Un ejemplo de “plancha” masónica

El trabajo en las Logias Masónicas, una aportación humanista

5551
El bello pueblo de Collioure. J. A. HIDALGO
El bello pueblo de Collioure. J. A. HIDALGO

Como continuación a nuestro anterior artículo en Propronews sobre “El Trabajo de los Masones” (https://www.propronews.es/trabajo-los-masones-1/), deseo hacer partícipes a los lectores en esta ocasión de un trabajo –o Plancha– presentado por mí en mi Logia, donde narro un emocionante viaje a la tumba de Machado.

José Alberto Hidalgo Piñero, Maestro Masón.
José Alberto Hidalgo Piñero, Maestro Masón.

Una parte muy importante del trabajo que realizamos los masones en nuestras tenidas va dirigido a un trabajo interior, un trabajo de enriquecimiento personal en lo intelectual y en lo sentimental, con un objetivo muy claro: conseguir ser cada día mejores personas. Por ello es habitual que muchos de los trabajos que realizamos sean sobre cuestiones personales, de vivencias o inquietudes que cada uno de nosotros tenemos en nuestras vidas cotidianas. Compartimos con los miembros de nuestro taller (nuestros hermanos y hermanas) aquellas cuestiones que nos preocupan o nos ocupan, e incluso vivencia personales que deseamos compartir.


Mi viaje a Colliure, a la tumba de Machado, contado en una tenida.


En el mes de marzo de este año realicé un viaje tan emocionante para mí que quise compartirlo con los hermanos y hermanas de mi Logia por medio de una “plancha“. Y, como ejemplo de nuestros trabajos, lo comparto con todos vosotros y vosotras. Se titula “Un día especial en mi vida” y este es el texto que leí:

UN DIA ESPECIAL EN MI VIDA

Desde muy joven me gustó leer poesía. Recrearme en la belleza de las palabras. Imaginar el sentido de un verso. Soñar con el sentir de sus autores.

Hacía muchos años que tenía un deseo. El realizar un viaje para visitar el lugar donde “le cubre el polvo de un país vecino“. Visitar la tumba de nuestro querido hermano Antonio Machado.

La tumba del poeta. J. A. HIDALGO
La tumba del poeta. J. A. HIDALGO

Tras un largo viaje en tren desde París, llegue de noche a Collioure. Viajé ligero de equipaje, como los hijos de la mar. En el hotel dejé mi pequeña mochila y salí a las calles del precioso pueblo de Collioure, con el propósito de localizar dónde se encontraba el cementerio para, al día siguiente, realizar la visita que me había llevado a ese lugar.

Localicé muy pronto el cementerio. Me acerqué a su puerta y comprobé que estaba abierta, invitándome a entrar. Miré a su interior y, a muy pocos pasos de la entrada, estaba la tumba del Poeta. Entré bajo la oscuridad de la noche, solo alumbrado por un cielo estrellado y el resplandor de la luna. Me situé a los pies de su tumba y pude comprobar las muestras de cariño, que tras los 78 años de su muerte, aún le siguen demostrando los que aman su poesía y lloran por su final.

no se dio cuenta de mi presencia. J. A. HIDALGO
No se dio cuenta de mi presencia. J. A. HIDALGO

Regresé al hotel y me metí en la cama, pero no podía dormir. Pensé en el sufrimiento de aquellas gentes que, como Antonio Machado y su madre, habían tenido que salir de su país para no ser asesinados. Recordé que, como las tres columnas que decoran nuestro templo -la sabiduría, la fuerza y la bellezaFederico García Lorca, Miguel Hernández y Antonio Machado nos habían dejado, tras sus trágicas muertes, su sabiduría, su fuerza y su belleza. Pensaba en lo triste que para el poeta habrían sido los últimos días de su vida. Y pensé también en el gran dolor que para su madre supuso la muerte de su hijo. Tal fue ese dolor, que tres días después de la muerte del Poeta, su madre decidió acompañarlo y descansar junto a él. Antonio Machado murió el 22 de febrero de 1939 y su madre, el 25 del mismo mes y año.

Al día siguiente me desperté muy temprano; aún era de noche. Salí a la calle cuando el día comenzaba a regalarme sus primeros rayos de luz. Era el día 19 de marzo de 2017, día en el que hacía 57 años que vi la luz. Mis pasos me llevaron al lado de la tumba del poeta. Le pedí perdón por todo su dolor y le di las gracias por todo lo que nos dejó. Me di cuenta de que en su tumba había un buzón lleno de cartas. Para el cartero de Collioure, Don Antonio Machado sigue siendo un vecino más del pueblo. Sigue recibiendo correspondencia de las personas que le quieren y admiran su poesía. Don Antonio Machado sí tiene quien le escriba.

Decidí, antes de ir al hotel a desayunar, dar un paseo por la playa. Observar los primeros rayos del sol sobre el mar Mediterráneo y respirar el aire fresco del Pirineo francés. Pero en ese momento no imaginaba el regalo que me esperaba del Poeta. El agradecimiento en forma de poesía, por mi visita.

Ella fue mi poesía, la poesía que el Poeta quiso regalarme. J. A. HIDALGO
Ella fue mi poesía, la poesía que el Poeta quiso regalarme. J. A. HIDALGO

Llegué a la playa y allí encontré la poesía. Una poesía que el Poeta había elegido para mí. Frente al mar en calma. La arena acariciaba sus pies desnudos. Con su vestido negro, su cabello dorado, tocaba un violín blanco del cual brotaba una música que se abrazaba al sol que lentamente iluminaba las aguas cristalinas del Mediterráneo. Allí estaba, junto a un tronco de un árbol seco, cual si fuera

(el)  olmo viejo, hendido por el rayo

 y en su mitad podrido,

con las lluvias de abril y el sol de mayo

algunas hojas verdes le han salido.

Ella, no se dio cuenta de mi presencia. Me senté en la arena y escuché su música, la cual se mezclaba con el susurro del mar.

Tras unos minutos me acerqué a ella, le agradecí aquel momento que me había ofrecido, le di un beso y la dejé a solas, como la había encontrado, con su música y su mar. Posiblemente nunca vuelva a ver a Marie. Ella fue mi poesía, la poesía que el Poeta quiso regalarme en un día que nunca olvidaré.

Y cuando llegue el día del último viaje,

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontrareis a bordo, ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar.

Han pasado 57 años en mi vida hasta que cumplí mi deseo de ir a Collioure. Ahora espero que no pasen tantos para volver.

HE DICHO. Sevilla a 8 de Abril de 2017

(José Alberto Hidalgo Piñero es Maestro Masón).

MÁS SOBRE EL AUTOR

https://www.propronews.es/jose-alberto-hidaldo-pinero-maestro-mason/

OTROS TRABAJOS DEL AUTOR EN PROPRONEWS

https://www.propronews.es/300-anos-la-masoneria-contemporanea/

https://www.propronews.es/en-la-masoneria-se-ingresa/

https://www.propronews.es/poder-la-masoneria/

https://www.propronews.es/1-2-3/

https://www.propronews.es/simbolo-masonico-del-siglo-xix-badajoz/

https://www.propronews.es/j-boor-francisco-franco-latigo-masones/

https://www.propronews.es/trabajo-los-masones-1/