jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img
InicioEditorialGarcía-Page tiene razón

García-Page tiene razón

El daño de los “aliados” del PSOE puede ser ya irreversible para el partido

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page tiene toda la razón. El actual declive del PSOE, su cuesta abajo en las encuestas -que todavía expresan mucho menos de lo que va a ocurrir- es consecuencia al 95% de las alianzas de Pedro Sánchez con los enemigos de la democracia, del idioma y de la unidad del país. Por eso se suceden las victorias abrumadoras del PP en las elecciones autonómicas que vienen celebrándose y que auguran lo que ocurrirá en las próximas citas electorales municipales y autonómicas y, sobre todo, en las generales del año que viene.

Madrid.-

“Si Sánchez sigue con las mismas compañías (Podemos, IU, ERC, Bildu y otros), el PSOE sufrirá un castigo”. “El 95% de los problemas de deterioro del PSOE tienen que ver con sus socios y sus pastos”. Son palabras textuales de Emiliano García-Page, que expresan en voz alta lo que la inmensa mayoría de las bases socialistas piensan y lo que no se atreven a decir otros altos dirigentes socialistas. No hace falta ser muy listo para concluir que esta es la principal razón del creciente declive de ese partido, precisamente cuando, al mismo tiempo, el gobierno socialista está teniendo un papel cada vez más relevante en la esfera internacional, y a pesar de los éxitos de Pedro Sánchez en el plano exterior, y muy a pesar de las numerosas medidas sociales del gobierno, cuyo efecto no se nota en réditos electorales.


El presidente de Castilla-La Mancha ha expresado en voz alta lo que piensa el todavía (y decreciente) electorado socialista.


Si en Madrid, la actual presidenta arrasó con una mayoría casi absoluta -que se incrementará en la próxima cita electoral-, que barrió al PSOE hasta convertirlo en tercera fuerza política, hasta el punto de que dicho partido solo ganó en dos distritos mínimos de la comunidad madrileña; si en Castilla-León las fuerzas de derecha obtuvieron también la mayoría absoluta; y si en Andalucía Juanma Moreno logró una aplastante mayoría absoluta, como anuncios, todo ello, de lo que va a ocurrir inexorablemente en 2023, eso se debe a la deriva sanchista de connivencia con quienes quieren destruir España y el legado cultural de nuestra identidad como nación y de nuestro idioma como sustento universal de ese legado.

MALAS COMPAÑÍAS

Primero fue la promesa incumplida –“con Podemos en el gobierno yo no podría dormir por las noches”, dijo Pedro Sánchez- de no aliarse con la extrema izquierda desnortada y populista; después vinieron los indultos a los golpistas catalanes del mal llamado “procés”; luego, las concesiones vergonzantes a los independentistas catalanes y vascos a cambio de sostener la poltrona sanchista; más tarde, la sangrante alianza parlamentaria con ERC y con Bildu, brazo político del terror que segó la vida de tantos españoles, entre ellos, tantos socialistas; a continuación, el acercamiento de los asesinos etarras al País Vasco y la tolerancia de los homenajes públicos a esos mismos asesinos; y, por supuesto, el abandono de la mayoritaria ciudadanía catalana que se siente española y que tiene pleno derecho a que sus hijos sean educados en español. Todo eso es a lo que se refiere inequívocamente García-Page cuando habla del “95% de los problemas de deterioro del PSOE”.

En Madrid, fueron cientos de miles los socialistas que dejaron de votar al sanchismo en la anterior cita electoral. Lo mismo ocurrió en Castilla-León y no digamos en Andalucía, donde alrededor de 200.000 votantes socialistas dieron esta vez su voto a Juanma Moreno.

De modo que García-Page no solo tiene toda la razón, sino que sus palabras son un aviso de lo que va a suceder irremediablemente en las urnas, porque Sánchez no va a corregir ya esta deriva de secuestro de la voluntad popular que protagoniza, dado que su mayoría parlamentaria no se corresponde en absoluto con la mayoría social y electoral española de hoy.

García-Page sabe, además, que esa creciente ola antisanchista que retratan las encuestas va a tener efecto también en las autonomías y los ayuntamientos que aún gobierna el PSOE. Lo que no se sabe es hasta qué punto. Pero en autonomías donde el PSOE gobierna con una mayoría sustentada apenas en un par de diputados, esa ola antisanchista de castigo a las mentiras, las promesas incumplidas y las vergonzosas alianzas de Sánchez puede propiciar el vuelco que dé mayoría a la suma de las derechas. Y eso es lo que teme también García-Page, y no solo él, y lo que anuncia el mar de fondo que se mueve de manera cada vez más intensa en el electorado hasta ahora socialista.

OTROS EDITORIALES

¡Fuera el español! ¡Visca el català!

La inaceptable injerencia punitiva de Argelia

El pueblo ruso no tiene la culpa

Djokovic o la egodictadura

Fracaso histórico de Yolanda Díaz

El PSOE y la prensa

Elecciones, ya

El consenso debería ser la regla, no la excepción

Con el pueblo cubano

Andalucía: gane quien gane, pierde el PSOE

El Gobierno incumple su promesa de lealtad al jefe del Estado y a la Constitución

Purga en la agencia EFE

Sánchez se cree muy listo

Rivera muestra a Sánchez el camino de la dignidad

Una ciudadanía hartísima

El extremismo filoetarra, aislado en el Parlamento Vasco

La Fiscalía debe actuar de oficio contra la llamada de Torra a la “confrontación” contra el Estado

España y el PSOE, en manos de un iluminado

Doble golpe al “procés”

Rivera dinamita Ciudadanos

La (¿inevitable?) destrucción del PSOE

El viraje pedrista de Vara y otras complicidades

¿Bancos intocables?

El síndrome del museo en llamas

Con España, con Cataluña, con el Gobierno

Pedro Sánchez se equivoca

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar