Euforia cadista en una ciudad golpeada

El meritorio triunfo del Cádiz sobre el Barcelona trae una inesperada alegría a los gaditanos en medio de las enormes dificultades del momento

331
Ni Messi pudo con el Cádiz. Captura de AsTV
Ni Messi pudo con el Cádiz. Captura de AsTV

El resultado de esta meritoria victoria del Cádiz por 2-1 nada menos que sobre el Barça de Messi y demás estrellas, ha representado una inesperada alegría para esta ciudad golpeada por la crisis, la despoblación, el desempleo y el desánimo, a la que, encima, el coronavirus está estrangulado económicamente hasta extremos nunca vistos antes. Pero esta euforia del cadismo se ha vivido más de puertas para adentro, porque ayer no hubo en Cádiz las grandes celebraciones de otras veces debido a las restricciones vigentes. Sin embargo, la gesta deportiva representa, al menos, un consuelo para muchos.

Cádiz.-

Pocos motivos tienen los gaditanos de la capital para celebraciones. La crisis económica y el declive industrial de la bahía venían cebándose ya sobre esta ciudad trimilenaria, una de las más golpeadas de España, a la que la pandemia ha venido a asfixiar más si cabe, pero en la que el cadismo -y más este año de Primera- es un orgullo y una válvula de escape. “Salud y cadismo” es el mensaje que podemos ver reproducido en mil sitios de esta ciudad, en octavillas que alguien pega por esquinas y muros. Y el cadismo se llevó ayer una de las grandes alegrías de su historia con la humillante derrota del Barça en el Ramón de Carranza, una de las grandes gestas de su vida deportiva, como también lo fue la victoria por 0-1 contra el Real Madrid que el Cádiz logró en octubre pasado, o como aquella recordada victoria con la que el Cádiz venció a la Real Sociedad de Arconada, con un gol que le metió el gran Generelo, desde la defensa, al entonces prestigioso portero de la Selección Nacional, y que supuso el triunfo local (Generelo, la grandeza del futbolista auténtico).

El Ramón de Carranza, escenario de la gesta. J.M. PAGADOR
El Ramón de Carranza, escenario de la gesta. J.M. PAGADOR

Cádiz no está para celebraciones. Cádiz es prácticamente la única capital española de provincia que se desangra demográficamente año tras año. Con poco más de 116.000 habitantes en la actualidad, la ciudad ha retrocedido a las cifras poblacionales de seis décadas atrás, cuando tenía casi 118.000 habitantes. Desde entonces, y tras alcanzar su pico máximo de población en 1981 con 157.766 vecinos, la decadencia ha sido imparable, hasta los 116.027 actuales, con una pérdida a un ritmo de casi 1.000 habitantes por año, lo que la ha convertido en la capital que más habitantes ha perdido en lo que va de siglo XXI.

El hotel Playa Victoria, cerrado por la pandemia. J.M. PAGADOR
El hotel Playa Victoria, cerrado por la pandemia. J.M. PAGADOR

DECLIVE ECONÓMICO Y POLÍTICO

El declive económico de la bahía, con la pérdida continua de industrias que antaño dieron trabajo a numerosa mano de obra, la falta de imaginación e iniciativa de sus dirigentes políticos para crear las condiciones de un renacimiento en una ciudad con tan rica oferta histórica, monumental, cultural, gastronómica y turística, la pujanza de municipios vecinos, como Jerez de la Frontera -que no ha parado de crecer al tiempo que Cádiz se desangraba-, y otros factores diversos, han determinado esta situación desesperanzadora y que, en cierto sentido, tampoco tiene mucha explicación a pesar de las muchas explicaciones que le podemos buscar.

El puerto de Cádiz, uno de los mejores puertos urbanos del mundo. J.M. PAGADOR
El puerto de Cádiz, uno de los mejores puertos urbanos del mundo. J.M. PAGADOR

Es claro que Cádiz no cuenta ni ha contado -nefasta fue la gestión de Teófila Martínez- con gestores que sean capaces de crear un concepto de ciudad como el alcalde de Málaga ha creado en la suya, a la que ha convertido, con diferencia, en el gran referente museístico, turístico y cultural del litoral andaluz. Y eso a pesar de que Cádiz cuenta con algo que no tiene casi nadie en dicha costa, como es su milenario pasado, su fundación fenicia y su pasado griego y romano, hecho que la conecta con todas las culturas del Mediterráneo, con cuyo pretexto podría alentar iniciativas de alcance internacional en materia cultural, comercial y turística, su ubicación estratégica de paso entre el Mediterráneo y el Atlántico, o su magnífico puerto urbano, con una gran capacidad para mercancías y con la ventaja de estar integrado en pleno casco histórico de la ciudad, lo que lo convierte en referencia ideal para el turismo de cruceros.


Cádiz capital pierde población a un ritmo de 1.000 habitantes por año.


Ciudades del interior con menos acervo y potencial, han seguido el camino inverso, pasando de una atonía secular a un despegue extraordinario en el transcurso de las mismas décadas. Por ejemplo, Badajoz, una ciudad similar en tamaño, que ha estado arrinconada durante siglos contra una dura frontera, y que ha sabido después aprovechar las oportunidades que le ofrecían los nuevos tiempos, lo que le ha permitido -en un proceso inverso a Cádiz- pasar de los 96.317 habitantes que tenía en 1960 a los más de 150.000 de la actualidad, cuando le saca ya una delantera a Cádiz de más de 35.000 habitantes.

ESTRAGOS Y CONSUELO

Y ahora, por si no bastase con todos los otros males, la pandemia está causando más estragos en una capital gaditana ya muy castigada. Son numerosos los establecimientos comerciales que han cerrado para siempre y grandes firmas se marchan de la ciudad, como Inditex, que se ha llevado ya la casi totalidad de las tiendas que tenía abiertas en ella, hasta el punto que de todas las tiendas que ha cerrado en Andalucía, el 75 % estaban en Cádiz capital.


No hay gestores con imaginación ni existe un proyecto de ciudad.


Varios hoteles han cerrado también, entre ellos el emblemático Playa Victoria, a la espera de la evolución de la pandemia, y ayer mismo se anunciaba el cierre del histórico Casino Gaditano, que no tiene ni para pagar a un empleado a tiempo parcial.

Bello interior del Casino Gaditano, cerrado también. J.M. PAGADOR
Bello interior del Casino Gaditano, cerrado también. J.M. PAGADOR

Y frente a todo este maremágnum poblacional, económico, industrial, social y político, el Cádiz C.F. consigue esta temporada el ascenso a Primera División y, no solo eso, demuestra que es capaz no solo de medirse a los grandes, sino también de vencerlos. Su victoria por 0-1 ante el Real Madrid el 17 de octubre, y su victoria de ayer ante el Barça por 2-1, demuestran que este equipo y este club -que ahora mismo ocupa el puesto 5º de la clasificación y que aspira, con todo merecimiento, a la permanencia en la categoría- puede tener un bonito futuro por delante.

Cádiz C.F.El Cádiz C.F., en un tiempo en que ni siquiera el carnaval ni otras fiestas locales tienen asegurado el año, es prácticamente el único aliciente que la ciudad ofrece a sus habitantes. Aunque parezca una frivolidad decirlo, para los cadistas, cada vez más numerosos, y para el conjunto de la población gaditana, es un orgullo y un consuelo su memorable hazaña: ganarle nada menos que al Barça de Messi, como antes al Madrid. ¡Y recién ascendidos a Primera! ¡Ozú!

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

Generelo, la grandeza del futbolista auténtico

Las preguntas y denuncias del cura de Conil que escuecen al obispo de Cádiz

Decretada la muerte eclesiástica del cura de Conil

Un castigo al cura de Conil que puede ser mortal para él

La dinamita del alcalde de Cádiz se le volvió en contra

La admirable entrega, no correspondida, de la Policía Local de Cádiz

El “Azzam”, propiedad del “hermano” de Juan Carlos I, sigue en Cádiz

Caníbal, de Cádiz, una de las mejores “delicatessen” de España

Invasión canina en las playas de Cádiz

Cádiz dice adiós al Elcano por 91ª vez

Megafonía de playa: imperdonable contaminación acústica

Cádiz: la “Kichi´s Revolution”

La Marea, 100% atún rojo salvaje de almadraba

Atún rojo salvaje de almadraba, la estrella gastronómica del sur