‘Fake news’

Habríamos de respondernos de una vez si el monstruoso quebranto habita mejor en quien ampara y divulga una mentira o en quien miente

259
Trifachasa.
Trifachasa.

La compulsión y la mentira no acostumbran a ir unidas, pero cuando se alían, producen monstruos; no surgen del sueño de la razón, como en Goya, sino de la desolación y el espanto. Nacen de uno en uno, como todo ser vivo, pero juntos conforman un sinfín de rostros deshumanizados que se han acostumbrado a sobrevivir a costa de falsear la luz. Todos ellos esconden la mano después de tirar la piedra.

Gregorio González Perlado
Gregorio González Perlado

Habría de ser la vida como la vestimos con nuestra mirada, pero unos monstruos la emponzoñan con sus ardides, con sus tretas parapetadas en campos de luz muerta, pantanos sin fondo donde pretenden anegar la esperanza de cuantos se les enfrentan, donde procuran el jolgorio de sus secuaces, que devoran a cuantos se cruzan por su camino.

La compulsión y la mentira asolan la existencia, vacían la esperanza y desordenan las estancias. La falacia, ciega; la zafiedad, ensucia; la ambición, destruye. Y todas, sin embargo, gozan de una estridente salud de hierro en este tiempo de lo falso. Víctimas de la tragedia de vivir en medio de tanta desmesura, muchos nombres de cuantos fueron han dejado de poner precio a tantas mañanas forasteras. Porque, a fuerza de intentar olvidar, la paciencia se convirtió en un pasado sin nombre, en otro más que se doblegó, como metáfora infeliz, al espacio donde acostumbran a naufragar los recuerdos sostenibles.


La falacia, ciega; la zafiedad, ensucia; la ambición, destruye. Y todas, sin embargo, gozan de una estridente salud de hierro en este tiempo de lo falso.


Mentir es fácil. Dar por cierta la impostura de unos monstruos acaso sea tan simple como necesario para cuantos acomodan su existencia a la fatuidad de lo infecundo. Sobrevivir en torno a la mentira es incómodo, pero no por ello complicado para quienes ocultan su mirada bajo un montículo de borra, imprecisos y romos. Habríamos de respondernos de una vez si el monstruoso quebranto habita mejor en quien ampara y divulga una mentira o en quien miente.

IMPOSIBLE FRATERNIDAD

Atravesamos una era de diminutas comisuras en el entendimiento. La lírica nos deja considerablemente indiferentes, la fraternidad es imposible. Sembramos nuestro polen sobre los campos yermos y nos convertimos en seres damnificados por una jauría de lobos feroces que, en vez de atacar nuestro cuerpo a dentelladas, busca sólo las palabras para destrozar su significado y transgredir la verdad con cuanto hablan.


Cerca de los lobos, miles de seres sin audacia existen aprendiendo a no existir. Y por ello dan por cierta la mentira, humillación de la honra.


Cerca de esos lobos, miles de seres sin audacia existen aprendiendo a no existir. Y por ello dan por cierta la mentira, humillación de la honra. Ante la indiferencia de todos sus glóbulos rojos, sobreviven anclados en una misma ensenada, sin tiempo ni razón para la aventura, sin sentir fatiga por aclamar siempre, aceptar siempre, reptar siempre. Son los seres vivos más imperfectos de la Naturaleza, pero su estulticia no entiende esta tragedia.

Fruto de este espectáculo miserable, la desolación es ámbito selecto en el que bogan cuantos sienten temor a parecerse a tantos rostros que les rodean: aquellos desprovistos de la pasión de vivir, los ocultados por la ceniza de su cobardía. Desolación, mas no tristeza. Pues si desolación es soledad, en ella están vivos los selectos, holgados todavía, heridos por batallas, pero audaces y pertrechados por la alegría de ser, frente a la mendacidad de los que únicamente están. Y así pasa todo, y la compulsión, y la falacia. Y así producen monstruos, que vienen y que van, que ensordecen al universo con sus truenos sin relámpagos. Y que, sin haber sabido vivir lo que han vivido, permanecen.

(Gregorio González Perlado es periodista y escritor).

SOBRE EL AUTOR

Gregorio González Perlado, un gran periodista y poeta, se incorpora al equipo

OTROS ARTÍCULOS

Once upon a time

Año nuevo para un escritor viejo y taciturno

Papel mojado

Yo

Tiempos de lutos corren

Memoria histórica

El egotismo descarnado

Enjambre de milagros

Escribir, una manera de actuar contra el olvido

Polvo de estrellas