lunes, 26 septiembre, 2022
spot_img
InicioPlanetaLa moto es pura felicidad

La moto es pura felicidad

Isabel Caballero Segura, presidenta de Moteras sin Límites, con 600 socias de España y otros países

Isabel Caballero Segura comenzó a montar en moto antes de nacer. Cuando las contracciones del parto avisaron a su madre de que estaba a punto de dar a luz, su cuñado la llevó de paquete hasta el hospital, donde vino al mundo esa niña que hoy dice riendo: “Creo que de ahí me viene la afición”. Aquel primer paseo fue en una mítica Lambretta. Ahora Isabel alterna, para sus viajes, una Honda CBR de 600 cc y una Zontes de 310 y es la presidenta de la asociación Moteras sin Límites que agrupa a 600 mujeres de España y otros países.

Cádiz.-

A estas mujeres les une la camaradería, las ganas de divertirse y la enorme pasión por descubrir nuevos lugares, mientras las acaricia el viento, porque, más allá que un simple medio de transporte, una actividad social o un deporte, la moto, a decir de sus fans, representa todo un estilo de vida; es arrancar, meter la primera marcha y máquina y persona se conectan entre sí y con el entorno. No es de extrañar, pues, que el motociclismo se haya convertido en un símbolo de independencia y aventura. De manera que podríamos resumir: felicidad = tanque lleno y semáforo en verde.


“Las chicas no son solo paquete, eso pasó a la historia y es la base de nuestra asociación”.


Isabel Caballero Segura es técnica de oftalmología, y trabaja en Cádiz, aunque vive en Chiclana. Va diariamente en moto a su consulta, por aquello del aparcamiento, y yo me la imagino quitándose el casco y sacudiendo la melena como si fuera un anuncio, porque las motos siempre crean fascinación a quienes las vemos con cierto respeto, como algo a lo que solo algunas personas privilegiadas acceden.

La afición le viene de niña.
La afición le viene de niña.

EMPEZÓ EN LOS 80

Y fascinante fue Isabel cuando empezó a circular por Cádiz en una Honda, allá por los años 80, aunque la afición le venía de lejos:

-Mi padre tenía un campo y una moto pequeña, y yo empecé a cogerla por allí, donde no había peligro, con apenas diez u once años. Y con dieciséis me saqué el permiso A1, me compré una Honda y fui la primera chica que paseaba en moto por Cádiz.


“Con dieciséis me saqué el permiso A1, me compré una Honda y fui la primera chica que paseaba en moto por Cádiz”.


Su gesto tiene importancia. En aquellos años, las mujeres a lo máximo que aspirábamos era a movernos en Vespino. No era habitual ver a chicas en motos potentes, así que esta pionera de las dos ruedas recuerda la cara del responsable del concesionario, cuando fue a recoger la Honda. Además, ríe Isabel:

-Entonces no se usaba casco de forma obligatoria en ciudad, y yo era muy vistosa, tenía el pelo largo rizado y llegaba con mi moto, igualmente llamativa, y todo el mundo me miraba, flipaban.

Es algo casi intuitivo en el caso de Isabel, porque cuando la recogió no había utilizado una moto con marchas en la vida, pero le gustaba tanto que enseguida se hizo con ella, y hasta ahora.

Se necesita equilibrio y concentración. BARTOLOMÉ PUENTE
Se necesita equilibrio y concentración. BARTOLOMÉ PUENTE

EQUILIBRIO Y CONCENTRACIÓN

Para pilotar una moto se necesita equilibrio y concentración, dos condiciones imprescindibles. Pero hay algo más que hace que se convierta en una compañera de vida, tanto como instrumento de competición, como herramienta de trabajo, pero, sobre todo, como camino para saborear la libertad. Porque, como decía Voltaire, las personas son libres desde el momento en que desean serlo, y así lo ve Isabel.


La mayoría son españolas, pero también hay socias de Portugal, Gibraltar y EE.UU.


-La moto es libertad, ufff –resopla-, haces una ruta y no tiene nada que ver con ir en el coche. Te subes la visera del caso y percibes los olores del campo, respiras el aire, percibes la velocidad; eso no lo da un coche, aunque lleves todas las ventanillas abiertas. Es más, yo en el coche me mareo, me fatigo, y en la moto voy superbien: ¿más incómoda?, puede ser; la moto no es para ir guapa, hay que ir protegida, y, al principio, la ropa molesta. Pero, cuando te amoldas, te haces una con la máquina y no te duele nada, es pura felicidad. Y tampoco es lo mismo conducir que ir de paquete; cuando la llevas te posicionas, eres tú misma, eres la que domina.

Se trata, sobre todo, de vivir, ser libres y pasarlo bien.
Se trata, sobre todo, de vivir, ser libres y pasarlo bien.

Y luego está la parte lúdica, puro disfrute. El verano pasado Isabel y sus Moteras sin Límites salieron de Cádiz, pasaron por Salamanca, de Salamanca a Santiago de Compostela y desde allí, por la ruta 66, atravesaron Portugal hasta Faro. En un día se pueden hacer unos 250 kilómetros interrumpidos por alguna etapa, para saborear el paisaje, una buena comida, unas risas y una charla en pleno campo, porque en el camino también está la gracia. La ruta del verano duró una semana y se fueron uniendo por el camino moteras gallegas… portuguesas …

-El mundo de la moto no es solo la moto, es todo un universo.

Una veterana de la asociación.
Una veterana de la asociación.

DE 18 A 60 AÑOS

Isabel es la presidenta fundadora de Moteras sin Límites, asociación que se creó en 2015. Actualmente hay inscritas unas 600 socias, la mayoría de diferentes lugares de España, pero también de Portugal, Gibraltar, incluso alguna de EEUU; la asociación está muy extendida:

-Yo salía siempre con chicos, pero tenías la sensación de que te miraban por encima del hombro, siempre pendientes de cualquier fallo tuyo. Luego está el típico chulito que te adelanta por que sí y eso me creaba un poco de mal rollo. Yo veía que ellos van más por competir y yo quería divertirme con la moto, esa es mi filosofía, voy siempre a la velocidad permitida y a disfrutar. Noté que había muchas chicas que se compran moto y luego se cortan un poco de salir, así que empecé por las redes, captando gente, mujeres aficionadas y así empezamos.

Tienen decenas de miles de seguidores en redes sociales.
Tienen decenas de miles de seguidores en redes sociales.

Y ahora cuentan con 30.000 seguidoras en redes (MOTERAS SIN LÍMITES).

-Aparte de la sede principal en Cádiz, tenemos representación en Galicia, Madrid, Barcelona… Yo intento siempre visitarlas y hacernos cercanas… Quedamos, desayunamos, hacemos la ruta picnic, creamos convivencia, somos una familia. La moto me da alegría, tengo amigas en cualquier sitio de España gracias a Moteras sin Límites. Por wasap nos contamos nuestras cosas, no solo tema moto, sino que nos sirve de ayuda, nos arropamos. Y en cuanto a la edad, no puede ser más inclusiva, hay socias desde los 18 hasta 60, tenemos una socia de 58 que empezó con una moto de 125 y se ha sacado ya el carné, se ha comprado una de 600, y está feliz, genial. Para la moto no hay edad, lo que hay que tener es ganas.

En todo caso, los paquetes son ellos.
En todo caso, los paquetes son ellos.

PAQUETES YA NO

Pregunto, ¿es qué os sentís más a gusto entre mujeres?

-A ver, yo no he tenido ningún problema con hombres, mi pareja tiene moto, y Moteras sin Límites organizamos rutas abiertas en las que puede participar quien quiera, no ponemos pegas a nadie; pero yo me encontraba con que muchas chicas que habían tenido relación con un motero, aunque solo fuesen de paquete, y a raíz de eso habían generado una pasión por la moto; les gustaba, pero no se atrevían; somos diferentes, algunas traen a sus parejas de paquete. Hay grupos para todos los gustos, para hacer circuito, rutas, montaña, y en todos sitios estamos las mujeres , las chicas no son solo paquete, eso pasó a la historia y es la base de nuestra asociación. Es nuestra forma de vida, y en el caso concreto de las mujeres es que hay muchas que han tenido una ilusión por tener moto, pero llevan la espinita porque, por presiones, o porque a su pareja no les gustó, no se atreven y entonces yo las motivo, las meto en el grupo y creo que gracias a mí son ahora fabulosas moteras.

¿Y a qué sitios vais?

-Con la moto se llega a sitios donde no es posible con el coche; con coche tú no puede meterte campo a través y hay trayectos que no pueden hacerse de otra forma. Por ejemplo, acabamos de hacer el Caminito del rey, una ruta preciosa.

Isabel tiene un hijo de 22 años, y una pareja, y en casa todos comparten afición. ¿Peligrosa?

-Evidentemente tú eres la chapa, la carcasa, la que recibe el golpe en caso de accidente. En una moto, con que te rocen un poco vas al suelo y paras con tu cuerpo. Siempre hay que ir a la defensiva, pendiente de ti y de los demás, porque no sabes cómo van a actuar. Una frenada pequeña y te echas encima”.

El grupo es lo más importante.
El grupo es lo más importante.

LA IMPORTANCIA DEL GRUPO

¿Y entre los sueños más inmediatos?

-Seguir creciendo en fuerza y magnitud. Para mí el grupo es muy importante. En estos seis años hemos hecho muchas cosas, como partir de tres o cuatro, como fuimos al principio, y ser ahora reconocidas. En Cádiz hay muchas concentraciones, y en Andalucía está la Alianza Sur de Moto Club, un referente. Ellos organizan fiestas, son los típicos moteros con chaleco y pinta de duros, y las mujeres ahí no entraban, pero entré y hoy Moteras sin Límites somos reconocidas y respetadas.

Tan reconocidas y respetadas que acaban de recibir un reconocimiento explícito que les llena de orgullo, la réplica de la estatua del maestro Ángel Nieto, que luce en la catedral de la moto, Cádiz. Un galardón que les recuerda que van por buen camino.

Ángel Nieto, en el reconocimiento.
Ángel Nieto, en el reconocimiento.

Además de ese respeto, aspiran a subir de escalafón.

-Porque hay un apartado del que las mujeres no pasamos, y mi propósito es conseguir que Moteras sin Límites lo consigamos; el inconveniente es que, entre las exigencias, piden tener sede y club, y nosotras somos asociación sin ánimo de lucro, pero estamos en ello.

De momento, acaban de dar la vuelta a Andalucía, preparan la fiesta de su séptimo aniversario, que será por todo lo alto, y planean la Ruta del Verano, en la que recorrerán, isla por isla, el Archipiélago Canario, mar, sol, aire en la cara y a disfrutar.

Della Crewe con su moto y su perro a principios del siglo XX.
Della Crewe con su moto y su perro a principios del siglo XX.

LA PIONERA

Della Crewe, fue una de las primeras mujeres en el mundo, que consiguió sacarse el carnet de moto. Corría el año 1915 cuando se compró una Harley Davidson, y, tras practicar durante diez días, emprendió un viaje, junto a su perro, por todos los Estados Unidos; recorrió más de 8.000 kilómetros, atravesando Texas, Oklahoma, Kansas, Missouri, Illinois, Indiana y Ohio, y terminó su periplo en pleno centro de Nueva York.

Della Crewe estaría orgullosa de Isabel Caballero y sus Moteras sin Límites.

Todo un ejemplo de mujeres extraordinarias y tan normales.
Todo un ejemplo de mujeres extraordinarias y tan normales.

(Elisa Blázquez Zarcero es periodista y escritora. Su último libro publicado es la novela La mujer que se casó consigo misma. Diputación de Badajoz).

SOBRE LA AUTORA

Una colaboradora muy especial

OTROS REPORTAJES

Contenedores de Arte, los Museos del Mundo Rural

Costa Rica, pura vida. Y es verdad

El robo de vino (perfecto) del siglo

“Lo de Afganistán lo sabíamos y lo de Líbano, también: un polvorín a punto de estallar”

20 años del 11-S: nuestra compañera Elisa Blázquez estaba allí cuando ocurrió

Vientres de alquiler, la nueva esclavitud de la mujer

El mayor centro budista de Occidente estará en Cáceres

La ciudad es para mí, no para los coches

Anita la Sainte, a flor de piel

Hadrami Ahmed Bachir, de trabajar en Vitoria a la guerrilla en el Sáhara contra Marruecos

Cáceres, sin ir más lejos

“¿Cuánto queda?”, primer título del “cine del confinamiento”

Españoles en Bournemouth

La mujer que dio a luz un monstruo

Nuria Ruiz García, música inclusiva para un público al que no puede ver

Más allá del insolidario “llévatelos a tu casa”

18 años del 11-S: “aquel día histórico yo estaba allí”

Sintra, regreso al misterio

Mujeres contra el destino

El último telediario

Bomarzo, donde realidad y ficción se confunden

El laberinto de los sombreros

Hoy, debut escénico mundial del refugiado

Cuando quien te guía se convierte en tu amigo

Las Ritas, la solidaridad más humana y gentil del mundo

Mujeres cacereñas, pioneras en España del Movimiento #cuéntalo

Todos podemos ser el doctor Livingstone (supongo)

Una española, entre las primeras baterías del mundo

Refugiados: morir de indiferencia

Destino Mozambique

La mujer macúa, reina por méritos propios

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar