Mujeres maduras: encanto, solidaridad, valentía

Con la segunda serie de fotografías de Elisa Blázquez concluye este artístico fotoensayo

6312
Mujer madura

El encanto de la mujer madura fue el título de la primera entrega de este fotoensayo que tan leída, compartida y reproducida fue en su día. La historia no podía ser más admirable. Un nutrido grupo de mujeres maduras desnudaron sus pechos ante la cámara en solidaridad con una amiga operada de cáncer de mama. La belleza y el encanto de estas mujeres quedan de manifiesto en esta nueva tanda de imágenes, pero lo que resplandece sobre todo en ellas es la solidaridad y la valentía. Estas mujeres han roto muchos tabúes este año. Todos los hombres tenemos que estar con ellas.

Por muchos motivos 2017 ha sido el año de las mujeres. Ha habido de todo en el transcurso de los últimos doce meses en torno a ellas. Lo peor ha sido, otra vez, el creciente número de víctimas mortales de la violencia machista –terrorismo machista más bien-, un fenómeno que da una idea del martirio diario de centenares de millares de mujeres maltratadas y vejadas por sus parejas. En la mayoría de los casos, ellas padecen en silencio esta tortura, por temor, sobre todo, del daño que esos bárbaros pueden causar a sus hijos, como, de hecho, ocurre en no pocas ocasiones.


Mujeres que apoyan a su amiga operada de cáncer y que denuncian acosos y abusos.


Pero también ha habido un despertar general –y no solo de ellas, sino también de muchos hombres- contra el acoso y los abusos sexuales que numerosísimas mujeres padecen en España y en todo el mundo. Los tristemente célebres casos de La Manada, en España, y del abusador Harvey Weinstein, en Estados Unidos –entre otros muchos que han sido denunciados estos meses-, han provocado una ola de indignación y de denuncia nacional y mundial, que ha removido las conciencias de todos y han generado nuevos movimientos de concienciación y rechazo que, sin duda, empiezan a cambiar este horrible panorama, ojalá que para siempre.

SOLIDARIDAD Y VALENTÍA

Las mujeres maduras están llenas de encanto, de esa belleza serena y cuajada de los años vividos; y también rebosan solidaridad y valentía. Todo eso lo ha captado nuestra compañera Elisa Blázquez, fotografiándolas con su teléfono móvil en la terraza de su casa y sin ninguna escenografía ni preparación. Todo es espontáneo en estas imágenes y el resultado no puede ser más bello.

La mujer herida y victoriosa
La mujer herida y victoriosa

Pero da la casualidad, además, de que estas valentísimas mujeres, prácticamente las mismas que aparecen en las fotografías –en las ya publicadas con anterioridad en Propronews y en las de hoy- son las que han realizado en Cáceres el primer acto público de denuncia en España de los acosos y abusos sexuales de los que han sido víctimas a lo largo de la vida. Entre estas mujeres se encuentran la propia Elisa, periodista y escritora, o Leonor Martínez-Pereda Soto, que fue consejera de la Junta de Extremadura y que, a través de nuestro medio, denunció que había sido acosada incluso en el ejercicio de su cargo, lo que da idea de la falta de escrúpulos y de la osadía de esos “machotes”, verdaderos delincuentes sexuales a los que hay que perseguir y castigar.

Por nuestra parte –los hombres también tenemos que dar testimonio, incluso gráfico, de nuestra actitud y disposición a favor de las mujeres que sufren y en contra de su sufrimiento- un amigo y yo hemos accedido, en un humilde gesto personal de solidaridad, a ser fotografiados junto a ellas, en una pose parecida, mostrando, en mi caso, la parte de mi cuerpo que oculta mi corazón, la misma zona anatómica herida de la mujer operada que dio origen a esta hermosa acción de sus amigas. A todas ellas les pido que reciban este homenaje personal que les brindamos, junto con mi militancia y la de este periódico en favor de la igualdad y contra el acoso, el abuso y la violencia machista.

La autora, con su perro, Killer. PROPRONEWS
La autora, con su perro, Killer. PROPRONEWS

EL ENCANTO DE LA MUJER MADURA (1)

El encanto de la mujer madura

PROPRONEWS CONTRA EL ACOSO Y EL ABUSO SEXUAL

Yo también fui acosada

El acosador no te respeta ni siendo consejera de un Gobierno autonómico

Escalofriante catarsis colectiva contra las agresiones sexuales