lunes, 23 mayo, 2022
spot_img
InicioLa España LlenaContenedores de Arte, los Museos del Mundo Rural

Contenedores de Arte, los Museos del Mundo Rural

El artista Marce Solís es el creador de este proyecto que transforma edificios en desuso en centros de arte moderno

Un matadero sin actividad, una ermita sin culto, un silo sin grano, una cárcel sin reclusos, un parking sin coches o un viejo cuartel de la Guardia Civil sin tricornios, son algunos de los lugares donde Marce Solís ha montado un museo. “Un museo donde no hay museos”, proclama el lema de un proyecto llamado “Contenedores de Arte”, que él dirige, y que lleva una década transformando espacios abandonados o en desuso del mundo rural de Extremadura, en centros de Arte Contemporáneo.

Extremadura.-

Ahora que tanto se recurre a mencionar la España vaciada, este proyecto puede demostrar que hay posibilidades, hay energía, hay vida, hay mucho que enseñar desde ese mundo rural. Porque, como afirma Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, “los mejores museos son aquellos que no están concebidos como museos. Un hospital, una fábrica, algo que ya no funciona”.


En 41 pueblos extremeños se han rescatado 41 edificios públicos y 525 artistas han participado en sus exposiciones y actividades.


Desde su nacimiento, hace 10 años, los Contenedores de Arte han arribado a 41 pueblos extremeños, rescatado del olvido 41 edificios públicos y han participado en sus exposiciones y actividades 525 artistas. Siempre bajo la batuta del agitador cultural ideólogo y organizador de este proyecto, Marce Solís, que ha conseguido cumplir con todos y cada uno de los objetivos marcados desde que se lanzara la propuesta y fuera recogida por la Diputación de Badajoz. Se puso en marcha gracias a Paco Muñoz, entonces responsable de Cultura, que creyó en esa “loca idea”, idea que, por lo que se ve, solo a él le pareció interesante, ya que una vez que se jubiló y abandonó la Diputación pacense, los Contenedores pasaron a mejor vida en esa provincia.

Museos vitales en espacios sin uso.
Museos vitales en espacios sin uso.

DIPUTACIÓN DE CÁCERES

Por suerte se recogió el testigo y en la actualidad están financiados por la Diputación de Cáceres, con la ayuda de la red de Universidades Populares. Y sus propósitos siguen tan vivos como el primer día.

Estos objetivos pasan por la promoción del arte contemporáneo y los artistas extremeños en el mundo rural, la participación ciudadana en el proceso artístico, la democratización del arte y el desarrollo de las capacidades creativas. Y uno, con el que yo tengo debilidad por parecerme de lo más original y atractivo; la recuperación y rehabilitación de espacios públicos que, por diversas circunstancias, han sido abandonados, inutilizados y olvidados, y que merced al proyecto recuperan su esplendor con un nuevo sentido y una vida renovada.


El último contenedor inaugurado es un matadero en desuso de Zarza de Granadilla, con un resultado magnífico


La finalidad que engloba todas las demás es que la población asuma que lo importante de un museo no es el edificio sino las obras que lo componen, y que cualquier rincón, por muy alejado que esté de la capital, puede convertirse en un museo de todos y para todos.

El artista Marce Solís, autor del proyecto Contenedores de Arte.
El artista Marce Solís, autor del proyecto Contenedores de Arte.

EN ZARZA DE GRANADILLA

Hace pocos días fue la inauguración de unos de estos contenedores; el pueblo, Zarza de Granadilla, un enclave idílico. El lugar elegido, un matadero a las afueras de la población. El resultado, magnifico, y la inauguración, muy concurrida pese a que llovió con ganas. Un centenar de personas esperó pacientemente, bajo los paraguas, el turno que impone el protocolo covid, y disfrutó de un paseo mágico por las salas de las que un día colgaron los animales sacrificados, y que ahora resplandecen del arte más diverso realizado por mujeres, hombres , niños y niñas, artistas, artesanos o profesoras, en un rango de edad desde los 7 a los 87 años, y en perfecta armonía, gracias a la diversidad de sus autores , porque como dijo Juan Luis Campos en sus palabras de bienvenida: “En cuestión de creación el mejor maestro es la libertad”


“La creación colaborativa entre lo rural y la llamada cultura contemporánea o urbana adquiere aquí tintes de naturalidad” (Marce Solís).


Y si el resultado final es de quitarse el sombrero, el proceso de transformar un mugriento local en un Contendor de Arte es tan emocionante o más. La experiencia de trabajar juntos, durante meses, en el mismo espacio y con el mismo fin, artistas que no se conocen previamente y que proceden de disciplinas estéticas diferentes, deviene en un desenlace tan imprevisible como satisfactorio. En muchos casos estos artistas se unen para llevar a cabo otros proyectos en el futuro e incluso otras empresas.

Cualquier edificio abandonado sirve.
Cualquier edificio abandonado sirve.

Y para que nada falte, también hay talleres. Artistas profesionales con experiencia en su actividad, imparten clases in situ, a la vez que realizan su obra para el Contenedor de Arte. De esta manera jóvenes, niños y también personas adultas, aprenden nuevas técnicas, a la vez que participan activamente en la elaboración de las obras del Contenedor.

EL ARTISTA INVITADO

Muy importante para el desarrollo y crecimiento del proyecto ha sido la figura del “Artista invitado”, un complemento que otorga prestigio, y que ayuda al resultado. Nombres propios y con trayectoria en el arte actual, tanto de Extremadura como del resto del país. Por citar algunos, Andrés Talavero, Virginia Campón, Jonathan Carranza, Juan Gila, Niña Pájaro, Digo Diego, Isabel Fores, Miguel Sansón, Tocha, Sergio Cruz, Carmen Goga, Gloria Morán, Dulce Escribano, Lucas Perreault o Cesar David Montero.

La población local se involucra activamente en el proyecto.
La población local se involucra activamente en el proyecto.

La guinda de este pastel es que, aunque “Contenedores de Arte” está dirigido y enfocado al universo del arte contemporáneo en todas sus vertientes, no olvida que, en los pueblos lo que predomina es el arte o la cultura tradicional, las disciplinas de toda la vida … el ganchillo, la lana, el barro, la cerámica, el bordado etc. Y Marce Solís, consciente de esta realidad, contempló desde el principio que los Contenedores acercaran y mezclaran lo contemporáneo con lo tradicional y viceversa: “Casan a la perfección, para ello invitamos a artistas de renombre a que elaboren sus proyectos pensando también en artistas o artesanos rurales que viven y trabajan en el pueblo. Esta combinación -añade Solís- está dando unos resultados magníficos, y sin abandonar la filosofía del proyecto, integramos también los procesos creativos tradicionales propios de cada pueblo. De esta manera fomentamos espacios de encuentro, de creación colectiva y colaborativa entre artistas de la ciudad y artistas y artesanos locales.

Brígida Seguín firma esta obra.
Brígida Seguín firma esta obra.

El resultado demuestra que no están tan separados y que la modernidad artística y cultural también puede residir en el medio rural De esta forma contribuimos al mantenimiento y promoción de la cultura de y en nuestros pueblos, La creación colaborativa entre lo rural y la llamada cultura contemporánea adquiere aquí tintes de naturalidad. Con ello contribuimos a huir de la tradicional separación entre cultura popular y cultura moderna o contemporánea, o entre la llamada cultura rural y cultura urbana. Creo sinceramente – concluye Solís- que los Contendores de Arte están haciendo posible esta simbiosis”.

RECICLAR PARA EL ARTE

Y para completar este círculo de sanas intenciones, desde los primeros años de la puesta en marcha de “Contenedores de Arte” se ha fomentado la realización de las obras a partir de residuos, de basura, incentivando la creación de obras con material reciclado. Según Solís, esta actividad, además de su componente ecológico, conlleva un factor pedagógico importante, porque una vez inaugurado el “Contenedor de Arte” se organizan visitas guiadas para escolares de los centros de enseñanza del pueblo, y las obras realizadas con material reciclable resultan una herramienta educativa muy eficaz para concienciar al alumnado sobre las consecuencias de nuestros actos en el entorno y la importancia de reciclar.

Conozco a Marce hace tiempo, nos vemos con frecuencia, pero en los meses de la preparación de los contendores, de los que ha llegado a inaugurar 6 al año, le pierdo la pista. Anda, como se decía antes, de pueblo en pueblo como un turronero en ferias, buscando ubicaciones, contactando con artistas, asociaciones, colegios y todo ese personal que acaba involucrado en este proyecto colectivo.

Y allí, bajo la lluvia, mientras esperaba mi turno de visita, el día de su estreno, al cobijo de una encina maravillosa que flanqueaba la entrada del antiguo matadero, ahora lleno de cuadros, flores, cerámica y música, contemplando el magnífico entorno de Zarza de Granadilla, pensé que vivir en un pueblo donde hay un Contendor de Arte es un plus. Es la España llena, recuerda un poco a aquella mítica Barraca de Lorca que recorría la península dando a conocer el teatro clásico.

Porque “Si es absolutamente necesario que el arte o el teatro sirvan para algo, será para enseñar que hay actividades que no sirven para nada, pero que es indispensable que las haya”. Lo dijo Eugene Ionesco, y es cierto.

CONTENEDORES Y CREATIVIDAD SOCIAL

(Reportaje fotográfico de la autora).

(NOTA DE LA DIRECCIÓN: La Dirección de PROPRONews y cuantos hacemos diariamente este periódico, queremos mostrar públicamente nuestra admiración y apoyo a este proyecto admirable llamado Contenedores de Arte, a su mentor, Marce Solís y a cuantas personas colaboran con él y en ellos. Acciones como esta son esenciales en nuestro mundo, ya sea rural o urbano; pero, además, este tipo de actividades contribuyen enormemente a la vida y al futuro de lo que se viene denominando erróneamente la España vacía, cuya verdadera denominación debe ser LA ESPAÑA LLENA, concepto y ámbito que este periódico viene promoviendo y apoyando sistemáticamente, incluso con una sección específica que se titula precisamente así).

(Elisa Blázquez Zarcero es periodista y escritora. Su último libro publicado es la novela La mujer que se casó consigo misma. Diputación de Badajoz).

SOBRE LA AUTORA

Una colaboradora muy especial

OTROS REPORTAJES

Costa Rica, pura vida. Y es verdad

El robo de vino (perfecto) del siglo

“Lo de Afganistán lo sabíamos y lo de Líbano, también: un polvorín a punto de estallar”

20 años del 11-S: nuestra compañera Elisa Blázquez estaba allí cuando ocurrió

Vientres de alquiler, la nueva esclavitud de la mujer

El mayor centro budista de Occidente estará en Cáceres

La ciudad es para mí, no para los coches

Anita la Sainte, a flor de piel

Hadrami Ahmed Bachir, de trabajar en Vitoria a la guerrilla en el Sáhara contra Marruecos

Cáceres, sin ir más lejos

“¿Cuánto queda?”, primer título del “cine del confinamiento”

Españoles en Bournemouth

La mujer que dio a luz un monstruo

Nuria Ruiz García, música inclusiva para un público al que no puede ver

Más allá del insolidario “llévatelos a tu casa”

18 años del 11-S: “aquel día histórico yo estaba allí”

Sintra, regreso al misterio

Mujeres contra el destino

El último telediario

Bomarzo, donde realidad y ficción se confunden

El laberinto de los sombreros

Hoy, debut escénico mundial del refugiado

Cuando quien te guía se convierte en tu amigo

Las Ritas, la solidaridad más humana y gentil del mundo

Mujeres cacereñas, pioneras en España del Movimiento #cuéntalo

Todos podemos ser el doctor Livingstone (supongo)

Una española, entre las primeras baterías del mundo

Refugiados: morir de indiferencia

Destino Mozambique

La mujer macúa, reina por méritos propios

RELATED ARTICLES

Últimas Noticias

REDES SOCIALES

362FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
533SeguidoresSeguir
51SuscriptoresSuscribirte

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar