Sigue el obstruccionismo de la Junta de Extremadura

El director de Comunicación nos pide que volvamos a solicitar la información pedida desde hace años

423
Consejerías de la Junta de Extremadura. PROPRONEWS
Consejerías de la Junta de Extremadura. PROPRONEWS

José Damián Morcillo González, director de Comunicación de la Junta de Extremadura, a quien hemos vuelto a reiterar nuestra petición de información sobre la distribución de la publicidad institucional de la Junta de Extremadura, ha contestado diciendo que la solicitemos de nuevo al departamento de Peticiones de la Junta. Nuestra respuesta ha sido que si para el 15 de septiembre no la hemos recibido, denunciaremos el caso en los órganos judiciales competentes.

Hay indicios más que fundados de que la publicidad institucional de la Junta de Extremadura y del conjunto de sus consejerías, agencias, empresas y dependencias, fue arbitrariamente distribuida entre los medios de comunicación al menos durante el mandato del anterior presidente, José Antonio Monago Terraza (ver nuestra anterior información en PROPRONEWS: https://www.propronews.es/escandalo-la-publicidad-institucional-despilfarro-compra-voluntades). Tal arbitrariedad, que pudiera haberse producido también en otras épocas, como cabe sospechar a raíz del obstruccionismo que practica la Junta sobre estos hechos y su negativa a facilitarnos la correspondiente información, pudiera también inscribirse en una presunta prevaricación, según fuentes jurídicas consultadas. El presunto delito derivaría del hecho de adjudicar contratos de dinero público a dedo, no en función de criterios objetivos de tirada, difusión e implantación territorial de cada medio beneficiado, sino exclusivamente de la voluntad o del capricho del político de turno. Estos indicios se acrecientan cuando se tienen en cuenta las protestas que los medios perjudicados realizaron en su día y también cuando alguien tan bien informado como Guillerrmo Fernández Vara, cuando era candidato a la presidencia de la Junta en 2015, informó verbalmente a este periodista de estos presuntos tejemanejes, comprometiéndose a que nos facilitaría toda la información cuando fuese presidente.


Llevamos más de cuatro años esperando la información solicitada sobre distribución de la publicidad institucional.


Desde entonces han pasado dos años y, pese a nuestras reiteradas peticiones, la respuesta ha sido siempre el silencio. Hay que recordar que empezamos a solicitar estas informaciones durante el mandato de Monago (2011-2015), y después, en cuanto el señor Vara accedió a la presidencia de la institución. Es decir, nuestra espera se remonta ya a cuatro o cinco años como mínimo. Dicha solicitud la hemos cursado reiteradamente durante estos años por vía telefónica a la Presidencia de la Junta y al depertamento de Comunicación y a través de correos electrónicos a dichos órganos, así como al departamento de Peticiones de la institución, y directamente por whatsapp al actual director de Comunicación, el periodista José Damián Morcillo González.

NO ME CANSARÉ

Probablemente los responsables de facilitar esta información –que saben que están obligados a darla porque se refiere a dinero pùblico destinado, además, a medios de comunicación, por lo que se entiende que en este caso debería practicarse una doble transparencia- creyeron que me cansaría. Pero no es así. Al contrario, su empecinamiento en callar me da nuevas energías para seguir solicitando una información que los contribuyentes extremeños y los lectores en general están en su derecho de conocer, y que estoy seguro que voy a conseguir. Hoy, cuando dispongo de un medio de comunicación propio, he vuelto a reiterar la mencionada información, referida a los millones de euros gastados por la Junta de Extremadura y organismos dependientes en publicidad institucional durante los últimos seis años. Y de nuevo se me dan largas.


Si no hemos recibido los datos pedidos para el 15 de septiembre, denunciaremos el caso en los tribunales.


La última vez que solicité los referidos datos –distribución de la publicidad institucional, subvenciones y ayudas, con especificación de las cantidades destinadas a cada medio de comunicación cada año de los seis citados- fue el pasado 3 de agosto, después de haber publicado la anterior información sobre el despilfarro de la publicidad institucional en España y la posible compra de voluntades por ese medio. Ese día le envié a José Damián Morcillo el siguiente whatsapp: “Por favor, si eres tan amable, coméntale a Vara que si para el 15 de septiembre no he recibido completa la información solicitada, presentaré una demanda por vía judicial. Ya no os lo digo más. Saludos”. La respuesta del señor Morcillo fue que le reenvíe la solicitud a través del departamento de Peticiones de la Junta, como si dicha solicitud no constara ya en la institución desde la época de Monago y, después, desde que Vara recuperó la presidencia. Por supuesto, me he negado a caer nuevamente en las trampas burocráticas de quienes pretenden dilatar otra vez la entrega de una información pedida hace años, seguramente con la intención de que pasen otros más y termine aburriéndome. Pero no va a ser así. Repito, no me voy a cansar ni a aburrir.

José Damián Morcillo, director de Comunicación de la Junta, en la foto de su perfil de Twitter.
José Damián Morcillo, director de Comunicación de la Junta, en la foto de su perfil de Twitter.

José Damián Morcillo asegura en el perfil de alguna de sus cuentas en las redes sociales, presumiendo de su condición de periodista: “Me gusta contar historias hasta caer rendido…” Bien, colega, a mí me pasa lo mismo. Solo que yo no me voy a rendir. Así que haz honor a la ética profesional y a lo que dices de ti mismo y facilítanos la información pedida (para que yo pueda contar esta bonita historia de cómo distribuye la Junta la publicidad institucional y cómo lo hacía Monago) antes de que os la reclame un juez o la Fiscalía.