La sentencia contra el sacerdote Antonio Casado carece de fundamento jurídico

El abogado del clérigo acusado por el obispado gaditano critica la resolución del Tribunal Eclesiástico de Sevilla

649
El padre Antonio Casado fue extorsionado.
El padre Antonio Casado fue extorsionado.

La sentencia del Tribunal Eclesiástico de Sevilla contra el sacerdote Antonio Casado, “no tiene fundamento jurídico, no hay por dónde cogerla. La apelaremos”, ha dicho el abogado del condenado. Al expárroco de Vejer de la Frontera se le reclaman 352.000 euros que, según su versión, utilizó para pagar a un extorsionador, a fin de que no le quitaran a su hijo, al que había adoptado en Guinea (El caso de Antonio Casado, el ex párroco de Vejer, suspendido cautelarmente desde hace ya 18 meses por Zornoza). Este es un episodio más de la situación de grave crisis que vive el obispado de Cádiz y Ceuta desde la llegada de su actual titular, acusado por movimientos cristianos de base de ocuparse excesivamente de los asuntos económicos y de actuar autoritariamente.

Cádiz.

Juan Cejudo Caldelas
Juan Cejudo Caldelas

El abogado de Antonio Casado, ex párroco de Vejer, ha difundido un comunicado, que publica Religión Digital y también Redes Cristianas, en el que contesta a la sentencia condenatoria dictada por el Tribunal Eclesiástico de Sevilla. También en el mismo, hay unas declaraciones breves de Antonio Casado. Muy resumidas unas y otras son éstas:

El abogado Antonio García Berbel dice sobre la sentencia:

-“Es una sentencia sin fundamento jurídico. No hay por dónde cogerla. Se cae de las manos e incluso contiene barbaridades jurídicas. La apelaremos”.

– La sentencia habla de una “presunción de imputabilidad”, figura que no existe en derecho.

-La sentencia se comunica a las partes el 14 de Enero y se da 15 días para poder hacer alegaciones, pero se filtra el día 18. Sólo lo ha podido filtrar o el Tribunal de Sevilla, o el obispado de Cádiz o el abogado defensor de Casado. Esta filtración la publica la web “Religión confidencial” vinculada al Opus Dei. Todas las sospechas apuntan al Obispado de Cádiz como culpable de esta filtración ilegal.

-Por eso se va a poner una denuncia al responsable de la filtración por “revelación de secretos”.


No hay “campañas mediáticas” contra el obispo de Cádiz, sino movilizaciones por el malestar generalizado que existe en la diócesis y que se manifiesta de muchas maneras.


Ya esta web, antes de publicarse la sentencia, publicó que las acciones mediáticas contra Rafael Zornoza Boy, obispo de Cádiz y Ceuta, habían sido a partir de las causas judiciales emprendidas contra los sacerdotes Antonio Casado y Rafael Vez, cesado este último como párroco de Conil de la Frontera.

El párroco de Conil también ha sufrido el rigor del obispo.
El párroco de Conil también ha sufrido el rigor del obispo.

Declaraciones del ex párroco de Vejer Antonio Casado:

– “Estoy tranquilo y en paz porque es absurdo el empeño del obispo en condenarme y porque el obispo no ha conseguido lo que pretendía, reducirme al estado laical”. Casado dice que no tiene problema en estar cinco años en un monasterio, pero sobre la devolución de los 352.000 euros que se le exige, dice, por un lado, no tener dinero y, por otro, que está a expensas de lo que diga el juzgado de Barbate, donde él mismo puso denuncia por extorsión en su día.

La información completa se puede leer en: Antonio García Berbel, sobre la condena canónica del padre Casado: “Se trata de una sentencia sin fundamento jurídico y la apelaremos”

Sobre el dinero que se le reclama, queda claro que no fue al bolsillo de Casado, sino para pagar a una persona que le estaba extorsionando (que, por cierto, no compareció en el juicio) para conseguir que no le quitaran a su hijo, menor de edad, que adoptó desde Guinea, con el visto bueno del anterior obispo Antonio Ceballos. No se resalta en las informaciones que esto fue así, sino que se deja caer sólo que ingresó el dinero en su cuenta. Casado tiene todos los comprobantes de los envíos de dinero a esa persona que le extorsionó.


Casado tiene todos los comprobantes de los envíos de dinero a la persona que le extorsionó.


La prensa local por otro lado, como Diario de Cádiz, que difunde la información filtrada, debería también publicar la nota de prensa del abogado de Casado. Pero mucho me temo que no lo hará… Sería un buen servicio a la información objetiva y veraz, porque, de otro modo, la gente puede quedarse sólo con la versión de una de las partes, con lo que se hace mucho daño a la persona perjudicada. Y deberían insistir que la sentencia no es firme y va a ser recurrida por los motivos anteriormente expuestos.

El obispo Zornoza, muy contestado en la diócesis que regenta. WIKIPEDIA
El obispo Zornoza, muy contestado en la diócesis que regenta. WIKIPEDIA

Estas informaciones que se están difundiendo pretenden hacer ver que las “campañas mediáticas” -como ellos lo llaman- contra Rafael Zornoza están influidas por las causas judiciales abiertas contra Casado y Rafael Vez. Totalmente falso. En primer lugar, no son “campañas mediáticas”, son movilizaciones fruto de un malestar muy generalizado que existe en la diócesis y que se manifiesta de muchas maneras.

La sanción que el obispo impone a Casado se produce en agosto de 2018. La de Rafael Vez es posterior, de 2020 (Decretada la muerte eclesiástica del cura de Conil). Pero las movilizaciones en contra del obispo de Cádiz y sus colaboradores, como el ecónomo Diufain, empiezan por parte del Grupo Cristiano de Reflexión-Acción desde febrero de 2015, es decir, tres años antes.

Ahí están nuestras cartas varias a los presidentes de la Conferencia Episcopal y el Nuncio anterior, nuestros escritos y comunicados de prensa denunciando determinadas actuaciones del obispado nada conformes con el Evangelio, nuestras repetidas concentraciones con pancarta en los juzgados y también frente al obispado, para denunciar los más de veinte despidos que se producen en el obispado, en Caritas, en el Seminario y en las parroquias. Y nuestros repetidos escritos al obispado de Cádiz denunciando estos hechos y también pidiendo que actúe con entrañas de misericordia, ofreciendo algunos de sus pisos e inmuebles, como el Seminario, casi vacío, a favor de las personas sin techo, los desahuciados, los inmigrantes…


“Que los responsables eclesiales escuchen cuanto antes nuestras peticiones para que un nuevo obispo venga a la diócesis”.


Ahí está el envío de firmas al Papa por Iniciativa Galilea y posteriormente por el Grupo Cristiano de Reflexión-Acción por dos veces, dirigidas al nuevo Nuncio, al Presidente de la Conferencia Episcopal, al Secretario de Estado del Vaticano y a las congregaciones de los obispos y del Clero pidiendo un nuevo obispo para la diócesis “con olor a oveja” y que dialogue con todos, también con los críticos a la gestión del obispo, como pidió el Papa recientemente en su alocución a los nuevos obispos. Por no citar el descontento también en otros sectores de la diócesis, como el Campo de Gibraltar y Ceuta, zona de La Janda, o entre órdenes religiosas varias. Aún se recuerda su sonado conflicto con los carmelitas, que el obispado de Cádiz perdió en los juzgados.

El descontento es muy generalizado en la diócesis de Cádiz y Ceuta. Por eso hemos pedido insistentemente la presencia de un visitador apostólico que hable con todos estos sectores y personas afectadas, para comprobar los hechos que denunciamos. Pero las informaciones próximas al obispado intentan hacer ver que todo el malestar existente en la diócesis está provocado por las causas judiciales abiertas a estos dos sacerdotes, lo que no es verdad.

Y es que un obispo no puede actuar a golpe de báculo. Ni obsesionado con el tema económico, ni actuar en plan impositivo y dictatorial, sin dialogar con sus sacerdotes. Muchos sacerdotes no se atreven a hablar en público para expresar su malestar, porque tienen miedo. Ya estamos viendo lo que pasa con quienes se atreven a disentir. No son éstas las formas: denuncias al canto y marginación. Estas actitudes provocan, por parte de los afectados, que también ellos se vean obligados a denunciar al obispo para hacer valer su dignidad y sus derechos. ¿Cuándo hemos visto este espectáculo de denuncias y contradenuncias en la diócesis entre sacerdotes y obispo con los anteriores pastores Añoveros, Dorado o Ceballos?

Aquí, como decíamos en el escrito enviado al Nuncio, lo que pedimos es un pastor con sensibilidad social, en solidaridad con las personas empobrecidas y en lucha contra la pobreza, espíritu de servicio y capacidad de diálogo con los sacerdotes y los cristianos y cristianas, las comunidades eclesiales de base y los movimientos sociales.

La sentencia de Sevilla no es firme. Será recurrida por las razones expuestas. Espero y deseo que al final la verdad se imponga y se haga justicia. Y que los responsables eclesiales escuchen cuanto antes nuestras peticiones para que un nuevo obispo venga a la diócesis.

(Juan Cejudo Caldelas, cura obrero casado, es miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares).

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

La mujer en la Iglesia Católica, ¿paso adelante o decepción?

“¡Abrid las iglesias a los sin techo!”

Las preguntas y denuncias del cura de Conil que escuecen al obispo de Cádiz

Decretada la muerte eclesiástica del cura de Conil

Un castigo al cura de Conil que puede ser mortal para él

Una cadera episcopal de 23.600 euros

Inmatriculaciones eclesiásticas, un expolio monumental tolerado por el Gobierno

ETA: cuando la Iglesia dejó de ser Católica

Intolerable connivencia de la Iglesia con el referendum ilegal

Impiden la entrada a Jesús en la plaza de San Pedro

Sin biblia ni crucifijo, pues claro

La incomprensible discriminación del Papa a España

El Papa vuelve a ofender a España

Fidel García, el único obispo que no respaldó la “Cruzada del 36” y lo cara que le costó su valentía

Obispos maléficos