Limpia en TVE

Los ceses de Jesús Cintora y Mónica López y la cancelación de sus programas abren una nueva etapa en el ente público

1224
Rosa M. Mateo, Jesús Cintora, Mónica López. Una de las peores etapas de la televisión pública. RTVE
Rosa M. Mateo, Jesús Cintora, Mónica López. Una de las peores etapas de la televisión pública. RTVE

Una de las peores etapas de la televisión pública española con Rosa María Mateo al frente, caracterizada por decisiones arbitrarias, una burda propaganda gubernamental, pérdidas generalizadas de audiencia, externalización de programas con resultado pésimo, manipulación informativa de libro, protestas del personal de la casa y descrédito, parece empezar a encontrar su lógico fin con la limpia que el nuevo director general de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, ha empezado a llevar a cabo. De momento, y entre otros cambios, el nuevo responsable del ente ha cesado de manera fulminante a Jesús Cintora y a Mónica López y ha cancelado a plazo fijo los programas que ambos presentaban.

Madrid.-

Rosa María Mateo, como administradora única del ente RTVE durante la friolera de 33 meses entre 2018 y 2021, ha protagonizado una de las peores etapas de la televisión pública. La pérdida de calidad y de rigor, bajo su mando, de la cadena ha llevado a esta a una caída constante de la audiencia y del prestigio, hasta el punto de convertirla, en un tiempo récord, en la peor televisión de España, de modo que prácticamente todos sus programas perdieron el liderazgo en la competencia con las televisiones privadas, incluyendo los informativos, desprestigiados hasta niveles ínfimos de audiencia, con los telediarios en torno a un abismal 10% y el conjunto de la programación padeciendo una caída hasta el 14% de share.


Rosa María Mateo ha dejado los telediarios públicos en un abismal 10% de audiencia y el conjunto de la programación, en el 14%.


El decretazo de su nombramiento por el que Pedro Sánchez e Iván Redondo la entronizaban como administradora única con plenos poderes, un cargo provisional que iba a durar unos pocos meses y que, con la excusa de la falta de acuerdo con el PP se ha dilatado a lo largo de cuatro años, como si la solución Pérez Tornero no se hubiese podido tomar antes, y la prolongación ilegítima de su mandato hacían pronosticar lo peor, como así ha ocurrido.

José Manuel Pérez Tornero, el nuevo responsable del ente publico. RTVE
José Manuel Pérez Tornero, el nuevo responsable del ente publico. RTVE

Las consecuencias han sido nefastas para la calidad y la credibilidad de RTV. Su cese, a raíz del acuerdo al que llegaron el PSOE y el PP para el nombramiento de un nuevo presidente consensuado -acuerdo que en Podemos levantó ampollas que siguen sin curar- parece estar reconduciendo al ente hacia una situación de deseable normalidad, una normalidad en la que debe prevalecer su carácter de servicio público imparcial.

MANIOBRA FALLIDA

Para el Gobierno que la nombró, la maniobra resultó del todo fallida, dado que tan burda manipulación de la realidad y la información realizada en estos entre 2018 y 2021 condujo a la inutilidad del ente como instrumento de propaganda gubernamental, dado que casi todo el mundo dejó de ver y de escuchar sus manipulaciones.


La maquinaria de propaganda dejó de serlo cuando la audiencia le volvió la espalda.


La contratación de Jesús Cintora -que ha sido parte de la cuota de Podemos en el ente- para ese infumable programa que era lo contrario de lo que debe ser un informativo, y la designación de la meteoróloga Mónica López para conducir el magazine matinal sin tener ni idea de periodismo, en ambos casos con producciones externas millonarias, son dos ejemplos de lo que no hay que hacer con la información pública y con el dinero público.

Las protestas del personal de la casa contra la externalización durante la etapa de R.M. Mateo han sido continuas. RTVE
Las protestas del personal de la casa contra la externalización durante la etapa de R.M. Mateo han sido continuas. RTVE

Rosa María Mateo ha salido del ente después del nombramiento del nuevo presidente, pero tanto ella como el Gobierno que la nombró han tenido que soportar la vergüenza de que el Tribunal Constitucional haya anulado su nombramiento como administradora única del ente, eso sí, cuatro meses después de su salida. Es un hito más entre las muchas arbitrariedades cometidas por este Gobierno.

(Elia de Ros es periodista, con décadas de experiencia profesional en diferentes medios de prensa, radio y TV).

OTRAS INFORMACIONES

José Manuel Pérez Tornero, nuevo presidente de RTVE por acuerdo del PSOE y el PP

Nuevas protestas del personal de RTVE contra la paulatina privatización del ente

Los seis torpedos de Más Madrid que terminan de hundir a Pablo Iglesias

Cayó la banda de los ladrones de diamantes

“España, un país donde los únicos que temen son los buenos ciudadanos”

Madrid, paralizada por la nieve

“Naturaleza encendida” se prorroga hasta el 17 de enero

Amargo considera su detención como márketing para el teatro La Latina

Guardias civiles en la reserva podrán ser examinadores para el permiso de conducir

Alta tasa de suicidios en la Guardia Civil, según denuncia una asociación del Cuerpo

Una asociación profesional de la Guardia Civil pide la creación de una medalla específica por su lucha contra el coronavirus

El juez García Castellón solicita que se investigue al vicepresidente del Gobierno

Nuevas protestas del personal de RTVE contra la paulatina privatización del ente

La dirección del Museo Romano de Mérida, que lleva casi 80 años en manos de la misma familia, se autopremia

El gráfico más didáctico para evitar situaciones de riesgo de contagio del coronavirus

Operación Triunfo, 14 millones, Agrosfera, 0 euros

Rita Allendasalazar, la torpe “escudera” de Elena de Borbón

El móvil, un salvavidas contra asesinos y depredadores sexuales, y también en caso de accidente

Muñecos reinantes y reyes confirmantes

La chorraboda del año

Correr es de mujeres valientes

¿Qué diría Iglesias si Rajoy o Rivera tuvieran de segundo a sus mujeres?

La brecha salarial empieza en Letizia, un 45% menos

ENDESA: velas a Dios y desprecio al cliente

“Gais votan gay”