Las preguntas y denuncias del cura de Conil que escuecen al obispo de Cádiz

La transparencia de monseñor Zornoza brilla por su ausencia y el obispado no aclara las múltiples acusaciones

1572
El pueblo y muchos ciudadanos y entidades, están con el expárroco.
El pueblo y muchos ciudadanos y entidades, están con el expárroco.

El padre Rafael Vez Palomino, expárroco de Conil de la Frontera, privado de todos sus cargos y hasta de su condición de sacerdote por el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, es una de las voces más sobresalientes entre las muchas que en la diócesis critican la deriva “empresarial” del obispado. Sin mediar juicio ni eclesiástico ni civil, el cura ha sufrido ya el peor de los castigos que puede padecer un sacerdote en ejercicio, cruelmente infligido por Zornoza, que actúa sin ningún escrúpulo como juez y parte. Sin embargo, el obispo nunca ha respondido a las preguntas que el cura ha formulado públicamente a través de su perfil de Facebook, ni ha aclarado cuestiones más o menos oscuras que Rafael Vez ha sacado a relucir. En esta información reproducimos algunas de las preguntas y denuncias públicas formuladas por el expárroco castigado.

Cádiz.-

El siguiente texto, referido al que hasta hace poco ha sido el ecónomo (“ministro de Hacienda”) del Obispado, lo publicó el entonces párroco de Conil, Rafael Vez Palomino, en su página de Facebook el 18 de julio de 2020.

ONCE PREGUNTAS AL ECÓNOMO

“ANTES DE MARCHARTE, ¿DIRÁS LA VERDAD? (I) Al P. Antonio Diufaín Mora, Ecónomo Diocesano de Cádiz y Ceuta:

Algunos Vicarios, amigos y compañeros de fatiga, que dicen que no son tus amigos, ya lo dicen, allí a donde van, en voz alta, sin miedo y a boca llena: que te vas, que por fín te marchas, que gracias a Dios te largas. No sé si será verdad, pero si así fuese, solo deseo que te vaya bonito, que descanses y así descansaremos todos.


Publicamos las 21 preguntas del expárroco que todavía no han recibido respuesta del obispado.


Pero antes de marcharte, permíteme que te haga un último ruego, y contesta a estas diez preguntas sencillas, aunque podrían ser muchas más. Pero por favor, di la verdad.

1.- ¿Recuerdas de dónde sacasteis los 30.000 euros para la creación de la Fundación “Educatio Servanda” Cádiz y Ceuta? ¿Fue de alguna otra fundación? Si quieres, puedo refrescarte la memoria.

2.- ¿Cuánto ha sido el coste que han supuestos los despidos en el Obispado, y en Cáritas Diocesana? Se habla de casi 300.000 euros, ¿es verdad?

3.- ¿A cuánto ha ascendido la compensación a Gerón por la devolución de la Residencia de Ancianos San José de San Fernando? Se habla de 240.000 euros, ¿es verdad? ¿De dónde se ha sacado?

4.- ¿Cuánto dinero se ha “invertido” en la Fundación “Educatio Servanda” estos años? ¿A cuánto asciende el patrimonio inmobiliario que se le ha entregado?

5.- ¿Qué negocio inmobiliario llevas entre manos con la sede del Obispado de Cádiz y Ceuta, que pertenece a la Fundación El Carmen? ¿A quién va a beneficiar? ¿Algún conocido empresario de los “madriles”?

6.- ¿Qué negocio inmobiliario llevas entre manos con el Convento de las Capuchinas de San Fernando, incluida la propiedad que corresponde a la Parroquia de San Pedro y San Pablo, y que por Decreto habéis quitado de la administración de la misma?

7.- ¿Cuánto está costando la letrada del Obispado y su equipo? ¿Hasta ahora qué pleitos han ganado? Y ¿en cuántos pleitos estamos aún metidos?

8.- ¿Cuánto ha supuesto la multa de la Ermita de San Ambrosio? ¿La hemos tenido que pagar?
9.- ¿A cuánto ha ascendido la cantidad que se perdió en el Banco Popular gracias a tu gestión de cambiar los depósitos bancarios del Fondo de Sustentación del Clero, a pesar de que te indicaban que eso no era viable? ¿400.000 euros? ¿O fue algo más?

10.- Y con esto de la política de transparencia, ¿Sabes si (presuntamente -el paréntesis es de PROPRONews-) se ha “blanqueado” algún dinero por parte de la Administración del Obispado?

Y deja que añada una última pregunta, la undécima, no por ello menos importante. ¿A cuántas familias habéis desahuciado de las casas y locales que gestionaba el Obispado y que ahora está en manos de distintas fundaciones cuyo patrono es el mismo Obispado?

Como ves son preguntas sencillas. No creas que desconocemos algunas de las respuestas. Pero deseo que seas sincero con los que hemos sido tus compañeros, a los que has despreciado constantemente en el ejercicio de tu servicio como Ecónomo diocesano.


El apoyo del expárroco a una trabajadora del Obispado despedida no gustó nada al obispo.


Por cierto, cuando te marches, no olvides de llevarte la puerta blindada que te pusiste en el cuarto de la residencia sacerdotal y llevarte de camino a esa “pandilla” que te ha ayudado en estos años de “sufrimiento” que hemos padecido todos.

Entonces, sólo entonces, viviremos en paz.

Recibe un cordial y fraterno saludo en Cristo, Sacerdote P. Rafael Vez Palomino, canónigo Maestro de Ceremonias de la S.A.I. Catedral de Cádiz”.

El expárroco de Conil, Rafael Vez Palomino.
El expárroco de Conil, Rafael Vez Palomino.

OTRAS DIEZ PREGUNTAS AL ECÓNOMO

Posteriormente, el 24 del mismo mes de julio, el párroco de Conil cesado publicó el siguiente texto en Facebook:

“ANTES DE MARCHARTE, ¿DIRÁS LA VERDAD? (II…) Al P. Antonio Diufaín Mora, Ecónomo Diocesano de Cádiz y Ceuta:

Después de plantearte hace unos días las primeras diez preguntas (aunque en realidad fueron 11), que aún no has contestado, algunos me han escrito con otras preguntas muy interesantes. Te escribo éstas (ahora sí son sólo diez, guardando las demás para más adelante) por si te animas a contestarlas:

1.- ¿Sabes qué fue del dinero que se recaudó por y para los jóvenes tras la celebración de los DED (Días en las Diócesis) en el 2011, y que estaban en la cuenta de la Delegación de Juventud? Dicen que la cantidad superaba los 18.000 euros.

2.- ¿Puede un Párroco, que es administrador de los bienes de una Parroquia, donar lo que quiera? ¿Sabes que algunos párrocos han donado las tierras que eran propiedad de la Parroquia a la Diócesis? ¿No tienen ambas personalidad jurídica distinta? ¿Esa “donación–cesión” la permite la ley?

3.- ¿Sabes por qué no se han publicado determinados Decretos que tienen que ver con la Administración Diocesana en el B.O.O.? ¿Qué hay que esconder? ¿Sabes quién es el que decide lo que se publica o no?

4.- ¿Sabes si la carta que como Administrador Diocesano enviaste firmada y sellada a determinadas entidades bancarias el pasado 26 de Noviembre, para solicitar información de las cuentas, movimientos, y todos los productos financieros de las que son titulares determinadas Parroquias de la Diócesis, según decreto Episcopal del 8 de Mayo de 2018, cumple con la Ley de Protección de Datos?

5.- Algunas las tierras de la Parroquia de Vejer de la Frontera pertenecían a la Parroquia por decisión expresa de los donantes. ¿Sabes en base a qué se ha decidido que pasen a manos de la Administración Diocesana? ¿Se cumple con la ley? ¿Dónde están publicados los Decretos Episcopales que justifican esa acción?

6.- ¿Sabes por qué se ha hecho cargo la Administración Diocesana de los Cementerios de Facinas, Vejer y Benalup? ¿Tan mal estaban siendo gestionados por sus respectivos párrocos?

7.- ¿Sabes qué ocurrió en Ceuta con la venta del famoso edificio que superaba la cantidad límite permitida, para evitar pedir permiso a Roma? ¿Por qué la concejala de la Asamblea de Ceuta destapó el “asuntillo”?

8.- ¿Sabes qué ha sido de los casi 170.000 euros que donaron varias entidades bancarias para la Exposición “Traslatio Sedis”? ¿Sabes si los ha recibido ya el Cabildo Catedral?
9.- ¿Es verdad, como se comenta por Cádiz, que algunos bienes inmuebles que eran propiedad del Obispado han pasado a fundaciones cuyo patrono es el mismo Obispado? ¿Sabes qué se ha pretendido con ello? ¿Sabes si con ello se ha pretendido justificar que el Obispado no tiene inmuebles para dejar o prestar ante situaciones límites?
10.- ¿Sabes si es verdad que se ha solicitado la recalificación de algunos terrenos de Santa Lucía (Vejer) que el Obispo por Decreto mandó al párroco donar al Obispado?
Bueno, ahí te las dejo por si quieres responderlas sin prisas, y el trabajo veraniego te permite responderlas.

Recibe, como siempre, un cordial y fraterno saludo en Cristo, Sacerdote (*)

  1. Rafael Vez Palomino, canónigo Maestro de Ceremonias de la S.A.I. Catedral de Cádiz

(*) Aunque a algunos les moleste y extrañe, suele ser también tu saludo en todas las cartas que diriges desde la Administración Diocesana”.

EL PÁRROCO PIDIÓ LA DIMISIÓN DEL ECÓNOMO

Con anterioridad a dichos escritos, el 3 de junio de 2019, el párroco de Conil instó públicamente la dimisión del Ecónomo, tras el despido de una trabajadora del obispado, con el siguiente texto publicado en su página de Facebook:

“Sr. ECÓNOMO DIOCESANO: ¡QUÉ LOCURA! ¿NO SERÁ MEJOR QUE VAYAS PENSANDO EN TU DIMISIÓN?

Poco a poco nos vamos enterando de lo ocurrido esta mañana en el juicio de M. Carmen Amigueti. Es una verdadera locura lo que allí se ha podido oír. El Obispado estaba dispuesto a indemnizarla con 50.000 euros para no entrar a juicio. Y el representante del obispado ha reconocido el despido improcedente. Incluso a preguntas del Magistrado ha dicho que el despido ha sido decisión del Señor Ecónomo, P. Antonio Diufain. Si esto es así, ¡Qué locura! Más vale que renuncies al cargo de ecónomo diocesano y te marches por donde has venido. ¿Cuánto han costado ya a la Diócesis tus decisiones? ¿Cuánto van a seguir costando tus imposiciones, tus compras de productos financieros, tus meteduras de pata? ¿No crees que va siendo hora de que, delante de Dios, mires tu conciencia y dejes de hacer daño? ¿A quién obedeces en este camino demencial por el que estás llevando las riendas de la diócesis? ¿Cuánto lleva pagado la diócesis en indemnizaciones? ¿Cuánto en abogados y pleitos? Porque desde que todo esto empezó, no has ganado ni uno de ellos. Y aún quedan algunos, que, a buen seguro, perderás también.


El cura cuenta la fábula de la serpiente y la luciérnaga, intentando explicar lo que está pasando.


Si a esto unimos lo que se ha perdido en las operaciones del Banco Popular, y otras muchas cosas más, quizás nos salga más rentable invitarte a que te largues.
Ahh…. Y de camino llévate también a todo tu equipo y así, a buen seguro, descansaremos todos.

P.D. No olvides el Libro de los Evangelios, que un día tocaste con tus manos, y que has dejado olvidado tantas veces, cuando tenías que haber hecho uso de él para no cometer tantas injusticias e infligir tanto dolor en las personas que trabajaban con nosotros y sus familias.
Por último, quiero decir que hemos sido compañeros de estudio dos años en Sevilla. Te sustituí en Ceuta en la Parroquia de San José de Hadú. He seguido tu trabajo Misionero en Latinoamérica. Y me alegré de tu vuelta a la Diócesis. Pero estos últimos años, desde que asumiste el cargo de ecónomo, y luego de canónigo, no te reconozco. No he comprendido tu forma de actuar si no es por despecho a una Diócesis, y a unos compañeros, que no te aplaudieron y siguieron oficialmente tus proyectos, pero que sin embargo colaboraron contigo. Piensa si realmente estás haciendo un bien, porque es mucho el daño que tu forma de actuar y proceder ha provocado, y sobre todo, tu constante desprecio al trabajo de tus compañeros sacerdotes y de muchos seglares.”

EL PÁRROCO SE SOLIDARIZA CON TRABAJADORA DESPEDIDA

El día antes, 2 de junio de 2019, el párroco de Conil publicó en su perfil de Facebook el siguiente texto, en apoyo de una trabajadora del obispado despedida:

“A M. Carmen Amigueti.-

Dentro de unas horas estarás en la puerta del Juzgado de Cádiz para afrontar tu lucha por el despido de tu puesto de trabajo. Antes fueron otros muchos de tus compañeros y tristemente no serás la última. ¡No tengas miedo! No dejes de luchar por lo que es justo.

Estoy convencido de que tratarán de llegar a un acuerdo in extremis, o bien seguirán con esa prepotencia que les caracteriza, como han hecho con otros de tus muchos compañeros, a los que también les tocó el turno de echarlos.

Piensa, aunque sea tu puesto de trabajo lo que está en juego, tu futuro y el de tu familia, que tu lucha es la de todos aquellos que creen que las relaciones de trabajo en la Iglesia deben de estar iluminadas, además de por la justicia, por la caridad. No somos una empresa. Éramos una familia y en estos años el talante y el estilo que se ha impuesto, ha aparcado a un lado el Evangelio de la caridad.

No estás sola. No te sientas sola. Siente la cercanía de tantos, que incluso desde el miedo o el silencio, sienten rabia e impotencia ante estos desmanes. Algún día tendrán que rendir cuentas ante Dios por todo el daño que han infligido en tantas personas y familias.

No tengas miedo. Piensa que Dios pondrá en tu boca las palabras necesarias para tu defensa.

Estos días atrás, nos enterábamos por la prensa de que varios inspectores de trabajo visitaban el Obispado buscando información sobre la movilidad de los trabajadores. No sé qué encontrarían, a pesar de los intentos de ciertos personajes de esconder y acallar voces. Es de todos conocido lo que en esa casa, desde la planta tercera, administración, se lleva cociendo estos últimos años. Algún día se sabrá toda la verdad. Y algunos silencios serán cómplices de esos desmanes.

¡Ánimo y adelante! ¡No estás sola!”

FABULA DE LA SERPIENTE Y LA LUCIÉRNAGA

El 12 de julio de 2020, cuando ya estaba cayendo sobre Rafael Vez Palomino todo el peso del castigo del obispo, publicó en su perfil de Facebook esta significativa “fábula de la serpiente y la luciérnaga”:

“Cuenta la Fábula que, una vez, una serpiente empezó a perseguir a una pequeña luciérnaga; esta huía rápido con miedo de la feroz depredadora y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y ella no desistía; dos días y nada… En el tercer día, ya sin fuerzas, la pequeña luciérnaga paró, y con voz cansada dijo a la serpiente: ¿Puedo hacerte tres preguntas?

La serpiente, mirándola fijamente a los ojos, le contestó: No acostumbro dar ese privilegio a nadie, pero, como te voy a devorar, puedes preguntar lo que sea.

La pequeña luciérnaga le preguntó asustada: ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

Por supuesto que no, contestó con rotundidad la serpiente.

La pequeña luciérnaga volvió a preguntar: ¿Te hice algún mal?

No, volvió a responder con fuerza la serpiente.

Entonces, preguntó de nuevo la pequeña luciérnaga: ¿Por qué quieres acabar conmigo?

Simplemente, porque no soporto verte brillar…!”

EL OBISPADO NO RESPONDE

Ahora, sencillamente, la luz eclesiástica de la luciérnaga parroquial conileña ha dejado transitoriamente de brillar porque el obispo le ha arrebatado –“cautelarmente”, eso sí- todos sus cargos y oficios religiosos -párroco de Conil, profesor del seminario, canónigo de la Catedral de Cádiz, ministerio sacerdotal y emolumentos que complementaban su exiguo salario- e incluso le ha destinado como capellán al Hospital de Puerto Real a pesar del grave peligro que corre su vida por ser persona de alto riesgo por el coronavirus y hasta le ha prohibido residir en la propia localidad conileña.

Pero, a pesar de todo este castigo, hay un hecho incontestable. Las preguntas y denuncias públicas, formuladas valientemente por el expárroco, no han sido respondidas en ningún caso hasta este momento no ya por el señor obispo, sino ni siquiera por algún miembro de su administración.

Por nuestra parte, y dado el interés informativo de los textos del expárroco, que son públicos, y a fin de que nuestros lectores de otros lugares de España y del mundo, que no están “familiarizados” con este conflicto como los gaditanos, puedan entender la secuencia de hechos en este asunto, hemos considerado oportuno reproducir dichos textos, por su relación de causa-efecto con los castigos impuestos al cura. Hemos enviado ayer dichos textos por correo electrónico a la Dirección de Comunicación de la diócesis, para contrastar lo que en ellos se dice con la versión del Obispado, y esta es la respuesta que hemos recibido de Carlota Carmona Mayorga, responsable de la Oficina de Prensa del Obispado de Cádiz y Ceuta: «Acuso recibo de su email, al tiempo que le comunico que seguiremos sin hacer declaraciones sobre este asunto que afecta a un sacerdote diocesano«.

(En un próximo capítulo: La guerra de monseñor Zornoza: ¿Esto es Cádiz o “Calvary?).

(NOTA: A fin de contrastar nuestras informaciones con el Obispado de Cádiz y Ceuta, hemos dirigido varios correos electrónicos tanto a la Dirección de Comunicación como al Gabinete de Prensa del mismo, sin que hayamos recibido respuesta alguna con anterioridad. Ayer incluso enviamos al Obispado el texto completo de esta información, por si hubiese errores en ella o por si quisieran dar su versión de los hechos y esta vez sí nos ha respondido la responsable de prensa, pero eludiendo darnos información o declaraciones que podamos contrastar. También hemos solicitado entrevistar al señor obispo, pero tampoco hemos recibido contestación. De todos modos, estamos abiertos a cualquier puntualización, rectificación o añadido, si el Obispado encuentra errores u omisiones en esta información).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Decretada la muerte eclesiástica del cura de Conil

Un castigo al cura de Conil que puede ser mortal para él

Una cadera episcopal de 23.600 euros

Inmatriculaciones eclesiásticas, un expolio monumental tolerado por el Gobierno

ETA: cuando la Iglesia dejó de ser Católica

Intolerable connivencia de la Iglesia con el referendum ilegal

Impiden la entrada a Jesús en la plaza de San Pedro

Sin biblia ni crucifijo, pues claro

La incomprensible discriminación del Papa a España

El Papa vuelve a ofender a España

Fidel García, el único obispo que no respaldó la “Cruzada del 36” y lo cara que le costó su valentía

Obispos maléficos