El precio de dos millones de “servicios” sexuales

Eso es lo que pagan las mujeres prostituidas por su publicidad en la prensa española

667
Firma del acuerdo entre la Junta de Andalucía y medios andaluces para eliminar la publicidad de prostitución. JUNTA DE ANDALUCÍA
Firma del acuerdo entre la Junta de Andalucía y medios andaluces para eliminar la publicidad de prostitución. JUNTA DE ANDALUCÍA

La misma prensa que tan indignada se muestra con la sentencia de La Manada, se financia a diario con la publicidad de millares de mujeres prostituidas y muchas veces abusadas y violadas, que dejan en las arcas de los medios millones de euros cada año y contribuyen a pagar el sueldo de sus periodistas y directivos. PROPRONews ha emprendido una campaña nacional para terminar con los anuncios de prostitución por parte de esos periódicos hipócritas, a los que se puede calificar de proxenetas porque “obtienen beneficios de la prostitución de otra persona” (Diccionario de la Lengua Española).

En PROPRONews hemos realizado un cálculo de cuántos servicios sexuales tienen que realizar las mujeres prostituidas en España (jamás las llamaremos prostitutas) para pagar los millones de euros que les cuesta cada año su publicidad en prensa. El coste estimado de la publicidad de prostitución en prensa hasta no hace mucho era de 40 millones de euros anuales, según las conclusiones de una comisión parlamentaria que estudió el asunto en 2007. Esto quiere decir que, a una media de 20 euros por servicio sexual, según fuentes bien informadas, nada menos que el “beneficio” de dos millones de (vamos a hablar claro) felaciones, sodomizaciones, coitos y otras prácticas sexuales, forzadas por el sometimiento y la explotación a que está sometida la mayoría de estas mujeres, se lo lleva la publicidad de la prostitución.


A 40 millones de euros anuales ascienden los ingresos de la prensa por la publicidad de la prostitución.


El coste medio de los anuncios por palabras de prostitución en la prensa nacional española oscila en torno a los 3 a 5 euros por palabra. Un anuncio que contenga solo 10 palabras, en el mejor de los casos cuesta 30 euros. Es decir, las mujeres prostituidas en los garitos de Almería de las que hablamos más adelante, tenían que realizar hasta seis “servicios” para pagar un solo anuncio de los más breves. Pero si el anuncio lleva fotografías puede costar 200 euros y más.

Según la comisión parlamentaria que estudió este escándalo, El País, publicaba diariamente más de 700 anuncios de prostitución, lo que le generaba unos ingresos de cinco millones de euros anuales. En este ranking infame, el segundo medio que más ganaba con esta publicidad era El Mundo, que publicaba 672 anuncios diarios, con unos ingresos algo menores. Y el tercero era ABC, con 225 anuncios al día y más de un millón de euros de ingresos.

CAÍDA DE VENTAS Y “DESINTERÉS”

Hoy día, con la continua caída de la venta de ejemplares, la pérdida de interés como soporte y como ingreso publicitario que eso conlleva, y el correspondiente descenso de las inserciones, algunos periódicos han desistido e incluso han hecho pública su decisión de no seguir publicando publicidad de prostitución. Es el caso de El País, que lo anunció públicamente en julio de 2017.

Pero también son muchos todavía los medios que continúan lucrándose de la desgracia de tantas mujeres prostituidas, publicando anuncios de prostitución en sus páginas y, además, muchas veces ilustrados con fotos degradantes y textos soeces, racistas y vejatorios, impropios de medios muchos de ellos de ideario católico o vinculados al mundo católico nacional; los mismos medios a los que se les llena la boca de indignación por la sentencia del caso de La Manada, o que publican en esas mismas páginas noticias y comentarios sobre las mafias de la trata. ¿Cabe mayor contradicción? ¿Cabe mayor hipocresía?


Millares de mujeres son obligadas a prostituirse en nuestro país y sufren diariamente abusos masivos.


Se estima que la cifra de los 40 millones de euros ha bajado con posterioridad, debido a la enorme caída de la venta de los periódicos en papel registrada en las últimas décadas, lo que ha desviado parte de esa publicidad a Internet, donde las plataformas correspondientes tienen muchos millones de usuarios más, algo a lo que no puede llegar la prensa escrita.

No ha sido hasta esta caída de la difusión cuando algunos periódicos han decidido motu proprio renunciar a esa publicidad, pero, claro, solo cuando los anuncios de prostitución pasaron de ocupar páginas y páginas a tan solo media o menos de media página al día. Pero, como decimos, son numerosos los periódicos que siguen haciéndolo todavía.

TRATA Y EXPLOTACIÓN

A finales de marzo la Guardia Civil desmanteló una red mafiosa que obligaba a prostituirse a numerosas mujeres nigerianas durante 24 horas al día, en cavernas de Cuevas de Almanzora en condiciones infrahumanas, por entre cinco y diez euros cada servicio sexual. Lo llaman “prostitución low cost”. En Asturias, en un prostíbulo cercano a Oviedo, las mujeres son obligadas a seguir “trabajando” después de 25 “servicios” y a acostarse gratis con el jefe, que las explota también en lo económico. Son dos ejemplos de lo que sucede en el mundo de la prostitución española, donde millares de mujeres se ven forzadas, de manera directa o indirecta, de grado (porque su precariedad personal y familiar las obliga a aceptar lo inaceptable) o por fuerza, a padecer el infierno diario de la prostitución.

A todos nos indigna La Manada y la sentencia que condena a esos cinco “valientes” a nueve años, exculpándoles de violación, y son masivos y están plenamente justificados los movimientos de protesta que eso ha motivado. La víctima de esos degenerados (por llamarlos piadosamente) sufrió durante un breve lapso de tiempo ese tormento, algo absolutamente inadmisible y condenable. Pero ¿quién se acuerda de los millares de mujeres que padecen ese infierno a diario, sometidas a todo tipo de vejaciones durante años, obligadas a toda clase de sevicias, con innumerables hombres, durante jornadas agotadoras, noche y día, un día tras otro?


Muchos medios españoles siguen admitiendo gustosamente todavía esa publicidad infame.


Por eso es tan indignante e inadmisible, y más en estos tiempos, que periódicos españoles considerados como dignos y serios, continúen lucrándose de la explotación y la desgracia de esas mujeres. Esa es la razón por la que hemos iniciado esta campaña en PROPRONEWS, con el fin de denunciar públicamente, con ayuda de nuestros lectores, a esos periódicos. Tres son hasta ahora las denuncias que nos han llegado, relativas a La Vanguardia de Barcelona, Hoy de Extremadura y Diario de Avisos de Tenerife, denuncias que publicaremos en días sucesivos, después de haber esperado inútilmente, en algunos casos durante semanas, una respuesta a los cuestionarios que hemos enviado a los directores de dichos medios.

CUESTIONARIO ENVIADO A LOS MEDIOS

El contenido de esos cuestionarios, con diez preguntas básicas, es el siguiente:

1.- ¿Desde cuándo publica ese periódico anuncios de prostitución y hasta cuándo piensa seguir publicándolos?

2.- ¿Es consciente ese periódico de que muchas de las personas que aparecen en esos anuncios sufren la explotación de mafias y proxenetas?

3.- ¿Ha surgido alguna vez entre la Dirección o la Redacción de ese periódico y la Jefatura de Publicidad o la Gerencia, algún conflicto en relación con la publicación de ese tipo de anuncios?

4.- ¿Considera ética la Dirección del periódico la publicación de anuncios de prostitución?

5.- ¿No aprecian contradicción entre las noticias y los artículos que frecuentemente se publican en sus páginas, sobre trata y explotación sexual de personas, y la publicación de anuncios de prostitución?

6.- ¿Son conscientes los miembros de la Dirección, la Redacción y el resto de secciones de ese periódico, que parte de su sueldo procede de la explotación sexual de las personas que aparecen en los anuncios de prostitución que publican?

7.- ¿Cuántos anuncios de prostitución publica ese periódico de media diaria y cuál es el importe total de la producción publicitaria diaria por este concepto?

8.- ¿Pueden decirnos el importe total de la producción publicitaria de los anuncios de prostitución en el ejercicio de 2017 y anteriores (cinco años), y el porcentaje que dichos anuncios representan sobre el total en euros de la producción publicitaria del medio?

9.- Muchos lectores consideran a ese medio un periódico que defiende los valores del catolicismo o de la moral cristiana. ¿No consideran ustedes que eso entra en contradicción con admitir y publicar anuncios de prostitución?

10.- ¿No creen que el lenguaje soez e incluso pornográfico de muchos de esos anuncios de prostitución representan una degradación no solo moral, sino también formal y profesional del medio?

11.- Cualquier otra cuestión o consideración que quieran hacer.

Estamos a la espera de que dichos medios se dignen responder o, al menos, a dar alguna explicación de por qué siguen publicando anuncios de prostitución.

EJEMPLAR ACUERDO EN ANDALUCÍA

Las instituciones están de acuerdo desde hace tiempo en que es inadmisible que los medios informativos sigan publicando a estas alturas anuncios de prostitución. En el ámbito estatal se han intentado tomar en ocasiones diversas medidas que, hasta la fecha, no han dado el resultado deseado, por la falta de compromiso de los propios medios y por la laxitud de las autoridades a la hora de aplicar medidas concretas, medidas que permite perfectamente la legislación actual.

Degradantes anuncios de prostitución actuales en un periódico español.
Degradantes anuncios de prostitución actuales en un periódico español.

En cambio, en algunas comunidades, la autoridad se ha involucrado directamente para terminar con estas prácticas degradantes. Es el caso de Andalucía, donde, donde la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se reunió a mediados de marzo pasado con los directores de una veintena de medios de comunicación andaluces, con el fin, entre otras cosas, de eliminar las publicidad de prostitución de sus páginas.

Los medios andaluces han suscrito con la presidenta Díaz un “compromiso de buenas prácticas publicitarias”, que incluye la eliminación de los anuncios de prostitución y que la jefa del ejecutivo andaluz considera un paso previo para la próxima ley andaluza contra la explotación sexual y la trata.

Es un ejemplo a seguir por parte de los presidentes y los medios del resto de la comunidades autónomas, que tienen en su mano la capacidad inmediata de acabar con esta práctica inadmisible, simplemente, por ejemplo, advirtiendo que los medios que admitan esa publicidad quedarían fuera del reparto de la publicidad institucional, como de hecho hace ya la propia Junta de Andalucía.

CAMPAÑA DE PROPRONEWS CONTRA LA PUBLICIDAD DE PROSTITUCIÓN EN LOS MEDIOS

Si usted, lector o lectora de PROPRONEWS, quiere participar en esta campaña para erradicar la publicidad de prostitución de los medios informativos españoles, puede hacer lo siguiente:

1.- MIRAR el periódico o el medio de su ciudad y comprobar si incluye anuncios de prostitución.

2.- FOTOGRAFIAR con su teléfono móvil la portada de dicho medio y la página dedicada a ese tipo de publicidad.

3.- ENVIAR ambas fotografías a propronews.web@gmail.com, haciendo constar el nombre del medio y la ciudad donde se publica. No es necesario que el comunicante se identifique si no lo desea. En cualquier caso, puede denunciar o comentar cualquier otra cuestión relacionada con el asunto.

4.- ADHERIRSE a nuestra campaña, tanto si se trata de un particular como de un colectivo.

Por nuestra parte, garantizamos la máxima confidencialidad y prometemos publicar todas las denuncias que nos lleguen.

(José Mª Pagador es escritor, periodista y director de PROPRONews).

OTROS ARTÍCULOS ANÁLOGOS EN PROPRONEWS

No a los periódicos proxenetas

Periódicos proxenetas: llegan las primeras denuncias a PROPRONews

Periódicos proxenetas: enviados los primeros cuestionarios a La Vanguardia y a Hoy

Liberadas en Barcelona jóvenes venezolanas de clase humilde obligadas a prostituirse

Haití: no son prostitutas, son muertas de hambre

Periódicos proxenetas: llegan las primeras denuncias a PROPRONews