No nos mata el tiempo sino la oxidación

Podemos vivir de forma natural ciento veinte años siguiendo ciertas pautas beneficiosas

1086
La oxidación mata. J.M. PAGADOR
La oxidación mata. J.M. PAGADOR

No es el paso del tiempo lo que nos envejece y mata, sino la oxidación de la que somos víctimas. El ser humano puede vivir 44.000 días de vida, sin contar con el fenómeno meta-humano y la biología molecular del futuro, que pueden añadir años a esa cuenta de ciento veinte. Mientras tanto, el estado y el aspecto de nuestro cuerpo dependerán del cuidado que le demos. Hoy hablaremos de aquello que nos oxida, para evitarlo. Y de lo que podemos hacer en pro de nuestra salud.

Carlos Martínez Correa
Carlos Martínez Correa

Como ya sabemos, estamos rodeados de disruptores metabólicos y oxidantes, procedentes, sobre todo, de la industria petroquímica, pero vamos a poner especial atención en los metales pesados. Además de su larga vida, estas sustancias entran fácilmente en nuestro cuerpo y cuesta mucho expulsarlas. Una molécula de cadmio puede durar activa 20 años, dañando y oxidando el organismo mientras ande suelta. Elementos radioactivos como el bario 135 tienen una vida media tan alta, que toda calculadora corriente considera la cifra como «E».

Aunque las contaminadas células -entre otras cosas- se deterioren y desintegren, las partículas de metal siguen ahí, interfiriendo en el nacimiento de las nuevas. Si el cuerpo no es capaz de quelarlas y expulsarlas, la zona donde esté sucediendo esto quedará inoperativa o disfuncional. Cuando esto ocurre en el cerebro, afecta incluso a las conexiones entre neuronas. Así es fácil comprender la degeneración en las personas mayores, debido, sobre todo, a la acumulación de millones de partículas perjudiciales, como las de aluminio o mercurio.


¡Cuidado!, los metales pesados entran fácilmente en nuestro cuerpo y cuesta mucho expulsarlos.


Si esas moléculas están por todas partes (algunas tan de moda como el óxido de grafeno), esto incluye a la cadena alimentaria y el agua (si no está bien tratada, depurada y filtrada). Aunque nuestro cuerpo quiera mantenerse joven, nos será más difícil regenerarnos si no ponemos de nuestra parte para evitar contaminarnos en la medida de lo posible.

Cilantro fresco. EHL
Cilantro fresco. EHL

PLANTAS BENEFICIOSAS Y ELEMENTOS NOCIVOS

Existen protocolos muy efectivos para remover y expulsar esos metales que se acumulan, principalmente, en el tejido graso de los seres vivos. Plantas como el cilantro fresco, el alga Chlorella o zeolitas como la clinoptilolita activada facilitan su expulsión. Pero no hay que abusar de los agentes quelantes, ya que pueden interferir en nuestro equilibrio bioquímico.

Hay que hacer bien las limpiezas, ya que remover toxinas (sobre todo si tenemos muchas acumuladas) puede resultar peligroso, si no lo hacemos poco a poco y asegurando que se eliminan.

Nuestro propio organismo produce radicales oxidantes en sus reacciones bioquímicas, pero contamos con un sistema de protección endógeno muy efectivo, el cual, además, se puede potenciar de manera natural.


Otro factor importante de contaminación a tener en cuenta son las ondas electromagnéticas.


Otro factor importante de contaminación a tener en cuenta son las ondas electromagnéticas. Las hay naturales, como las del sol, el cual nos ofrece un amplio espectro de radiaciones, unas beneficiosas y otras perjudiciales. Disfruta de las ventajas que ofrece exponerse a las horas menos radiantes, sobre todo de menor luz ultravioleta.

Las otras son artificiales, provenientes de los aparatos eléctricos (cocinas de inducción, wifi, etc.) que interfieren -y algunas se acumulan- en nuestro cuerpo. Podemos descargarlas paseando descalzos sobre la tierra o incluso dándonos un baño o una ducha.

Por último, hay que mencionar que el tabaco es uno de los mayores inconvenientes a tener en cuenta para nuestra salud. «Fumar es como una maldición mientras dura la adicción». A la persona le domina un compendio de pensamientos que forman la identidad fumadora. Comprender eso le permite liberarse.

El ejercicio físico debe ser diario. RTVE
El ejercicio físico debe ser diario. RTVE

LA ACTIVIDAD FÍSICA, IMPRESCINDIBLE

¡Pasemos a ser activos! El sistema linfático puede mover hasta diez veces más eficazmente sus espesos fluidos cuando estamos en movimiento. Está más que comprobado que ejercitar el cuerpo a diario ayuda a que esté saludable en todos sus aspectos.

Elige el ejercicio que prefieras; caminar puede ser un comienzo. Prepara tu cuerpo correctamente, calentando y estirando. Una técnica muy interesante es la danza inventada, en el que cada uno crea su propio movimiento con el objetivo de movilizar prácticamente todos los elementos del cuerpo.

Los culturistas se «visualizan» más musculosos para aumentar su volumen más rápido que los que no lo hacen. Usa el mismo truco para verte más joven. Aunque parezca increíble, mejorará tu aspecto físico.

El llamado ahora ayuno «intermitente» nos interesa. Consiste básicamente en dejar de comer desde la puesta de sol hasta que salga de nuevo. Se puede extender a más horas incluso.

Es en este tramo meridiano, entre el ocaso y el orto, cuando nos corresponde dormir. Cada uno las horas que le vengan mejor y asegurando un buen descanso, ya que mientras dormimos, se activa nuestro máximo potencial de limpieza y regeneración.

La alegría de vivir es clave. RTVE
La alegría de vivir es clave. RTVE

BIENESTAR EMOCIONAL

El bienestar emocional es otro punto fundamental; ser optimistas y estar alegres nos hará vivir más años.

Respirar aire limpio, comer cosas naturales y beber agua de calidad, son de las mejores cosas que el ser humano puede hacer por su salud.

Podemos obtener de la naturaleza fito-compuestos protectores orientados a neutralizar radicales libres, como las astaxantinas de las algas o los antocianos de las bayas de mirtilo, maduradas al sol. También los glucosilonatos de las crucíferas nos ayudarán a expulsarlos.


El bienestar emocional es fundamental para la salud, ser optimistas y estar alegres nos hará vivir más años.


Un buen equilibrio en el intestino promueve la salud. Para mantenerlo no han de faltar en nuestra alimentación vegetales de hojas fácilmente digeribles, en especial los brotes.

De todos los productos que he tenido en mi herbolario, los que más han servido para ayudar a las personas son:

Las cianobacterias o comúnmente llamadas “alga” espirulina, que ha de ser de gran calidad y secada a baja temperatura (en torno a los 30 grados), lo cual es muy importante. La mejor que encontré fue la de Nicolás Mazurier (Ecoespirulina), en Valencia.

Y el árbol de la vida o “Moringa”, con unas propiedades también excelentes para la salud. El productor que sobresale con creces por su alta calidad es Connatur, en Cádiz.

No suelo citar marcas, pero el alto nivel nutracéutico es importante y éstas lo aseguran.

Dicen muchas veces que es difícil cambiar los hábitos anteriores por hábitos nuevos, pero en realidad es tan sencillo como cambiar de identidad.

Se entiende que sustituir el azúcar refinado por estevia cruda, la sal refinada por agua de mar, las harinas refinadas por semillas germinadas y las grasas trans por verdolaga supone un gran esfuerzo para la gente común, pero es por falta de comprensión, porque realmente merece la pena.

(Carlos Martínez Correa es un profesional y prescriptor multidisciplinar experto en mentalismo, nutricionismo y calidad de vida).

SOBRE EL AUTOR

Carlos Martínez Correa, nutricionista, dietista (y muchas cosas más), nuevo colaborador de PROPRONews

OTROS ARTÍCULOS

Una era de control mental, pero también de disidencia pensante

Los nuevos refugios de nuestro dinero y nuestra voluntad

Programar el inconsciente para controlar nuestro destino

¿Quién está detrás de lo que está pasando?

La nueva era de la consciencia humana

No deberían lavarnos nada más nacer

La luz del sol, el agua y otras cosas buenas, pero con cuidado

Camina y haz de tu alimentación tu mejor medicina

Qué necesitamos para vivir en plenitud

Sólo introduciendo hábitos nuevos podrás tener un futuro diferente

La cocina, el estómago extracorpóreo que no debe sustituir al genuino