Ibarra, 0 vicepresidentas en 24 años. Sánchez, 4 vicepresidentas en 3 años

En las seis legislaturas de presidencia de Ibarra, que se las da de feminista, las mujeres brillaron por su ausencia en cargos de Extremadura que él nombraba

3428
Ibarra, sus cinco vicepresidentes y su sucesor. Ni una sola mujer en 24 años.
Ibarra, sus cinco vicepresidentes y su sucesor. Ni una sola mujer en 24 años.

En los 24 años que duró la presidencia de Ibarra, las mujeres brillaron por su ausencia, no solo en la Junta de Extremadura sino en todas las instituciones regidas por el PSOE del que el expresidente era el líder máximo. Para esos nombramientos, que dependían directamente o indirectamente de él como máximo responsable del partido y del gobierno autonómico (vicepresidencia, sucesor, presidencia de la Asamblea de Extremadura, presidencia de las Diputaciones provinciales, alcaldes de las principales ciudades), siempre fueron designados hombres casi exclusivamente. Su pública acusación al PSOE, y a otros partidos, de poco feministas por impedir la promoción de mujeres, cae por su peso cuando se compara el muy exiguo número de ellas que él elevó a altos cargos en Extremadura durante sus seis legislaturas como presidente en 24 años, en contraste con las numerosas mujeres que Pedro Sánchez ha nombrado vicepresidentas y ministras en solo tres.

Extremadura.-

Juan Carlos Rodríguez Ibarra se nos ha vuelto feminista de pronto, como atestigua el artículo que publicó recientemente en Vozpópuli titulado ¿Por ser mujeres?, en el que acusaba al PSOE, al PP y a Podemos de obstaculizar sistemáticamente las candidaturas de mujeres a la presidencia del Gobierno o de las comunidades autónomas, para poner a hombres. Como él, cuando tuvo oportunidad de demostrar su feminismo, lo que hizo fue nombrar sucesor a Guillermo Fernández Vara, otro hombre, la militancia socialista ha empezado a contestarle en las redes sociales, como publicamos ayer en este medio (Un militante socialista le afea a Ibarra su feminismo de salón).


Además de nombrar a un sucesor varón, de los cinco vicepresidentes que tuvo Ibarra ninguno fue mujer.


Ibarra llegó a decir en su artículo, defendiendo la frustrada candidatura de Susana Díaz a la secretaría general del PSOE y a la presidencia del Gobierno, que “el PSOE podía haber hecho historia poniendo al frente de la candidatura a la presidencia del Gobierno a una mujer. Prefirió (el PSOE) seguir proclamando su carácter feminista poniendo a un presidente al cargo de cuatro vicepresidentas”. ¡”Un presidente al cargo de cuatro vicepresidentas”! ¿Cabe una expresión más machista y alejada de la realidad?

Hemos realizado un sencillo cómputo de las mujeres del PSOE que ocuparon altos cargos en Extremadura durante los 24 años que Ibarra fue el responsable del partido y del gobierno autonómico en Extremadura y, por tanto, el que decidía con los nombramientos, y hemos comparado esos resultados suyos tan feministas con los, según él, pocos feministas del PSOE y el gobierno de Pedro Sánchez, y el resultado es más que sonrojante para el expresidente extremeño.

EN LA JUNTA DE EXTREMADURA

Durante los 24 años de sus mandatos al frente de la Junta de Extremadura, Ibarra siempre se postuló para el cargo de presidente y para líder del PSOE extremeño, sin que jamás propusiera a una mujer para estos cargos o diera la opción de la elección de una candidata en primarias. Esto sucedió nada menos que seis veces consecutivas. Y cuando preparó su retirada nombrando un sucesor, volvió a designar a dedo a un hombre, Guillermo Fernández Vara, que todavía continúa al frente de la Junta.


Los tres presidentes socialistas de la Asamblea de Extremadura con Ibarra fueron hombres.


Igualmente, en el transcurso de esas seis legislaturas, Rodríguez Ibarra nombró a cinco hombres como vicepresidentes de la Junta, y no nombró a ninguna mujer para ese cargo.

En el transcurso de esas seis legislaturas, Ibarra nombró a 16 consejeras de un total de 84 nombramientos de consejeros durante ese período, lo que representa solo un 19% de nombramientos de mujeres.


Los cinco presidentes socialistas de la Diputación de Badajoz con Ibarra fueron todos hombres.


Pero la proporción de mujeres consejeras es todavía menor en algunas legislaturas concretas, como en la primera de Ibarra (una consejera de 13 consejeros, es decir, el 7,7%), en la tercera (dos consejeras de 15 consejeros, el 13,3%) y en la cuarta (una consejera de 11 consejeros, el 9,1%).

Los tres presidentes socialistas de la Asamblea de Extremadura con Ibarra, todos hombres.
Los tres presidentes socialistas de la Asamblea de Extremadura con Ibarra, todos hombres.

EN LA ASAMBLEA DE EXTREMADURA

Igualmente, durante las casi dos décadas y media que Ibarra fue el jefe supremo de la Junta de Extremadura y del PSOE extremeño, con plena autonomía para nombrar los cargos políticos y orgánicos, hubo tres presidentes socialistas de la Asamblea de Extremadura, todos hombres. Solo hubo, por cierto, una mujer presidenta de la Asamblea, María Teresa Rejas, pero no era socialista sino de IU, y esto se debió no al feminismo del entonces presidente de la Junta, sino a que en esa legislatura, la cuarta suya, Ibarra ganó las elecciones en minoría y necesitó la abstención de los comunistas para gobernar, a cambio de la presidencia del legislativo regional.

Teresa Rejas, una militante de IU, es la única mujer que ostentó un cargo del máximo nivel durante las seis legislaturas de Ibarra. Ninguna socialista lo logró.

Los cinco presidentes de la Diputación de Badajoz con Ibarra. Ni una mujer.
Los cinco presidentes de la Diputación de Badajoz con Ibarra. Ni una mujer.

DIPUTACIONES Y AYUNTAMIENTOS

Algo idéntico ocurrió en el ámbito municipal durante los mandatos de Ibarra, siendo siempre hombres -con alguna excepción puntual que confirma la regla- los que dirigieron las dos diputaciones provinciales y los principales ayuntamientos de la región.

Así, la Diputación de Badajoz tuvo durante los mandatos de Ibarra cinco presidentes socialistas hombres y ninguna mujer.

De cuatro presidentes de la Diputación cacereña con Ibarra, solo hubo una mujer.
De cuatro presidentes de la Diputación cacereña con Ibarra, solo hubo una mujer.

En la Diputación de Cáceres, de cuatro presidentes socialistas, solo hubo una mujer.

Lo mismo ocurrió en las principales ciudades extremeñas -Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Almendralejo, etc.- cuyos alcaldes socialistas en los años de Ibarra fueron siempre hombres.

Las cuatro vicepresidentas de Pedro Sánchez en solo tres años.
Las cuatro vicepresidentas de Pedro Sánchez en solo tres años.

CON PEDRO SÁNCHEZ, NI COLOR

En contraste con el insignificante número de mujeres con las que Ibarra contó para la Junta de Extremadura, la Asamblea, las diputaciones y los ayuntamientos extremeños, o para cargos orgánicos en el PSOE de Extremadura, la política feminista de Pedro Sánchez a la hora de nombrar a mujeres para altos cargos de su gobierno es incomparable con la de aquél.


Entre los cuatro presidentes socialistas de la Diputación de Cáceres con Ibarra, solo hubo una mujer.


Solo en tres años al frente del gobierno, Sánchez ha nombrado a cuatro vicepresidentas y a un solo vicepresidente. Asimismo, de 52 ministros nombrados por él entre 2018 y 2021, nada menos que 31 son mujeres, es decir, el 59,6%.

Esta proporción de mujeres en el gobierno se ha incrementado en el actual ejecutivo, en el que hay tres vicepresidentas (y ningún vicepresidente) y 14 ministras de un total de 22, es decir, el 63,6%, que es, por decirlo en términos deportivos, un récord mundial.

FUE AL REVÉS

Por eso, cuando Ibarra, defendiendo la frustrada candidatura de Susana Díaz a dirigir el PSOE y el gobierno de la nación dice ahora que “un partido feminista la hubiera apoyado, amparado y protegido. El PSOE -un partido de hombres- le puso la cruz y a un candidato para que se estrellara (…/…) El PSOE podía haber hecho historia poniendo al frente de la candidatura a la presidencia del Gobierno a una mujer. Prefirió seguir proclamando su carácter feminista poniendo a un presidente al cargo de cuatro vicepresidentas”, se retrata.


El porcentaje de consejeras de la Junta de Extremadura con Ibarra fue apenas del 19 %, frente a más del 60% de ministras en los gobiernos de Sánchez.


Primero porque no se puede decir, si eres feminista, eso de “poner a un presidente al cargo de cuatro vicepresidentas”. Y, segundo y principal, porque esos hechos sucedieron al revés de como él los cuenta. Porque fueron el aparato del PSOE de entonces, los barones y las viejas glorias, incluido él mismo, los que quisieron imponer la candidatura de Susana Díaz dando un golpe contra Pedro Sánchez, y tuvo que ser la militancia la que, por una abrumadora mayoría, deshiciera esa maniobra y eligiera al ganador en buena lid de primarias. En cambio, Ibarra nunca permitió esas primarias en Extremadura y siempre -salvo raras excepciones que confirman la regla- nombró a dedo a esa pléyade de hombres que rigieron Extremadura durante sus mandatos. Dándose, además, el caso de que algunos de esos hombres que gozaban de su favor, como Ramón Ropero o Manuel Veiga, repitieran cargos en la Junta y en las diputaciones, como si no hubiera mujeres preparadas para tales menesteres.

No tiene nada de extraño, pues, que los militantes socialistas le refresquen la memoria al expresidente extremeño, factótum de la política socialista en Extremadura durante 24 años, le afeen la diferencia que hay entre lo que dice y lo que hizo, y pongan en evidencia la diferencia abismal que existe entre su feminismo de salón y el feminismo real de Pedro Sánchez, probado con hechos.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José María Pagador Otero

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

Un militante socialista le afea a Ibarra su feminismo de salón

Moncloa declara la guerra a Iván Redondo

Monago masoquista

El 13 de octubre reaparecerá el humillado Iván Redondo

Objetivo: destruir a Vara

El mayor fracaso de Iván Redondo es él mismo

El “Iván Redondo” de Palomo tampoco merece la pena

El “maestro” del relato pierde el suyo

Por qué a Iván Redondo se le ha caído el pelo definitivamente

Decir que se ha ido él, la mentira final de Iván Redondo

Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”

ERRE & ERRE, un creciente peligro para España

La maldición de Iván Redondo acecha ya a Pedro Sánchez

Yo también sufrí la (presunta) censura de Iván Redondo

Iván Redondo, desenmascarado por el nuevo director de ABC

Iván Redondo y el “gatillazo” de Nadia Calviño

Grave responsabilidad de Iván Redondo en la imprevisión de la crisis del coronavirus

Iván Redondo desprecia a la ciudadanía y a los medios

El gran error de Monago, un político que prometía

10-N: consumada para Pedro Sánchez la catástrofe que PROPRONews viene pronosticando desde que contrató al “gurú”

Iván Redondo, un peligro en la sala de máquinas de Moncloa

El sainete del debate, otra pifia monumental de Iván Redondo

Pedro Sánchez rectifica e irá a los dos debates

Desmontando a Iván Redondo

10-N: la maldición de Iván Redondo parece empezar a consumarse

La peor faena de un pardillo Iván Redondo

La maldición de Iván Redondo acecha ya a Pedro Sánchez

¿Viaje oficial o excursión de coleguitas?

El desmesurado e inadmisible protagonismo de Iván Redondo en la gira latinoamericana de Pedro Sánchez levanta ampollas en el PSOE

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno miente en su currículum en el Portal de Transparencia de Moncloa

Iván Redondo “traslada” presuntamente al personal de su empresa a La Moncloa a costa de los españoles

La maldición de Iván Redondo

Cifras que prueban “la maldición” de Iván Redondo

Con Iván Redondo, Pedro Sánchez ha metido en La Moncloa a “un mentiroso compulsivo”

Aportamos en exclusiva las pruebas de que Iván Redondo miente

Rasputín gobierna España