ÚLTIMAS PUBLICACIONES

MÁS COMENTADO

Confidencias con mi gato

No sé si mi gato me huele, pero desde que doblo la esquina de la calle Pozo ya me está esperando. Tampoco sé si se alegra de verme o es solamente que está esperando el desayuno. El asunto es que vengo yo sobrecogido por tantos interrogantes sobre el capitalismo, las nuevas tecnologías, la globalización, el hundimiento progresivo de las clases medias (las otras llevan hundidas toda la vida), y el enigma catalán, que cuando veo que lleva una hora esperándome con esa fidelidad gatuna, no sé bien si es afecto o es el hambre la que motiva esa espera tenaz de cada día.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar