Llamadme pánfila…

… o ingenua, lo que prefiráis, pero esa leyenda urbana, que arrasa en las redes, y en la que se insinúa que si a cierto personaje no se le ha visto entrar en un determinado y custodiado sitio, ni hay constancia gráfica del hecho, es porque no está allí, yo no me la creo.

414
Nadie, ni los periodistas, vio ingresar em Brieva a Urdangarín. RTVE
Nadie, ni los periodistas, vio ingresar em Brieva a Urdangarín. RTVE
La periodista, con su perro Killer
La periodista, con su perro Killer

La novela El Caballero Inexistente, donde se narra la historia de una armadura, que se mueve y habla como un hombre, pero que no tiene a nadie dentro, es muy interesante y viene al pelo, pero Iñaki Urdangarín no había nacido cuando Italo Calvino la escribió.

Ahora llamadme malpensada, porque lo que de verdad no me creo, es que el exDuque de “ya saben qué”, coma el rancho de la prisión de Brieva, y mira que en la provincia, en Barco de Ávila, tienen unas judías de chuparse los dedos. Pero es que el pueblo llano al que pertenezco, a la nobleza aunque sea advenediza o despojada de títulos y honores, la presuponemos comiendo bogavante, hasta sin arroz, si me apuran, pero judías, no.


Lo que de verdad no me creo, es que el exDuque de “ya saben qué”, coma el rancho de la prisión de Brieva.


Si yo fuera periodista de calle, me apostaría en la puerta por donde descargan el avituallamiento y observaría el material: ¿que hay caviar?, el pájaro está en la jaula; ¿qué no se aprecian delicatessen?, puede que no. Averigua.

Veo más eficaz esta táctica de investigación para salir de dudas, que esperar a que llegue la Infanta Cristina para un vis a vis. Ella está más a gusto en Suiza, donde ha ido ya a darle ánimos toda la parentela. Bueno toda no, menos el rey, que anda a su tarea, reinando, y el emérito, que no para, de fiesta en fiesta; él es jubilado y puede. Lo que no acabo entender es para qué quieren un palacete si luego mandan a la familia a un hotel, según contaba una revista del corazón. Eso en casa de mi abuela no pasaba; al rebujón dormíamos si era menester, pero un hotel habiendo casa de la familia era una deshonra. Ellos sí. La nobleza es así de rara.


¡Cómo no acordarnos de Roldan, que cumplió su condena en este mismo módulo y ahora tiene un casoplón en Tailandia!


Yo, sinceramente, lo que quiero es que devuelva lo que se llevó, y luego ya que se busque la vida, que le recoja su suegro o se vaya a Qatar a dar toques al balón, y que nos deje en paz, que no hay vez que ponga la tele que no esté él.

LA CÁRCEL NO ES TAN MALA

Y por consolarle, añado que la cárcel no es tan mala. Ahí tenemos a El Lute, que salió hecho un pincel: de enemigo público número uno a símbolo de la libertad y con la carrera de Derecho terminada. O a Mario Conde, que se hizo zen e incluso escribió un libro y que ahora le envía, un Decálogo de consejos para sobrevivir entre rejas, al nuevo e ilustre preso. Recomendaciones sorprendentes, como, entre otras, que se mantenga ocupado, que no se aísle (¡qué risa!), que se duche con agua fría.


Yo, sinceramente, lo que quiero es que devuelva lo que se llevó, y luego ya que se busque la vida.


Y cómo no acordarnos de Roldán, que cumplió su condena en este mismo módulo y ahora tiene un casoplón en Tailandia. Lo sé porque hace un par de años o tres, viajando yo por el Triángulo de Oro, que no se llama así por bonito, el guía nos mostró desde el autobús una construcción que parecía un OVNI y que aseguró era del mismísimo Roldán.

Ni estudiar ni diseñar planos para una próxima residencia parece que vaya a ser el camino elegido por Iñaki, que según cuentan, ha pedido los horarios de misa. Lo mismo sale libre, se mete a monje y da el golpe yéndose a un convento.

Total, para dos meses que va a estar, pensará que mejor rezar que hincar los codos, porque ya lo sabemos, en ese tiempo solo te sacas un máster si eres Pablo Casado o Cristina Cifuentes y además te matriculas en la Rey Juan Carlos.

Mientras tanto, las opiniones crecen, se multiplican y mueren.

 

IGUALES ANTE LA LEY

El arquitecto de la zona de la cárcel de mujeres donde está Urdangarín cuenta que es un apartamento con zona de dormir, de estar, de cocinar, de pasear por los patios…, en fin un chalet como el de Pablo Iglesias por lo menos. Comisiones Obreras de Instituciones Penitenciarias asegura que “mientras se incumple la Ley Orgánica General Penitenciaria al no disponer de una celda por interno, como sucede en la inmensa mayoría de las situaciones, parece que se está pretendiendo, bajo confusos planteamientos de seguridad, habilitar todo un módulo para un solo recluso. Se malgastan recursos en una sola persona”. Vaya, Iñaki es un buen mozo, no lo niego, pero se han pasado; tanto espacio para él solito y un millón y pico de euros para adecentarlo.

Escribo esto a toda prisa. Disculpadme si encontráis algún error, pero es que ni lo corrijo. Al paso que vamos, y si me entretengo, para cuando el artículo vea la luz a Urdangarín le han trasladado a una casita rural en la sierra o le debemos días. Eran más duros con él cuando le pitaban falta, allá por su lejano pasado como jugador de balonmano.

Y por último está lo de su hermana, que ha manifestado muy enfadada, que menos mal que no vive su padre porque hubiera sido muy capaz de quemar la Zarzuela…(no ha especificado sin con gente dentro)… Bueno, bueno, eso lo dice uno de Alsasua y le cae la revisable sin revisar, porque cómo he leído por ahí, lo de “todos somos iguales ante la ley”, suena a mensaje de galletita de la suerte del restaurante chino de mi barrio.

(Elisa Blázquez Zarcero es periodista y escritora).

SOBRE LA AUTORA Y SUS ACTIVIDADES

Una colaboradora muy especial

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE LA AUTORA EN LA SECCIÓN “LLAMADME”

Llamadme romántica…

Llamadme antitradicional…

Llamadme homófoba…

Llamadme viciosa de Juego de Tronos…

Llamadme tiquismiquis…

Llamadme extraterrestre…

Llamadme criticona…

Llamadme atrevida…

Llamadme feminazi…

Llamadme buenista…