La dinamita del alcalde de Cádiz se le volvió en contra

El colectivo policial afrentado por Kichi se dirige a él parafraseando al revés sus arengas incendiarias cuando era activista y liberado sindical

10572
Kichi y Teresa Rodríguez, en el tiempo de la dinamita, antes de ser lo que son ahora.
Kichi y Teresa Rodríguez, en el tiempo de la dinamita, antes de ser lo que son ahora.

Hoy, 15 de octubre, después de mucho tiempo de desprecios y ninguneo, según fuentes del cuerpo, el equipo de gobierno del ayuntamiento de Cádiz se reunirá con los representantes sindicales de la Policía Local, para volver a escuchar de manera directa sus reivindicaciones. Durante los últimos años y meses de lucha sindical, los representantes policiales, y en concreto Francisco Rama Prior, secretario general de la Unión de Policía Local y Bomberos de Andalucía (UPLBA), sindicato mayoritario entre los agentes gaditanos, ante la negativa del alcalde a tratar con ellos, le recordaron en múltiples ocasiones su belicoso estilo cuando era liberado sindical, con el que llegaba a amenazar a las autoridades con consignas como “la próxima visita será con dinamita”.

Cádiz.-

Los policías locales de Cádiz, y los empleados municipales en general, cuya plantilla se acerca al millar de funcionarios, hace tiempo que perdieron la paciencia. El actual alcalde, José María González, Kichi, lleva ya cinco años dirigiendo el ayuntamiento y los problemas que padece el colectivo no solo no se han solucionado, sino que se han agravado según fuentes de los funcionarios, como informamos recientemente en este mismo periódico (La admirable entrega, no correspondida, de la Policía Local de Cádiz).


“La próxima visita será con dinamita” gritaba Kichi en las manifestaciones contras las autoridades antes de ser alcalde


Hoy por fin, 15 de octubre, después de tanto tiempo de espera y conflicto, el ayuntamiento retoma con estos trabajadores un diálogo que nunca debería haberse roto, máxime cuando, en cualquier ciudad de España, la Policía Local suele ser uno de los mejores instrumentos del alcalde y del equipo de gobierno -si no el mayor- para implementar sus políticas en la ciudad y canalizar la cercanía con los ciudadanos.

INCOMPRENSIBLE NEGATIVA

Es incomprensible la negativa al diálogo con los colectivos funcionariales que ha caracterizado hasta ahora a Kichi, un alcalde que, en otros campos de la actividad municipal e incluso en su propio comportamiento personal, ha merecido el elogio de los medios, incluido este (Cádiz: la “Kichi´s Revolution”). Y parece más mentira aun, viniendo de donde viene el alcalde y teniendo en cuenta la belicosidad con que actuaba y se expresaba cuando el que reivindicaba era él.

Como Iglesias y tantos cuadros de Podemos, aunque ahora Kichi esté lejos de ellos, antes de convertirse en alcalde, ocupar el sillón y cobrar del erario público como todo político de la casta, fue liberado sindical y activista muy activo y belicoso. En Cádiz y en la zona se recuerdan sus sonadas actuaciones cuando se trataba de reivindicar algo. Por ejemplo, el 24 de septiembre de 2013, con ocasión de la conmemoración del 203º aniversario de las Cortes Constitucionales, un grupo de manifestantes de la Plataforma de Parados de Cádiz se concentraba a las puertas del Teatro de las Cortes de San Fernando donde se celebraba el acto institucional. En el interior del teatro, lleno de público, se encontraba el entonces presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, que recibía la medalla de la ciudad, entre otras autoridades y personalidades, mientras en la calle, Kichi y su pareja, Teresa Rodríguez, pertenecientes entonces a Izquierda Anticapitalista, animaban a los manifestantes con sus megáfonos, gritando consignas agresivas como “la próxima visita será con dinamita” y “si esto no se apaña, caña, caña, caña”.

ANTE KICHI, SIN DINAMITA

Ahora Kichi es el alcalde de una ciudad que retrocede en población, que es abandonada por las principales firmas comerciales, que tiene un casco histórico en regresión, que ve aumentar el paro y la desesperación entre sus habitantes, cuya población de sintecho aumenta, y que no ha visto mejoras sustanciales en estos cinco años de gobierno de Kichi; y ahora, precisamente por eso, Kichi es objeto del justo activismo ajeno, mucho menos agresivo que el suyo a pesar de que las circunstancias actuales, agravadas por la pandemia, sean peores. Colectivos funcionariales, policías locales, parados y hasta los sintecho, le ocupan ahora de cuando en cuando las dependencias municipales, o se manifiestan a las puertas del ayuntamiento, o le increpan cuando tienen ocasión.


Los funcionarios municipales y la Policía Local desean que hoy, “sin dinamita”, empiece la solución a sus problemas con el ayuntamiento.


Durante los últimos tiempos, y habida cuenta que el alcalde no se reunía con la Policía Local para tratar sus problemas, los representantes sindicales aprovechaban el turno de palabra que las sesiones plenarias de la Corporación gaditana abren al público, para dirigirse expresamente al alcalde y exponerle sus reivindicaciones. En tales ocasiones, el secretario general del sindicato mayoritario de la Policía local, la UPLBA, Francisco Rama Prior, ha venido tomando públicamente la palabra para invitar al alcalde a retomar el diálogo. En esas intervenciones, el señor Rama Prior empezaba indefectiblemente diciendo que iba “sin dinamita”, parafraseando al revés aquellas pendencieras consignas del activista y sindicalista Kichi, como puede verse y oírse en los vídeos que publicamos con esta información.

Los funcionarios municipales de Cádiz en general, y los policías locales en particular, esperan vivamente que el diálogo que hoy se retoma por parte del ayuntamiento ponga fin a este tiempo de conflicto y se atiendan sus justas reivindicaciones –“sin dinamita” por parte de los colectivos afectados, a pesar de su enfado- para que se aprueben de una vez el acuerdo regulador y la Relación de Puestos de Trabajo, y vuelva la paz al consistorio y a la ciudad.

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

La admirable entrega, no correspondida, de la Policía Local de Cádiz

El “Azzam”, propiedad del “hermano” de Juan Carlos I, sigue en Cádiz

Caníbal, de Cádiz, una de las mejores “delicatessen” de España

Invasión canina en las playas de Cádiz

Cádiz dice adiós al Elcano por 91ª vez

Megafonía de playa: imperdonable contaminación acústica

Cádiz: la “Kichi´s Revolution”

La Marea, 100% atún rojo salvaje de almadraba

Atún rojo salvaje de almadraba, la estrella gastronómica del sur