Llamadme buenista…

…y contestaré alto y claro: sí, a mucha honra, pero ¿para qué gastar tanto dinero en armamento?

302
La ministra, en su salsa. RTVE
La ministra, en su salsa. RTVE

Sé que no está bien visto en estos momentos, que lo suyo es no fiarse ni de la propia sombra y apelar a aquello de que la mejor defensa es un buen ataque, pero a mí dejadme en paz, o explicadme para qué quiere Dolores de Cospedal gastarse 10.800 millones de euros en nuevo material armamentístico (más los 20.000 de la deuda de los Programas Especiales de Armamento que aún faltan por pagar). En total 30.800 millones, que, desglosado, sale apenas a 2.500 por año durante doce. Calderilla.

La periodista, con su perro Killer
La periodista, con su perro Killer

Me pregunto inocentemente ¿Es qué vamos a conquistar Gibraltar? ¿Han invadido la isla de Perejil? Y sugiero, inocentemente también, ¿para qué queremos un avión de entrenamiento o un carro de combate, si solo los usamos para que suelten chorros de colores rojigualdos, unos, y destrocen, otros, el asfalto de las calles de Madrid el día del desfile de la Pascua Militar? Porque, que yo sepa, y por suerte, se utilizan poco para otras cosas. Precisamente, por estas fechas, cuando se cumplen 15 años de la Guerra de Irak, iniciada con el argumento de que Saddam Hussein estaba en posesión de armas de destrucción masiva, seguimos sin tener noticias de las armas en cuestión y el mundo se encuentra, si cabe, algo más enloquecido que entonces.


España, que recorta en todo lo social, gasta en Defensa porcentualmente más que la media de la UE.


La lucha antiterrorista, con la que se justifica esta partida por parte de la titular del Ministerio de Defensa, requiere más de la inversión en servicios de inteligencia que en vehículos de combate, y a la labor humanitaria del ejército le vendrían mejor unas ambulancias blindadas y medicalizadas que una fragata F-110. Y si de aviones hablamos, nuestra flota, comparada con la de los países que podrían invadirnos por el aire, seguiría siendo ridícula pese a las nuevas, y parece ser que modernas, adquisiciones.

En solo seis años, de aquí al 2024, Defensa duplicará su gasto, aunque, ¡qué pena más grande!, no llegaremos al compromiso que adquirimos con la OTAN en la Cumbre de Gales. Compromiso, que todo hay que decirlo ¿fue firmado por las presiones de quién? ¿pues de quien va a ser, almas de cántaro?, de Trump, ese hombre que representa la sensatez personificada. Que no nos engañe su tupé, debajo de ese flequillo hay mucho amor por la humanidad.

En las teorías de que hay intereses comerciales oscuros en la compraventa de los “juguetes” bélicos, no entro, porque precisaría de unos conocimientos de los que carezco, dada la opacidad en la que se mueven estos negocios.

GASTO EN ARMAMENTO

Yo hablo desde mi “buenismo”, y vuelvo a preguntar ¿Cuál es el país de la UE que más gasta en armamento? Nosotros, nuestra querida España. Este gobierno dedica dos décimas porcentuales más que la media, mientras que en sanidad y educación, vamos por detrás que el resto de los colegas europeos. Pero sigamos con las comparaciones, que molan. Subir las pensiones mínimas costaría 3.000 millones, es decir tres veces menos que las sofisticadas máquinas de guerra de este programa de inversión; pero, alto ahí, no nos pasemos, que ya ha dicho Cospedal que mentarlo es hacer demagogia, porque con estos gastos se van a evitar posibles ataques yihadistas. Así que hago mutis, porque, ya se sabe, es mucho mejor morirse de viejo y de frío por no poder pagar la luz, que inmolado por la maldad terrorista.

Cospedal al ataqueerrrrrr!!! YouTube
Cospedal al ataqueerrrrrr!!! YouTube

No es el primer ministro que se vuelve loco con las compras y gasta por encima de nuestras posibilidades. Hay más, pero yo me acuerdo especialmente de Narcís Serra, porque hace mil años, en un examen para opositar a RNE, esta que escribe tuvo que hacerle una entrevista ficticia. Entre otras cuestiones que no recuerdo, y ya que por entonces estaba de moda el plan FACA, una de mis agudas interrogantes era: ¿Sabe usted la de problemas más urgentes para la población que resolvería el dinero que cuesta un cazabombardero McDonnell (ojo, no confundir con Mc Donald)? Me suspendieron, y para más inri, también me llegó la onda de que mi pregunta había sido motivo de cachondeo generalizado en el tribunal. Y a mucha honra, vuelvo a decir.

LA MILI Y LOS NIÑOS

Ahora Cospedal va incluso más lejos, y mientras Narcís Serra inició la reforma y el acortamiento de la mili, que concluyó en 2001, en tiempos de Federico Trillo, con su supresión total, ella quiere imponerla a la infancia, con un programa diseñado al alimón con el Ministerio de Educación, para que los niños de primaria conozcan “el ejercito de su país e interioricen los valores constitucionales”. El enfoque de la asignatura anima a los chavales a enrolarse en el ejército, para lo cual proponen ejercicios tan sugestivos y propios para esa edad como “Queremos ser militares”, “Nos convertimos en militares” o “No tengo miedo, me protegen”.

Los alumnos aprenderían, además, los himnos de los cuerpos militares, dibujarían uniformes, izarían la bandera, harían tanques con plastilina, pintarían con diferentes tonos los escudos militares y jugarían al parchís, no con los colores de toda la vida, sino con los de los uniformes de la guardia civil y policías autonómicas (no sé si los Mossos entran en el juego).

Me emociona hasta la lágrima tanta ternura, pero creo que se han quedado cortos; unos desfiles a paso firme y marcial en las horas del recreo complementarían la eficaz enseñanza. Y ya puestos, en vacaciones, que los manden a hacer maniobras a pan y agua.

Así entiendo, por fin, lo de la letra de Marta Sánchez. Si se aprueba este plan, estaría muy feo que se cantara el himno en clase con la de toda la vida, esa que decía:

Franco, Franco,

que tiene el culo blanco, porque su mujer,

se lo lava con Ariel

(Elisa Blázquez Zarcero es periodista y escritora).

SOBRE LA AUTORA Y SUS ACTIVIDADES

Una colaboradora muy especial

OTROS ARTÍCULOS DE LA AUTORA EN LA SECCIÓN “LLAMADME”

Llamadme antitradicional…

Llamadme homófoba…

Llamadme viciosa de Juego de Tronos…

Llamadme tiquismiquis…

Llamadme extraterrestre…

Llamadme criticona…

Llamadme atrevida…

Llamadme feminazi…

OTROS TRABAJOS DE LA AUTORA EN PROPRONews

Destino Mozambique

La mujer macúa, reina por méritos propios

Victor Hugo García, el valiente misionero periodista

Cuatro corazones en Nacala

Lágrimas de mercurio

Una española, entre las primeras baterías del mundo

Cantar contra el olvido

Escalofriante catarsis colectiva contra las agresiones sexuales