Madrid, infierno, purgatorio, paraíso

Una visión de la ciudad en tres planos, obra del artista Adrián Pagador Saracho

320
Una imagen de Infierno. ADRIÁN PAGADOR SARACHO
Una imagen de Infierno. ADRIÁN PAGADOR SARACHO

La reclusión obligada por el coronavirus crea también un ámbito propicio para el pensamiento, la música, la escritura y el arte en general. Estos días muchos escritores, músicos y artistas diversos están produciendo obras que, sin duda, veremos en semanas o meses próximos. En este caso, un gran fotógrafo y diseñador gráfico madrileño, Adrián Pagador Saracho, ha captado bellas e insólitas imágenes de este Madrid casi apocalíptico, de las que aquí ofrecemos una selección, con un texto introductorio del propio autor. Es un valioso testimonio gráfico y literario desde el epicentro de la pandemia, con una atención especial a los desheredados, pero con un inequívoco mensaje de esperanza.

Madrid.-

“Infierno, Purgatorio, Paraíso, una visón intertextual

3 planos, 3 visiones

“Dejad toda esperanza aquellos que entráis”

La crisis del coronavirus me ha proporcionado la oportunidad de interpretar la realidad a raíz de la expansión de la COVID-19 en mi ciudad, Madrid, epicentro de la pandemia en nuestro país.


“La senda que lleva al Paraíso comienza en el Infierno” (Dante).


El fenómeno, y por tanto mi definición visual de él, ha sido concebida bajo mi estricto criterio personal, pero este se ha basado en la libre interpretación conceptual del “Cisne Negro” de N. N. Taleb, cuyas reflexiones me llevaron a activar la cámara de mi móvil, habiéndome contagiado del atractivo de la naturaleza única del evento. La propagación incontrolada del virus, entendida bajo las premisas del cisne negro, se revela como un factor no concebible bajo nuestra exigua visión de la realidad. En el Viejo Mundo se creía que todos los cisnes eran blancos. Esta parecía ser una creencia irrefutable, pero entonces se vio que, en Australia, los cisnes también podían ser negros. Hoy, esta visión no puede no ser trasladada a nuestra realidad inundada por el virus. Es un evento improbable, marginal, difícilmente materializable, que hoy se muestra con toda su crudeza, generando un saldo  económico y social negativo e incuantificable. Lo más curioso del fenómeno es solo comprensible a posteriori, cuando el daño se ha materializado en toda su expresión.

La única imagen de Paraíso. ADRIÁN PAGADOR SARACHO
La única imagen de Paraíso. ADRIÁN PAGADOR SARACHO

Para completar la anterior comprensión de base ante el fenómeno, la serie de instantáneas que aquí presento se categorizan en 3 bloques: Infierno, Purgatorio y Paraíso. No es arbitraria la Intertextualidad, entendida bajo la idea de G. Genette con la obra de Dante Alighieri. Esta categorización en la forma de presentación de mi visión guarda íntimo paralelismo con su estructura. La cosmogonía sobre la que se asienta su obra me proporciona un espacio lógico para ordenar esta colección de imágenes. La obra de Dante, en primer término, es un viaje, una suerte de recorrido a través de la muerte, que tan presente está hoy y estará en los tiempos venideros, hasta que, por desgracia, si antes no se encuentra un remedio, el virus termine por consumirse a sí mismo. Su obra también es un análisis riguroso de la conformación social de su época, que en nuestro tiempo ya ha empezado a impresionarse bajo este nuevo y convulso contexto. Es obvio el cambio de paradigma que asoma.


Lo más curioso del fenómeno, es sólo comprensible a posteriori, sólo cuando el daño se ha materializado en toda su expresión.


En definitiva, el viaje de Dante y el mío, salvando las distancias y con todo mi respeto hacia su obra total, es un recorrido hacia la Esperanza; la llegada al Paraíso, no puede comprenderse sin haber recorrido primero el Infierno y luego el Purgatorio: “La senda que lleva al Paraíso comienza en el Infierno”.

Adrián Pagador Saracho.

OTROS REPORTAJES EN CREATIVITAS

Fuli García, el descubrimiento de un gran artista

Antonio Eiras, uno de los mejores ilustradores y aerografistas del mundo

Las maravillosas instalaciones de Fernando Pagador

“Campo de sal”, otra lección plástica y ética de Fernando Pagador Otero

No_maps / Sin planes, o el ermitaño que habita dentro de uno mismo

Otra lección de paisaje de David López Panea

“Al borde del mundo”, el magisterio de un artista inmenso

El habitante de una ‘Mérida incierta’

“Comité de Instrucción Visual”, la idiosincrasia imperial británica al desnudo

Dolores Tomás: la pasión rusa

Rodrigo Tavera Mendoza: “Yo quiero a los animales”

S.O.S.TENIBLE. La esperada exposición de Fernando Pagador en la Comunidad Valenciana

Isaías “El Chapas”, la delicada metáfora estética de Alfonso Doncel

“El secreto de la vida”. Éxito de Alfonso Doncel en la Fundación Osborne

Mujeres maduras: encanto, solidaridad, valentía

El encanto de la mujer madura

López Panea, paisajista esencial

David López Panea