S.O.S.TENIBLE

La esperada exposición de Fernando Pagador en la Comunidad Valenciana

810
Vista parcial de la sala con algunas de las esculturas e instalaciones expuestas.
Vista parcial de la sala con algunas de las esculturas e instalaciones expuestas.

Hoy se inaugura en Benissa (Alicante) S.O.S.TENIBLE, la esperada exposición del artista Fernando Pagador en la Comunidad Valenciana, cuyo título es ya un grito en defensa de nuestro mundo. Con una dilatada carrera, innumerables exposiciones en España y en otros países, numerosos premios y un buen ganado prestigio, este creador multidisciplinar protagoniza uno de los hitos culturales del año en la citada Comunidad, con esta extraordinaria exposición de esculturas e instalaciones que permanecerá abierta hasta el 5 de noviembre.

Fernando Pagador Otero es un creador plenamente entregado a su arte, que domina diferentes disciplinas creativas. La pintura, el dibujo, el grabado o la fotografía no tienen secretos para él. Pero su afán creador es demasiado poderoso como para circunscribirse exclusivamente al mundo estético de las dos dimensiones. La tridimensionalidad implícita en toda su dilatada obra pictórica, con la que recrea mundos que aparentan volúmenes y atmósferas y por los que casi se puede transitar, eclosiona ahora con la fuerza de las cosas y los seres que tienen volumen real en el espacio y que pueden ser contemplados desde todos los ángulos.


Esculturas e instalaciones de un gran creador en defensa de nuestro frágil universo.


La evolución de su andadura artística, sin dejar de lado la pintura –su principal bagaje y en la que ya se anticipaba el anhelo de las tres dimensiones- tenía que desembocar forzosamente en la escultura, en la recreación volumétrica del mundo. Y el resultado es este S.O.S.TENIBLE que a partir de hoy puede verse en Benissa. La recreación del mundo, en el doble sentido de reproducir estéticamente su particular visión de él, y, además, de rescatar lo que de ese mundo había devenido detritus, residuo, escoria, para alzarlo hacia otra luz distinta, insuflarle nueva vida y reconvertirlo en algo que jamás pudo soñar que llegaría a ser esa humilde chatarra, ese desecho abandonado condenado a la destrucción.

ARMONÍA DE CONTINENTE Y CONTENIDO

La copiosa exposición ocupa la totalidad del gran espacio expositivo del Centre d´Art Taller d´Ivars, en la bella localidad de Benissa (Alicante), un complejo cultural dependiente del Ayuntamiento de dicha localidad en constante superación y con una programación de primer nivel. En el caso de la exposición que hoy nos ocupa, hay una perfecta simbiosis entre el continente y el contenido, una armonía de origen en ambos planos, como si el edificio que acoge la muestra hubiera podido anticipar que, algún día, un artista sería capaz de plasmar en sus obras la insospechada alegoría de su propia transformación, de su reconversión desde la antigua industria que fue –una fábrica de muebles- hasta su condición, cuasi museística, actual, hasta su nueva naturaleza de CENTRO DE ARTE con mayúsculas, camino que han seguido tantas otras instalaciones fabriles del mundo, que se han salvado de la picota para tener otra vida que nunca soñaron sus constructores. Es lo mismo que sucede con los materiales de desecho que, rescatados de su trágico fin, como en el caso de esta exposición, resucitan para el arte, latiendo en otra vida superior que tampoco pudieron imaginar en la aparente humildad de su destino.

Fernando Pagador Otero.
Fernando Pagador Otero.

La muestra la componen setenta y cinco piezas, distribuidas en seis series de esculturas tituladas Museo del árbol, Historias del mar, Animalario, Poemas visuales, Sociedad Anónima y Encriptado, y cinco instalaciones denominadas Latido, Muy frágil I, Paisaje, Muy frágil II y Laberinto.


Setenta y cinco piezas integran la magna muestra.


“S.O.S.TENIBLE –dice el artista- es un proyecto que aboga por la salud del planeta y el equilibrio social. Engloba diferentes áreas de las artes visuales, cada una de las cuales se ocupa, bajo las consignas de la reivindicación y la denuncia, de hacer una llamada de atención a la responsabilidad individual de cada uno en la tarea del cuidado y conservación del entorno, así como en la recuperación de los valores humanos fundamentales, en claro declive en una sociedad materialista, injusta e irresponsable, que da como resultado la segregación social, la desigualdad y un ecosistema global cada vez más deteriorado e INSOSTENIBLE, cuestiones diametralmente opuestas al desarrollo de la sociedad en su conjunto y de la propia individualidad del ser”.

El autor explica que la idea de este proyecto surgió casualmente, a causa de una inesperada reprimenda de su hijo.

UN GRIFO ABIERTO

El artista relata así aquella experiencia:

“Hace mucho tiempo, me encontraba una mañana cepillándome los dientes con el grifo abierto, cuando de pronto entró en el cuarto de baño Adrián, que tenía entonces ocho años, y tras cerrarlo, en tono enfadado me dijo: ¿qué haces papá con el grifo abierto? Quedé un momento pensativo, en silencio, sin saber que responder. Ese gesto suyo, que aún le agradezco, supuso un cambio en mi manera de vivir.  Me ayudó a despertar a la conciencia ecológica. Desde entonces cambié mis hábitos al respecto y comprendí la importancia que tiene el aporte individual para el medio ambiente.


Salto a la tridimensionalidad de un artista centrado hasta la fecha principalmente en la pintura.


No he parado desde aquellos lejanos años de pensar en este asunto, comprometiéndome con el planeta a través de mi trabajo, tratando de llevar este mensaje constructivo en todo lo que he hecho, desde aquella pequeña e importante lección que recibí de un niño.

El proyecto S.O.S.TENIBLE es un paso más hacia delante en este sentido. Surge muy atrás, cuando me empiezo a plantear la posibilidad de transmitir cómo podría hacer algo más allá de las exposiciones habituales de pintura, en las que claramente se puede apreciar mi respeto por el medio ambiente.


Un proyecto que aboga por la salud del planeta y el equilibrio social.


El citado proyecto comienza a ser efectivo hace unos siete años, cuando empiezo con los primeros bocetos y a recoger materiales de reciclaje de casas de amigos y familiares, de la basura o de cualquier otra procedencia. Comienzo así por la clasificación de los mismos, con la idea de, algún día, llevarlos a una exposición, después de transformarlos en arte, si se me permite la licencia. Han sido muchas personas las que han colaborado en esto, proporcionándome materiales desde hace años. Les doy las gracias a todas. Sin su colaboración no me habría sido posible reunir yo solo todo ese material y, en consecuencia, llevar a cabo esta muestra.

En el período de maduración de la idea, mientras hacía acopio de los materiales, continué realizando mis habituales exposiciones de pintura, siempre orientadas a la naturaleza, resaltando, en la medida de lo posible, el respeto que le debemos y la belleza y la fragilidad de la misma; en todas ellas destaca claramente, como trasfondo, el compromiso que asumí desde la anécdota del grifo.

Por fin ha llegado el día de mostrar el resultado, tras años de trabajo en dicho proyecto, encontrándome ahora con el honor de presentarlo en el Centro de Arte Taller de Ivars de Benissa, en la provincia de Alicante, en este magnífico espacio, reconvertido de una antigua fábrica de muebles en una super sala de exposiciones que algunas capitales quisieran para sí, gracias a la sensibilidad de un Ayuntamiento cuidadoso de su acervo histórico y cultural.

Vivimos rodeados de objetos que por alguna razón han dejado de servirnos, convirtiéndose en trastos de los que pronto o tarde terminaremos por deshacernos. Esta propuesta busca encontrarles un nuevo destino, artístico en éste caso, que permita despertar, en primer lugar, nuestro lado creativo y sentido ecológico, y, al mismo tiempo, evitar que dichos restos puedan terminar contaminando la tierra durante años o siglos.

Siento gran admiración y respeto por el trabajo y mensaje que transmiten artistas como Lucio Muñoz, Andy Goldsworthy, César Manrique, Hundertwasser, Álvaro Tamarit y otros muchos. Artistas recicladores algunos de ellos, pero, sobre todo, respetuosos con el medio-ambiente. Para mí son un referente en este sentido; para la tierra son conciencias planetarias capaces de convertir desechos ó simples retazos de naturaleza en obras de arte. Gentes como ellos son un buen ejemplo y guía de lo que es hacer un uso más que S.O.S.TENIBLE de los residuos que generamos. Con tanto material  “inservible” del que disponemos, tenía que comprometerme e intentar mi aportación en este sentido.

Ojala que esta muestra sirva para hacer despertar a quienes aún no se han comprometido con el medio ambiente -que responde cada vez con más violencia-, escudándose en la cínica y acomodaticia frase tantas veces oída: “qué más da reciclar; uno más o uno menos no se nota”.

(NOTA: La parte gráfica de este reportaje –realizada íntegramente por Fernando Pagador- muestra instantes del proceso creativo del artista, así como una selección de fotografías de las obras expuestas en las diferentes SERIES e INSTALACIONES, algunas de las cuales recogen la integridad de la obra y otras, detalles concretos.)

SOBRE EL PROCESO CREATIVO DE S.O.S.TENIBLE

MÁS SOBRE EL AUTOR

www.pagadorotero.com

pagadorotero@gmail.com

CENTRE D´ART TALLER D´IVARS

Plaza Germans Ivars, 3

03720-Benissa

https://www.ayto-benissa.es/