Una era de control mental, pero también de disidencia pensante

481
Una dieta sana es clave. PROPRONews
Una dieta sana es clave. PROPRONews

Entramos en una era de control mental, con sistemas bien planificados, donde estaremos todos bien registrados. Por un lado, están los inconscientes, que son los que aún se exponen a un sinfín de cosas atractivas pero que atentan contra la salud. Son los llamados el rebaño común y responden al engaño del matarratas: recompensas atrayentes que no matan al momento, para que vayan a por más y no sospechen si les pasa algo más adelante.

Carlos Martínez Correa
Carlos Martínez Correa

Los miembros del rebaño luego no relacionan lo que los enferma con lo que hacen. Y cuando van a por soluciones, les dan más venenos. Viven con el antiguo sistema, que se desmorona por todas partes, donde cada día crece la inflación y pierde valor el dinero.

Y por otro lado están los conscientes, favorecidos por una vida sana, relativamente a salvo de esa toxemia. Tienen sus ahorros en bitcoin, sabiendo que el dinero físico se va a sustituir por dinero electrónico, esperando pacientes el uso corriente de sus criptomonedas en todo el mundo (no está nada mal, teniendo en cuenta que el bitcoin quitó el protagonismo al oro y es ahora el nuevo refugio a largo plazo del dinero, del que sólo existen 21 millones de criptomonedas en todo el mundo, las cuales se revalorizan cada año una media de un 200 por ciento desde hace más de una década).

La técnica del matarratas. PHS SERKONTEN
La técnica del matarratas. PHS SERKONTEN

Se enfrentan, la era del despertar del ser humano de su hipnosis colectiva (donde despertaremos muchos de nosotros), a la del control mental mundial, donde nos quieren mantener dormidos y dictándonos órdenes según convenga a los mandatarios oligárquicos

Nuestros políticos trabajan para los que les interesan, como el gobierno de las sombras y las grandes corporaciones, pensando que así tienen ciertos privilegios. Pero muchos caerán en el reordenamiento de las leyes universales (las del nuevo orden mundial). El pueblo tendrá sus “cabezas de turcos”. Todas las organizaciones mundiales están implicadas y controladas.


Por otro lado están los conscientes, favorecidos por una vida sana, relativamente a salvo de esa toxemia.


Hacer todo lo mejor que se nos ocurra para mejorar nuestra salud hoy en día te puedo asegurar que es importante.

Se pretende diezmar la población de los que abusan sin valorar y replican sin aportar. Son considerados depredadores del ecosistema y destructores, en buena medida, del planeta. En esta guerra bacteriológica y mental es importante seguir las normas. Pero también es importante plantearse cosas como cortar el cable de la tele. Una vez vi una película antes de cortarlo, de unos que intentaban alertar al mundo de una invasión alienígena. Y la mayoría, idiotizados, les llamaban conspiranoicos. No fueron capaces de ver la realidad hasta que fue demasiado tarde.

MATÁNDONOS LENTAMENTE

Ya no se trata de alertar si hay un nuevo virus -o varios- que presentan mutaciones. La gravedad está en que ya estamos matándonos lentamente con productos industriales y hábitos cotidianos tóxicos. Y la mayoría no se dará cuenta del envenenamiento masivo al que estamos expuestos hasta que sea demasiado tarde. Pero en realidad, casi todos ya nos hemos dado cuenta de que hay cosas que están cambiando (es obvio que los efectos de las causas se están dejando notar, con el cáncer y demás).

Para tenernos (relativamente) felices pero controlados. PROPRONews
Para tenernos (relativamente) felices pero controlados. PROPRONews

El que mantiene buenos hábitos y una alimentación saludable estará evitando todo aquello que puede debilitar su inmunidad y estará además recibiendo protectores extraordinarios para su salud. Muchas veces es más importante lo que dejamos de hacer malo que lo que pretendemos hacer bueno (como dejar de fumar).

En los próximos años habrá una mayoría con su salario básico universal. Siendo felices, aunque tengamos poco o nada, dependientes del gobierno mundial y de sus leyes. Es una época en la que tendremos todos un gran reconocimiento, pero facial. La mayoría estará viendo entretenimiento y comiendo porquerías, sin apenas salir de la zona donde estemos, donde seguramente sean drones los que nos traigan las pizzas a domicilio.


Es importante plantearse cosas como cortar el cable de la tele.


Será difícil viajar a otros lugares si no pasas las medidas de control oportunas. Todo estará controlado por grandes corporaciones, desde la comida transgénica hasta aquello que nos hará felices. Lo sabrán mediante algoritmos de inteligencia artificial. De hecho, ya tienes personalizadas en tu teléfono móvil las noticias, la publicidad, las recomendaciones… Sabrán como nunca de nuestros gustos y preferencias y nos darán exactamente lo que buscamos…, pero a la conveniencia de ellos (decía un famoso hacker “si ahora tenemos galletas, pronto serán bizcochos”).

Se registrará cada pensamiento, palabra y acción, ya que la inteligencia artificial, con la nueva velocidad de procesamiento cuántico y de comunicaciones entre las cosas, lo controlará todo. Muchos vivirán fuera de las ciudades. Sintiéndose útiles e independientes, formando grupos autosuficientes, tanto de recursos y energía libre como de alimentos orgánicos. Estarán -en cierto modo- al margen de la tecnología y en pro de una vida más natural. A muchos los llamarán disidentes controlados.

-¿Que ahora eres presidente?

-No, abuela, ¡disidente! -decía uno de ellos, y añadía:- nada que ver con negacionistas o terraplanistas, simplemente es que ahora mismo no estoy de acuerdo con todo lo que plantea el actual sistema (gobierno, etc.) aunque respeto las leyes, las normas y las reglas.

Y aunque todos tendremos un chip de control, los disidentes creerán que viven la vida de manera más auténtica, pensando y haciendo las cosas al margen -pero no fuera- del sistema. Esta es una nueva era de pensadores. Y muchos serán disidentes (son como nosotros, pero eligen tan bien la regla adecuada a cada momento, que parece que son super humanos privilegiados, o de otra especie).

El ejercicio físico y una alimentación adecuada son esenciales. PROPRONews
El ejercicio físico y una alimentación adecuada son esenciales. PROPRONews

La gente consciente o “despierta”, mayoritariamente sobrevivirá a las pandemias y demás azotes que reducirán a la población. La mayoría de nosotros aceptará la culpa de lo que hacíamos, como contaminar el mundo con nuestras costumbres y estilo de vida, o participar en el genocidio masivo de animales, al consumir su carne. Nos harán responsables de lo que hicimos.

Es verdad que son las grandes corporaciones las que han creado casi todo, pero siempre es nuestra la elección de qué hacer al respecto. Podríamos resumir quiénes somos por la suma de todas las elecciones que hacemos. Elegir es lo que cuenta. Y la mayoría elige lo que le complace, sin pensar en las consecuencias. Y hoy en día no se puede ser intemperante.

Se perderán muchas vidas y recursos antes de darnos cuenta de que podemos hacer las cosas de manera diferente, pero merecerá la pena cambiar a mejor.

(Carlos Martínez Correa es un profesional y prescriptor multidisciplinar experto en mentalismo, nutricionismo y calidad de vida).

SOBRE EL AUTOR

Carlos Martínez Correa, nutricionista, dietista (y muchas cosas más), nuevo colaborador de PROPRONews

OTROS ARTÍCULOS

Los nuevos refugios de nuestro dinero y nuestra voluntad

Programar el inconsciente para controlar nuestro destino

¿Quién está detrás de lo que está pasando?

La nueva era de la consciencia humana

No deberían lavarnos nada más nacer

La luz del sol, el agua y otras cosas buenas, pero con cuidado

Camina y haz de tu alimentación tu mejor medicina

Qué necesitamos para vivir en plenitud

Sólo introduciendo hábitos nuevos podrás tener un futuro diferente

La cocina, el estómago extracorpóreo que no debe sustituir al genuino