para Pedro Sánchez la catástrofe que PROPRONews viene pronosticando desde que contrató al “gurú”

Desmontando a Iván Redondo (1)

10-N: la maldición de Iván Redondo parece empezar a consumarse

Iván Redondo, un peligro en la sala de máquinas de Moncloa

El no a Iceta, consecuencia de otra pifia de Iván Redondo

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Aportamos en exclusiva las pruebas de que Iván Redondo miente

Rasputín gobierna España