… Y Fernández Vara cumplió su promesa

Cinco años después, el presidente extremeño nos ha facilitado la documentación que prueba la utilización de la publicidad institucional (13,4 millones de euros) durante la etapa de Monago-Iván Redondo al frente de la Junta de Extremadura para premiar o castigar a los medios

853
Dossier de la publicidad institucional de la legislatura de Monago que nos ha facilitado Vara. PROPRONews
Dossier de la publicidad institucional de la legislatura de Monago que nos ha facilitado Vara. PROPRONews

La documentación que acaba de hacerme llegar desde su propio correo personal el presidente Guillermo Fernández Vara sobre la publicidad de la Junta de Extremadura en la legislatura 2011-2015 pone de manifiesto otro capítulo del despilfarro y la arbitrariedad en el gasto (premios Ceres, cambio de nombre de Junta de Extremadura a Gobierno de Extremadura, arbitrariedad y derroche en la publicidad institucional, etc.) que caracterizó la presidencia de José Antonio Monago Terraza al frente de la institución, con el “inestimable” asesoramiento de Iván Redondo, a quien destacados periodistas atribuyen el uso del dinero público a través de la publicidad institucional en Extremadura para premiar a medios afines y castigar a los díscolos. El análisis de las cifras que contiene la información recibida lo confirma. Aquí ofrecemos solo un adelanto, junto con la narración de las dificultades que hemos tenido durante los últimos nueve años hasta lograr hoy dicha documentación, por fin.

Mérida.-

El pasado día 24 de octubre, a las 20,18 horas, sonó mi móvil. En el visor del teléfono vi, sorprendido, que quien me llamaba era el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara en persona. Llegué tarde a contestar y, con la evidente intención de no llamarle yo, pensé que el presidente no persistiría, pero unos segundos después insistió con otra llamada. Empezó así una conversación que duró exactamente 59 minutos y 27 segundos, según el registro telefónico. Hacía más de dos años que yo no mantenía una conversación con el presidente extremeño. Como los lectores saben, desde que Fernández Vara formó parte del compló que traicionó a Pedro Sánchez rompí mi relación de amistad con él y vengo dedicándole severas críticas, por esa y por otras cuestiones posteriores, como la deriva del Festival de Mérida, el favoritismo a Jesús Cimarro, la injustificable prórroga de su contrato más allá de los cuatro años iniciales, o la autoconcesión de la Medalla de Extremadura, entre otros asuntos.


Según un somero análisis previo, el desvío arbitrario y continuado de dinero público a medios afines de escasa audiencia alcanza cifras millonarias.


La conversación, para mi sorpresa, transcurrió en un clima sumamente cordial y afectuoso por su parte. El presidente dio muestras de encajar mis críticas con gran deportividad y reconoció que lee regularmente PROPRONews, cosa que le agradezco, sin que eso obste para que yo siga cumpliendo mi obligación de periodista, la primera de las cuales es la denuncia de la injusticia y la crítica a los poderes públicos.

REVELACIONES OFF THE RECORD

No voy a desvelar el contenido de esa conversación, que contiene revelaciones de gran interés periodístico que él me pidió no hacer públicas. Sí puedo comentar, sin embargo, que Fernández Vara admitió algunos errores suyos que le hice ver, así como mi queja de falta de transparencia derivada de la negativa de la Junta durante los últimos cinco años de su presidencia a facilitarme información sobre el malgasto de dinero público efectuado por José Antonio Monago e Iván Redondo durante la legislatura que gobernó el PP la comunidad autónoma. Fernández Vara aceptó el reto y cuatro días después, el 28 de octubre, cumplió su palabra y me envió desde su correo electrónico personal el dossier de 17 páginas que contiene la distribución de la publicidad institucional de la legislatura 2011-2015 bajo la presidencia de Monago-Redondo, de cuyo primer análisis se desprende lo que sospechábamos desde el principio: el reparto arbitrario, presuntamente punible desde el punto de vista legal, de la publicidad institucional de la Junta, de modo que a los medios de menor tirada se les daba la mayor parte del dinero, y a los de mayor difusión, los más críticos, la parte menor, algo totalmente ilegal.

2012 petición de las cuentas del despilfarro a través de nuestro abogado que Monago-siempre se negó a facilitar. PROPRONews
Año 2012 petición de las cuentas del despilfarro a través de nuestro abogado que Monago siempre se negó a facilitar. PROPRONews

Bajo la presidencia de Monago-Redondo, la Junta de Extremadura gastó cantidades astronómicas de dinero público en fuegos de artificio promovidos por Iván Redondo, entonces jefe de gabinete del presidente extremeño, al tiempo que daba inmisericordes hachazos a la sanidad, la educación, la dependencia y otros capítulos esenciales del servicio público extremeño, alegando la falta de dinero y el mal estado en que habían dejado las arcas públicas el anterior gobierno del PSOE. Desde 2012 empecé a solicitar a José Antonio Monago información sobre el malgasto millonario de los premios Ceres (3 millones de euros de dinero público, como mínimo, quemados en cuatro noches), de la arbitraria e injusta distribución entre los medios de la publicidad institucional de la Junta (13,4 millones de euros, según la cifra que acabamos de conocer ahora, facilitada por el señor Fernández Vara), y del caprichoso e innecesario cambio de nombre de Junta de Extremadura a Gobierno de Extremadura (cuya cuantía presuntamente millonaria todavía ignoramos, porque nueve años después aún no nos ha sido facilitada).

ESCANDALOSO DESPILFARRO: CERES Y PUBLICIDAD

Hasta ahora, el presidente Fernández Vara nos ha facilitado ya el desglose (escandaloso) de los gastos (injustificables) de las galas Ceres y el reparto de la publicidad institucional, después de un tira y afloja que ha durado cinco años, pero que se remonta a nueve si incluimos la legislatura de Monago, caracterizada por la más absoluta falta de transparencia.


A los medios críticos y de mayor difusión se concedía la menor proporción de publicidad institucional posible.


Como digo, desde 2012 -fecha de la primera gala Ceres- empecé a solicitar a Monago, incluso enviándole a mi abogado a la sede de la Presidencia de la Junta, las cuentas de tales derroches, sin obtener la menor respuesta. Poco antes de celebrarse las elecciones autonómicas de mayo de 2015 en Extremadura, que darían la victoria al PSOE de nuevo, después del cuatrienio de Monago al frente de la Junta de Extremadura con el vergonzante apoyo de IU, el entonces candidato socialista, Guillermo Fernández Vara, comentando con este periodista el sesgo marcadamente pro-Monago/PP de El Periódico Extremadura (Grupo Zeta), nos puso al corriente del trato de favor a dicho periódico (y a otros medios extremeños afines y minoritarios) con dinero público, por parte del presidente Monago y su “gurú” Iván Redondo. Incluso nos informó que, en medio de un ERE que afectó a una parte importante de la plantilla de El Periódico Extremadura (cuya difusión apenas era y es de 3.000 ejemplares), dicho medio había contratado como comentarista político externo a Antonio Cid de Rivera, un periodista en paro procedente de HOY, el periódico de la competencia, con dinero facilitado por la Junta de Extremadura bien mediante publicidad, bien mediante subvención. Desde abril de 2014, fecha de la incorporación del señor Cid de Rivera a dicho puesto, exactamente un año antes de las elecciones de 2015 (¡qué casualidad!), el análisis de sus “comentarios políticos” en favor de Monago y en contra del PSOE pareció probar la “finalidad” de tan extraño contrato. Incluso días antes de las elecciones autonómicas de dicho año que ganó el PSOE, recuperando así Fernández Vara la presidencia de la Junta, Cid de Rivera llegó a pronosticar en uno de sus agudos artículos que el PP revalidaría su mayoría en Extremadura y el PSOE caería 13 puntos nada menos, en un “alarde profético” tras el que se adivina la larga mano del muñidor de toda manipulación, Iván Redondo.

Previamente a las elecciones de 2015, el señor Fernández Vara le prometió a este periodista en persona que, si las ganaba de nuevo, nos facilitaría la información que Monago nos había negado: las cuentas de los Ceres, las cuentas de la distribución de la publicidad de la Junta 2011-2015 y las cuentas del importe del innecesario cambio de nombre de Juntaex a Gobex. Pero luego, no sabemos por qué, Vara fue dilatando el cumplimiento de su promesa hasta hace unos días y sin que nos haya facilitado todavía todo lo solicitado (lo que motivó diversas críticas por nuestra parte en este periódico).

Por fin cumple su palabra Fernandez Vara. RTVE
Por fin cumle su palabra Fernandez Vara. RTVE

UNA LARGA LUCHA POR LA INFORMACIÓN

Así pues, durante los 4 años de legislatura de Monago y durante los 5 que lleva ya Fernández Vara, que no solo ganó al primero en 2015 contra el pronóstico de Cid de Rivera, sino que en 2019 le ha aplastado con otra demoledora mayoría absoluta -9 años en total, insisto-, tratamos de conseguir por todos los medios las informaciones solicitadas. El lector puede entrar al final de esta información en enlaces de otras informaciones nuestras que detallan las múltiples e incansables gestiones que hemos realizado durante todo este tiempo para conseguir esto, tanto con Monago como con Vara y su anterior jefe de comunicación, José Damián Morcillo. Una larga lucha por nuestra parte en favor de la información que los lectores merecen, y que va teniendo, aunque tardía, progresiva satisfacción.


Estas prácticas injustas de Monago-Redondo podrían ser objeto de sanción penal y vamos a ponerlas, junto con el derroche de los Ceres, en conocimiento de la Fiscalía.


Por fin, nuestra paciencia va teniendo éxito y, a falta de que el presidente Vara nos facilite por último el coste del innecesario y caro cambio de nombre de Junta de Extremadura a Gobierno de Extremadura, ya tenemos en nuestro poder el dossier de las galas Ceres y el dossier de la distribución de la publicidad institucional, recién llegado este último y que estamos analizando detalladamente con expertos, para la publicación de ambos y, además, para la elaboración de un escrito que elevaremos a la Fiscalía por si esta estimase indicios de posibles delito como prevaricación y administración desleal (la antigua malversación de caudales públicos) en las conductas aludidas. Porque, en este caso, tenemos una doble responsabilidad, como periodista y como ciudadano.

UN DOSSIER DE 17 FOLIOS

El informe del reparto de la publicidad institucional de la Junta 2011-2015 lo constituyen 17 folios de apretados cuadros carentes de toda literatura, es decir, jamón informativo del bueno. Son centenares de cifras que delatan la arbitraria distribución de la publicidad institucional de la Junta de Extremadura bajo la presidencia de José Antonio Monago Terraza (PP) y la dirección de su jefe de gabinete y “gurú”, Iván Redondo Bacaicoa.

Monago y Redondo despilfarraron el dinero público de Extremadura a manos llenas y de manera presuntamente ilícita.
Monago y Redondo despilfarraron el dinero público de Extremadura a manos llenas y de manera presuntamente ilícita.

Era un clamor en los medios más perjudicados por estas prácticas, como Hoy o Ser-Extremadura, y así lo reconoció públicamente la Junta de Extremadura tras la victoria de Vara en 2015, que el dúo Monago-Redondo utilizó la publicidad institucional para acallar críticas, castigar a los díscolos, comprar voluntades y premiar a los obedientes, a fin de obtener una imagen falseadamente positiva de la gestión del PP y de un cada vez más desgastado Monago al frente de la Junta de Extremadura, cosa que tampoco les sirvió para mucho, puesto que a la primera oportunidad perdieron las elecciones.

En breves fechas, en cuanto terminemos de analizar la ingente información que hemos recibido de los premios Ceres y del reparto de la publicidad institucional 2011-2015, y de contrastarla con expertos solventes del mundo teatral, publicitario, económico y contable de Extremadura y de España, publicaremos las conclusiones; unas conclusiones que, vistos los primeros resultados, nos determinan a priori a cumplir también con nuestra obligación ciudadana de poner en conocimiento del fiscal este inadmisible manejo del dinero público, por si, como nos tememos, pudiese ser constitutivo de delito.

(PRÓXIMOS CAPÍTULOS:

1.- LOS DESVÍOS MILLONARIOS DE LA PUBLICIDAD INSTITUCIONAL DE LA ÉPOCA MONAGO-IVÁN REDONDO

2.- LAS CUENTAS DE LAS GALAS CERES DE MONAGO-CIMARRO, UN ATRACO DE GUANTE BLANCO).

(José Mª Pagador es periodista y escritor, y fundador y director de PROPRONews. Sus últimos libros publicados son 74 sonetos (poesía, Fundación Academia Europea de Yuste), Los pecados increíbles (novela, De la Luna Libros), Susana y los hombres (relatos, Editora Regional de Extremadura) y El Viaje del Tiburón (novela, Caligrama Penguin Random House).

SOBRE EL AUTOR

José Mª Pagador y Rosa Puch, casi 100 años de periodismo

OTRAS INFORMACIONES

¿Quién encubre a Monago en la Junta (socialista) de Extremadura?

El escándalo de la publicidad institucional: despilfarro y compra de voluntades

Sigue el obstruccionismo de la Junta de Extremadura

Las numerosas y graves irregularidades de los premios Ceres puestas ahora al descubierto en exclusiva por PROPRONews

Premios Ceres: más de tres millones de euros quemados en cuatro noches

Los caprichos millonarios de Monago rozan lo punible (1)