Los 14 “pecados capitales” de Pablo Iglesias

El “Caso Dina” es uno más, y no el más importante, entre tantos abusos y contradicciones que le han llevado al descrédito general

1240
Cada vez sonríe menos. RTVE
Cada vez sonríe menos. RTVE

Es el dirigente que en menos tiempo ha dilapidado el capital político con el que partía, nada menos que el enorme impulso social del 15-M y el crédito que le concedió de principio una parte de la ciudadanía y muchos de los medios y los periodistas -entre ellos, yo- a los que hoy ataca. Pablo Iglesias se ha convertido en el paradigma de esa “casta” a la que él denostaba y ha ido derribando uno a uno los principios éticos sobre los que aseguraba sustentar su acción política. El “caso Dina” es uno más de los 14 pecados capitales que Pablo Iglesias ha cometido en tan solo cinco años y que le convierten en el típico político quemado por hacer lo contrario de lo que dice y llevar una vida absolutamente contradictoria con su discurso, que ya no se cree nadie.

No hace falta ninguna literatura para exponer la cada vez más alejada deriva de Pablo Iglesias de los principios y valores que decía defender cuando no estaba en el gobierno ni tenía los pingües ingresos que él y su mujer tienen hoy. Basta con exponer telegráficamente sus contradicciones y engaños, que la ciudadanía conoce ya perfectamente, para darnos cuenta de quién es en realidad Pablo Iglesias. Estos son los “pecados capitales” del vicepresidente, que lo son aunque él se declare ateo, de la misma manera que se apellida Iglesias, y porque los suyos se parecen mucho (ira, soberbia, lujuria, avaricia…) a los de la moral cristiana:

1.- ANTIDEMOCRÁTICO DENTRO.- No respeta la democracia interna en su organización ni la disidencia o la crítica. Por eso ha defenestrado a tantos y por eso ya no queda nadie de los fundadores de Podemos en su entorno.

2.- ANTIDEMOCRÁTICO FUERA.- Él, que ha sido un crítico de una gran ferocidad contra los adversarios políticos, ahora no tolera crítica alguna contra él, ataca a la prensa y a los periodistas, y naturaliza el insulto contra los que le critican.

3.- MACHISTA.- Mensajes o declaraciones suyas como que “azotaría a Mariló Montero hasta que sangrase”, y el hecho de que no le devolviese de inmediato la tarjeta de memoria a Dina Bouselham para “protegerla y quitarle presión” -según dijo paternalmente-, entre otras muchos dichos y hechos, denotan claramente su talante machista.

4.- INCOHERENTE.- Ha pasado de declararse furibundo antimonárquico y azote de los borbones, a prometer lealtad al rey y a levantarse para aplaudirle al inicio de la actual legislatura, después de que en la anterior permaneciese ostentosamente sentado e inmóvil frente a Felipe VI y criticase duramente sus palabras.

5.- NUEVO RICO.- De denostar a los ricos y a los poderosos, incluido un ministro del PP, Luis de Guindos, al que recriminó que comprase una vivienda de 600.000 euros, ha pasado a comprar su mansión de Galapagar, cuyo valor de mercado es superior a esa cifra. Entre él y su mujer ganan casi 200.000 euros anuales, unos ingresos de rico, que les permiten llevar una vida de nuevos ídem.

Ahora son casta. RTVE
Ahora son casta. RTVE

6.- NEPOTISTA FAMILIAR.- De criticar a Ana Botella, acusándola de llegar a la alcaldía de Madrid por ser la esposa de José Mª Aznar, a colocar a su propia mujer, Irene Montero, primero como segunda de a bordo en Podemos y luego como ministra, algo que no tiene precedentes en la historia de España ni de Europa.

7.- NEPOTISTA CLIENTELAR.- De criticar a los dirigentes y partidos que colocaban a sus amigos en altos cargos muy bien remunerados, ha pasado a colocar a los suyos en una multiplicidad de puestos y cargos en los ministerios que hoy ocupa Podemos, multiplicando el número de enchufados y asesores a dedo, muchos de ellos, sin formación ni experiencia para eso.

8.- MIEMBRO DE LA CASTA.- Pablo Iglesias acusó a los partidos del “régimen del 78”, incluido el PSOE, de formar una casta endogámica y alejada del pueblo, pero luego se ha aliado con dicho partido para entrar en el gobierno, sin importarle ya que algunos de sus exdirigentes tuviesen las manos “manchadas de cal viva”, como él mismo acusó. Hoy él es un miembro significado de la casta.

9.- MIEMBRO DEL ESTABLISHMENT.- El vicepresidente sigue diciendo que él y los suyos combaten al establishment, como si él, precisamente por ser vicepresidente del gobierno y tener a su mujer de ministra -con coches oficiales, chóferes, escoltas, secretarias, privilegios…-, no ostentase el poder ni fuese parte de ese mismo establishment.

10.- PROTEGIDO POR LA GUARDIA CIVIL.- Pablo Iglesias, en sus múltiples ataques a la Policía y la Guardia Civil, llegó a decir que “la policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos”. Y ahora resulta que un fuerte dispositivo de la Guardia Civil protege a diario su mansión de manera permanente e impide a los ciudadanos manifestarse ante su vivienda.

Esto es lo que hay. RTVE
Esto es lo que hay. RTVE

11.- AMBICIOSO.- Los principios éticos de Podemos que Pablo Iglesias implantó al principio para engañar a los votantes incautos, incluían la limitación de sueldos a un máximo de tres veces el salario mínimo, y la limitación de mandatos a un total de doce años. Pero, ahora, en el último congreso del partido, han sido eliminadas ambas limitaciones. Pasta y tiempo para seguir ganándola.

12.- FAROLERO.- En sus delirios de todo tipo, Pablo Iglesias llega incluso a colocar su sexualidad por encima de la del resto de los mortales que no son como él. Ha llegado incluso a decir, atribuyéndose tácitamente tal ridiculez, que “los hombres feministas follan mejor”.

13.- MATÓN.- Su manera de hacer política y de acosar a los adversarios raya muchas veces en el matonismo. Pero últimamente esa deriva se ha acrecentado, señalando públicamente a periodistas críticos y someterlos al linchamiento de los que todavía le bailan el agua. Ha llegado incluso a decir que hay que “naturalizar el insulto” contra los periodistas.

14.- MENTIROSO.- El “caso Dina” ha puesto de manifiesto las mentiras de Pablo Iglesias en un asunto que evidencia la existencia de cloacas también dentro de Podemos. Guardar durante meses una tarjeta telefónica de su exasesora que contenía fotos íntimas de esta y otro material sensible, y no devolvérsela hasta que el asunto se puso feo para él y entregársela, además, dañada e ilegible, le ha hecho pasar de autoproclamada víctima a ser objeto de investigación judicial.

No tiene, pues, nada de extraño, que los antaño simpatizantes y los votantes de Podemos le estén abandonando. Basta ver las cada vez más menguadas cifras de participantes en los últimos congresos del partido y de votantes morados en las sucesivas elecciones. En sus pecados lleva Iglesias la penitencia.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

El “tocomocho” del matrimonio ministerial

Y Podemos se hizo casta

La trampa de las consultas populistas

Desesperado, pero todavía listo Pablo

Una España de primera, gobernada por tipos de quinta

El definitivo suicidio de Pablo Iglesias

Manifiesto de intelectuales por la democracia constitucional y contra los populismos y los nacionalismos separatistas

Gana Iglesias

Pablo Iglesias, del rap al R.I.P.

Asombroso: Ansón atribuye a Pablo Iglesias la “orquestación” de la moción de censura que echó a Rajoy

Follar, no sé, Pablo, pero joder, jodes divinamente

Injustificado ataque de celos del frustrado asaltante de los cielos

El banco de los independentistas financia el casoplón de Iglesias y Montero