Las 7 vidas de Pedro Sánchez

Un líder capaz de sobrevivir a tantas dificultades llegará, sin duda, a la Moncloa

4943
PROPRONEWS
PROPRONEWS

El efecto Sánchez está ahí. Todos los medios españoles se hacían eco ayer, de manera destacada, de la remontada de las expectativas de voto del PSOE desde que Pedro Sánchez volvió a liderar el partido. A mí no me extraña. Desde que él asumió el liderazgo socialista por primera vez, vengo pronosticando lo que seguramente terminará pasando: la victoria de Pedro Sánchez y un gobierno de izquierdas en alianza con Podemos. Pero para eso tiene que neutralizar antes el negativo “efecto Díaz”.

La inmensa mayoría de los medios nacionales destacaban ayer en sus primeras páginas y en sus informativos la noticia. La última encuesta del CIS atribuye una notable remontada al PSOE, que se acerca mucho al PP, partido que cae de manera importante en intención de voto. Y hay que imaginar –la sospecha está más que justificada por los antecedentes- que la remontada socialista puede ser mayor, pues ya conocemos los tejemanejes con que se cocinan los datos de las encuestas según el interés del señor al que sirven. Por eso es lícito sospechar que si el CIS dice que la distancia entre el PSOE y el PP se ha recortado de 11,6 a 3,9 puntos desde que Pedro Sánchez recuperó la Secretaría General socialista, la diferencia real será todavía menor y muy cerca de un empate técnico.

Ayer, todos los medios repetían en sus titulares tres verbos definitorios de la remontada electoral que está viviendo el PSOE por causa del efecto Sánchez: Impulsar, disparar y catapultar. Por ejemplo, El País, tan combativo siempre contra Pedro Sánchez, titulaba en la portada: “El PSOE se dispara y acorta distancias con el PP, según el CIS”. El Mundo, menos cicatero, titulaba: “La victoria de Sánchez catapulta al PSOE”. En parecidos términos encabezaba Público su información: “El efecto Sánchez impulsa al PSOE en el CIS y el PP cae casi tres puntos”. Lo mismo que El Confidencial: “El efecto Sánchez dispara al PSOE…” O que La Vanguardia: “El PP cae en intención de voto y el PSOE se recupera con el retorno de Sánchez”. Hasta La Razón, nada proclive al político socialista, titulaba sin embargo: “El PSOE sube 5 puntos tras la vuelta de Sánchez”. Y lo mismo en todos los periódicos nacionales y regionales, y en los medios digitales, radios y televisiones.

Las bases le quieren. PROPRONEWS
Las bases le quieren. PROPRONEWS

Así pues, y según esta encuesta, el PSOE sube cinco puntos y se sitúa en una intención de voto del 24,9 %, con una notable subida desde el último barómetro, en el mes de abril, que le atribuía el 19,9 %. La remontada, seguramente mayor de la reflejada en la encuesta, sitúa al PSOE a tan solo 3,9 puntos del PP, lo que puede considerarse, obviados los “arreglos de cocina”, un empate técnico. Pero más importante que esto es la tendencia, que denotan una paulatina subida del PSOE y un deterioro creciente del horizonte electoral del PP, que esta vez pierde como mínimo tres puntos.

UN PÁLPITO

En mis cincuenta años de ejercicio del periodismo he visto muchas cosas ya y he sentido pálpitos que, con frecuencia, se han cumplido. No soy un vidente, pero sí un observador y analista de la política española desde hace cinco décadas. Pocas veces han fallado mis intuiciones. Y la de que Pedro Sánchez será presidente del Gobierno es una intuición que tengo desde que le vi por primera vez. Prueban lo que digo mis artículos de años pasados en diferentes medios y mis tempranos comentarios en la Cadena SER, que los lectores pueden consultar al final de esta información.

El dirigente socialista parece estar tocado por ese dedo de la historia que aúpa a los elegidos.

Los que somos aficionados a leer libros de historia sabemos cuántos líderes han sido tocados por el dedo del destino solo porque estaban en el momento y el lugar adecuados; y cómo ellos después, por sus dotes y méritos, se auparon a esa dinámica que finalmente los convirtió en gobernantes. Muchos de estos líderes –un ejemplo paradigmático es el de Winston Churchill y hoy podemos referirnos también al ilustrativo caso de Emmanuel Macron- fueron menospreciados al principio por sus colegas, padecieron infinidad de dificultades, protagonizaron contradictorios devaneos ideológicos, sufrieron traiciones y estuvieron a punto de fracasar. Pero –y ese es uno de los misterios de la historia-, no se sabe bien por qué, cuando todo parecía abocado al desastre, renacieron de sus cenizas, rearmaron sus figuras y terminaron triunfando. Políticos, gobernantes que, en muchos casos, parecían tener siete vidas. Pues bien, este parece ser el caso también de Pedro Sánchez.

SOBREVIVIR A LA MUERTE POLÍTICA

Pedro no solo ha sobrevivido a su muerte política –muchos le daban por acabado después de su vil defenestración y su dimisión como diputado-, sino que ha resucitado de manera fulgurante, como se ve en la acogida de las bases socialistas a su figura y en las expectativas de voto crecientes del partido que lidera. Se pueden contar con los dedos de una mano a los líderes que en España y en el mundo hayan sobrevivido a tamaña cadena de dificultades, que podemos resumir así.

1ª.- LA PRIMERA TRAICIÓN: Pedro sobrevivió a la primera traición de Susana Díaz, la lidereza que ayudó a auparle a la Secretaría General del PSOE para neutralizar a Eduardo Madina como candidato, que se rebeló contra él cuando aún no llevaba cien días en el cargo.

2ª.- LA PRIMERA DERROTA: Pedro sobrevivió a la primera derrota electoral socialista de su mandato en 2015, cuando el PSOE perdió 20 diputados y se quedó con 90, después de los 59 que había perdido Rubalcaba.

3ª.- LA SEGUNDA DERROTA: Igualmente sobrevivió a su segunda derrota electoral en 2016, cuando el PSOE perdió otros 5 diputados hasta quedarse en los 85 actuales. En ambas contiendas electorales, fue decisivo para la supervivencia de Pedro el hecho de que no se consumara el termido “sorpasso” de Podemos y de que esta formación, aun aliada con IU, perdiera más de un millón de votos, mientras el PSOE se recuperaba ligeramente en porcentaje.

4ª.- LA INVESTIDURA FALLIDA: Pedro Sánchez intentó el apoyo entonces imposible de Podemos y, logrado el de Ciudadanos, se presentó a la investidura para presidente del Gobierno esperando que Podemos votara a favor. No ocurrió así y salió derrotado, lo que movió a que muchos medios informativos, además de sus adversarios de fuera y de dentro del PSOE, se cebaran ignominiosamente con él.

5ª.- LA SEGUNDA TRAICIÓN: La segunda traición de Susana Díaz, con la complicidad de casi todos los barones y de una parte del aparato, provoca la defenestración de Pedro Sánchez como secretario general, que, en un vergonzoso Comité Federal del PSOE, se ve obligado a tirar la toalla. Mucha gente le da por muerto políticamente.

6ª.- LA RENUNCIA AL ACTA DE DIPUTADO: A continuación, y en un acto de responsabilidad democrática, Pedro Sánchez presenta su renuncia a su acta de diputado, a fin de no facilitar la investidura y las políticas de Mariano Rajoy ni de desobedecer a su partido. Este noble acto le deja automáticamente fuera del Congreso de los Diputados y de los focos mediáticos. Sus adversarios de dentro del partido se frotan las manos con mezquina fruición. Y los de fuera, también.

7ª.- LA PARCIALIDAD DE LA GESTORA: Por si las moscas de que Pedro sienta alguna tentación de volver, la Gestora que se hace cargo del PSOE muestra desde el principio una vergozante parcialidad a favor de Susana Díaz y en contra del exsecretario general caído.

8ª.- LAS COMPLICADAS PRIMARIAS: Los que dan por muerto a Pedro Sánchez se asombran –pero aún no temen- que inicie movimientos para presentarse de nuevo a las primarias. El líder socialista protagoniza una campaña ascendente, de menos a más, llevado por las bases, y teniendo en contra las arbitrariedades de la Gestora, absolutamente proclive a Susana Díaz. En una campaña de medios tan desiguales –Susana lo tiene todo y Pedro, nada- la masiva corriente popular favorable a Pedro determina, por fin, su arrolladora victoria.

9ª.- LA TERCERA TRAICIÓN: Y ahora, en el congreso regional del PSOE andaluz recién celebrado, se ha consumado la tercera traición de Susana Díaz a su secretario general (ver en PROPRONEWS nuestro artículo https://www.propronews.es/la-cuarta-hecatombe-electoral-del-psoe-sera-culpa-susana-diaz/)

Y todo esto en el transcurso de solo dos años, algo que hubiera hecho desistir a alguien menos templado, menos convencido y menos fuerte que Pedro Sánchez

UN ELEGIDO

Dígaseme sinceramente qué líder político es capaz de sobrevivir a este cúmulo de dificultades y puñaladas por la espalda y, además, alzarse con el triunfo y, además, conseguir que su partido remonte de inmediato en las encuestas. Soy de la opinión de que Pedro Sánchez, tan denostado por la oligarquía y medios afines de este país, y tan odiado por los residuos del viejo PSOE, es un elegido tan fuerte que ninguna tempestad puede con él y que, con toda seguridad, conseguirá llegar a la Moncloa si es capaz de resolver el último escollo. Y ese último escollo se llama, como ya ha anticipado el lector, Susana Díaz. O Pedro neutraliza a Susana, o, en el berrinche de su harakiri, Susana puede acabar con las buenas expectativas electorales del nuevo PSOE que lidera el renacido secretario general, y que puede gobernar en breve aliado con un Podemos mucho más razonable y experimentado.

El rascacielos Pedro Sánchez no para de crecer. PROPRONEWS
El rascacielos Pedro Sánchez no para de crecer. PROPRONEWS

El PSOE es hoy un partido fuerte porque su fuerza se basa en el apoyo de los militantes y de los votantes, que han enviado un mensaje muy claro del que Susana Díaz y algún otro líder residual de la antigua etapa no quieren darse por enterados. Ellos encabezan ahora las corrientes minoritarias dentro del partido, los que los militantes llaman ya “los susanistas”, “los pagistas”, “los varistas” o los “ximistas”. “Porque los que son, si es que son algo, una corriente, son ellos –dicen destacadas fuentes de la militancia-. El sanchismo ya no existe. Eso era antes, cuando había que ganar el partido. Pero ahora Sánchez, el sanchismo y el PSOE son la misma cosa, es decir, el partido. Ya no hay sanchistas, ahora somos todos socialistas. Habrá que ver si los susanistas, los varistas, los pagistas y los ximistas quieren serlo también o no. En cualquier caso, el futuro es de Pedro y del nuevo PSOE. Solo es una cuestión de tiempo”.

ALGUNOS ENLACES A ARTÍCULOS DE JOSÉ Mª PAGADOR DE 2014 A 2016 EN LOS QUE ANTICIPABA EL ÉXITO DE PEDRO SÁNCHEZ

http://cadenaser.com/emisora/2016/01/26/radio_extremadura/1453791100_269562.html

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/peeeedrooooo_815826.html

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/ganamos_847456.html

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/psoeicidio_855484.html

http://cadenaser.com/emisora/2016/02/29/radio_extremadura/1456749312_474516.html

http://cadenaser.com/emisora/2016/02/11/radio_extremadura/1455188153_980217.html