Fuli García, el descubrimiento de un gran artista

El autodidacta creador murciano, que PROPRONews presenta públicamente, sorprende por la madurez estética de su depurada obra

466
ANFORA SUSPENDIDA. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.
ANFORA SUSPENDIDA. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.

El arte como creación personal no es patrimonio exclusivo de quienes forman parte de lo que para muchos es una profesión más o menos cerrada, sino que debe ser considerado como un acervo y una capacidad común a todos los seres humanos, pues puede decirse que en el interior de todos nosotros existe ese proyecto de llama creativa que puede inducir a interpretar el mundo y las ideas desde un punto de vista estético y a plasmar eso plásticamente. Es decir, además de los artistas llamados y reconocidos así por los demás, hay millones de seres humanos que tienen dentro de sí ese germen y, entre ellos, existen quienes se atreven a dar el paso de materializarlo. Uno de ellos, desconocido todavía hoy y que nuestro periódico tiene el honor de presentar públicamente, es Fuli García, un enorme artista digital que, a pesar de su madurez humana y creativa, solo acaba de empezar.

Valencia.-

No tiene currículum artístico porque todavía no ha dado tiempo de engrosarlo, pero Fulgencio García Navarro (1963, Puerto Lumbreras, Murcia), es ya un gran artista. Le descubrimos hace algún tiempo en una exposición de su obra, la primera de su vida, que realizó en LA TASCA. Jesús Pobre, un estupendo local que, además de su alto nivel hostelero en esa bella pedanía de Denia (Alicante), ofrece sus instalaciones para exposiciones de creadores profesionales y también para que artistas como Fuli se den a conocer.


Mundos oníricos en obras de gran formato sobre paneles de metacrilato constituyen el trabajo de Fuli García, de profesión, hostelero.


Es asombroso comprobar la madurez artística de un creador hecho a sí mismo, y la belleza y calidad de su obra, de factura tan delicada como sugerente es su abstracción, que evoca mundos florales, espaciales y oníricos. Precisamente así llamó aquella exposición “Mundos oníricos”. Puede decirse que con esa muestra nacía Fuli García al arte de manera pública, y nosotros nos sentimos honrados de bautizarle ahora mediáticamente, advirtiendo, sin embargo, que no se trata de un aprendiz, sino de un artista mayor en calidad y en concepto.

Fuli lleva casi toda su vida en el mundo de la hostelería, primero como trabajador por cuenta ajena y ahora con su propio negocio. Quiere eso decir que estamos ante un trabajador nato, entregado plenamente a una profesión tan sacrificada como esa, pero que no ha renunciado a la dimensión artística de su persona y, contra viento y marea, realiza y muestra esa obra digital de tanta solvencia y calidad.

Fulgencio García
Fulgencio García.

Los que le conocen aseguran que lleva el arte dentro de él desde hace décadas, un camino que ha ido desbrozando desde mucho tiempo atrás y que ahora conduce a la realización de una obra llena de madurez y belleza. Uno de sus amigos y mentores, el pintor y escultor Fernando Pagador (PAGADOR OTERO) -residente como él en la provincia de Alicante-, dice de Fuli lo siguiente:

“Este paulatino crecimiento en la educación del ojo y la sensibilidad artística, tenía que germinar y dar sus frutos, que en su interior ya eran maduros y que han empezado a ver la luz este año.

La calidad de las imágenes que realiza son el resultado fecundo de su sensibilidad y alma de artista: expresan la inquietud permanente por encontrar senderos por los que conducir su peculiar manera de expresión y tal vez son consecuencia de un nuevo encuentro consigo mismo a través de la plástica, manifestando en abstracciones, ó mejor, ensoñaciones de mundos imaginarios y bellos, su espíritu sensible, entre el revoloteo agitado de la sociedad caótica en la que vivimos.

ENCUENTROS. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.
ENCUENTROS. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.

Sus trabajos, abren nuevas áreas a la percepción. Él plasma mundos idealizados, profundos y secretos, escenas indescriptibles que transgreden el ámbito de la narrativa, transportándonos a escenarios de insólita calma a veces, otras a mundos imposibles donde no existen códigos clasificatorios. Son, en definitiva, imágenes de su sensible verdad: flases del alma, retazos de su vida.

Para el lector es importante imaginar sus obras en el tamaño en el que él las concibe y realiza: sesenta centímetros de alto por metro cincuenta de ancho, montadas sobre paneles de metacrilato. Es ahí, en este formato grande y luminoso, donde mejor se aprecian y saborean, porque así es más fácil conectar de lleno con la fuerza y delicadeza que encierran sus colores, formas y composiciones, resultados de un sutil y refinado gusto y de un expreso concepto hacia la renovación en lo diferente y no explicado.

ALADA. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.
ALADA. 60 x 150 cms. BASE DE METACRILATO.

Su trabajo habla también de introspección y de búsqueda; de investigación en áreas inexploradas, llenas de misterio y sorpresas, que vienen a concluir en un estilo fresco y nuevo.

UN ARTISTA HECHO A SÍ MISMO

Fuli García, nació en 1963 en Puerto Lumbreras (Murcia). Desde muy pequeño siempre le ha atrajo la belleza, el arte. Asiduo a contemplar los mantos de flor de almendro cada año, cultivo muy abundante en su tierra, cuando era niño. Por las circunstancias de la época, siendo niño, cada vez que visitaba una iglesia, aunque fuese la misma, sus ojos siempre buscaban fijarse en los cuadros y esculturas existentes. Con una misma pregunta siempre, ¿cómo será la persona capaz de hacer estas cosas?

Y, en cuanto pudo, intentó hacer algo artístico. Él recuerda que, siendo niño, durante las fiestas de su pueblo siempre había un concurso de pintura y le gustaba ir a observar a todos aquellos que participaban en dicho concurso. Su primera cámara réflex ya le empezó a estimular su lado artístico. Le aburría la foto convencional.

Detalle de su exposición en La Tasca de Jesús Pobre.
Detalle de su exposición en La Tasca de Jesús Pobre.

A partir de su juventud, cada vez que ha tenido ocasión ha visitado una galería, museo o cualquier sitio donde se pudiera ver arte. Durante un tiempo trabajó en un bar-galería que le ayudó mucho en su camino de ver, conocer y empaparse de arte, pues había muchas y buenas exposiciones. Actualmente regenta un negocio de hostelería. En otros negocios que ha tenido, siempre ha prevalecido su disposición a facilitar el local para las exposiciones, además de relacionarse con los pintores siempre que ha podido. Así, como sin querer, se ha ido nutriendo y educando el ojo y la mente para poder disfrutar de la belleza, del arte.

Desde hace unos quince años, y casi sin querer, empezó a hacer, a experimentar, y sin darse cuenta, poco a poco ha ido consiguiendo los resultados que ahora presentamos. Todo es fruto del trabajo, de la confianza en sí mismo y de la experimentación.

Él nunca recibió formación académica alguna. En esto, como en todo, ha sido autodidacta. Sin embargo, confiesa que ha tenido a su lado a la persona que le ha llevado a conseguir lo que buscaba. Su amigo y maestro, Fernando, es quien le ha enseñado todo aquello que ha necesitado para llegar hasta el punto en el que se encuentra en este momento; sus sabios conocimientos y consejos han sido fundamentales para que Fuli haya logrado esta madurez. “Sin él -confiesa- eso no hubiera sido posible”.

OTROS ARTÍCULOS EN CREATIVITAS

Antonio Eiras, uno de los mejores ilustradores y aerografistas del mundo

Las maravillosas instalaciones de Fernando Pagador

“Campo de sal”, otra lección plástica y ética de Fernando Pagador Otero

No_maps / Sin planes, o el ermitaño que habita dentro de uno mismo

Otra lección de paisaje de David López Panea

“Al borde del mundo”, el magisterio de un artista inmenso

El habitante de una ‘Mérida incierta’

“Comité de Instrucción Visual”, la idiosincrasia imperial británica al desnudo

Dolores Tomás: la pasión rusa

Rodrigo Tavera Mendoza: “Yo quiero a los animales”

S.O.S.TENIBLE. La esperada exposición de Fernando Pagador en la Comunidad Valenciana

Isaías “El Chapas”, la delicada metáfora estética de Alfonso Doncel

“El secreto de la vida”. Éxito de Alfonso Doncel en la Fundación Osborne

Mujeres maduras: encanto, solidaridad, valentía

El encanto de la mujer madura

López Panea, paisajista esencial

David López Panea