Las Ritas, la solidaridad más humana y gentil del mundo

“Tú te tomas las cañas, nosotras ponemos los pinchos y la recaudación, para quien más lo necesita”

752
Cartel de noche de Las Ritas.
Cartel de noche de Las Ritas.

No son una ong, ni una entidad confesional de caridad, ni una asociación parroquial, ni una hermandad religiosa, ni una fundación bancaria de esas que lavan su conciencia con propagandas de bondad. Las Ritas Club Social son un grupo de señoras cacereñas maravillosas –y estupendas- que se han unido para poner en marcha una de las más originales y divertidas iniciativas de solidaridad del mundo. Son ocho profesionales de diferentes campos, ya vinculadas con anterioridad a actividades y plataformas de reivindicación y ayuda a los más necesitados del planeta, que, emulando a Las Gildas, un grupo similar de Santander, han dado un paso más al instituir esta maravillosa iniciativa, para darle continuidad a su acción, ayudar de mil maneras a los que más sufren, hacer visible la injusticia de la desigualdad y la explotación, y predicar la alegría de estar vivo y del derecho que tienen los más pobres a esa misma alegría. Son originalísimas, tienen su propia “identidad corporativa” con eslogan, logotipo y carteles incluidos, están volcadas con los desheredados del mundo y encima son divertidas. Nuestra compañera Elisa Blázquez es una de ellas. En este trabajo nos presenta a Las Ritas. En PROPRONews estamos orgullosos y felices de contar con una persona como ella en el equipo.

Concha corre del Registro al Catastro, pasando por los Juzgados, antes de continuar su trabajo en el despacho.

Montaña prepara un nuevo viaje a África. Gran parte de su vida y esfuerzo son para el Continente Negro. Sueña con la justicia, teniendo claro que esta comienza por la mujer africana.

Julia corrige exámenes y se mueve entre la integración social y la igualdad. Siempre detrás de reivindicaciones varias, para poner este mundo patas arriba y hacerlo mejor, mientras se alivia con el rock y el blues.

Pilar prepara su próximo disco, saca notas para una conferencia sobre La Copla y el Derecho y ensaya alguna de las canciones con las que recorre en concierto las residencias de ancianos de Extremadura. Se sube al escenario y solo piensa en regalar emociones.


“Una vez al mes celebramos en público El Día de las Ritas, para ayudar a las buenas causas y, además, divertirnos”.


Nuria hace kilómetros por la provincia de Cáceres, dando charlas sobre la forma de combatir desde la Administración esa lacra que es la violencia de género.

Loncha, después de sacar a pasear a su perra Kenya, conduce rumbo a Mérida, donde se encuentra el Instituto de Consumo de Extremadura, en el que trabaja y desde el que se atienden todo tipo de reclamaciones, quejas o denuncias.

Ana pincha venas y administra quimioterapia a personas en momentos muy duros de la vida. A cambio, asegura esta convencida defensora de la sanidad pública, recibe lecciones de cariño, fuerza y esperanza en el hospital de día donde trabaja.

Y yo escribo esto.

Entre medias nos afanamos en la cocina y nos consultamos recetas por wasap. Queremos que el próximo encuentro de Las Ritas sea otro éxito.

Os presento a Concha González, procuradora, Montaña Malpartida, maestra y antropóloga, Pilar Boyero, que estudió derecho y es cantante de copla, Julia Gonzalo profesora de Intervención Sociocomunitaria y Trabajadora Social, Nuria Gómez, antropóloga y jefa de la Unidad contra la Violencia de Género en la provincia de Cáceres, Leonor Martínez-Pereda Soto, licenciada en Derecho, Ana Peromingo, enfermera y Elisa Blázquez periodista.

Las Ritas con sus riquísimos pinchos solidarios.
Las Ritas con sus riquísimos pinchos solidarios.

Juntas somos Las Ritas Club Social, solidarias y divertidas, así nos hemos definido y así figuramos en nuestra página de Facebook. Ocho mujeres, ocho amigas, que decidimos organizar una vez al mes El Día de las Ritas, con dos objetivos claros; uno, la solidaridad, recaudar algo de dinero para ayudar a aquellos que más lo necesitan. Es el Estado, afirmamos rotundas y convencidas, quien tiene la obligación de hacerlo, pero mientras tanto será mejor ayudar un poco que esperar sentadas. La segunda parte es lúdica, ser solidarias y además pasarlo bien. Nos hemos embarcado en este proyecto porque creemos que las injusticias y los desequilibrios sociales no se resuelven solos y que, aunque no sea nuestra responsabilidad, es necesario intentar contribuir en lo que podamos. Esa conciencia social es la que nos lleva a tirarnos dos días encerradas en la cocina de casa preparando comida ricas, y hacerlo con alegría y desde la acción directa. Además de eso, coincidimos en la opinión de que Las Ritas nos aportan más de lo que damos.


“Es el Estado el que tiene la obligación de hacerlo, pero mientras tanto será mejor ayudar un poco que esperar sentadas”.


El plan surgió tras ver lo que hacen en Santander Las Gildas, un grupo que se autodefine como “Mujeres unidas por inquietudes, búsquedas y la necesidad de conocer y colaborar con otras realidades”. Las Ritas asumimos su fantástica idea, la adaptamos a nuestro entorno y nos pusimos manos a la obra, perdón, al puchero. La filosofía: “No hagas algo si no es a la vez útil y necesario. Y si es necesario y útil, no dudes en hacerlo, además, divertido”.

BAR, TAPAS, SOLIDARIDAD, AMIGOS Y DIVERSIÓN

La mecánica es sencilla, una vez el mes Las Ritas pactamos con un bar de la ciudad, que nos dona una determinada cantidad por consumición. A cambio, nosotras nos encargamos de elaborar las tapas, que van incluidas en el precio de la caña o vino. Al cliente no le cuesta nada, el bar se ahorra el trabajo de la cocina y se beneficia del tirón de Las Ritas, que reunimos a un montón de amigos y amigas dispuestos a compartir delicatesen y buenos ratos.

Posando como verdaderas estrellas del amor a los demás, sobre todo a los más necesitados.
Posando como verdaderas estrellas del amor a los demás, sobre todo a los más necesitados.

El núcleo duro de Las Ritas somos las ocho que he mencionado, pero tenemos más gente que colabora espontáneamente y se presenta con platos elaborados y listos para degustar. Se está creando una interesante red de solidaridad “Amigos de Las Ritas”, que nos une y nos alegra el encuentro. Resumiendo: Un día al mes, un bar distinto cada vez, una causa humanitaria en cada ocasión, cañas como siempre… y siempre los pinchos ricos de Las Ritas. Una manera de pasarlo bien haciendo el bien, aunando, tal y como reza el slogan con el que nos presentamos, diversión y solidaridad.


Cada mes el dinero recaudado se destina a una ong o asociación diferente y pequeñita, de las que reciben pocas subvenciones, y de todo pelaje e ideología.


Cada mes el dinero recaudado se destina a una ong o asociación diferente, normalmente pequeñita, de las que reciben pocas subvenciones, de todo pelaje e ideología. Hasta ahora han sido una congregación religiosa que acoge a personas con discapacidad intelectual severa, un refugio para animales abandonados y una asociación de ayuda a personas refugiadas. Diversificación a tope. La elección de la entidad beneficiaria de cada mes se toma asambleariamente, al igual que todas las demás actividades de las Ritas, entre las que se encuentran la concesión del diploma “Rita del Mes” a los colaboradores, sean hombres o mujeres, que echan una mano, la impresión de camisetas, por cierto con un logo espectacular realizado por nuestro admirado Marce Solís, o la colección de chapas de las Ritas con un modelo diferente y coqueto para cada evento. Todo el dinero es donado a la asociación que corresponda y cada paso que se da es consensuado, desde lo que vamos a cocinar, hasta la compra de menaje para evitar el uso del plástico… Y añado, llegar acuerdos es lo más difícil, al mismo tiempo que lo más enriquecedor.

Y claro está, recibimos también cartas de asociaciones que requieren nuestra ayuda. Ojalá pudiéramos llegar a todo el mundo, o mejor todavía, ojalá no hiciera falta cubrir este gran hueco que deberían atender las administraciones, pero ahí estamos y, visto lo visto, no hay Ritas suficientes para tanta necesidad, es decir que tenemos claro que hay que seguir. E incluso ampliar y salir a algún pueblo de la provincia.

La respuesta de la gente ha sido más que espectacular. Con apenas varias sesiones, Las Ritas, y todas las personas que nos ayudan, desde amigos y amigas que aportan sus platos especiales, los bares que nos ceden sus instalaciones y su infraestructura y aquellos conocidos que colaboran en la preparación y divulgación, nos hemos convertido ya en un referente. Nos preguntan por la calle cuándo es el próximo encuentro, nos entrevistan en la radio y nos sacan reportajes en prensa. PlanVe, la más completa agenda de ocio de Extremadura, siempre tiene un hueco para nosotras y hay quien nos dice que necesita Ritoterapia, una palabra acuñada para la ocasión y de la que nos sentimos orgullosas. Emprendimos está agradable tarea con ilusión y muchas expectativas, pero la realidad las va superando. Si seguimos contando con todos vosotros podemos prometer y prometemos que hay Ritas para rato.

(Las personas, extremeñas o no, que quieran colaborar en esta iniciativa o participar en sus actividades solidarias y lúdicas, pueden contactar o informarse en https://www.facebook.com/Las-Ritas-338621026661573/).

(Elisa Blázquez Zarcero es periodista y escritora. Reportaje gráfico de la autora).

MÁS SOBRE LA AUTORA

Una colaboradora muy especial

OTRAS INFORMACIONES ANÁLOGAS EN PROPRONEWS

Refugiados: morir de indiferencia

Destino Mozambique

La mujer macúa, reina por méritos propios

Víctor Hugo García, el valiente misionero periodista

Cuatro corazones en Nacala

Cantar contra el olvido