lunes, 22 julio, 2024
spot_img
InicioSTOP ABUSOSLa ciudades patrimonio de la humanidad como Cáceres demandan una protección excepcional

La ciudades patrimonio de la humanidad como Cáceres demandan una protección excepcional

La extremeña fue una de las primeras en ser nombrada como tal y hoy corre un grave peligro por la amenaza de la mina de litio

Una de las primeras ciudades del mundo en ser nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad fue CÁCERES. Este nombramiento se lo otorgó la Unesco en la reunión del Comité celebrada en París el 25 de noviembre de 1986. La causa de tal nombramiento fue considerar que Cáceres es una ciudad que tiene un Valor Universal Excepcional. Somn contadas las ciudades de España que tienen este honor y solo hay dos centenares en el mundo. Pero la pretendida mina de litio que quiere abrir en la ciudad una voraz empresa minera australiana, con la complicidad o pasividad de ciertas autoridades regionales y locales y sectores cacereños pone en grave peligro su futuro.

El profesor Alejo Hernández Lavado.
El profesor Alejo Hernández Lavado.

Cáceres, Extremadura.-

De los cientos de miles de ciudades que hay en el mundo, tan sólo doscientas cuatro han recibido el reconocimiento mundial de ciudad patrimonio de la humanidad. Y de las más de ocho mil ciudades que hay en España tan solo quince ciudades han merecido tal mención.

Esta declaración obliga a las autoridades del país donde la ciudad se encuentra, a llevar a cabo una protección EXCEPCIONAL de dicha ciudad, porque excepcional es el valor que tiene. Esto es algo, que la Junta de Extremadura no está teniendo en cuenta a la hora de desarrollar su normativa, lo que supone un incumplimiento de la obligación de proteger el Patrimonio Cultural Universal Excepcional que tiene la ciudad de Cáceres.


La mina supone un grave deterioro para la salud de los habitantes de Cáceres y pone en grave peligro el futuro turístico y económico de la ciudad.


Esta obligación de protección corresponde a todos los poderes públicos de España, en primer lugar, al Estado, pero también a la Comunidad Autónoma de Extremadura de acuerdo con la Constitución Española, la Ley de Patrimonio Histórico de España, la ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad Autónoma de Extremadura, la Convención del Patrimonio Mundial, y el convenio de Faro, entre otras. No olvidemos que “Todos los poderes públicos, órganos y organismos del Estado deberán respetar las obligaciones de los tratados internacionales en vigor en los que España sea parte y velar por el adecuado cumplimiento de dichos tratados”

Torre almohade (siglo XII) de Abu Yacub de Cáceres reformada en el siglo XIV. Alejo Hernández
Torre almohade (siglo XII) de Abu Yacub de Cáceres reformada en el siglo XIV. Alejo Hernández

Llevo ya muchos años publicando en libros, revistas científicas y divulgativas, tanto en España como fuera de España, sobre las múltiples obligaciones de protección y conservación del patrimonio cultural y de las ciudades Patrimonio de la Humanidad. Por ello no voy a repetirme, sino a centrarme en el último gran incumplimiento de dicha obligación por parte de la Junta de Extremadura con relación a la ciudad de Cáceres. Una ciudad que todo el mundo que la visita, y cada vez es mayor este número, coincide con la Unesco, que tiene un Patrimonio Cultural de Valor Excepcional.

AUGE TURÍSTICO

Según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas Cáceres ha registrado su mejor dato de pernoctaciones turísticas desde que se tienen estadísticas; nada menos que 546.838 pernoctaciones, sin tener en cuenta los amigos y familiares que nos han visitado y pernoctado en nuestros domicilios en los múltiples eventos culturales que hemos tenido en el año 2022. De la Universidad de Extremadura están saliendo tanto del grado en turismo como del máster en turismo – estudios en los que durante tantos años impartí docencia- unas promociones excepcionales. El esfuerzo, el trabajo y el empeño de los cacereños han creado una industria turística que tiene en Cáceres cada vez más calidad, variedad y oferta, hasta el punto de que se abren hoteles del mayor nivel. Hoteles que no ofrecen solo un alojamiento de máxima calidad, sino experiencias únicas. Un objetivo que señalamos en 2016 en nuestro trabajo “Financiación y protección del Patrimonio Histórico: Propuestas de futuro”.

Mercado Medieval frente al Palacio de D. Diego Cáceres, padre de Fray Nicolás de Ovando. Alejo Hernández
Mercado Medieval frente al Palacio de D. Diego Cáceres, padre de Fray Nicolás de Ovando. Alejo Hernández

Pues bien, desde junio de 2022 que ha entrado en vigor el convenio de Faro en España, los poderes públicos de este País, y por tanto la Junta de Extremadura están obligados (Art. 8 del convenio) a enriquecer los procesos “de desarrollo económico, político, social y cultural y de ordenación del territorio mediante el recurso, en caso necesario, a estudios de impacto sobre el patrimonio cultural y a estrategias para mitigar los daños”.

La creación de industrias molestas, nocivas y peligrosas como la apertura de minas de metales y plantas de transformación exigen a partir de junio de 2022 que técnicos en patrimonio cultural y natural del máximo nivel realicen un estudio especifico de impacto sobre el patrimonio cultural y natural de Cáceres. A la vez quiero poner de relieve que en Cáceres la apertura de las minas de litio está provocando una fractura social que es contraria al compromiso que España ha adquirido con este convenio de “reforzar la cohesión social fomentando una conciencia de responsabilidad compartida”.

La Junta de Extremadura, dejando a un lado el conjunto de obligaciones de protección, conservación, preservación, puesta en valor, y cuidado excepcional que debería tener con la Ciudad Patrimonio de la Humanidad de Cáceres, y desde luego sin tener en cuenta el convenio de Faro ha dictado el Decreto-ley 5/2022, de 31 de agosto, por el que se establecen medidas urgentes necesarias en la regulación del aprovechamiento de recursos minerales de litio en Extremadura.

GRAVE RESPONSABILIDAD PÚBLICA

La Junta de Extremadura justifica este Decreto-ley según el preámbulo en la necesidad de actualizar y completar la preconstitucional (así la califica el legislador) ley de minas de 2/1973 de 21 de julio. Tiene razón la Junta de Extremadura en que es una ley preconstitucional y no está adaptada al Estado de las Autonomías. Y me permito añadir, que tampoco está adaptada a la normativa europea, porque tampoco en 1973 España formaba parte de la Unión Europa. Además, la antigüedad de la Ley de minas hace que no estén incluidos los cambios que técnica, científica y legislativamente se han producido, en el último medio siglo. Y por favor, que no se me diga que la Ley Expropiación Forzosa tampoco nuestros legisladores -tan cargados de trabajo- han podido actualizar. Porque cada ley tiene su contexto y su necesidad de puesta al día. La Junta acogiéndose a la analogía, se apropia del derecho que dicha Ley otorga al Estado de legislar sobre el interés nacional. O sea, la Junta de Extremadura legisla no sobre el “interés de Extremadura”, sino sobre el interés nacional que corresponde al Estado. Y ello porque es lo que le interesa para sacar adelante el trasformar Cáceres en un campo de minas.

Ubicación de la mina de litio que se quiere abrir en la ciudad de Cáceres. Plat. Salvemos la Montaña
Ubicación de la mina de litio que se quiere abrir en la ciudad de Cáceres. Plat. Salvemos la Montaña

Con este peculiar Decreto, justificado en que la ley de mina españolas es preconstitucional se declara de utilidad pública e interés social los proyectos de minas de litio en Cáceres, con lo que tendrá una vía especial para su tramitación como proyecto empresarial de interés autonómico. Una vía privilegiada para tramitar la concesión de la explotación minera en una ciudad patrimonio de la humanidad, pero sin referencia a las obligaciones que por imperativo del convenio de Faro entre otros imponen a la hora de instalar en una ciudad con valor cultural excepcional una actividad tan molesta, nociva y peligrosa como es la extracción litio y elaboración de hidróxido de litio con procesos químicos con uso de productos altamente contaminantes.

Este decreto se ha dictado para crear un camino privilegiado y servir en bandeja de plata a las empresas mineras la explotación de la mina, que la misma Junta de Extremadura sacó a concurso. Un camino privilegiado en el que no aparecen para nada las exigencias que la normativa europea establece cuando estamos ante un patrimonio de valor universal excepcional. Un camino privilegiado para incumplir el Plan de Ordenación Urbano de Cáceres.

La mina de litio cuya concesión se quiere otorgar por un camino privilegiado creado por esta ley se ubica en unos terrenos que el Plan de Ordenación Urbana declara que no pueden realizarse actividades extractivas, puesto que hablamos de terreno pegado literalmente al casco urbano. El vigente Plan General Municipal de Cáceres es aplicable sobre vuelo, suelo y SUBSUELO. La zona donde se quiere abrir la primera mina de litio está catalogada como suelo rústico, no urbanizable y de especial protección medioambiental, y por ello se prohíben taxativamente las actividades extractivas. Es un terreno catalogado como masa forestal, montañas y cerro y si la Junta de Extremadura actúa como debiera actuar ya tenía que estar declarada la zona como “paisaje protegido”. Y no sólo por sus excepcionales valores ambientales, sino porque hay una parte importante de la población que vivimos ese espacio físico incluido en el plan de ordenación urbana como el terreno natural más importante, valioso y querido de la ciudad de Cáceres.

CONTAR CON EL PUEBLO

Hoy todo lo que es para el pueblo, se hace contando con el pueblo. Hoy no vivimos en la época de la ilustración, hoy la participación social es vital y hacer las cosas en contra del criterio de las personas que viven en el lugar respecto a la que se toma la decisión, infringe múltiples normativas.

Magnífica obra recién publicada, con amplia información del patrimonio cultural excepcional que tiene Cáceres.
Magnífica obra recién publicada, con amplia información del patrimonio cultural excepcional que tiene Cáceres.

Además, la extracción del litio amenaza una formación geológica extraordinaria denominada “el Calerizo”, una gran cavidad que, bajo la ciudad “Patrimonio de la Humanidad”, alberga no solo agua (reserva acuífera, que dio lugar al asentamiento humano en la zona) y que consta de cavidades diversas, como la “cueva de Maltravieso” (ya declarada Monumento Histórico Artístico en 1963 y Bien de Interés Cultural en 1985), a la que se suman otras que le confieren un inmenso valor científico reconocido, ya que conservan íntegro el registro de todas las secuencias geológicas e históricas pasadas.

Por otra parte, la mina supone un grave deterioro de la salud de los habitantes de Cáceres, pues los procesos de lixiviación y decantación para obtener el hidróxido de litio, altamente tóxicos para el aire que se respira, contaminan así mismo los terrenos sobre los que se asientan.

Para colmo de males, el hidróxido de litio va a generar el desarrollo económico de otras poblaciones donde se están proyectando -o existen ya- fábricas de baterías y fábricas de coches, situándose la mayoría fuera de la región extremeña. Con ello se repite la historia de las empresas eléctricas que llevan décadas produciendo en Extremadura más de un tercio de la electricidad necesaria para el desarrollo económico del resto de España, mientras aquí dejan ruina, despoblación y desolación.

Y quiero terminar diciendo una vez más, que proteger el Patrimonio cultural y excepcional que tiene la ciudad de Cáceres es construir una sociedad pacífica, es trabajar por un desarrollo económico sostenible.

(Alejo Hernández Lavado es doctor en Derecho, profesor universitario, delegado y asesor de Hispania Nostra y Europa Nostra, Académico C. de la Real Academia de Córdoba y un reconocido defensor del Patrimonio Cultural).

SOBRE EL AUTOR

Alejo Hernández Lavado, ilustre profesor y defensor del patrimonio, nuevo colaborador de PROPRONews

Nuestro colaborador Alejo Hernández Lavado, nuevo académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

Beneficios fiscales en España a los bienes declarados Patrimonio Mundial

S.O.S para el convento de San Andrés de Mérida

El Calerizo de Cáceres, una “cápsula del tiempo” en peligro

Objetivo: parar la destrucción que amenaza a Cáceres

Gobernantes y políticos: responsabilidad impune

El Vostell-Malpartida, en la cumbre de los museos españoles

Lucia Beijlsmit, coleccionista, artista y mecenas

Mina de litio, no. A cambio de nada

La destrucción de Cáceres, crónica de una muerte anunciada

Pandemia y crisis de la cultura y del Patrimonio Cultural y Natural

El expolio del patrimonio cultural es delito

S.O.S. por el Patrimonio Cultural y Natural

La política minera del Gobierno y la Junta es nefasta para Extremadura

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias