sábado, 15 junio, 2024
spot_img
InicioPatrimonioEuropa declara en Cáceres la Cultura como elemento básico de la identidad...

Europa declara en Cáceres la Cultura como elemento básico de la identidad europea compartida

Un mes de la cumbre de ministros europeos de Cultura en la capital extremeña Patrimonio de la Humanidad

El día 26 de septiembre pasado, y en el marco de la Presidencia del Consejo de la Unión Europea que comparte España, la ciudad de Cáceres acogió a los 27 Ministros de Cultura de la Unión Europea, que acordaron declarar la cultura como BIEN PÚBLICO ESENCIAL. Con este acuerdo, y cuando va a cumplirse un mes de esta cumbre cultural europea, podemos decir que desde ahora Cáceres se escribe con C de cultura, pues Cáceres tiene en la cultura su modelo de ciudad y su mejor futuro.

El profesor Alejo Hernández Lavado.
El profesor Alejo Hernández Lavado.

Cáceres, Extremadura.-

Cáceres es una ciudad con un Patrimonio cultural excepcional, que comenzó hace más de 100.000 años, cuando el lugar fue habitado por el hombre de Neandertal y se ha enriquecido a lo largo de los siglos hasta nuestros días. Por ello, en el mismo espacio físico, nos encontramos bienes culturales extraordinarios, como las 122 pinturas rupestres y 23 grabados prehistóricos de la cueva de Maltravieso, situada en la Avda. de Cervantes, además de la huella del hombre -a lo largo de los últimos 100.000 años- en otras cuevas, ubicadas en el casco urbano o su entorno (Santa Ana 1 y Santa Ana 2, o la más reciente del Carrucho entre otras), que aguardan desvelar aún muchos secretos de la historia del hombre en Europa.


El patrimonio cultural de Cáceres empezó a fraguarse hace más de 100.000 años.


Además de ello, Cáceres es una de las primeras ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España por su maravillo casco histórico. Un barrio bien conservado y gestionado, plató cinematográfico de las más importantes producciones audiovisuales del momento, que posicionan a la ciudad en el eje de un turismo cultural de calidad más allá de los monumentos singulares (iglesias, palacios, ermitas,… etc.), pues avanza, también, hacia un turismo experiencial cada vez más enriquecedor.

Una de las 122 pinturas de Maltravieso, una de las cuevas de la ciudad de Cáceres. Alfonso Callejo
Una de las 122 pinturas de Maltravieso, una de las cuevas de la ciudad de Cáceres. Alfonso Callejo

PLAN DE GESTIÓN

Por ello es urgente, que Cáceres cuente con un Plan de Gestión adaptado a los últimos criterios UNESCO. Senda que ya ha iniciado su Ayuntamiento con el dictamen realizado este año por el que escribe estas líneas, en coordinación con el Consorcio de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Esperemos que no haya innecesarias moratorias, porque su rico y plural Patrimonio exige contar ya con unas reglas claras, que permitan avanzar en un turismo histórico, cultural, gastronómico, y experiencial de calidad. Un turismo “slow” en el que la memorabilidad, los entornos sensoriales y emocionales hagan de la visita a Cáceres una experiencia inigualable.


Es urgente, que Cáceres cuente con un Plan de Gestión adaptado a los últimos criterios UNESCO.


Esta actividad ha de ser bien gestionada, de modo que no sólo sea una magnífica fuente de puestos de trabajo e ingresos para la ciudad, sino también promueva un desarrollo cultural enriquecedor para el ciudadano que tiene la suerte de vivir en esta ciudad, y que sirva este turismo de calidad para impulsarla económicamente y convertirla en una de las ciudades más interesantes y agradables para vivir en Europa.

Evidentemente ello no depende sólo del esfuerzo que la ciudad y sus instituciones realicen, sino de que una vez por todas, el Gobierno de España pague la deuda del aislamiento histórico en el que ha mantenido a la ciudad y a la provincia de Cáceres. Entre otras mil, de que se cumplan las promesas de los políticos sobre una mejora de las infraestructuras de comunicaciones en el eje norte-sur y este-oeste, que siguen siendo ineficaces por falta de inversión en ellas.

Miembros de las mesas de la jornada “La cultura como bien público esencial”. Fundación Alternativas.
Miembros de las mesas de la jornada “La cultura como bien público esencial”. Fundación Alternativas.

BIEN PÚBLICO ESENCIAL

No obstante, lo que quiero resaltar ahora es el valor de la declaración de la CULTURA COMO BIEN PUBLICO ESENCIAL efectuada el 26 de septiembre en Cáceres.

He tenido la fortuna de moderar una de las mesas que, paralelamente a la reunión de los Ministros de Cultura, llevó a cabo conjuntamente la Fundación Alternativas y la Diputación de Cáceres. Precisamente, el título de las jornadas coincidía con el de la Declaración: “La cultura como bien público esencial”, desde ahora denominada “Declaración de Cáceres”.

La senda que se ha iniciado en Cáceres el día 26 implica el inicio para rectificar y completar el error cometido por la Agenda 2030 de Desarrollo Económico Sostenible. Y ello es así porque la Resolución aprobada por la Asamblea General el 25 de septiembre de 2015, conocida como AGENDIA 2030 para el Desarrollo Sostenible (A/70/.1), se aprobó con tres dimensiones: la económica, la social y la medioambiental, pero no incluía la cultura entre estos Objetivos. Y, aunque en los objetivos 8º, 12º y 14º se menciona a la cultura, esto no era suficiente.

Está claro, como ya se apuntaba en dicha Agenda 2030 en el punto 4.7, que la cultura es un instrumento para contribuir al desarrollo sostenible. Pero, como se afirma en el punto 11.4, hay que redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.

Zona Especial de Protección de Aves en la ciudad de Cáceres. Alejo Hernández
Zona Especial de Protección de Aves en la ciudad de Cáceres. Alejo Hernández

“LA DECLARACIÓN DE CÁCERES”

La importancia de la “Declaración de Cáceres” (como se conocerá a partir de ahora) debe implicar que las agendas europeas, nacionales y locales fijen, como objetivo, convertir la cultura, el patrimonio cultural y natural junto con un turismo de calidad en motores culturales, económicos y sociales en las próximas décadas, ayudando al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Tenemos que partir de nuestra cultura milenaria y del patrimonio cultural en el que se refleja, para construir un mundo mejor.

Y quiero acabar con uno de los párrafos de la Declaración de Cáceres, que más me gustan, como europeísta convencido y combativo: “La cultura forma parte de la identidad europea compartida y también de la identidad de cada uno de los países que la forman… la cultura nos salva y nos separa del odio, la intolerancia y la barbarie”. La cultura es progreso y democracia.

(Alejo Hernández Lavado es doctor en Derecho, profesor universitario, delegado y asesor de Hispania Nostra y Europa Nostra, Académico C. de la Real Academia de Córdoba y un reconocido defensor del Patrimonio Cultural).

SOBRE EL AUTOR

Alejo Hernández Lavado, ilustre profesor y defensor del patrimonio, nuevo colaborador de PROPRONews

Nuestro colaborador Alejo Hernández Lavado, nuevo académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba

OTRAS INFORMACIONES Y ARTÍCULOS

La ciudades patrimonio de la humanidad como Cáceres demandan una protección excepcional

Beneficios fiscales en España a los bienes declarados Patrimonio Mundial

S.O.S para el convento de San Andrés de Mérida

El Calerizo de Cáceres, una “cápsula del tiempo” en peligro

Objetivo: parar la destrucción que amenaza a Cáceres

Gobernantes y políticos: responsabilidad impune

El Vostell-Malpartida, en la cumbre de los museos españoles

Lucia Beijlsmit, coleccionista, artista y mecenas

Mina de litio, no. A cambio de nada

La destrucción de Cáceres, crónica de una muerte anunciada

Pandemia y crisis de la cultura y del Patrimonio Cultural y Natural

El expolio del patrimonio cultural es delito

S.O.S. por el Patrimonio Cultural y Natural

La política minera del Gobierno y la Junta es nefasta para Extremadura

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimas Noticias