“PSOE: P(edro) S(ánchez) O E(spaña)”

La disyuntiva de las bases socialistas ante la suicida deriva de su líder se decanta mayoritariamente por la lealtad al país

3124
Las bases que le apoyaron le están volviendo ahora la espalda. J.M. PAGADOR
Las bases que le apoyaron le están volviendo ahora la espalda. J.M. PAGADOR

Numerosos votantes y simpatizantes socialistas ya no sienten que las centenarias siglas del PSOE les representen. La disyuntiva que se les presenta a los socialistas que no dependen del partido o de cargos públicos para comer, es que seguir apoyando a Pedro Sánchez es traicionar a la España democrática y constitucional. Un veterano militante nos lo ha dejado muy claro: “PSOE significa hoy “Pedro Sánchez o España”, y yo no voy a traicionar a mi país en las próximas elecciones, que ojalá sean cuanto antes”.

Entre este Pedro Sánchez mentiroso (que dice una cosa y hace la contraria, que aseguró que no podría dormir gobernando con Podemos, que juró que los independentistas condenados jamás serían indultados y que cumplirían la totalidad de sus penas, que gobierna no en bien de España sino de su poltrona, que está aliado con las fuerzas que quieren destruir nuestro modelo constitucional y la unidad del país, Podemos, ERC, JxCat, Bildu…, que cada día hace mayores e inadmisibles concesiones a formaciones algunas de ellas herederas de quienes asesinaban españoles, entre ellos, muchas víctimas socialistas) y España, una mayoría de simpatizantes y votantes socialistas han elegido España.


El 70% de los votantes socialistas contrario a los indultos se piensa el sentido de su voto en próximas elecciones.


Eso se vio en las elecciones autonómicas de Madrid, en las que más de 500.000 votantes socialistas dejaron de votar al PSOE, relegando a este partido a tercera fuerza política en dicha comunidad por primera vez en la historia; y se ve en las encuestas independientes, en las que se constata un abandono progresivo de las siglas socialistas por parte de las bases de ese partido, con un horizonte de posible mayoría absoluta de la derecha en próximas elecciones generales y la paulatina destrucción del partido socialista, ya pronosticada por muchos.

El escarnio de los presos a la salida de la cárcel, un insulto a la ciudadanía española. RTVE
El escarnio de los presos a la salida de la cárcel, un insulto a la ciudadanía española. RTVE

DRAMÁTICA DISYUNTIVA

El PSOE vive hoy en una dramática disyuntiva, que un hasta ahora -es decir, hasta el momento de los indultos a los autores del golpe de Estado independentista- votante socialista ha enunciado para este periódico cuando le hemos preguntado su opinión sobre la deriva del presidente del Gobierno. Su respuesta es contundente y clara:


Los 500.000 votantes socialistas que no votaron PSOE en Madrid son un aviso para las próximas generales.


“El PSOE -dice este todavía militante, destacado socialista que asegura que no volverá a votar a Pedro Sánchez- ha dejado de existir como partido democrático en el que era posible expresar tus ideas sin que te amenazasen con un expediente; como partido en el que las grandes decisiones se consultaban a las bases, cosa que tanto exigió el propio Pedro Sánchez cuando le convino; como partido en el que los órganos internos eran el contrapeso de la dirigencia y donde las grandes cuestiones se debatían y se aprobaban o rechazaban colegiadamente; como partido defensor del modelo constitucional vigente, que tantos beneficios ha dado a España; como partido respetuoso con la división de poderes; como partido de perfil institucional en el que nunca un solo hombre y su asesor áulico se atrevieron a monopolizar la acción gubernamental, tomando toda clase de decisiones sin pasar por el Parlamento y gobernando a base de decretazos; como partido defensor de la soberanía nacional indivisible; como partido basado en principios como que el fin no justifica los medios. Ese partido ya no existe. Ahora el PSOE, sus siglas, significan otra cosa muy distinta: P(edro) S(ánchez) O E(spaña). Esta es la disyuntiva a que hemos llegado tantos compañeros. Y yo, como tantos otros patriotas, ya he elegido. Entre Pedro Sánchez y España, mi lealtad está con España, con la España democrática y constitucional por la que tanto hemos luchado desde el PSOE, un PSOE que ya no existe”.

El principal periódico vasco retrata el desafío en primera página.
El principal periódico vasco retrata el desafío en primera página.

LA GOTA Y EL VASO

Los indultos a los delincuentes del procés son la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de millones de votantes socialistas. “Somos cerca del 70% los votantes socialistas que estamos radicalmente en contra de los indultos y que, como yo, han tomado la decisión de no volver a votar a Sánchez, que ha traicionado los principios del socialismo democrático y que ha faltado por completo a su palabra, rompiendo unilateralmente el contrato que había firmado con quienes le habíamos votado”.


El espectáculo de los presos independentistas a la salida de la cárcel tras los indultos es un escarnio en primer lugar para las menguantes bases socialistas.


Fuentes cercanas al PSOE, cargos y militantes consultados por este periódico, pero que prefieren mantener el anonimato, temen una mayoría absoluta de la derecha en las próximas elecciones generales y la caída en la irrelevancia del partido socialista, como ha pasado ya en Madrid, como vaticinan todas las encuestas independientes y como ha ocurrido con anterioridad en otros países europeos. Incluso no son pocos los hasta ahora votantes socialistas que, en estas circunstancias, votarían al PP como mal menor, según las conclusiones de algunas de dichas encuestas.

Primera página de El País, recogiendo lo que es una evidencia para toda la ciudadanía española.
Primera página de El País, recogiendo lo que es una evidencia para toda la ciudadanía española.

LA FORMA Y EL FONDO

La forma con que Pedro Sánchez decidió los indultos de los condenados separatistas (contra el criterio del Tribunal Supremo y de la Fiscalía, sin consultar a los órganos del partido, sin debate parlamentario previo, contra la opinión de destacados exlíderes y barones socialistas, sin consenso con ninguna fuerza política más que con los populistas y los separatistas que le sostienen en la poltrona, con anuncio de la farsa en un teatro de Barcelona y no en el Congreso de los Diputados, y con una “rueda de prensa” a posteriori sin admitir preguntas) y el fondo que tal arbitraria medida oculta, que no es otro que conservar la actual mayoría parlamentaria para mantenerse en la Moncloa, está causando una verdadera rebelión en las bases socialistas.

La justificación de los indultos en la “concordia” ha quedado desmentida desde el minuto uno. En cuanto los presos catalanes pusieron el pie en la calle, reiteraron, con toda clase de aspavientos, que lo único que quieren es la independencia de su región y que lo volverán a hacer. La escenificación de su reiterada rebelión a la puerta de la cárcel no solo es un desmentido a todo lo dicho por Pedro Sánchez, sino un insulto y un atentado contra la ciudadanía española.

Vara ha pasado del rechazo a los indultos a un vergonzante trágala.
Vara ha pasado del rechazo a los indultos a un vergonzante trágala.

“APOYOS” Y TRAICIONES

Y lo que después ha querido presentar el oficialismo “socialista”, por un lado, como “apoyos” de parte de la patronal catalana, de los obispos catalanes, ¿cómo no?, y de ciertos sectores mediáticos, y, por otro, como “suavización” de las posturas contrarias de los barones, no es más que la prueba del interés de aquellos por el negoci -sobre todo ahora, que por el frente europeo se anuncia un diluvio de millones de euros-, y del temor de los segundos a un “espadazo” como el que acaba de llevarse Susana Díaz en Andalucía.

Es vergonzosa y lamentable la postura de algunos presidentes autonómicos “socialistas” como el extremeño, Guillermo Fernández Vara, que, de decir textualmente que “no debe ser indultado quien no quiere serlo porque no respeta ni cree en las leyes que lo hacen posible” pasó a asumir los indultos, con la excusa de que Oriol Junqueras había hecho un gesto conciliador, cuando la realidad es lo que Junqueras y los demás han hecho y dicho al salir de la cárcel, reiterando su promesa de independencia. Muchos votantes socialistas consideran el giro de Vara como una vergonzante traición.

Frente al humillante trágala de Fernández Vara o del presidente aragonés, el único líder socialista que mantiene una postura institucional y coherente en este asunto es el presidente de Castilla-La Mancha, el único que mantiene en pie el último residuo de dignidad que queda en este PSOE, un PSOE ya inexistente por abducción del hoy presidente del gobierno. PS ya no significa Partido Socialista, sino Pedro Sánchez.

Todos los medios, incluidos los ahora “sanchistas” al calor de los millones que vienen, como El País -otrora tan crítico con él-, se han hecho eco en primera página de lo que es una realidad inocultable: los líderes del independentismo delictivo no solo no se han arrepentido sino que han vuelto a montar, en el primer minuto de su libertad regalada por Sánchez contra el sentir de las instituciones y de la ciudadanía española, la nueva performance de su reincidencia.

Muchos de los que entonces apoyaron a Pedro Sánchez se han arrepentido después. J.M. PAGADOR
Muchos de los que entonces apoyaron a Pedro Sánchez se han arrepentido después. J.M. PAGADOR

“SALVAR AL PSOE”

El 1 de octubre de 2016, El País, entonces crítico con Sánchez, con motivo de las derrotas electorales autonómicas y generales cosechadas por el partido socialista bajo el liderazgo de aquél, publicó un editorial titulado “Salvar al PSOE”, en el que entre cosas, decía: “Pedro Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido antes que reconocer su enorme fracaso”.

Dicha pieza, que expresaba el pensamiento corporativo de El País de entonces, terminaba haciendo una descripción que se ajusta perfectamente a la realidad actual y enunciando un pronóstico que parece a punto de cumplirse. Aquel día remataba el editorialista:

“Hemos sabido que Sánchez ha mentido sin escrúpulo a sus compañeros. Hemos comprobado que sus oscilaciones a derecha e izquierda ocurrían únicamente en función de sus intereses personales, no de sus valores ni su ideología, bastante desconocidos ambos. Admitimos no tener gran confianza en su capacidad de rectificar. Pero queremos hacer, pese a todo, un esfuerzo final y llamar a Sánchez a recapacitar: que medite sobre el daño ya causado a su partido y que se vaya para no causarle todavía más.”

Son palabras que parecen resultar proféticas cinco años después.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

Las bases abren expediente de expulsión a Pedro Sánchez

Terremoto en el PSOE contra Iván Redondo por el desastre de la “Operación GASEL”

PROPRONews lo clavó

ERRE & ERRE, un creciente peligro para España

Antonio Machado, Rosendo de la Peña y Fernando Pagador de la Peña, mis antepasados republicanos y el exilio de Puigdemont

No podemos permitir que los dos extremos totalitarios destruyan nuestra democracia

Iglesias, el dinero y la casta

Testigos embozados

PP: de la Santa Sede a la sucia sede

Pablo Pasado, Rajoy y Bárcenas

Illa, una arriesgada operación que puede salir bien

Los 14 “pecados capitales” de Pablo Iglesias

Inconcebible Sánchez

La única alternativa de Pedro Sánchez: o traiciona a ERC y Bildu o traiciona a España

Cuatro gatos están decidiendo el destino de 47 millones de españoles y el futuro del país

Sánchez se cree muy listo

La trampa de las consultas populistas

Como Pedro Durán, Pedro Sánchez también desafía a la gravedad

La hora de Pedro Sánchez

El definitivo suicidio de Pablo Iglesias

La gran tomadura de pelo de Pedro y Pablo

Pedro Sánchez y el hombre de estado

La maldición de Iván Redondo acecha ya a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez se equivoca de estrategia

Los peores 100 primeros días de gobierno de la democracia

La hora de Pedro Sánchez

Adiós, Rajoy, adiós

Clamoroso repudio de las bases a las viejas glorias insolidarias con el PSOE

Las 7 vidas de Pedro Sánchez

La rebelión de los torpes