De Podemos a Unidas Perdemos, historia de una caída

Hoy se consuma en Madrid el precoz fracaso nacional y autonómico de un Pablo Iglesias a punto de desaparecer de la política activa tras la imparable ruina electoral de su partido

1568
Pocos quedan ya que le aplaudan, y él lo sabe. RTVE
Pocos quedan ya que le aplaudan, y él lo sabe. RTVE

Con toda probabilidad hoy se consumará en Madrid lo que las tendencias sociológicas y lo que todos los pronósticos vienen anunciando como uno de los resultados más llamativos de las elecciones autonómicas de dicha comunidad: el final catastrófico -aunque consiga arañar unos pocos votos y escaños más de los que ya tenía UP en la Asamblea madrileña- de Pablo Iglesias como político en activo y, con él, el declive imparable de Podemos. En su patológica ceguera creyó que su presencia favorecería al bloque de izquierda, cuando el problema es él. La irreparable pérdida electoral de su partido en realidad es un voto de castigo a su persona.

Madrid.-

La catástrofe no puede ser mayor para los morados, a la vista de la evolución del voto nacional y del voto autonómico de Podemos en las sucesivas elecciones, una catástrofe que se amplificará hoy en Madrid, donde, en el mejor de los casos, el partido de Pablo Iglesias será, con mucha diferencia, el tercero entre los de la izquierda y el último o el penúltimo entre los que obtengan representación. Pero la catástrofe afectará a toda la izquierda madrileña, lastrada por la candidatura de Iglesias, cuya irrupción ha llevado al paroxismo la crispación alentada también por Vox, y ha minado las posibilidades del bloque progresista, dado el rechazo generalizado que el todavía líder morado suscita.


En solo tres años Podemos perdió dos millones de votos y la mitad de sus diputados nacionales.


Un rechazo que, tras la demencial y fantasiosa pirueta de dejar su cargo de vicepresidente del gobierno para “liderar” el bloque madrileño de izquierda, se puso de manifiesto desde el primer momento con el rechazo de Más Madrid a integrarse en una coalición liderada por él, y con las palabras de la candidata Mónica García, que le cantó las cuarenta a Iglesias desde el primer momento, como publicamos entonces en este periódico: Los seis torpedos de Más Madrid que terminan de hundir a Pablo Iglesias.

Ufano, con su cartera de vicepresidente, en los jardines de La Moncloa. RTVE
Ufano, con su cartera de vicepresidente, en los jardines de La Moncloa. RTVE

EL MENOS VOTADO HOY

Con toda probabilidad Podemos será hoy, junto con Cs, uno de los dos partidos menos votados para la Asamblea de Madrid y posiblemente el último de los que obtengan escaños. Después del arranque fulgurante de la formación morada en las elecciones europeas de 2014, en las que, contra pronóstico, logró un millón y cuarto de votos y 5 de los 54 escaños posibles, y tras el máximo pico en votos logrado tan solo dos años después, en las generales de 2016, cuando la formación morada, con 5.049.734 votos y 71 diputados, se convirtió en la tercera fuerza política de España, a punto de dar el sorpasso al PSOE, que obtuvo apenas 400.000 votos más, con una diferencia porcentual de tan solo 1,56 puntos, el declive en solo cinco años ha sido imparable. Eso, teniendo en cuenta los aceptables resultados que el Más Madrid de Íñigo Errejón obtuvo en las anteriores autonómicas, solo cabe ser atribuido a un creciente y generalizado voto de castigo a Pablo Iglesias, seguramente el político más contradictorio, incoherente, tóxico y nocivo para la convivencia nacional que ha dado la democracia española.


Hay un creciente y generalizado voto de castigo a Pablo Iglesias a nivel nacional y autonómico.


En las primeras generales de 2019, la formación morada -aun integrando a IU en la coalición electoral- bajó a 3.732.929 votos y pasó a 42 escaños en el Congreso, perdiendo la tercera plaza en importancia electoral en favor de Ciudadanos. Este descenso se acentuó en las segundas elecciones generales de dicho año, bajando hasta los 3.119.364 votos y solo 35 escaños (de modo que en solo tres años perdió más de la mitad de sus diputados), y quedando en cuarto lugar, por detrás de Vox, para escarnio de Pablo Iglesias y los suyos.

Sus piruetas y contradicciones han suscitado la mofa nacional.
Sus piruetas y contradicciones han suscitado la mofa nacional.

DEBACLE EN TODAS LAS COMUNIDADES

Pero este declive nacional no es nada si lo comparamos con lo que le viene ocurriendo a Podemos en 2020 y 2021 en las comunidades autónomas, con las debacles de Galicia (perdió la totalidad de su representación en el parlamento gallego), de Euskadi (perdió la mitad de sus representantes) y de Cataluña donde ha mantenido a duras penas los 8 diputados que tenía, pero perdiendo el 40,1% de los votos y logrando un raspado 6,87% de las papeletas.

El descenso de Podemos es general en todas la comunidades autónomas, según los resultados de las últimas elecciones autonómicas celebradas en 2019, 2020 y 2021, según la región.


Podemos ha desaparecido ya de los parlamentos de Castilla-La Mancha, Cantabria y Galicia, y en los demás solo le queda una mínima representación.


Lo peor le ocurrió en tres de las comunidades citadas a continuación, donde Podemos ha quedado barrido del mapa político, al quedar fuera de sus parlamentos regionales.

En Castilla-La Mancha (2019), perdió los 3 escaños que tenía y se quedó fuera de la Asamblea, logrando solo el 6,9% de los votos.

En Cantabria (2019), perdió los 3 escaños que tenía y el 65% de los votos, logrando solo el 3,12% y quedando fuera del parlamento regional.

En Galicia (2020), perdió los 9 escaños que tenía y un 81,1% de los votos, quedándose en el 3,94 de los votos emitidos. En esta comunidad Podemos no levantó cabeza ni en Fene, el pueblo de la ministra Yolanda Díaz, donde solo obtuvieron el 6,22% de los votos, a pesar de que la propia ministra estuvo haciendo campaña.


En diez comunidades Podemos está por debajo del 8% de los votos, con una enorme sangría de sufragios y diputados en las últimas elecciones autonómicas.


En las demás comunidades, el declive ha sido parecido, perdiendo en casi todos los casos la inmensa mayoría de los votos logrados y obteniendo entre un 4,74% de votos donde menos y un 16,18% donde más, aunque en la inmensa mayoría de ellas no pasó del 8%.

En Navarra (2019), perdió 5 de los 7 escaños que tenía y el 64,3% de los votos, logrando solo el 4,74%.

En Castilla y León (2019), perdió 8 de los 10 diputados que tenía y el 87% de los votos, logrando solo el 4,99%.

En Murcia (2019), perdió 4 de los 6 escaños que tenía y el 57% de los votos, logrando solo el 5,57%.

En Madrid (2019), Podemos perdió 20 escaños y el 75% de los votos que tenía y se quedó en un 5,60% raspado y solo 7 diputados, quedando relegado al sexto puesto, por detrás de Vox.

En La Rioja (2019), perdió 2 de los 4 que tenía y el 41% de los votos, logrando solo el 6,63%.

En Cataluña (2021), conservó los 8 diputados que tenía pero perdiendo el 40,1% de los votos y logrando solo el 6,87% de los sufragios emitidos.

En Extremadura (2019), perdió 2 de los 6 escaños que tenía y el 13,5% de los votos, logrando solo el 7,20%.

En la Comunidad Valenciana (2019), perdió 5 de 13 y el 23,7% de los votos, consiguiendo solo el 7,98%.

En Aragón (2019), perdió 9 de los 14 diputados que tenía y el 61% de los votos, logrando solo el 8%.

En el País Vasco (2020), perdió 5 de los 11 escaños que tenía y el 54,2% de los votos, logrando solo el 8% de los sufragios emitidos.

En las Islas Canarias (2019), perdió 3 de los 7 escaños que tenía y el 41% de los votos, logrando solo el 8,75%.

En las Islas Baleares (2019), perdió 4 de los 10 representantes que tenía y el 34,1% de los votos, logrando solo el 9,71%.

En Asturias (2019), perdió 5 de los 9 escaños que tenía y el 44,1% de los votos, quedándose solo en el 11%.

En Andalucía (2018), perdió 3 escaños de los 20 que tenía y el 32,4% de los votos y solo consiguió el 16,19%, siendo este su mayor éxito entre todas las comunidades autónomas, con el agravante de que el enfrentamiento con Adelante Andalucía y la contestación a Pablo Iglesias por parte de Teresa Rodríguez y del alcalde de Cádiz auguran un mal futuro para la formación morada en dicha comunidad.

El día que anunció su dimisión del gobierno, creyendo que iba a conseguir algo en Madrid. RTVE
El día que anunció su dimisión del gobierno, creyendo que iba a conseguir algo en Madrid. RTVE

UN PARTIDO INEXISTENTE

Podemos podría llamarse directa y agónicamente Pablemos, porque hoy el partido es Pablo Iglesias, su mujer y una reducida camarilla de fieles; fieles que, vista la evolución electoral de la formación, ven ya peligrar sus bien remunerados cargos y puestos, y eso siempre tiene efectos secundarios sobre las adhesiones inquebrantables.

Los jóvenes, desencantados, viendo como él se aburguesaba y enriquecía mientras ellos iban a peor, han dejado de votarle. Los mayores se han “desafiliado” y hoy esa entelequia de militancia que él llama fatuamente “los inscritos” son un puñado de fieles sin rumbo. Del descalabro que se viene agudizando elección tras elección, y que hoy se confirmará en Madrid, da idea que, en Fene, el pueblo de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y a pesar de los actos de campaña que esta protagonizó en su Galicia natal, acompañada en algunos por el propio Pablo Iglesias, Podemos solo sacó 398 votos de un total de 6.271 votos emitidos, es decir, el 6,3%, lo que podría probar que ni en sus pueblos confían en ellos.

Si Podemos obtiene hoy, como se espera, una mínima representación en la Asamblea de Madrid -aunque arañe algún escaño más sobre los 7 que ahora tenía- y el bloque de izquierdas no logra superar a la derecha, cabe pronosticar que Pablo Iglesias desdeñará su escaño. Es inimaginable que un “líder” con sus ínfulas se resigne a ser un simple diputado de la oposición en el parlamento autonómico. Su probable desaparición de la escena política, aunque intente mantener el protagonismo mediático -cosa difícil ya para él a estas alturas de su descrédito- será un evidente alivio para la política madrileña y para toda España. Lo veremos esta noche y en los próximos días.

(Elia de Ros es periodista, con décadas de experiencia profesional en diferentes medios de prensa, radio y TV).

OTRAS INFORMACIONES

El gran fiasco de Florentino

José Manuel Pérez Tornero, nuevo presidente de RTVE por acuerdo del PSOE y el PP

Los seis torpedos de Más Madrid que terminan de hundir a Pablo Iglesias

Cayó la banda de los ladrones de diamantes

“España, un país donde los únicos que temen son los buenos ciudadanos”

Madrid, paralizada por la nieve

“Naturaleza encendida” se prorroga hasta el 17 de enero

Amargo considera su detención como márketing para el teatro La Latina

Guardias civiles en la reserva podrán ser examinadores para el permiso de conducir

Alta tasa de suicidios en la Guardia Civil, según denuncia una asociación del Cuerpo

Una asociación profesional de la Guardia Civil pide la creación de una medalla específica por su lucha contra el coronavirus

El juez García Castellón solicita que se investigue al vicepresidente del Gobierno

Nuevas protestas del personal de RTVE contra la paulatina privatización del ente

La dirección del Museo Romano de Mérida, que lleva casi 80 años en manos de la misma familia, se autopremia

El gráfico más didáctico para evitar situaciones de riesgo de contagio del coronavirus

Operación Triunfo, 14 millones, Agrosfera, 0 euros

Rita Allendasalazar, la torpe “escudera” de Elena de Borbón

El móvil, un salvavidas contra asesinos y depredadores sexuales, y también en caso de accidente

Muñecos reinantes y reyes confirmantes

La chorraboda del año

Correr es de mujeres valientes

¿Qué diría Iglesias si Rajoy o Rivera tuvieran de segundo a sus mujeres?

La brecha salarial empieza en Letizia, un 45% menos

ENDESA: velas a Dios y desprecio al cliente

“Gais votan gay”