Cáceres contra la mina: éxito de la primera gran batalla física

La ciudad respondió ayer participando masivamente en la cadena humana que unió la Plaza Mayor con la Montaña sagrada

2171
Está en juego no solo el presente, sino también el futuro que simbolizan estos niños activistas ya de lo que es justo.
Está en juego no solo el presente, sino también el futuro que simbolizan estos niños activistas ya de lo que es justo.

Es uno de los mayores hitos de los movimientos ciudadanos de Cáceres en toda la historia de la ciudad. El vecindario participó ayer masivamente en la cadena humana, tanto que hubo el doble de gente de la necesaria para cubrir los tres kilómetros del itinerario. Después de las numerosas concentraciones que han tenido ya lugar en la ciudad, la de ayer es la primera gran batalla física contra la mina, una batalla en la que Cáceres ha sacado su mejor infantería y la ha colocado en primera línea para combatir el atropello de esa pretendida (por los especuladores, los gestores y los políticos sin escrúpulos) mina de litio que amenaza a la urbe, una de las joyas monumentales, artísticas y medioambientales del mundo.

Cáceres.-

Hasta ahora Cáceres viene librando varias batallas contra la mina en diversos ámbitos. Una es la batalla mediática, desmontando las mentiras de los promotores de la mina y poniendo de manifiesto el peligro mortal que representa para la ciudad. Otra es la batalla jurídica, con acciones en diferentes frentes legales y judiciales para impedir tamaño desatino. La tercera es la batalla institucional, dada por los cacereños y las cacereñas en las instituciones, con el concurso de las que se oponen tajantemente a la mina, como el Ayuntamiento. Y ayer empezó la batalla que faltaba, la física, la que siempre libra la infantería, la que requiere un valiente cuerpo a cuerpo contra los invasores del litio sobre el campo en disputa.

La respuesta de la ciudad ha sido masiva.
La respuesta de la ciudad ha sido masiva.

La gran cadena humana de ayer en Cáceres, es el inicio de esta nueva fase de la batalla contra la mina, la batalla física sobre el terreno, que irá desplegando nuevas tácticas y estrategias en previsión de que un día, si las autoridades no actúan como deben, la ciudadanía cacereña tenga que rodear y ocupar su Montaña sagrada para impedir su destrucción y la de la ciudad.


La convocatoria tuvo el doble de participantes de los necesarios para cubrir el recorrido.


La participación en la cadena humana de ayer superó todas las previsiones más optimistas. Había que enlazar alrededor de tres kilómetros de zigzagueante recorrido por las calles y el extrarradio de la ciudad, hasta la cumbre de su Montaña sagrada. Como las instrucciones de seguridad para evitar contagios fijó dos metros de distancia entre participantes, hubieran bastado 1.500 personas para cubrir todo el recorrido, pero participaron cerca de 3.000, es decir, el doble de lo inicialmente calculado, lo que demuestra la enorme respuesta ciudadana.

Una enorme serpiente humana desde el corazón de la ciudad hasta su Montaña sagrada.
Una enorme serpiente humana desde el corazón de la ciudad hasta su Montaña sagrada.

El éxito de esta primera batalla física es mérito de la ciudadanía cacereña y de su ejemplar Plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres, cuyos incansables miembros mantienen encendida la llama de esta lucha que, pese a la desproporción de fuerzas en poder y en dinero, sin duda terminarán ganando los cacereños y las cacereñas, porque están determinados a ello y porque una barbaridad como una mina de litio y cesio a cielo abierto en una ciudad es una aberración sin futuro.


Junto a las batallas mediática, jurídica e institucional, la ejemplar ciudadanía cacereña ha iniciado una nueva fase: la batalla física sobre el terreno.


En la cadena humana de ayer, esa gran serpiente humana que, evocando al dragón del San Jorge cacereño, extendió su cuerpo solidario desde el Ayuntamiento hasta la cumbre de la Montaña sagrada, se pudo ver a jóvenes y ancianos, a niños de todas las edades, a familias enteras, como la que ilustra el encabezamiento de esta información, en la que se ve a ese bebé de pocos meses, en lucha ya, como un precoz activista formado en la ejemplaridad de su hogar, por su futuro y por el futuro de la generación a la que pertenece y por todas las generaciones que vendrán después.

El peligro que se cierne sobre Cáceres es terrible.
El peligro que se cierne sobre Cáceres es terrible.

La cadena humana de ayer en Cáceres es una gran lección de civismo, de compromiso ciudadano, de inteligencia y sentido común frente a los cantos de sirena de la empresa australiana Infinity Lithium que, con el apoyo inconcebible de políticos y empresas locales, trata de engatusar a los cacereños y a las cacereñas con una propaganda burda que intenta camuflar e imponer los intereses de unos cuantos poderosos sobre los intereses democráticos legítimos de la ciudad de Cáceres y sus habitantes.

Visto lo visto ayer, y siendo la primera vez que se convoca una iniciativa tan sacrificada e incómoda, como llenar de personas tres millares de metros de recorrido en una fresca tarde de febrero, y viendo la enorme respuesta ciudadana, podemos augurar el mayor de los éxitos en las nuevas batallas físicas que habrán de librarse sobre el terreno.

Desde PROPRONews, el único medio que apoya sin reservas y abiertamente -a nosotros no nos pueden comprar con publicidad, subvenciones o contratos de asesoramiento- a la ciudad de Cáceres y a sus habitantes en esta lucha, felicitamos a los organizadores y a los participantes en la gran cadena humana de ayer por el gran éxito logrado. Este, sin duda, es el camino.

(Próximamente: Cayetano Polo e Infinity Lithium, otro caso de libro de “compra” de políticos por empresas).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Rebelión ciudadana contra la mina de litio que amenaza Cáceres

El “chat de la vergüenza” de (p.) accionistas de Infinity Lithium: texto íntegro en español

Infinity Lithium da marcha atrás en sus amenazas e injurias a PROPRONews

27 preguntas que Infinity Lithium y Cayetano Polo se niegan a responder

Requerimiento del periodista José María Pagador previo a querella contra Infinity Lithium

El (p) accionista de Infinity Lithium dice ahora que no hablaba de “sobornos”

El director de PROPRONews deniega la publicación de una injuriosa y calumniosa nota informativa de Infinity Lithium

El infame chat de presuntos accionistas de Infinity Lithium Corporation sobre Cáceres, la mina y España

Presuntos accionistas de Infinity Lithium sugieren comprar votos de los concejales cacereños para que aprueben la mina

La minería a cielo abierto y Cáceres, joya monumental

La política minera del Gobierno y la Junta es nefasta para Extremadura

La destrucción de Cáceres, crónica de una muerte anunciada